Croacia semifinalista tras derrotar a Rusia en los penaltis + Modric asistió de gala a su última gran cita

7/07/18
10:47 pm

 

Croacia se quedó este sábado con la última plaza en las semifinales de la Copa del Mundo al imponerse por 4-3 en una tanda de penaltis a Rusia, que forzó de manera espectacular la segunda prolongación para ambas selecciones en un partido loco de emociones diversas, que terminó 2-2 en la prórroga.

Inglaterra será el 11 de julio en Moscú el próximo escollo de Croacia, que llegará con menos gas tras haber jugado dos prórrogas que suman media hora.

En el minuto 115 del partido jugado en Sochi ante casi 45.000 espectadores el lateral de origen brasileño Mario Fernandes devolvió a la vida a una selección anfitriona también de cabeza un partido que en el minuto 101 tenía ganando para los ajedrezados el central Domagoj Vida.

Fernandes, quien sorprendió al mundo al ignorar los llamados de la selección Canarinha para atender la oferta de Rusia, marcó de cabeza al cobro de un libre directo, y por la misma vía el zaguero Vida capitalizó un córner.

Ambas selecciones habían llegado a una nueva prórroga tras igualar 1-1 en el tiempo reglamentario.

El renacimiento del fútbol ruso pintaba de maravilla con una pintura que a los 31 minutos plasmó a distancia y con pierna izquierda el extremo Denis Chéryshev.

El toque sutil con rosca se encaminó a la escuadra de Danijel Subasic tras pasar sin dificultad alguna por la tibia presión de Vida y su socio en la zaga Dejan Lovren.

Chéryshev, el jugador del Villarreal español que en el Mundial se convirtió en solitario estandarte del ataque ruso, al final terminó abandonando la cancha del estadio de Sochi tras mucho esfuerzo vano y decepcionado, pues el valor de su obra apenas tuvo ocho minutos de vigencia.

En el 39 Mario Mandzukic, en una aparición inusual para su rol, se desplazó veloz por el callejón izquierdo y al pisar el área soltó un centro para la cabeza de Andrej Kramaric ante el que nada pudo hacer Igor Akinfeev.

Fue un balde de agua fría para la Sbornaya pues tras la pintura del número 6 ruso poco había en caja para intentar una nueva ofensiva.

Croacia optó por regular sus fuerzas, manejar el balón con un ritmo que por momentos pareció cansino.

El capitán Luka Modric apareció en el segundo tiempo para llevar a su equipo hasta la portería de Akinfeev. En una de esas visitas Perisic por poco marca de no haber sido por el vertical que le escupió el balón.

Los de Stanislav Chérchesov sin duda querían resolver el partido en el tiempo reglamentario pero daban señales de no tener mucho en la chistera.

 

La prórroga comenzó con drama para Croacia, que con tres cambios consumados se encontró entonces ante el dilema de una lesión muscular del lateral derecho del Atlético de Madrid Sime Vrsaljko y síntomas de agotamiento de Mandzukic.

Zlatko Dalic optó por consumir el cuarto cambio con un relevo a Vrsaljko y bajar las revoluciones para dar respiro a sus hombres.

La balanza se inclinó para Croacia con el gol de Vida y, cuando todo parecía consumado, cinco minutos después apareció Fernandes.

Pero como le ocurrió a Chéryshev, la emoción le duró poco al brasileño, pues falló al ejecutar su lanzamiento y desde allí los rusos no se recuperaron más.

La tanda de penaltis la liquidó Ivan Rakitic.

Por Rusia anotaron Alan Dzagoev, Ignashevich y Kuziaev pero además del fallo de Fernandes, Subasic atajó el tiro de Smolov, el primero de la tanda.

Por Croacia anotaron también Brozovic, Modric con mucho sufrimiento, pues Akinfeev casi detiene el lanzamiento, y Vida antes de dar paso a Rakitic.

El portero ruso, héroe en el pasado partido contra España, apenas pudo evitar a Kovacic.


Modric asistió de gala a su última gran cita

 

MADRID — Luka Modric consiguió su premio. Croacia se medirá a Inglaterra en la semifinal de la Copa del Mundo después de vencer al anfitrión Rusia en la tanda de penales.

El mediocampista fue nombrado Man of the Match de uno de los partidos más emocionantes de Rusia 2018 después de una gran actuación.

El boleto a la antesala de la final, pase lo que pase el miércoles frente al cuadro inglés, ya ha reivindicado a Modric como una de las ‘figuras’ mundialistas; algo que no había podido lograr en sus dos participaciones anteriores, 2006 y 2014, al quedar eliminado en la fase de grupos y sin poder ver puerta.

Pero en la que será, probablemente, su última gran cita en la elite, el jugador de 33 años puede jactarse de haber dejado huella.

Suma ya dos goles y una asistencia en los cinco partidos disputados hasta el momento. Pero sido frente a Rusia, como en ningún otro encuentro del torneo, en que capitán de la selección croata lo hizo casi todo.

Modric, como el resto de sus compañeros, se dejó el físico en el partido durante los 120 minutos. Pero fue quien más incidencia directa tuvo en el juego.

Saliendo de la nada para aparecer cuando más lo necesitan los suyos, ya sea en creación o en la recuperación; empezando una jugada y corriendo a toda velocidad para intentar culminarla.

Con 102 pases, se convirtió en el primer jugador de la selección croata en superar la barrera de los 100 pases en un mismo partido de la Copa del Mundo. Nadie intentó más centros al área que el jugador del Real Madrid, un total de diez, con cuatro acertados. También creó más oportunidades de gol que cualquier jugador croata, un total de cuatro.

A Modric solo le faltó hacerse presente en el marcador. Y no porque no lo hubiese intentado, pues probó suerte hasta en tres ocasiones.

La suerte estuvo muy cerca de fallarle; un error, un tiro libre absurdamente concedido cuando el segundo tiempo extra llegaba a su final, dio vida de más a Rusia permitiéndole jugárselo todo en los penales.

A Modric también le tocó decidir el orden en los lanzamientos. Decidió poner la presión en el local; Croacia sería segundo. Y le salió redondo cuando Ivan Rakitic, con nervios de acero, anotó el tanto decisivo en el último lanzamiento para llevar a su equipo a su primera semifinal en 20 años.

 

Tomado de: ESPN

 

 

 

2 comentarios

  1. Todo el mundo está concentrado en Modric, pero nadie se ha fijado en que en los dos partidos el último gol y decisivo de penales lo ha convertido Rakitic

    1. Eso es verdad, el que ha tenido la sangre fría para decidir además que es un cerrojo en su posición ha sido el del Barcelona, calladito él se ve más bonito, deja que Modric coja el crédito, al final la papa caliente se la dejan al que ellos sienten más seguro para decidir.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.