FIEBRE BARRANQUILLERA: DISPARO DE ARRANCADA

Por el integrante de los Leones de la MD de la capital
Rubén Darío

FIEBRE BARRANQUILLERA: DISPARO DE ARRANCADA

Los juegos centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 ya han dado su disparo de arrancada. Después de meses de profundos análisis, encuestas populares, parches antes del goteo y pronósticos reservados hoy en la puerta de oro ha comenzado el primer paso del ciclo olímpico rumbo a Tokio 2020.

Una ceremonia llena de color, alegría y música le dio la bienvenida a los deportistas que buscarán cumplir su sueño centro-caribeño, ya sea por primera, segunda o tercera vez. Ilustres personalidades de la cultura popular barranquillera como la miss universo 2016 Paulina Vega , el héroe de la Serie Mundial de 1997 y 2010 Edgar Rentería, el futbolista Carlos Bacca y la idolatrada hija prodiga Shakira, entre otros, estuvieron presentes en una gala de altísimo nivel que pudiera ser, sin problema ninguno, una ceremonia inaugural de Juegos Panamericanos e incluso Olímpicos. Los presentes en el estadio salieron llenos de alegría tras más de dos horas de intenso ritmo, coreando 3 de los súper éxitos de la reina del pop latino, cerrando por todo lo alto un evento que hace prever unos Juegos espectaculares.

Comienza de esa manera una enconada batalla por el reinado del certamen entre los de las tierras aztecas, los de la mayor de las Antillas y los de la tierra del mejor café del Mundo. Esperemos que nuestro primer título no tarde en llegar y que la actuación de nuestros atletas sea tan especial como el movimiento de caderas de la afamada Shakira en la esperada noche inicial barranquillera.

1 comentario

    • Chikungunya en 20 julio, 2018 a las 11:03 am
    • Responder

    Ceremonia espectacular, parecieron la inauguración de unos juegos olímpicos, mejor no pudo ser. Cuándo Cuba podrá organizar nuevamente unos juegos multideportivos a nivel centroamericano o panamericano, creo que tardaremos en verlo, los últimos hace ya 27 años.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.