MOSCU – El Mundial de Rusia fue testigo de un cambio generacional.

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo siguen siendo las máximas figuras del fútbol en este instante, pero la Copa del Mundo dejó en evidencia que hay una nueva lista de superestrellas a punto de desplazarlos de la cima.

Messi y Ronaldo fueron eliminados del torneo en los octavos de final. Ambos tuvieron sus momentos brillantes, como el triplete del portugués contra España y el golazo del argentino ante Nigeria, pero cuando se cuente la historia de Rusia 2018, serán actores de reparto.

Las verdaderas estrellas del torneo son los chicos nuevos como Kylian Mbappé, Harry Kane y quizás hasta Aleksandr Golovin.

Neymar también estará en esa lista, pero el delantero brasileño todavía no tiene un momento descollante en Rusia, a pesar de haber anotado dos goles. De hecho, la verdadera figura de Brasil ha sido Philippe Coutinho, el atacante fichado por el Barcelona para reemplazar a Neymar después de su transferencia al Paris Saint-Germain el verano pasado.

El hecho de que la gente esté hablando sobre Mbappé, Kane, Golovin, Coutinho y otros como el mexicano Hirving Lozano tiende a indicar que el monopolio de Messi y Ronaldo sobre el Balón de Oro, que ya se extiende a una década, podría estar cerca de terminar.

La última vez que ninguno de esos dos conquistó el Balón de Oro fue en 2007, cuando Kaká se lo adjudicó por encima de Ronaldo (segundo) y Messi (tercero). Desde entonces, cada uno ha ganado cinco en la última década, aunque sus desempeños en Rusia podrían jugarles en contra en la próxima votación.

 

Mohamed Salah era considerado como posible ganador del trofeo antes del torneo, pero Egipto fue eliminado en la fase de grupos, y el delantero se perdió el primer encuentro contra Uruguay por una lesión de hombro que sufrió con Liverpool en la final de la Liga de Campeones.

Por supuesto, Ronaldo ayudó a Real Madrid a ganar su tercer título consecutivo de la Champions, de la que fue el máximo artillero con 15 tantos. Y Messi fue crucial para que el Barcelona ganara La Liga española, de la que fue el máximo goleador con 34 dianas.

Pero en un año mundialista, el rendimiento en el torneo más importante del fútbol siempre pesa en la votación, y allí podrían tener ventaja Mbappé, Kane y Neymar, cuyas respectivas selecciones siguen con vida en los cuartos de final.

Luis Suárez, cuya selección de Uruguay enfrenta a Francia en los cuartos de final, también podría estar en la disputa por el galardón si la “Celeste” llega a la final en Rusia, al igual que el francés Antoine Griezmann, quien tiene dos goles en el campeonato.

Otros nombres que podrían recibir consideración son los belgas Romelu Lukaku, Kevin De Bruyne y Eden Hazard, que enfrentan a Brasil en los cuartos de final, al igual que Luka Modric, el genial mediocampista que tiene a Croacia en los cuartos de final.

Kane es el máximo goleador de este Mundial con seis tantos, y su selección de Inglaterra se topa con Suecia en los cuartos de final.