Fiebre barranquillera-Las patadas sobrecumplen

24/07/18
02:15 am
 
Por el miembro del Club: “Leones de la MD”
Rubén Darío García Caballero

 

 

 

Los deportes de combate siempre han sido un fuerte para el deporte cubano en cualquier cita multideportiva en que se presente, desde el boxeo, buque insignia de nuestras delegaciones, hasta la lucha, que ha mantenido a al menos 1 campeón olímpico en cualquiera de sus modalidades desde Barcelona 1992. Uno de estos deportes es el taekwondo, que en estos Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 ha cumplido con notas sobresalientes su papel.

Antes de la cita en la tierra de Shakira y Edgar Rentería se esperaba que el deporte de las patadas aportara su granito de arena a la causa de la delegación, pero lo que pocos pronosticadores esperaban era que se alcanzaran 6 títulos. Desde el primer día de competencias esta arte marcial surgida en la lejana Corea del Sur se encargó de dar noticias halagüeñas a las huestes cubanas para contrarrestar las decepciones vividas en deportes como el remo. Fue la adolescente Tamara Morales la que abrió el sendero dorado, secundada por experimentados como Rafael Alba, José Ángel Cobas y Robelis Despaigne y desconocidos como Arlettys Acosta y Glennys Castillo. Lo cierto es que nuestros taewandokas han sobrecumplido su misión en la justa regional dando inmensas alegrías y aportando medallas que andaban fuera de los pronósticos.

 

Rafael Alba de Cuba en Barranquilla 2018.

 

Esta camada de cubanos, experimentados e inexperimentados, niños y adultos, secundaron a la potencia mundial de México en un deporte que supuestamente entraba en crisis en la mayor de las Antillas. Los oros que no se pudieron sacar de las aguas de Cali fueron recogidos sobre el dochang de la Puerta de Oro.

 
 
 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.