La estrategia imposible de Ducati para frenar el quinto Mundial de Marc Márquez

La estrategia imposible de Ducati para frenar el quinto Mundial de Marc Márquez

MotoGP

Jorge Lorenzo, en su garaje, durante los primeros entrenamientos en Alcañiz. JOSE JORDANAFP

Una estrategia conjunto de Dovizioso y Lorenzo inquietaría al líder, pero la relación es nula

Los dos quieren ser subcampeones antes de la marcha del español a Honda

Marc Márquez destapa un monolito tan árido como el Bajo Aragón que le sirve de escenario, y después de mostrar todos los adornos que la mercadotécnica impone (el número 93, la hormiga atómica y la inclinación a la izquierda), ofrece el detalle más importante del monumento. Según se desprende de sus palabras, los cimientos del homenaje guardan el motivo por el cual se ha construido precisamente este 2018: su quinto Mundial de MotoGP ya no se le puede escapar. En 2016 y 2017 los responsables del circuito de Alcañiz ofrecieron a Márquez bautizar con su nombre una curva y construir un monolito en su honor y él se negó en ambas ocasiones para esquivar la presión, pero este año el contexto invitaba.

«Me hace ilusión, sobre todo por el sitio, por estar tan cerca de Lleida. Cuando me lo propusieron no estaba muy de acuerdo porque estas cosas me dan mucho respeto, pero bueno, este año pensé ‘Venga, me tiro a la piscina’», comentaba el líder del campeonato, confiado en seguir en esa posición hasta que acabe el curso. Sus 67 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, Andrea Dovizioso, y sus 70 puntos sobre el tercer clasificado, Valentino Rossi, le ofrecen un margen matemático exagerado (le basta con terminar tercero en las seis carreras que faltan) y, además, sus propios rivales ya le entronan.

Y es extraño. Al contrario que en 2014 o incluso al final del 2017, Márquez no es indudablemente el más rápido de todos, ni mucho menos. Pese a que la Yamaha sigue en histórica crisis (22 pruebas sin ganar), desde la victoria de Jorge Lorenzoen Mugello la Ducati se ha demostrado más veloz que la Honda. De las últimas siete carreras, la marca italiana ha ganado cinco, pero le falta coordinación interna para amenazar al vigente campeón. ¿Qué pasaría si idearán una táctica en común?

Nunca se sabrá. Es imposible. La pronta marcha de Lorenzo a Honda y la mala relación entre el español y Dovizioso impiden siquiera plantear la opción de una estrategia. El único objetivo de ambos ya es ser subcampeón y proclamarse mejor que el otro. «Todos queremos acabar tan adelante como sea posible y el segundo puesto es el más lógico ahora mismo. El año pasado era diferente, porque Dovi estaba peleando por el título y mi objetivo era ayudarle», reconocía Lorenzo decidido a abandonar Ducati con un mensaje: se equivocaron con él.

Si termina el Mundial por delante de su compañero nadie podrá decir que no se adaptó a la Desmocedici y mantendrá la queja de que los responsables de la empresa no le esperaron lo suficiente. A 91 puntos de Márquez en el Mundial, podría intentar frenarle sobre la pista, correr como ayudante de Dovizioso, pero no lo hará. Tampoco lo haría el italiano si fuera Lorenzo quien estuviera en su situación. Ahora sólo queda saber cuál de los dos acabará segundo el Mundial y cuál de los dos terminará con más victorias. Por los precedentes, Dovizioso parte como favorito en Motegi y Sepang y Lorenzo, en Cheste, aunque en todos los trazados habrá que tener en cuenta la meteorología (la gira asiática es como es) y la capacidad de Márquez.

Pese a que en las últimas pruebas, el líder se ha conformado con el podio, su carácter siempre le empuja hacia la victoria. Como en años anteriores, no bajará el ritmo hasta que no haya festejado el título. Ayer en Alcañiz ya empezó marcando el mejor ritmo de la primera jornada consciente que puede llevar su ventaja más allá de los 75 puntos, es decir de las tres carreras, y adelantar así su alirón. En un trazado que le encaja a la perfección y donde ha ganado los dos últimos años, puede establecer una fecha para su quinto Mundial: o el 21 de octubre en Japón o el 28 de octubre en Australia, uno de sus lugares favoritos.

Tomado de: El mundo.com

1 comentario

  1. esta temporada Lorenzo le tomo el golpe a la Ducatti tarde, y lo peor es que ya firmo su próxima temporada con Honda, algo que sera fatal para sus aspiraciones teniendo a Márquez en la misma escudería.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.