Vidal se sentiría “traicionado” por su suplencia en Barça y cae en las redes

9/10/18
6:29 pm

 

 

Cuando Arturo Vidal arribó el lunes a Miami para integrarse al plantel de la Selección chilena, no escondió su molestia por los escasos minutos que está sumando en el Barcelona. “¿Cómo uno va a estar contento cuando no juega? Menos yo, que soy un jugador que siempre ha luchado, que ha estado en los mejores equipos del mundo, he ganado y quiero seguir ganando todo con Barcelona”, declaró el volante nacional.

Frente a la poca continuidad del mediocampista criollo, el medio catalán Sport publicó una nota titulada “La gran decepción de Vidal” y “lío Arturo”, donde enfatizó en que “Celia Punk” no está pasando por un buen momento.

“Se siente traicionado porque juega mucho menos de lo que le prometieron (…) El propio futbolista estaba convencido, y así se lo hicieron saber, que sería una pieza importante en el esquema de Valverde, cuya apuesta por jugar con cuatro centrocampistas, parecía inamovible”, se expresó en el artículo.

“Creyó que su suerte empezaba a cambiar cuando salió de inicio ante el Girona, partido en el que más minutos ha disputado (58), pero no jugar ni un solo minuto en la derrota de Leganés fue un punto de inflexión. Vidal, desde su perspectiva, podía encontrar argumentos a su escasez de minutos hasta entonces, pero no entendió su ausencia en Butarque”, añadió.

Además, sostuvo que “no dar continuidad a la titularidad ante el Girona significó un golpe difícil de digerir para el chileno”.

Por último, comentó: “El vaso acabó de derramarse al verse entre los suplentes en Wembley (ante Tottenham por Champions), uno de esos días marcados en rojo para cualquier futbolista de su dimensión. Valverde escogió a Arthur y el resultado dio la razón al técnico, pero Vidal confirmó todas sus sospechas y se dio cuenta de que su papel no sería el imaginado”.


‘El Rey’ Arturo cae en las redes

 

BARCELONA – El chileno Arturo Vidal, ‘Kingarturo’ en las redes sociales, no acaba de encontrar su camino en el Barcelona, donde llegó a principios de curso y no es un asiduo en las alineaciones de Ernesto Valverde, por lo que, además de luchar por un puesto en los entrenamientos, ha decidido airear su malestar en las redes.

No soporta el banquillo, no ser protagonista y para comprenderlo es preciso echar un vistazo a su palmarés: 3 títulos con Colo Colo, 7 en Italia con el Juventus, 6 con el Bayern de Múnich, 1 con el Barça y 2 Copas de América con Chile.

Con 31 años, Arturo El Rey’ Vidal debe creer que no está en Barcelona para perder el tiempo, sino para ayudar al equipo -y a él mismo- a conseguir el único gran título que le queda por conquistar a nivel de clubes: la Liga de Campeones.

Por eso después de verse durante 87 minutos en el banquillo de Wembley, donde el Barça acababa de derrotar al Tottenham (2-4) en el mejor partido del curso, decidió expresar sus sentimientos en ‘instagram stories’.

Así que publicó un mensaje con un emoticono en el que expresaba su enfado, lo cual motivó que el vestuario no lo viera con buenos ojos y que Vidal tuviera que rectificar publicando otro mensaje: “Excelente triunfo de equipo”.

El problema de Vidal no es que Valverde prefiera a Ivan Rakitic antes que a él, sino que el brasileño Arthur Melo también está por delante en la rotación que el chileno y últimamente Rafinha Alcántara también está en la cabeza del entrenador.

Por eso, Vidal, de nuevo en el banquillo en Mestalla, volvió a desahogarse en instagram: “Con los judas no se pelea, ellos se ahorcan solos!!!!”. Ese mensaje después de recibir más de 8.000 ‘me gusta’, entre ellos de Marc André ter Stegen, desapareció poco después de la red.

El chileno es de los que nunca se ha mordido la lengua a la hora de expresar sus opiniones. La suya es una historia que se repite entre muchos de los grandes futbolistas: criado en un barrio marginal, en el seno de una familia desestructurada y sin recursos económicos.

Por alguna desconocida razón, en vez de hablar directamente con Valverde, ha decidido airear sus pensamientos de ‘bad boy’, de futbolista que vive como juega, siempre al límite.

Sabe que para un antimadridista confeso como él y después de superar una lesión de rodilla que le mantuvo de baja desde abril a agosto pasado, fichar por el Barcelona fue un regalo inesperado que el fútbol le hizo.

Aunque no esté acostumbrado, Vidal necesita pausa y acostumbrarse a la nueva situación. Tomar perspectiva y, sobre todo, contar hasta tres y no tener los dedos tan ágiles antes de publicar en las redes sociales.

Cuando la pasada madrugada a su llegada a Miami, para jugar un amistoso con Chile ante Perú, a Vidal le preguntaron si sus mensajes en las redes se producían porque no jugaba, Vidal respondió: “No era solo por eso. La gente lo toma diferente, yo cuando tengo algún problema o enojo voy directo al entrenador y hablo con él. ¿Cómo uno va estar contento cuando no juega? Menos yo, que soy un jugador que siempre he luchado”.

 

Tomado de: ESPN

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.