La Copa Mundial Rusia 2018 está a horas de terminar; sin embargo, este sábado se celebrará el juego por el tercer lugar, cotejo que a lo largo de la historia ha tenido atractivos encuentros entre las selecciones que se quedaron a un paso de disputar el juego por el trofeo. En ESPN Digital te recordamos cinco cotejos que han sido recordado.

Sudáfrica 2010: Alemania vs Uruguay

El juego enfrentó a la sorpresa de la Copa, Uruguay y a uno de los mayores favoritos, el cual fue eliminado por España. El cotejo estuvo lleno de emociones a lo largo del encuentro, pues los germanos se fueron arriba en el marcador y el cuadro Charrúa dio la vuelta al resultado con un 2-1 al minuto 51. Al final el conjunto europeo se impuso y subió al podio de honor al ganar 3-2.

Italia 1990: Italia 2-1 Inglaterra

Es considerado uno de los mejores juegos por la calidad de plantillas que ambas escuadras presentaron. El empate sin goles se mantuvo durante 70 minutos, hasta que la Azzurra se fue arriba en el marcador, los ingleses empataron y a cuatro minutos del final Salvatore Schillaci logró el 2-1.

México 1986: Francia 4-2 Bélgica

Los representativos de Francia y Bélgica disputaron un encuentro colmado de emociones por la cantidad de anotaciones (4) que lograron en el tiempo reglamentario. La diferencia la marcó el tiempo extra, pues los galos se impusieron al sentenciar el compromiso con un 4-2 en el Estadio Cuauhtémoc.

 

México 1970: Alemania 1-0 Uruguay

Alemania llegó a la final como una de las favoritas a llevarse la corona en suelo azteca, pero en semifinales se toó a Italia, mientas que los uruguayos cayeron ante la Brasil de Pelé. A pesar de que Wolfgang Overath logró el único tanto del juego a los 25’, los dos equipos lucharon al final y brindaron un buen cotejo.

Suecia 58: Francia 6-3 Alemania

Es el juego con más anotaciones en la historia de los partidos por el tercer puesto. La Francia de Just Fontaine no pudo en semifinales contra Pelé y la Canarinha, mientras que Alemania Federal sucumbió en semis con el anfitrión del certamen, Suecia. Durante 90 minutos estos equipos no dieron respiro a la afición. El conjunto francés se fue arriba en el electrónico hasta por un 6-2 y Fontaine cerró el torneo como el único jugador en la historia de los mundiales en anotar en todos los partidos.