LOS ÁNGELES — La Policía de Los Ángeles dio a conocer el martes el arresto de cuatro sospechosos en relación a la serie de robos que se suscitaron en casas de personales famosos, entre ellos el jardinero de los Dodgers, Yasiel Puig.

Entre las víctimas, en que también se incluyen cantantes y otras celebridades, está el receptor de los Los Angeles Rams, Robert Woods, así como a las cantantes Rihanna y Christina Milian.

El robo a la casa del jugador de la NFL, situada en Woodland Hills, fue clave, ya que tras el hurto, la policía capturó a los sospechosos al ser detenidos en el sur de Los Ángeles por una violación no relacionada a los hechos.

Al describir los robos, el departamento de policía dijo que un equipo bien organizado seguía los movimientos de los famosos, al verlos conducir sus autos de lujo y revisando sus horario de viajes rastreando las redes sociales.

Al detener a los sospechosos tras la violación de tránsito, la policía encontró en el auto un arma de fuego y una pertenencia robada a Woods.

Al investigar, la policía recuperó más de $50,000 dólares en efectivo, así como joyas, relojes, bolsos de diseño y otros objetos de lujo pertenecientes a las celebridades.

 

Los sospechosos fueron identificados como Jshawne Lamon Daniels, de 19 años, Tyress Lavon Williams, de 19, y Damaji Corey Hall, de 18. Ashle Jennifer Hall, de 34 años y madre de un sospechoso, también fue arrestada por robo mayor.

La policía encontró a los sospechosos una lista de más de 10 personajes famosos que estaban en la mira, entre ellos el nuevo jugador de Los Angeles Lakers, LeBron James, Viola Davis y Matt Damon.

La casa de Puig en Encino fue saqueada en septiembre. El video de vigilancia capturó a los sospechosos que hurgaban en el dormitorio del pelotero en la planta alta. Los sospechosos arrastraron una caja fuerte en una parte de las escaleras, causando daños por $10,000.

Mientras su casa era robada, Puig estaba en un partido en Dodger Stadium. De acuerdo a informes, fue la cuarta vez que la casa de Puig, ubicada en el Valle de San Fernando, sufría un atraco.

Los robos anteriores ocurrieron en la primavera pasada, mientras estaba fuera en el entrenamiento de pretemporada, el segundo durante la Serie Mundial del año pasado y el tercero el mes pasado.