El Barça tiene carro casi completo y aún no cierra el mercado de fichajes y piensa en Pogba

6/08/18
5:54 PM

 

 

 

BARCELONA — Los seis jugadores del FC Barcelona que faltaban por incorporarse a la pretemporada del primer equipo, tras haber disputado el Mundial, se sumaron este lunes al trabajo en la Ciudad Deportiva.

Lo hicieron, como estaba previsto, Yerry Mina, Luis Suárez y Philippe Coutinho… Pero junto a ellos también se incorporaron Umtiti, Rakitic y Vermaelen que habiendo alcanzado el último fin de semana del torneo de Rusia tenían permiso hasta la próxima semana.

Si Dembélé, por sorpresa, adelantó en 12 días su vuelta al trabajo y comenzó a entrenar el viernes, hoy se sumaron los últimos que faltaban y después de someterse a las pruebas médicas a primera hora de la mañana se ejercitaron en uno de los campos anexos de la Ciudad Deportiva en compañía de Messi, Busquets, Piqué, Alba y Samper, quien apura los últimos plazos de su recuperación.

El grueso de la plantilla, que regresó la pasada noche desde Estados Unidos, disfruta de jornada festiva y volverá este martes a los entrenamientos a las órdenes de Ernesto Valverde, quien de esta manera, y por primera vez desde que comenzó la pretemporada, contará ya con todos sus efectivos (a excepción de los lesionados André Gomes y Denis Suárez además de Samper y Aleñá) para comenzar a preparar la Supercopa de España que el domingo enfrentará al Barça con el Sevilla en Marruecos.

DESPEDIDA… ¿Y REENCUENTRO?

Ya no estuvo en Barcelona, claro, Aleix Vidal, quien adelantó un día su regreso desde Estados Unidos para volar de inmediato a Sevilla y cerrar su fichaje por el club andaluz, con el que ya comenzó a entrenar y pudiendo esperarse que su debut oficial a las órdenes de Pablo Machín sea, precisamente, frente a sus excompañeros azulgranas.

El reencuentro, posible, de Aleix Vidal se sumaría a otro que se considera mucho más posible y que protagonizará Clement Lenglet, fichado por el Barça al equipo hispalense y que, probablemente, forme en el once inicial de Valverde después de haber desarrollado toda la pretemporada a sus órdenes mientras Umtiti, el teórico titular, solo llevará el domingo cinco días ejercitándose tras las vacaciones.


Barça aún no cierra el mercado de fichajes y piensa en Pogba

 

 

BARCELONA — El FC Barcelona fichó a Malcom por sorpresa y ató, también por sorpresa y de repente, a Arturo Vidal. Ambos se sumaron a Lenglet y a Arthur y, también, al joven lateral senegalés Wagué, quien de entrada deberá comenzar su aprendizaje en el filial… Pero en el Camp Nou no se da por concluido el mercado.

“Estamos abiertos a mejorar nuestro equipo en el plazo que estimemos oportuno. No sabemos lo que va a ocurrir y seguimos preparados para todo”, advirtió, aún en Estados Unidos, Ernesto Valverde, quien dejó claro que hasta el último día de mercado “sería absurdo descartar nada”.

¿Cuál es el mensaje del entrenador azulgrana? El que se adivina o sospecha, de acuerdo también con el área deportiva encabezada por Pep Segura y Eric Abidal, pone en el escenario al menos otras dos incorporaciones, con el nombre de Paul Pogba en el primer plano y la posibilidad de fichar a un lateral zurdo que ocupe el lugar que dejó Lucas Digne tras su marcha al Everton.

DISCUSIONES

Ausente por vacaciones Jordi Alba, Valverde estima el desempeño del joven Miranda durante la gira por Estados Unidos pero mientras desde el club se apostaría por mantener al canterano, junto a Cucurella, como aspirantes a suplir al internacional intocable, el técnico es más favorable a incorporar a un jugador ‘más hecho’ que pudiera entrar en sus planes.

La discusión, ahí, se sabe cierta entre las dos opciones mientras que en el caso de Pogba, futbolista seguido por el Barça desde hace ya dos años, la situación goza de un acuerdo en todos los ámbitos.

