Campeonato Mundial de Judo: Idalys Ortiz logra medalla de plata en +78 kilos

26/9/2018

11:25 AM

Campeonato Mundial de Judo: Idalys Ortiz cae en la final de los +78 kilos

La judoca cubana Idalys Ortiz, campeona olímpica en 2012 y subcampeona en 2016, perdió en la final de los +78 kilos con la japonesa Sarah Asahina, tercera en la clasificación mundial y subcampeona universal el año pasado.

Penalizadas ambas en el minuto inicial por falta de combatividad, recibieron un nuevo aviso después y llegaron al tiempo extra sin opción de cometer más errores.

Pero fue Ortiz la que recibió el tercer y definitivo ‘shido’ y con ello concedió la corona mundial a Asahina, con la que estaba 1-1 en enfrentamientos directos.

Liberada de la ronda inicial, la cubana, undécima judoca de la clasificación mundial, se había encontrado con que el sorteo del cuadro le hacía un regalo envenenado: un cruce con la número uno. Pero la surcoreana Minjeong Kim fue eliminada sorprendentemente por falta de combatividad.

Ortiz ganó luego a la china Yan Wang y a la croata Ivana Maranic por ippon, lo que la colocó en semifinales. En ellas se cruzó con la brasileña María Suelen Altheman, cuarta del mundo, a la que se impuso por waza-ari en el tiempo extra, después de un combate en el que ambas se mostraron excesivamente conservadoras y fueron amonestadas por ello.

Junto a las dos medallas olímpicas y la plata de hoy, Ortiz presenta en su currículum dos títulos (2013 y 2014) y un bronce mundial (2015) y nueve oros continentales.

Las medallas de bronce en Bakú fueron para la bosnia Larisa Ceric, número dos mundial, y la turca Kayra Sayit, que ganó en el último combate a Altheman.

Althemanm había accedido directamente a la segunda ronda. Superó a la gala Anne Fatoumata por ippon, después por el mismo resultado a la alemana Carolin Weiss y en los cuartos de final fue la británica Sarah Adlington su víctima, penalizada tres veces y, por tanto, eliminada.

La derrota en semifinales ante Ortiz le dio la opción de pelear por el bronce, pero no logró aprovecharla.

La puertorriqueña Melissa Mojica, con el camino franqueado hasta la segunda ronda, pasó luego por encima de la kazaja Gulzhan Issanova por ippon pero en su siguiente pelea ante la azerbaiyana Iryna Kindzerska quedó eliminada por triple amonestación: dos por falta de combatividad y una más, la definitiva, por falso ataque.

En la categoría masculina disputada hoy, +100 kilos, se impuso el georgiano Guram Tushishvili, número uno mundial, que hereda el trono del francés Teddy Riner, diez veces campeón y ahora concentrado solo en los entrenamientos para los Juegos de Tokio 2020.

Ganó por ippon a Ushangi Koukari, nacido también en Georgia aunque que compite por Azerbaiyán.

Koukari puntuó primero, pero la decisión fue corregida por el vídeo. A solo cuatro segundos del final llegó el ippon de Tushishvili, que hizo bueno el pronóstico de Riner sobre su victoria.

Ganaron los bronces el japonés Hisayoshi Harasawa y el mongol Duurenbay Ulziibayar.

La competición fue dominada de forma férrea por los judocas asiáticos, que no dejaron ningún resquicio para que avanzasen en el cuadro los numerosos representantes de otros continentes, sobre todo los americanos.

El brasileño David Moura, número dos de la clasificación mundial, tuvo un fugaz paso por los Mundiales de Bakú al perder en su primer combate, en segunda ronda, ante el uzbeko Bekmurod Oltiboev, que ocupa el puesto 26 en el ránking.

Un ippon transcurridos dos minutos de pelea acabó con las esperanzas de Moura de suceder en el palmarés del peso pesado al francés Riner.

El también brasileño Rafael Silva, séptimo del mundo y doble bronce olímpico, quedó exento de la primera ronda y en la segunda perdió ante el japonés Hisayoshi Harsawa (44) por triple amonestación: las dos primeras por falta de combatividad y la última por postura defensiva.

El argentino Héctor Campos, número 30 en la clasificación, cayó en primera ronda ante el esloveno Vito Dragic, puesto 80, víctima de una triple penalización.

Ninguno de los protagonistas puntuó. Dragic recibió dos amonestaciones por falta de combatividad y Campos tres (dos de ellas por postura defensiva), lo que supuso su eliminación en el tiempo extra.

El chileno Francisco Solís, 50 del mundo, pasó exento la primera ronda y perdió en la segunda. El kazajo Yerassyl Kazhybayev le puso la espalda contra el suelo antes de llagar al minuto tres de su pelea.

En primera ronda cayó igualmente el ecuatoriano Freddy Figueroa, ante el tayiko Temur Rakhimov por ippon.

El venezolano Pedro Pineda se impuso en su estreno al estadounidense Ajax Tadehara por waza-ari pero el mongol Duurenbayar Ulziibayar le cerró el paso en segunda ronda por ippon.

El cubano Andy Granda avanzó hasta la tercera ronda, exento de la primera y ganador en la segunda del kirguís Iurii Krakovetskii por ippon. Pero en la siguiente se encontró con un inspirado Duurenbayar Ulziibayar, que le eliminó por el mismo resultado.

Fuente Oficial: Cubadebate

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Creo que Ortiz es la única que queda de las que se iniciaron con el padre del Judo femenino cubano Ronaldo Veitía, luego de su retirada vamos poco a poco viendo la reducción de títulos y ya eso lo hemos visto en otros deportes, los entrenadores nuevos estancados y sin ideas para actualizarse.

    1. Becalli es el hombre hermano, dile q coja esa pega a ver q hace. na, ya jode, ese no se quita del buró pa ir a sudar al Tatami ni aunq le paguen miles de pesos….

      saludos

      1. Si, el era del equipo de entrenadores de Veitía, debe haber aprendido algo, pero a el le gustan las tareas difíciles y es mucho más dificil ser el presidente del INDER que el entrenador de las chicas del Judo cubano

    • Chikungunya en 26 septiembre, 2018 a las 3:00 pm
    • Responder

    Bien por la cubana, otra medalla para su colección. Pude ver que ya no la dejan competir con los colores de nuestra bandera en su pelo, que por cierto le quedaban muy bien como cuando ganó en Londres.

    • Amaya en 26 septiembre, 2018 a las 4:26 pm
    • Responder

    Buen resultado sin dudas para Idalis Ortíz, nunca se va sin medallas en la competencias cumbres, como dice Garrincha, la única estelas grande que nos va quedando, el judo se nos está pareciendo al beisbol

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.