MLB; Los 10 mejores momentos que silenciaron a todo un estadio en postemporada

13/09/18
6:35 pm

 

 

Cut4

Uno de los mejores aspectos de la postemporada es un estadio completamente lleno — muros de toallas ondeando y un público que busca cualquier excusa para hacer estallar el estadio. Pero claro, por el lado opuesto: Por cada fanaticada local que hace los oídos reventar, existe un silencio cuando el oponente reacciona. Y en ocasiones, eso es más divertido.

Por eso, con los playoffs ya a apenas semanas, presentamos una lista de los 10 mejores momentos en octubre que silenciaron a un estadio.

10. Willson Contreras empata el Juego 4 de la SDLN del 2016

Ya es difícil de recordar, pero éste era un enfrentamiento entre dos equipos con dos aires diferentes en la postemporada: los Cachorros, todavía atormentados por la sequía desde 1908, contra los Gigantes, autores de no uno, ni dos — sino tres mágicos recorridos hacia títulos de Serie Mundial en los seis años anteriores.

Por eso, cuando San Francisco llegó a la novena entrada con una ventaja de 5-2 del Juego 4, parecía que Chicago estaba cerca de otro colapso en octubre. Pero el venezolano Willson Contreras cambió todo eso — y pasmó a toda la afición en el AT&T Park:

9. George Brett por fin derrumba a los Yankees

Esta fue una de las grandes rivalidades que algunos han olvidado: Cada año de 1976 a 1978, los Bombarderos y los Monarcas se enfrentaron en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, Nueva York fue puesto a prueba y salió (de una manera icónica) triunfante.

George Brett se aseguró de que la historia fuera diferente en 1980. Kansas City se llevó los primeros dos encuentros de la serie al mejor de cinco y con dos corredores en base en el séptimo episodio del Juego 3, el antesalista dio el tiro de gracia contra Rich Gossage:

8. Uno de los tantos jonrones de los Gigantes

Como se pueden imaginar, San Francisco tuvo bastantes candidatos en esta categoría — desde Barry Bonds y el colombiano Edgar Rentería, hasta Brandon Crawford y Conor Gillaspie. Pero para un angustiante silencio, es difícil superar el Grand Slam de Buster Posey en el Juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Nacional del 2012. Mat Latos ni siquiera podía verlo:

7. El partido de Matt Stairs

Los Dodgers del 2008 pensaban que eran un equipo destinado a grandes cosas — Los Angeles no había ganado una serie de postemporada en dos décadas, pero contaban con Mannywood (el dominicano Manny Ramírez) y Matt Kemp. Además, habían arrasado con los Cachorros, campeones de la División Central de la Liga Nacional. Y luego ese destino se estrelló con la parte gruesa del bate de Matt Stairs:

6. Marwin González

La Serie Mundial del 2017 inmediatamente se convirtió en un enfrentamiento para el recuerdo, pero sin esto las cosas hubieran resultado totalmente diferentes. Clayton Kershaw superó a Justin Verlander en el Juego 1 y los Dodgers tenían una ventaja de 4-3 en el Juego 2 — con el estelar cerrador Kenley Jansen listo para ponerle punto final al partido. Si conseguía los tres outs, Los Angeles tomaría el control de la serie 2-0. Afortunadamente para Houston, el venezolano Marwin González dio la cara:

5. Devon White corona una remontada para el recuerdo

Parecía que los Filis habían asegurado el Juego 4 de la Serie Mundial de 1993. Tenían una ventaja de 14-9 sobre los Azulejos en el inicio del octavo inning — solamente debían conseguir seis outs antes de conceder cinco carreras y el Clásico de Otoño estaría igualado a dos victorias por bando.

Pero cuatro imparables y dos pasaportes después, Toronto se había acercado a una carrera y Devon White llegó con la carrera de la ventaja en la primera base:

4. Adam Wainwright congela a Carlos Beltrán

Detrás de un jonrón de dos vueltas del puertorriqueño Yadier Molina que rompió un empate, los Cardenales estaban listos para romper los corazones de los Mets en el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional del 2006.

Pero Nueva York reaccionó, llenando las bases con dos outs y enviando al plato al boricua Carlos Beltrán — el mejor bateador del equipo ese año, con 41 vuelacercas y una línea ofensiva de .275/.388/.594. Con un swing, Beltrán podía empatar el juego o hasta darle una dramática victoria al conjunto de Queens. Sin embargo, la curva de Adam Wainwright tenía otros planes:

3. Johnny Damon expulsa los malos espíritus

Después de la estafada en el Juego 4, dejarlos tendidos en el Juego 5 y la media sangrienta en el Juego 6, a simple vista el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana del 2004 parecía que ya estaba resuelto. De todas maneras, era un choque de vida o muerte en el Yankee Stadium, una situación que no había salido nada bien para Boston en los años anteriores y la Maldición del Bambino no permitía pensar en resultados diferentes. Eso fue antes de que Johnny Damon sepultara el fantasma de Babe Ruth:

2. El Icónico Tiro de Jeter

Los mejores momentos para silenciar a la afición llegan de lo inesperado. Por ejemplo, un doblete que seguramente empataba el compromiso — en un partido de eliminación para los Yankees — de alguna manera se convirtió en una jugada imposible en el plato:

1. Albert Pujols envió una bola a Marte

Varias jugadas han silenciado a los aficionados, pero solamente una pareció haber dejado sin aliento a toda un área metropolitana. Esta tuvo de todo: un bambinazo decisivo en la novena entrada de una Serie de Campeonato, el dominicano Albert Pujols en si nivel “Máquina”, Brad Lidge inmediatamente cayendo sobre la lomita y la bola volando sobre el tren del Minute Maid Park.

 

 

Tomado de: LasMayores.com

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.