Cuando Yuli Gurriel todavía jugaba en Cuba y deslumbraba a los scouts de Grandes Ligas, muchos en la isla aseguraban que el hermano menor del hoy primera base de los Astros de Houston tenía aún más talento y calidad para imponerse en el mejor béisbol del mundo.

Luego de una breve estancia en las Mayores y un viaje de regreso a las Menores para hacer algunos ajustes, Lourdes Gurriel Junior, de los Azulejos de Toronto, ha vuelto con el bate más caliente, para darle la razón a quienes lo ponían por encima de su hermano.

En la semana del domingo 22 al sábado 28 de julio, Gurriel disparó 13 hits en 27 turnos, para un average de .481, con cuatro carreras anotadas y cinco impulsadas.

Entre sus cohetes sumó dos dobletes y tres jonrones, para un slugging de .889.

En cada uno de los partidos de la semana disparó al menos dos imparables y suma ahora una seguidilla de diez encuentros con multihits, que no sólo es récord para la franquicia de Toronto, sino que iguala la hazaña para un debutante de nada menos que Shoeless Joe Jackson, quien lo hizo con los Medias Blancas de Chicago en 1911.

Y hablando de los Medias Blancas, el también cubano José Abreu, elegido como primera base titular del equipo del joven circuito para el reciente Juego de Estrellas, despertó del slump en que estaba sumido este mes de julio.

Abreu conectó 11 imparables en 28 oportunidades, para average de .393, con siete anotadas e igual cantidad de remolcadas. Como extrabases, disparó dos dobles y tres bambinazos, para slugging de .786.

Otro que anda con el madero caliente es el segunda abse venezolano Rougned Odor, de los Rangers de Texas.

Odor se fue de 23-11 (.478), con nueve anotadas y seis empujadas, tres biangulares y tres vuelacercas como extrabases y slugging de 1.000.

Su compatriota y compañero alrededor del segundo saco, el campocorto Elvis Andrus, también le dio a la bola en la cara en los últimos siete días.

Andrus bateó diez hits en 29 turnos, para average de .345, con siete anotadas e igual cantidad de remolques.

Como extrabases sonó un biangular y par de cuadrangulares, para promedio de slugging de .586.

Otro venezolano con buena semana fue el cátcher Salvador Pérez, de los Reales de Kansas City.

Perez se fue de 29-10 (.345), con cinco anotadas y siete impulsadas, un doble, tres bambinazos y slugging de .690.

Buena semana tuvo también el cubano Kendrys Morales, de los Azulejos, al disparar 11 hits en 24 veces (.458), con tres anotadas y cinco remolcadas, par de biangulares, un jonrón y slugging de .667.

Y en apenas dos juegos, lo conseguido por el novato venezolano Francisco Arcia merece una mención aparte.

Tras pasar 12 años en las Menores, Arcia recibió finalmente la esperada llamada luego de que Angelinos de Los Angeles canjearana su cátcher titular, el puertorriqueño Martín Maldonado, a los Astros.

En sus sus primeros partidos en las Grandes Ligas, Arcia, de 28 años, conectó cinco hits en ocho turnos, para average de .625, con tres anotadas y nada menos que diez carreras impulsadas, cinco en cada encuentro.

Cuatro de sus cinco imparables fueron extrabases, dos dobletes y dos vuelacercas, para un slugging inmenso de 1.625.

Y su compatriota Victor Martinez, de los Detroit Tigers, también tuvo números extraordinarios, aunque con pocas veces al bate.

Martínez se fue de 18-9 (.500), con cuatro anotadas y seis empujadas, un doble, dos bambinazos y slugging de .889.

Frío, frío

La pausa por el Juego de las Estrellas parece haber enfriado al derecho dominicano Luis Severino, de los Yankees de Nueva York.

Severino, que llegó al descanso del clásico estelar con marca de 14-2 y efectividad de 2.12, líder en ambos departamentos, ha sido otro desde entonces.

En dos aperturas esta semana, apenas logró mantenerse nueve entradas y un tercio en la lomita, al recibir castigo de 19 imparables y 13 carreras, 12 de ellas limpias, para una efectividad de 11.57.

En ambas ocasiones cargó con la derrota y ahora suma balance de 14-4, con promedio de limpias de 2.94.

Y uno que se congeló completamente en la caja de bateo fue su compatriota José Ramírez, de los Indios de Cleveland.

Ramírez se fue en blanco en 14 turnos, aunque negoció nueve bases por bolas y no se ponchó.

Simplemente navegó sin suerte y sus batazos salieron de frente, con lo que cayó de los .300 de average y ahora anda por .294.

Para esta selección se tomaron las estadísticas desde el domingo 22 hasta el sábado 28 de julio.