A 41 años de la exaltación del Inmortal

A 41 años de la exaltación del Inmortal:

 

 

 

 

 

 

 

 

El 8 de agosto de 1977 fue exaltado al Salón de la Fama del Beisbol de Grandes Ligas en Cooperstown mediante elección de un Comité Especial creado con el propósito de reconocer los méritos de quienes, vetados por el racismo imperante en las Grandes Ligas, brillaron en la pelota negra de Estados Unidos el mejor pelotero cubano que haya pisado un terreno de beisbol y para muchos conocedores del deporte de las bolas y los strikes en otras latitudes el mejor del mundo.

“El primer cubano exaltado al Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown fue El Inmortal del Béisbol, su excelencia Martín Dihigo, quien debajo de su nombre, en la placa ubicada entre los exaltados en el año 1977 — en su caso por el Comité Especial de las Ligas Negras — , tiene escrito el mote de “El Maestro”. Dihigo no jugó nunca en la gran carpa; de hecho, de los cuatro jugadores cubanos que aparecen en el nicho (Dihigo, Tony Pérez, Cristóbal Torriente y José de la Caridad Méndez), solamente Tony Pérez jugó en las mayores. Los restantes dos jugadores (Torriente y Méndez) entraron en 2007 como parte del mismo comité que exaltó a Dihigo 30 años antes, y habían alcanzado su status de celebridad por éxitos logrados durante enfrentamientos que hacían los equipos cubanos contra los clubes de grandes ligas que fuera de temporada venían a la isla con el objetivo de enfrentarse a los clubes de acá ” (1)

“Dihigo, que está además en los salones de la fama de México y Cuba, hizo carrera en distintos circuitos, y su notoriedad llevó a varios grandes a referirse a él con admiración, como el caso del estelar jugador de las Ligas Negras Buck Leonard, quien dijo:

Fue el pelotero más completo que conozco. Diría que fue el mejor pelotero de todos los tiempos, negro o blanco. Podía hacerlo todo. Es mi pelotero ideal, y tampoco hace diferencia la raza. Si no es el más grande, no sé quién lo sea. Tomen a sus Ruths, Cobbs, y DiMaggios. Denme a Dihigo y apuesto que les ganaría casi cada

vez.” (1)

Hoy los peñistas, foristas y todo el seguidor de la vida y obra del inmortal estámos de plácemens por conmemorarse 41 años de la exaltación del inmortal al más grande salon de la fama del beisbol mundial y a el nuestro modesto homenaje.

Fuentes consultadas:

  1. https://universobeisbol.mlblogs.com/cubanos-cooperstown-y-la-discriminaci%C3%B3n-en-el-b%C3%A9isbol-92002fb08e3c

11 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Hay varias personalidades en la historia del beisbol que dijeron algo parecido a lo que dijo Buck Leonard, tambien dijo Buck Canel, considerado hasta el momento de su muerte en 1981 el mejor narrador de MLB en español y que lo hiso por más de 40 años para esa liga, que si había algún pelotero mejor que Martín Dihigo el no lo conocía o no lo había visto y se imaginan cuantos peloteros de calidad debe haber visto el en su vida de narrador en Grandes Ligas.
    Nada que si ellos lo dicen que no tienen por dentro el bichito de ser cubanos, imaginen que diré yo que además de saber que era un fenómeno del beisbol soy cubano, para mí no existe otro en esta ni en otra galaxia igual siquiera a Don Martín.

    • Amaya en 8 agosto, 2018 a las 3:08 pm
    • Responder

    Con el Inmortal pasa algo parecido a lo que siempre pense de Casanova, Linares, Pacheco, Capiró, Cheito, Urquiola, Anglada, todos estos hubiesen jugado en grandes ligas y la mayoria estoy convencido también habrian brillado

    • Chikungunya en 8 agosto, 2018 a las 3:53 pm
    • Responder

    No sería mala idea tomar este día, en honor a Don Martín Díhigo, “El Inmortal”, para exaltar a nuestros jugadores, cuando al final se pongan de acuerdo tirios y troyanos, y podamos contar con nuestro Cuban Hall Of Fame.

  2. Un día en el cual se hizo justicia al exaltar al pelotero más grande nacido en Cuba al mejor Salón de la Fama mundial, ahí están todas las estrellas del deporte beisbol y el es una de esas que brillaron y mucho….

  3. y hall of fame todavia tiene deudas con nosotros nos deben a minnie miñoso , Tony Oliva y Luis Tiant . con numeros de sobras para estar incluidos en el caso de miñoso el primer latino de raza negra en jugar en la mlb

    • Renides en 9 agosto, 2018 a las 7:56 am
    • Responder

    Son muchas personalidades que saben y estiman que Martín es por mucho, el mejor de todos los tiempos, sin obviar a otros que han echo historia y sus nombres han marcado la historia del Beisbol, pero Dihigo no tiene comparación.

