Guardiola, Mourinho, Lopetegui y Valverde cuatros técnicos polémicos y exitosos con filosofías diferentes

28/09/18
7:11 pm

 

“Cambiar el futbol sería presuntuoso”: Guardiola

 

MANCHESTER — Pese a que es considerado un técnico referente en el futbol, Pep Guardiola rechaza las etiquetas y afirma que no está en la Premier League para cambiar nada, si no simplemente haciendo su trabajo.

“No he venido a Inglaterra a cambiar nada sino a hacerlo lo mejor que sé. Lo único que puedo hacer es convencer a mis futbolistas, hacer que sientan que lo que hacemos está bien. Cambiar el futbol sería presuntuoso”, apuntó en la previa del encuentro frente al Brighton.

Y precisamente sobre este compromiso en el que se da como máximo favorito al Manchester City, Pep optó por poner freno a la euforia.

 

“Ganaron al United, estuvieron cerca de sacar algo positivo de Anfield y hace años que trabajan juntos. Será un partido difícil. El Hoffenheim y el Liverpool vendrán después. Ahora a centrarnos en el presente”.

Sobre los lesionados del equipo como el mediocampista Kevin De Bruyne, dijo que “empezará unirse al grupo en pocos días”, y acerca de Mendy, del que no disipó los rumores de una posible molestia con el francés, señaló…

“Aún sigue lesionado, cuando esté recuperado jugará”, confirmó ante los reporteros, que insistieron hasta que el catalán cedió: “Sí, el domingo llegó tarde al entrenamiento pero Manchester está permanentemente en obras y a veces puede pasar. Tendría que haber llegado antes pero hablé con él”, concluyó.


Mourinho: Ningún jugador es más grande que el club; Pogba, uno más

 

MANCHESTER — José Mourinho se negó a ampliar sus razones para despojar a Paul Pogba de la vicecapitanía o desatar un tenso intercambio entre ambos en el entrenamiento, pero advirtió que “ningún jugador es más grande que el club”.

Mourinho, que habló en una conferencia de prensa el viernes, insistió en que su relación con el centrocampista es “buena” y reveló que el fichaje récord de 89.3 millones de dólares del United jugará contra el West Ham en el Estadio de Londres el sábado después de impresionar en los entrenamientos esta semana.

 

“Es un jugador como los demás, ningún jugador es más grande que el club y si estoy contento con su trabajo va a jugar, si no estoy contento, no juega”, dijo Mourinho.

“Estoy feliz con su trabajo esta semana, realmente feliz.

“Manchester United es más grande que nadie y tengo que defender eso”.

La confrontación en el campo de entrenamiento de Mourinho y Pogba ha llegado en medio de una semana turbulenta en el club. El martes, las fuentes le dijeron a ESPN FC que Pogba había sido despojado de la vicecapitanía del United, algo que Mourinho luego confirmó después de una derrota sorpresiva ante Derby en la Copa Carabao.

Se dijo que los jugadores importantes del Manchester United estaban enojados y frustrados después de los comentarios de Mourinho.

Las fuentes le han dicho a ESPN FC que el enfrentamiento entre Pogba y Mourinho se debió a un mensaje de Instagram enviado por el jugador de 25 años durante la eliminación de la Copa Carabao ante el Derby.

“No puedo decirte [de qué se trataba]”, dijo Mourinho cuando se le preguntó sobre la causa.

“La sesión de entrenamiento fue abierta, tienes algunas cámaras con cierto potencial para captar algunas de las palabras, tal vez tienes que cambiar el potencial si quieres saber todo lo que se dice porque no voy a comentar, fue una conversación”.

Las cámaras de Premier League Productions y Sky Sports pueden ingresar a Carrington para filmar el entrenamiento durante 15 minutos una vez al mes.

Se ha especulado que el incidente fue protagonizado por Mourinho, pero el entrenador portugués negó que el intercambio fuera a propósito de las cámaras.

“Tengo que entrenar como siempre, no me importan las cámaras”, dijo.

“Creo que para ustedes [los medios] fue increíble porque hicieron una historia, una historia increíble, de 15 minutos de sesión de entrenamiento abierta.

“Lo que sucedió el otro día sucede muchos días, las conversaciones con los jugadores que tengo muchas, muchas, muchas veces.

“La instrucción en voz alta ocurre todos los días, el entrenamiento es sobre eso, pero se hace una historia al respecto, así que estoy feliz de que solo se permitan 15 minutos una vez al mes y situaciones como esa no van a cambiar. No hay posibilidad de que ustedes miren una sesión”.