Quiere esto decir que a pesar del fichaje de Arturo Vidal, el técnico se muestra convencido de la necesidad de sumar a otra pieza de primer orden, manteniéndose frío en cuanto a la presión del entorno con el jovencísimo Riqui Puig y estimando que un crack consolidado como es el medio francés sería un refuerzo bestial para la plantilla.

El Barça, eso sí, sabe de la dificultad que entraña el asalto por Pogba. No solo por su precio, siempre por encima de los 120 millones de dólares, sino, también, por la presencia entre los aspirantes de la Juventus, donde el jugador pasó sus mejores días y que, además, podría incluir en la negociación a un Pjanic que es muy del agrado de José Mourinho… Mucho más de lo que podría, se entiende, personalizar André Gomes.

El Manchester United, desde donde se traslada como cierta la difícil relación que matiene Pogba con el entrenador portugués, no estaría cerrado a consumar su traspaso, pero, caso de consumarlo debería hacerlo en los días inmediatos, teniendo en cuenta que la Premier League cierra el plazo de fichajes (llegadas) el próximo jueves y que Mou no permitirá la salida del campeón del mundo si en su lugar no tiene un sustituto de primera categoría.

De acuerdo a diversos reportes de medios ingleses, Mino Raiola, agente del francés, ya llegó a Manchester para desbloquear la situación con el Barça y la Juventus en cartera. A partir de aquí desde Barcelona solo cabe esperar acontecimientos.

Valverde le abriría la puerta sin dudarlo a Pogba y su fichaje sería un golpe maestro, indiscutible, en este mercado de verano… Pero, para nada, se aventura sencillo de concretar.


 

Yerry Mina, a la espera de concretar su salida del Barça

 

BARCELONA — Yerry Mina se sumó este lunes a los entrenamientos del FC Barcelona pendiente de solucionar su futuro de manera inminente. Con el semblante mucho más serio de lo que se le recordaba en la Ciudad Deportiva y apenas repartiendo sus agradable sonrisas en el reencuentro con sus todavía compañeros, el zaguero colombiano se ejercitó convencido de que su permanencia en el Barça se acabará en las próximas horas.

Aunque a última hora del domingo se llegó a publicar en Barcelona que su traspaso al Everton estaba acordado por los dos clubs, por 40,4 millones de dólares, una fuente autorizada del Barça aclaró que las negociaciones “avanzadas” no estaban todavía “cerradas” y que, por tanto, el central cafetero seguía bajo la disciplina del club azulgrana.

Las dudas, no solo por el importe de la operación, se mantenían a primera hora de este lunes por la insistencia del Olympique de Lyon, dispuesto a igualar la oferta del Everton y que pretendía convencer a Mina por su proyecto deportivo, que incluye la participación en la Champions League, en la que no participa el combinado inglés para llevarle a Francia.

Según publicó el diario L’Equipe, una fuente autorizada del club galo aseguró que Jair Mina, tío y representante del central, estaría más dispuesto a aceptar la propuesta del Olympique de Lyon, habiendo conococido que su entrenador, Bruno Génésio, apostaba de manera firme por su fichaje.

En Inglaterra, sin embargo, la candidatura del Everton disfrutó de un empuje evidente de cara al futbolista cuando su técnico, el portugués Marco Silva, cerró la salida de la plantilla de Ashley Williams, central galés de 3 años y que fue cedido al Stoke City, en una señal evidente de su decisión de ofrecerle un puesto en el equipo titular.

El Barcelona, que en enero pagó al Palmeiras 13,6 millones de dólares por el fichaje de Yerry, se muestra tranquilo ante el desenlace de una operación que le significará un beneficio cercano a los 27 millones y espera a la decisión final del propio futbolista, cuya venta está muy cercana a concretarse.

El Everton, seguro, permanece en el primer lugar de las opciones y puede cerrar oficialmente el fichaje de manera inminente… Pero a primera hora de este lunes seguía a la espera.

 

Tomado de: ESPN

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.