    • SIEMPRE NARANJA en 9 agosto, 2018 a las 10:03 am
    • Responder

    En estos tres años de existencia de la web de la MD muchos han sido los artículos dedicados a Don Martín Dihigo Llanos.
    Solo me gustaría marcar la diferencia, por lo menos la mía, al poner a la derecha a los buenos jugadores de béisbol que han pasado por nuestros diamantes durante más de 120 años de historia. A la izquierda, pondría a los excelentes (un número más reducido y selecto), compuestos por aquellos que sobresalieron de tal manera que se distancian de los anteriores por un largo tramo. Al centro y solo al centro, los SUPER ESTRELLAS, esos que no tienen igual y que han tocado la gloria con sus manos, con asientos reservados en el firmamento para alumbrar nuestros terrenos a la par del astro rey.
    En estos últimos, las Estrellas que son las que llenan los estadios, inclusive los estadios rivales, pondría sin dudar a Omar “el Niño” Linares, el mejor pelotero en el patio desde la instauración de nuestras Series Nacionales, con su average enorme, sus títulos de bateo, sus tres jonrones en la final de la Olimpiada Atlanta 96 y a su lado su coterráneo Casanova, “el Señor Pelotero” destrozando pelotas e intimidando lanzadores rivales. Otro sería Kindelan el “Tambor Mayor”, quien más jonrones ha dado en Cuba, quien más carreras ha empujado y sus presentaciones internacionales fueron igual de espectaculares. Allí estarían Marqueti, Muños, entre algunas eminencias más. No es mi interés provocar discordia de opiniones en cuanto a quienes deben estar o no.
    Otros de los que pondría sería a Miñoso, incluido dentro de aquellos a los cuales nuestra prensa no hace referencia motivando que la mayoría de los fanáticos no sepan quiénes son. Miñoso fue el cuarto mejor jardinero ofensivo en las Grandes Ligas en la década del 50, solo detrás de Mickey Mantle, Willie Mays y Duke Snider, tres integrantes del Salón de la Fama y dioses del béisbol. No dejaría fuera a Torriente, quien más allá de sus tres cuadrangulares en un superrecontrarepetido y publicado hasta el cansancio juego frente a Babe Ruth 1920, fue un excelente bateador, que fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown en el 2006, siendo el tercer cubano en recibir dicho mérito. Ni mucho menos dejaría fuera a José de la Caridad Méndez, “El Diamante Negro” encima del box. De igual forma estarían a su lado contados peloteros de nuestra historia prerrevolucionaria que puedan, apoyados en su brillante y pulida trayectoria, cargar en sus hombros el título de SUPER ESTRELLAS.
    Dentro de todas esas Estrellas en el centro convive un lucero que resalta por su luz propia, Don Martín, el más grande y “completo beisbolista que haya pisado un terreno de pelota” según palabras de miembro del Salón de la Fama, Buck Leonard o como dijera Roy Campanela “Dihigo es el mejor que he visto, pues lo tiene todo”. Martín Dihigo, nacido el 25 de mayo de 1906, es (y se jugará mucha pelota en Cuba para que deje de serlo) el mejor pelotero cubano de todos los tiempos, sin la menor duda y con mucho material para demostrarlo. Conocido en México como “el Maestro” y en Cuba como “el Inmortal” tiene un millón de historias que solo le engrandecen. Un jugador que “Podía correr, batear, tirar, pensar, lanzar y dirigir.”
    Fue un lanzador dominante. Se le acredita el haber lanzado el primer juego sin hits y sin carreras en la historia del béisbol mexicano. Cuando no lanzaba comenzaba jugando en los bosques o en el cuadro regular de su equipo y bateaba de limpiabases. Décadas antes de que Jackie Robinson rompiera “la barrera de color” después de terminada la Segunda Guerra Mundial, Dihigo no pudo jugar en las Grandes Ligas debido al racismo que imperaba en la nación. En cambio, jugó en las Ligas Negras, mayormente con “Los New York Cubans” (que lo llevaron a Cooperstown) en las ligas del Caribe y en su querida Cuba. Indiscutiblemente ha sido el más grande jugador que ha dado Cuba de todos los tiempos. Su velocidad, su tamaño, su fuerza en el brazo lo hicieron uno de los más versátiles peloteros de la historia del béisbol.
    Durante sus 30 años en el béisbol, Dihigo jugó en cada posición en el terreno de juego; en varias ocasiones más de una en un mismo juego. De los nacidos en Cuba, solo Cristóbal Torriente se le considera igual a él en el bateo. Podemos apreciar su grandeza cuando en 1938 en México bateo .387 y ganó 18 juegos con solo dos derrotas y 0.90 de efectividad. En un clásico momento ese año Dihigo se enfrentó a Satchel Paige en un duelo esperado para deleite del fanático mexicano. Ese día Paige tenía el brazo lastimado, pero decidió lanzar así arriesgándose. Lanzando por debajo del brazo y con triquiñuelas y astucias se fue de tú a tú con Dihigo durante seis entradas en duelo a cero.
    Paige perdió el control en el inning número siete donde regaló dos bases por bolas y permitió un sencillo. Con las bases llenas hizo un lanzamiento salvaje provocando la primera carrera del juego, dando ventaja a Dihigo 1-0, luego sacó los tres outs y fue sacado por un bateador emergente y más tarde su equipo empató el juego a una carrera. Con el juego empatado llegó la novena entrada y Dihigo conectó de cuadrangular para ganar el juego 2 X 1, no solo lanzando sino bateando. Martín Magdaleno Dihigo era un hombre de más de seis pies y un peso de casi doscientas libras. Era un pelotero jocoso y bonachón con un buen humor, de rapidez en sus piernas y de fuerte brazo.
    Hoy en la actualidad muchos desconocemos la historia de nuestro béisbol propiciado por la no difusión por parte de nuestra prensa con su estilo impersonal del deporte. Recuerdo en el año 2010 cuando en el sitio web SwingCompleto del Béisbol Cubano se realizó la encuesta del “Mejor Pelotero Cubano de Todos los Tiempos” con 550 votantes y como resultado salió Omar Linares con el 30,8 % de los votos, siendo secundado por Antonio Muñoz (21,7) y en tercer plano Martín Dihigo con absurdo 19 por ciento de fanáticos clickeando su nombre. Seguía con Luis Giraldo Casanova con 5,1 %, Germán Mesa y Antonio Pacheco (4,9), Yulieski Gourriel (4,3), Orestes Kindelan (2,5), Orestes Miñoso (1,3) y Cristóbal Torriente (0,2 %).
    A los 65 años de edad cerró los ojos para siempre, víctima de un infarto al miocardio en el hospital de la provincia cubana de Cienfuegos, el 20 de mayo de 1971. Martin Dihigo es una de esas grandes leyendas del beisbol latinoamericano y sus enormes hazañas no se pierden en el tiempo, gracias a la memoria del corazón de todos aquellos que aman al beisbol y transmiten de generación a generación sus éxitos.

