Fiebre barranquillera- Lagrimas y sonrisas

8/05/18
02:50 am

Por el miembro del Club: “Leones de la MD”
Rubén Darío García Caballero

 

 

 

 

Anoche, en medio del carnaval de Barranquilla, bajaron sus cortinas los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018. Unos juegos donde Cuba cedió, por primera vez en casi medio siglo, el primer lugar por países en el medallero general, para sorpresa de unos y confirmaciones de otros. Y hoy, en lugar de analizar la conferencia de prensa de Antonio Becali, de la cual no quiero acordarme, decido dar un vistazo a lo que, a mi opinión, fue lo peor y lo mejor de la actuación cubana en esta cita. Aquellas actuaciones que nos hicieron saltar de alegría o aquellos eventos que nos subieron la presión. Antes de que los Juegos del fin del dominio cubano pasen al olvido y nos adentremos en la fiebre de nuestra serie nacional, veamos que fue, en mi opinión, las cosas que marcaron, para bien o para mal la actuación de nuestros atletas.

 

 

Lo bueno:

  • Los M&M de la gimnasia artística encabezan un triunfo histórico

Cuando aún los Juegos eran jóvenes y las medallas se resistían en caer en grandes cantidades, dos muchachos del oriente del país se daban un baño dorado que condimentó aún más la apuesta pre-competencia que traían. Manrique Larduet y Marcia Videaux, Marcia Videaux y Manrique Larduet. 6 medallas de oro entre los dos contribuyeron a que la delegación antillana dominara el deporte de los saltos y los giros, por primera vez en muchos, pero muchos años. El futuro es de ellos, es de los M&M de la gimnasia cubana.

  • Los colchones dorados, el beso de Alejandro y Mijain Bolt

Hace 2 años, en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, la lucha greco-romana alzó dos títulos y una medalla plateada, para que la mayor de las Antillas encabezara el medallero en esta disciplina. En esta cita centro-caribeña a la greco se le unió la libre para darle a los nuestros una gran cantidad de pergaminos áureos y dejarnos dos de los momentos más recordados de los Juegos. El primero por Alejandro Valdés, quien después de conseguir por superioridad técnica la medalla de oro pidió la enseña nacional y la paseó por todo el lugar, incluso antes de que oficialmente se decretara el final de la pelea, para luego darle un beso a su bandera, a la más hermosa del mundo, a la que nunca será mercenaria, a la que nos representa en La Habana, en Barranquilla, en Tokyo o en la Conchinchina. El amor a tu patria, a tu país, a tu raíz, a tu suelo, a ese del que nunca te irás del todo, nunca es tarde para mostrarlo. La otra imagen fue la de nuestro abanderado, Mijain López, quien liquidó en menos de 20 segundos su combate final, con una facilidad inmensa y con una tranquilidad increíble, como si de un entrenamiento se tratase, siendo bautizado por algunos de los presentes como Mijain ´´Bolt´´. Aún queda mucha gasolina en el tanque del tricampeón olímpico.

  • El renacer de las espadas

No es un secreto que la esgrima cubana no vive su mejor momento. Atrás quedó esa generación de los 90´s e inicios de los 2000´s que llego a colarse incluso en podios olímpicos y mundiales. Pero en estos juegos el deporte de las espadas parece tomar un segundo aire y tras una actuación nada destacable en Veracruz 2014 se alzó con 7 coronas en esta ocasión, por encima de lo esperado y demostrando que todo tiempo futuro tiene que ser mejor. Ojalá que estemos viendo una nueva generación dorada de espadachines cubanos, por el bien de un deporte que guarda una gran relación con nuestra isla bella desde los tiempos de Ramón Fonst.

  • Un bronce que sabe a oro entre aros y clavadas

El equipo de baloncesto para hombres llegó a la puerta de oro sin muchas esperanzas de pasar de fase de grupos, pues junto a ellos estaba República Dominicana y México, dos potencias del área y que en los últimos tiempos habían paseado la distancia en los choques contra el equipo nacional. Pero los nuestros no creyeron en gigantes y se lanzaron como quijotes a derribar molinos que parecían imposibles de tirar abajo. En uno momentos del deportes ráfaga en lo que va de siglo, los chicos de la mayor de las Antillas no les importó tener en frente a un campeón de Europa como Gustavo Ayón y consiguieron un triunfo histórico ante el archifavorito equipo mexicano, dando una tremenda sorpresa y eliminándolos de la competencia. Colombia los trajo de vuelta a la realidad, pero aun así lograron alzarse con el tercer lugar en un partido de infarto, con tiempo extra incluido, contra los de la Republica de los colores. Una medalla bronceada que sabe a oro, pues después de tantos años de sufrimiento, de decepciones y fracasos gigantescos, una alegría como esta alumbra el futuro de una joven generación llamada a obtener grandes logros en el futuro.

