ROMA — El fichaje de Malcom por el Barcelona generó controversia y molestia en la Roma, que asegura tenía apalabrado con el Burdeos al atacante brasileño de 21 años.

El presidente del conjunto italiano, James Palotta, calificó de “poco ética” la maniobra del Barça que se les adelantó con una mejor oferta y se quedó con el futbolista, considerado una gran promesa por su velocidad y calidad.

El conjunto blaugrana extendió sus disculpas al equipo romano, bajo el argumento de que desconocías que también pretendían a Malcom; sin embargo, Palotta no aceptó de todo limar asperezas: “Ayer (el miércoles), el Barcelona se disculpó por Malcom, pero no acepto sus disculpas a menos que nos vendan a Messi”, dijo en declaraciones que publica el diario ‘Mundo deportivo’.

El directivo reiteró que “el Barcelona intervino de manera poco ética. Por la mañana, Monchi estaba en video conferencia con el agente, el acuerdo estaba hecho. El futbolista quería venir con nosotros, con el Everton y el Leicester solo había mantenido entrevistas formales. Ya habíamos acordado con él una cláusula de rescisión de 120 millones de euros”.

Sin embargo, Palotta sostuvo que no dan por terminada su relación con el Barça: “No están cerradas (las negociaciones), ellos son más grandes que nosotros, tendremos otros acuerdos con ellos”.