    En el libro“Mi padre el inmortal” publicado hace varios años, es la siguiente anécdota que narró el propio Martin, donde muestra su sentido del humor y espíritu filosófico.

    “..Le tocó su turno al bate y le dijo al árbitro (Amado Maestri) que haría gestos para que viera la gestión de los fanáticos. Cuando Maestri le cantó el primer strike, accionó con las manos y le dijo: “Oye Amado, no te olvides del baile que vamos a ir esta noche.”

    Influidos por sus gestos el público creyó que le protestaba el strike y armaron el consiguiente escándalo contra el árbitro. Recuerda que se agachó para coger tierra y le dijo al umpire. “Te diste cuenta Maestri? el público siempre está en contra de los que aplican la ley”.

    VIVA DON MARTÍN DIHIGO EL INMORTAL………………………….

      • Garcia jorge en 1 septiembre, 2018 a las 11:47 am
      • Responder

      Excelente Información, Sin desperdicio !!

  4. El amigo Yunior Ramírez me hizo llegar la siguiente información para compartir con todos los lectores de la MD:
    …….”Hola Daimir soy un fiel seguidor de este blog que por cierto nos
    mantiene informado de todo lo que acontece, quería informarte por si
    lo quieres publicar, que el día 18 y 19 de este mes dará comienzo el
    Campeonato nacional de la Liga Azucarera de Beisbol en la Zona 4 con
    los siguientes campeones provinciales.

    Chile estará representando a Stgo de Cuba (tercer lugar nacional en la
    pasada edición) vs Costa Rica (campeón de la provincia de Guantánamo)

    Cristino Naranjo (campeón de la provincia de Holguín) vs Enidio Díaz
    Que después de 17 años vuelve a coronarse campeón de la provincia
    Granma.

    Espero sea de gran utilidad la noticia.”

    • El Alazan del Caribe en 10 agosto, 2018 a las 4:07 pm
    • Responder

    Viva nuestro Martín Dihigo. Nuestro maestro, el mejor de los beisbolista del universo.

    • Rojo de Metro en 11 agosto, 2018 a las 1:03 pm
    • Responder

    Gloria eterna al INMORTAL. Nunca lo dejaremos morir.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.