Lo malo:

  • El peso de los remos en la sucursal del cielo

Parece que las aguas de Cali pesaron demasiado para los remeros cubanos, quienes vieron como las medallas que consiguieron hace 4 años, cuando barrieron en Veracruz, se le escapaban como agua de las manos. Solo 6 títulos, de 13 posibles, alzaron los criollos, Lo peor es que los 7 perdidos fueron a las manos de México, nuestro principal rival y el principal causante de la caída de en el medallero. Fueron unas cuantas, pero creo que se podían haber sacado más lauros de las cálidas aguas de la tierra de Gabriel García Márquez y Maluma, por poner dos ejemplos más dispares del empleo de nuestro rico lenguaje.

  • ¿A dónde vamos a parar?

No, no voy a hablar de la actuación de nuestro equipo de béisbol, pues este merece un análisis aparte. Lo de menos fue perder la medalla de oro, el problema es perder a ese nivel en una cosa que es nuestra mayor pasión, nuestro patrimonio, pero eso es otra historia. Aquí voy a hablar del voleibol en ambos sexos, quienes se quedaron muy por debajo de lo esperado, las chicas cayendo hasta el 7mo lugar de 8, siendo derrotadas incluso ante Trinidad y Tobago, si, Trinidad y Tobago; mientras los hombre, quienes venían como claros favoritos a llevarse el oro, terminaron cayendo con Colombia en semifinales en un juego que si fuéramos a analizar se nos cansarían los dedos de tanto escribir, mientras en la discusión del bronce luego de estar dos sets encima de México caímos de una manera espantosa, quedándonos incluso sin ninguna presea. Una generación con mucho talento, pero también a la que le queda mucho, pero mucho, por madurar.

  • No es lo mismo sin el general Veitía

Cuando Rolando Veitía era el entrenador del equipo de judo femenino Cuba arrasaba en estas citas, se llevaba casi todas las medallas doradas y el judo era uno de los puntos más fuertes de la delegación cubana. Lastimosamente ya esos tiempos quedaron en el olvido y el judo femenino pocos metales áureos pudo pescar en Curramba la bella, donde por primera vez en años lo varones tuvieron una actuación muy superior a su par femenino.

  • Arlen ya no es el mismo

Vámonos a 2016, a los Juegos de Río, y recordemos a aquel Arlen López que maravilló a todos en la ciudad maravillosa, que incluso llegó a ganar por KO en la fase de clasificación. Ahora volvamos al presente y veamos al que hace unos días cayó en la final ante un representante de Guatemala, un país con nula tradición boxística. Ese que vimos sobre el ring barranquillero es un fantasma del que vimos hace 3 años, de aquel que enamoró a más de uno con su tremenda pegada y que se subió a lo más alto del podio en el evento en que todo deportista desea participar. Fue la nota discrepante en un equipo de boxeo que arrasó ante sus rivales y que aportó importantes títulos a la lucha de Cuba por llegar a las 100 doradas.

Hasta aquí este recuento de lo lindo y lo feo de Cuba en la puerta de Oro. Las cosas que nos hicieron vibrar y levantarnos de nuestros asientos para bien o para mal. Y para ustedes ¿Qué fue lo bueno y lo malo de nuestra isla bella en Barranquilla 2018?

 

 

 

 

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. El nuevo Banner online diseñado para la 58 SN es cortesía del peñista Jorgito y dedicado a alazán del Caribe nuestro hermano Santí, vaya brother, disfrutalo, con tu ídolo de portada jeje.

      • Ruben Dario en 7 agosto, 2018 a las 2:34 am
      • Responder

      El viernes comienza la pasion y yo voy con mis pronosticos para la Serie 58 este martes, que ya llevé a arreglar la bola de cristal y esta vez si voy a acertar. Un abrazo brother

      1. Bueno veremos como te va, porque te me estas pareciendo a Becali cada vez que das un pronostico jeje. Otro abrazo.

          • Rojo de Metro en 7 agosto, 2018 a las 12:09 pm
          • Responder

          En cuanto abri hoy la pagina y vi el nuevo Banner, me imagine por donde venia la cosa. Estoy en talla. Por favor, te pido que mejores un poco en la comparaciones que haces de los Leones de la MD, con diferentes personalidades del beisbol.
          Siempre es la misma segregacion de tu parte……… Que si el Rojo con Higinio y ahora el benjamin con Becalli. !!!!!Hasta cuando es lo tuyo, SERBIO BORGES!!!!!! JJJJJJJJJJJ

          1. Jajajaja y yo casi dos días con las manos amarradas, pero como siempre regreso, donde si no??…Oye brother ese Sergio Borges por dios, aun me acuerdo de Sidney y me dan ganas de fusilarlo, mejo ni lo menciones más, el e Higinio, tremendo dúo, bueno para ponerlos delante de….

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.