La gran sorpresa en la alineación titular del Barcelona que visitó al Tottenham en la segunda jornada de la Champions League fue el mediocampista Arthur, quien cumplió con creces en un partido de alta exigencia.

El brasileño se entendió a la perfección con Sergio Busquets e Ivan Rakitic en mediocampo, y se convirtió en un socio más de Lionel Messi, debido a su buen traslado y claridad con el esférico.

Su actuación le valió todo tipo de elogios en la prensa española y de todo Europa, e incluso fue calificado como la reencarnación de Xavi, por su juego tan similar al de la leyenda del conjunto culé.

En una entrevista concedida a The Players Tribune, Arthur Melo señaló que su inspiración antes de llegar al Barça era Andrés Iniesta, de quien curiosamente heredó su número debido a que el ‘Fantasmita’ emigró al balompié de Japón.

“Cuando llegué, me preguntaron qué dorsal me gustaría y sinceramente nunca me importó el número, pero es un honor.

”Yo me fijaba en los giros y la inteligencia de Iniesta. Parece que saltaba con el balón con su futbol. Yo lo intentaba en casa tirando el balón contra la pared. Yo quería jugar al lado de Iniesta”.

El brasileño confesó que su adaptación al conjunto catalán ha sido gradual y le ha sorprendido todo el entorno del club.

“Me deslumbró el Camp Nou y lo grande que es. Fue un momento complicado cuando jugué por primera vez pero fue un sueño cumplido escuchar mi nombre en la presentación”, concluyó.