Mourinho confirmó después del partido del martes que Pogba había sido removido como vicecapitán, pero cuando el viernes se le preguntó por las razones, el entrenador se negó a expandirse.

“Explico muy detalladamente a las personas que deben saber en detalle cuál es la alineación y especialmente Paul”, dijo Mourinho.

“Entonces Paul y los otros jugadores del equipo saben en detalle la razón por la que yo y mi cuerpo técnico decidimos hacerlo, y siempre analizo un jugador desde la perspectiva del capitán y después de semanas de analizar e intercambiar opiniones con mi cuerpo técnico, tomamos la decisión de que Paul es solo un jugador y no un capitán”.


Julen Lopetegui espera tomar impulso en un partido importante como el derbi

 

MADRID — Ganar el derbi es un deber. El choque frente al Atlético de Madrid “no es un partido más”, para el Real Madrid. Por lo que representa “emocionalmente” el encuentro ante el Atlético de Madrid, uno de sus máximos rivales, y porque se juegan la Liga y la credibilidad en ello.

“Cada derbi tiene un componente emocional y tenemos que llegar preparados a todos los niveles; no es un partido más y necesitamos estar preparados y equilibrados para competir de la mejor manera”, dijo Julen Lopetegui al término del entrenamiento del viernes, el último de cara al encuentro que se disputará este sábado en el Santiago Bernabeú.

 

Lopetegui sabe que se juega mucho más que tres puntos. Su equipo llega a uno de los partidos más importantes de la temporada en una situación incómoda tras caer por 3-0 ante Sevilla que permitió que el equipo rojiblanco se pusiera a dos puntos de distancia.

La derrota no solo mermó la ventaja de los merengues en la Liga. También la confianza en Julen Lopetegui y sus hombres pues si bien había firmado un buen arranque con cinco partidos invicto, no ha logrado vencer a los rivales de la parte alta a los que se ha enfrentado en la competición española; ante el Athletic de Bilbao, que apunta a los puestos europeos, apenas puedo rescatar un empate 1-1. Ante Sevilla, su gran verdugo en los últimos años, cedió de una manera dolorosa. Tanto, que encedió todas las alarmas posibles, pues inmediatamente trajo a la memoria colectiva la derrota con la que inició la era Lopetegui, el 4-2 en la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid, el rival en turno.

Sembrada la duda en la capacidad de su equipo para superar a sus rivales directos, Lopetegui ha defendido su gestión recordando que su equipo inició su defensa del título de Champions League con una victoria por 3-0 sobre un semifinalista de la temporada pasada.

“Hemos ganado un partido importante; la Roma no es un equipo menor. El equipo está preparado para ganar a cualquiera. Lo que ocurre es que si no estás acertado ese día te pueden ganar”, dijo Lopetegui.

Pero esa victoria ante la Roma, el contraste entre la buena imagen que diera tan solo una semana antes de sucumbir en el Sánchez Pizjuán, es precisamente una de los focos de conflicto en torno al Real Madrid, pues empieza a despertar la duda acostumbrada, sin importar quién se siente en el banquillo. Que al Real Madrid puede motivarle más la Champions que la Liga. Lopetegui lo ha negado, naturalmente. Y ha recordado que solo han transcurrido seis jornadas de Liga y su equipo, a pesar de la derrota, aún es candidato para ganarla.

“No; la realidad no es esa. El equipo está motivado, con muchas ganas de ganar la Liga, muy bien clasificado para poderlo hacer. Todavía queda muchísimo, todo, pero somos candidatos para ese título y hay que estar preparado para un viaje tan largo. La motivación está al máximo entre mis jugadores, sin duda”, dijo.

Pero la presión por demostrarlo llevándose los tres puntos ante un rival que ya les ha tomado la medida, en un “partido diferente” por lo que implica la rivalidad con los colchoneros, es ahora más intensa que nunca.

“En el futbol todo va muy rápido. Hay que dejarlo atrás rápido. Este es un reto magnífico, un derbi. Como no nos quedamos en las victorias, no nos vamos a parar en las derrotas. Necesitamos coger impulso para lo que viene, que es un partido muy importante. Es un reto grande, un equipo, un partido diferente y hay que estar centrados”, dijo Lopetegui.

Es por ello que Lopetegui restara importancia al día extra de descanso que ha tenido el rival, que disputó su partido de Liga frente al Huesca el martes, pues “las ganas (de jugar un derbi) tienen que pasar por encima de las circunstancias”.

