La esquina mundialista-Los sables se reviran

4/07/18
7:43 pm

 

Por el miembro del Club Leones de la MD
Rubén Darío García Caballero

 

 

Dos horas después de que Brasil arrollara a México (sobre todo en la 2da mitad), Bélgica y Japón se veían las caras buscando ser el rival de la canarinha en 4tos de final.  Pero el guion pensado viendo las nóminas y la mayoría de los pronósticos no fue el que se cumplió en el comienzo del partido, más o menos hasta el minuto 60.

Los samuráis azules salieron a clavarle sus armas a los diablos rojos y dar la sorpresa en los octavos de final, siguiendo lo hecho por Rusia en la jornada de ayer. En menos de 5 minutos le pusieron el juego de cabeza a los diablos rojos marcándole par de goles que hacían a los nipones soñar con verse las caras con Neymar y compañía. Los fans de la verdeamarelha se frotaban las manos, ya se veían en las semifinales y pensaba que se quitaban de encima a la generación dorada belga. Pero cuando parecía que morían las ilusiones de los rojos por enésima ocasión en grandes torneos, la esperanza revivió y la remontada empezó a tejerse. Primero Vertonghen, uno de los componentes de ese tremendo trio de centrales que a cualquiera asusta.Menos de diez minutos aparecía el empate por medio de Fellaini, el de la tupida melena que junto a su gran tamaño le brinda una inmensa superioridad en el juego aéreo. La proeza japonesa había desaparecido. Bélgica estaba de vuelta al juego. Y cuando estábamos a punto de llegar al tiempo extra apareció Chadli, quien salió desde el banquillo junto al peluquín Fellaini para darle el tiro de gracia el choque. Los sables se reviraban al lado azul, luego de que atacaran ferozmente el corazón de los diablos durante 50 minutos, aunque estos luego revivieron, como ave fénix, para seguir soñando con el título que corone a una generación legendaria.

Los fanáticos del Scratch sufren porque saben que el rival del viernes en la tarde será un hueso duro, muy duro de roer. Los aficionados al futbol nos frotamos las manos esperando el partidazo del último día de la semana laboral, un choque que promete (y más aún tras la suspensión de Casemiro) tener muchos goles y muchas emociones y diabluras.

1 comentario

    • juan bermudez on 5 julio, 2018 at 6:22 pm
    • Responder

    Brasil campeón!

Deja un comentario

Your email address will not be published.