58 SNB; El rugido que no quiere apagarse

30/08/18
11:31pm

Los Tigres de Ciego de Ávila han hecho valer su ley durante la última década, en la cual han llegado a cuatro finales y han ganado tres campeonatos beisboleros, el mejor desempeño entre todos los conjuntos del clásico cubano de las bolas y los strikes.

Pero el pasado curso el rugido de la tropa que comanda Roger Machado se apagó como por arte de magia, y sucumbieron en los play off de comodines frente a Artemisa, luego de desperdiciar en el tercio conclusivo de la primera fase una apreciable ventaja.

«Estábamos en una muy buena posición para clasificar, quizá entre los cuatro de avanzada, sin embargo, después del parón por el huracán Irma todo se vino abajo. No buscamos justificarnos, aunque esa situación realmente incidió mucho sobre nuestro equipo», explica a Granma el mentor avileño, el más laureado en la historia de la provincia.

«Muchos de nuestros atletas son de la parte norte del territorio, donde más se sintió el impacto de Irma, y un total de 24 jugadores tuvieron afectaciones ­directas en sus hogares. Esa situación, unida a las dificultades para entrenar, marcó la debacle posterior. De cualquier manera perdimos en buena lid contra Artemisa, ellos fueron superiores y por eso se ganaron el puesto en la segunda ronda», abunda Roger.

Después de ese golpe, ¿cuáles fueron las acciones para regresar más fuertes este año?

–Esas derrotas son muy duras, por lo que nos dimos a la tarea de trabajar con mucha seriedad desde la serie provincial, sobre todo en la preparación sicológica, de manera que los muchachos desarrollaran más herramientas para afrontar diversos retos. Nos enfocamos particularmente en quienes menos experiencia tienen en la primera categoría, pues a ellos les cuesta más rendir al tope de sus posibilidades cuando se enfrentan a un escenario nuevo.

Quizá donde más se nota esto es en la línea central…

–Es cierto, ahí la ausencia en el campo corto de Yorbis Borroto, contratado en Canadá, nos condiciona muchísimo, porque es uno de los mejores del país. El año pasado lo suplimos con Raúl ­González, y pasamos a Rubén Valdez a tercera. Fueron varios movimientos y ahora decidimos dejar a Raúl en la antesala y a Rubén en segunda, donde mejor se desempeñan, de manera que no tuvieran una presión defensiva y rindieran al máximo.

«La idea fue hacer un solo movimiento: apostar por Michel Arteaga en el campo corto, un muchacho nuevo, proveniente del Sub-23, que se enfrenta por primera vez a este nivel y necesita jugar. Lo viene haciendo bien y es una opción de futuro.

«En el caso del jardín central, nos preocupaba que Yoelvis Fiss no estaba totalmente apto tras una lesión en su brazo de tirar. Desde el pasado año comenzamos a preparar a Roy Echemendía en ese puesto, pero causó baja al salir del país, por lo que apostamos por la incorporación desde Guantánamo de Ariel Benavides, quien ya tiene más series nacionales y puede cubrir el hueco».

¿Cuáles son las principales virtudes del plantel en esta Serie 58?

–Siempre nos hemos caracterizado por la disciplina y el colectivismo, son dos armas que nos distinguen. Además, contamos con un cuerpo de abridores de muchas entradas acumuladas tras el regreso de Yander Guevara y de Maikel Folch, que estuvo seis años fuera del béisbol. Ellos nos ofrecen más garantías, caminan bastante y respaldan mucho a Vladimir García y a Dachel Duquesne, los líderes de la rotación.

«En sentido general, nos apoyamos en hombres de experiencia como Raulito, Fiss, Vázquez, Humberto Morales y Abdel Civil, pero este año tenemos mayor profundidad en la banca, no existe una dependencia tan notable solo de los titulares. Alfredo Fadraga, Yudier González, Lázaro Martín o Yaismel Bravo, por solo citar algunos, nos brindan múltiples variantes».

¿El punto más bajo?

–Hasta ahora, el pitcheo de relevo es lo que más nos ha fallado, pues, a diferencia de los abridores, no contamos con hombres de tanta carretera. Nos puede apoyar Liomil González, pero lo estamos llevando poco a poco, pues lo sometimos a un par de años de trabajo excesivo y esa fatiga condujo a una lesión en una pierna.

«En principio, nos trazamos como meta clasificar, y tratar de hacerlo entre los cuatro primeros para evitar los comodines. Hay que hacer un trabajo serio, progresivo y estable».

 

Tomado de: Granma

 

2 comentarios

    • Amaya en 31 agosto, 2018 a las 8:02 am
    • Responder

    Es Ciego con la entrada de Yander Guevara y Maikel Folch uno de los mejores equipos en el papel, sin dudas, tienen algunas figuras de renombre, son para mi los principales favoritos para estar no solo entre los 6 clasificados, sino entre los 4 que pasen directo y después los doy entre los 4 semifinalistas e incluso candidatos a discutir el título.

  1. Vamos mis Tigres, que Uds siempre ponen a soñar al pueblo avileño y a mi sobre todo !!!
    De repente regresa Zika para darle más apoyo aún.. !!

Responder a Marvely Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.