“Cuando uno lleva este escudo cada partido es especial. Mañana no es excepción.

“Nosotros no pensamos en lo que pueda pasar, en lo que hubiera o no pasado. Pensamos en competir y ganar mañana. Como en cada partido, sabiendo lógicamente las connotaciones que tiene un derbi para el Real Madrid”, señaló Lopetegui.


Ernesto Valverde esquiva cuestionamientos que lo ponen en entredicho

 

BARCELONA — Como si de un túnel del tiempo se tratase, la derrota del Barça en Leganés devolvió al plano el terremoto sufrido por el club tras el desastre de Roma de la temporada pasada, y la figura de Ernesto Valverde, a quien hace apenas diez días se le preguntaba por su renovación, volvió a quedar en entredicho.

“Sí, claro; estoy bien”, respondió, lacónico, el entrenador azulgrana cuando se le preguntó si se sentía respaldado desde los despachos del club pero el entorno chirría de mala manera. “No fue un accidente”, se lamenta desde la directiva, intentando mantener la calma de puertas afuera por más que internamente la gestión del técnico despierte dudas.

 

Las mismas, de hecho, que existieron en vísperas de la final de Copa, cuando se especuló que el entrenador podría jugarse su futuro en aquel partido, por las dudas que motivaba entre los ejecutivos del club. El asunto, desmentido sin demasiada expresividad por el propio Barça, se mantuvo en el plano algunas semanas… Hasta que la conquista del doblete aparcó el debate. Y Valverde, de pronto, pasó de discutido a indiscutible, llegándose a hablar de una renovación más allá del final de esta temporada.

Las seis victorias consecutivas con que comenzó el Barcelona esta temporada apartaron de alguna manera las críticas al juego del equipo, pero al entrenador no le ha abandonado la cantinela de la imagen ofrecida por sus jugadores, por más que su discurso, frío y sereno, intente mantener la calma y dar a entender que no hay nada de lo que preocuparse.

Y que de la renovación se hablará cuando toque porque “aún hay mucha temporada por delante” según ha expresado el propio Valverde en más de una ocasión. ¿Responde la plantilla a lo esperado? “La gente es libre de pensar y escribir lo que considere porque ya se sabe que después de perder hay barra libre. Pero este equipo siempre ha tenido una actitud extraordinaria”, cortó el entrenador para dejar clara la predisposición de sus jugadores.

Barça recibe el sábado al Athletic con la necesidad de ganar tras empatar ante el Girona y del batacazo de Leganés. El Bilbao no puntúa en el Camp Nou, por La Liga, desde hace 14 años y no gana desde hace 16.

Hasta el punto defendió el fondo de la cuestión que recordó que el accidente de Leganés llegó después de una primera parte en la que “jugamos muy bien”, por más que reconociera la existencia de una charla “para hablar de lo que pasó, en cómo encajamos los goles, en que no tuvimos después capacidad para reaccionar y en que acusamos el golpe”.

CALENDARIO ENVENENADO
“El futbol tiene estas cosas”, repite Valverde sin atender a la preocupación que se sabe existe entre la directiva, donde se visualiza el calendario inmediato que le espera al equipo azulgrana con evidente atención.

Athletic, Tottenham, Valencia, Sevilla, Inter y Real Madrid son los rivales, de primer orden, que esperan al Barça hasta finales de un mes de octubre atómico y envenenado y que pondrá a prueba la realidad de un proyecto al que los dos tropiezos enlazados frente a Girona y Leganés ha dejado muy tocado.

Una semana después de que su continuidad más allá del final de esta temporada fuera tema de tertulia y se deslizase que la directiva del Barça estuviera planteándose entablar negociaciones con él para firmar esa prolongación de contrato, la figura de Ernesto Valverde ha perdido la consistencia que se le daba por supuesta.

Hasta el punto que el discurso más extremista pone en cuestión su permanencia a corto plazo dependiendo de los resultados que se cosechen durante el mes de octubre. Claro que eso, ahora mismo, es mucho especular.

 

Tomado de: ESPN

 

1 comentario

    • Yone en 29 septiembre, 2018 a las 1:25 pm
    • Responder

    Si no demuestra lo contrario el madrid le queda grande a lopetegui,Machin le dio 1 baño de tactica futbolera y solo reacciono en la segunda parte por ratos y a todo eso no a echo nada nuevo el equipo juega a nada quiere tocar balon con 2 corre camino como bale y asencio este año voy a sufir a lo grande con este equipo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.