58 SNB; La pelota del aplauso

10/10/18
11:11 pm

 

Ante la preocupante pérdida de pelotas en la 58 Serie Nacional de Béisbol, urge convocar a la afición a proteger un recurso de todos.
Redacción de JIT

 


Foto:

 

 

La Habana.- EN UN reciente análisis de la Dirección Nacional de Béisbol (DNB) salió a relucir la problemática de la pérdida de las pelotas marca Mizuno en los estadios durante el desarrollo de la 58 Serie Nacional (SNB), certamen que casi cierra la fase inicial y se aboca a la celebración de su tradicional Juego de Estrellas.

En el debate se conoció que el promedio de bolas “extraviadas” por partido es de 10.4, pero tras ese número se esconde una contradictoria realidad…

Mientras hay parques en que desaparecen dos o tres esféricas por jornada beisbolera, de las 15 asignadas, en otros la cifra de “bajas” llega a ser de 30, el doble de lo que se prevé utilizar, algo muy distinto de perder, dada la durabilidad de este medio.

En algunos casos se pierden en zonas aledañas a las instalaciones, a causa de la oscuridad o la inaccesibilidad al sitio en que cayeron, pero la mayoría de los sucesos tienen que ver con la no devolución de las redondas desde las gradas.

El país importó para la presente temporada beisbolera (no solo para la 58 SNB) un total de 14 mil pelotas Mizuno, de fabricación japonesa, a un costo de 8,85 dólares estadounidenses por unidad. El valor total de la transacción superó los 123 mil USD.

Sin embargo, al ritmo actual de pérdidas la reserva podría ser insuficiente para cubrir el resto de la campaña y entonces las opciones se pintarían “calvas”: realizar una nueva importación desde el “lejano oriente” o acudir a una bola alternativa de aceptable calidad.

Para las autoridades del béisbol cubano está claro que un cambio de esférica afectaría sobremanera al certamen, de ahí que insistan en la necesidad de preservar este recurso con el apoyo decisivo de la afición. No hay otra manera de lograrlo.

Las situaciones más críticas se han identificado hasta ahora en Holguín (primer lugar, por mucho), Camagüey, Pinar del Río, La Habana e Isla de la Juventud.

Por tanto, de cara a la segunda etapa del campeonato deberán intensificarse las acciones en los estadios Calixto García y Latinoamericano, donde al parecer devolver la redonda y ganar un aplauso ha dejado de ser práctica común e identitaria del espectáculo.

La DNB ha recibido algunos mensajes que apoyan la idea de que es «normal o comprensible» llevarme a casa la pelota que cayó en mis manos durante un partido de béisbol. «Para eso pago la entrada», suelen decir algunos en alusión a lo que sucede en otros recintos beisboleros del mundo.

Sin embargo, esa lógica no puede validarse de ningún modo en el escenario cubano. Nunca, de hecho, ha sido así.

Ante todo, el aficionado debe considerar que obtiene su entrada al estadio para ver un partido de béisbol, no para llevar consigo un recurso de importación que costó más de 220 veces el monto de su ticket. Además, debe valorar que “cargar” con una bola de esas características afecta un evento público enmarcado en un presupuesto que la nación (es decir, nosotros mismos) asigna al pasatiempo nacional.

Imaginemos por un momento que la mitad, solo la mitad de los aficionados optaran por conservar para sí la esférica que alguien bateó o lanzó fuera de los límites del terreno… Mal rato pasaría la economía nacional para llenar los almacenes que se requerirían para dar abasto.

Se sabe e insiste en que la industria deportiva cubana debe garantizar el acceso a implementos que permitan a niños, jóvenes y adultos jugar en los terrenos, calles y placeres del país. Pero hasta tanto no se resuelva ese dilema debe defenderse el histórico gesto de devolver al diamante cada pelota y recibir a cambio la ovación del respetable.

Este asunto se relaciona también, de forma clara e irrebatible, con las consecuencias del Bloqueo Económico, Comercial y Financiero que Estados Unidos mantiene sobre Cuba desde la década de 1960.

Si el Inder o la Federación Cubana de Béisbol pudieran importar este u otros medios desde territorio norteamericano, negociando con marcas reconocidas como Rawlings, Wilson y otras, a través de lógicos créditos y con facilidades de pago, no solo se abaratarían los costos, sino que la penetración de recursos de alta calidad sería inestimable.

Por el contrario, el acoso crece cada día y nuestras importaciones deben venir, muchas veces, desde el otro lado del mundo. Las redondas Mizuno de que hoy hablamos (o mejor, escribimos) viajaron en cajas cuadradas desde Tokio, Osaka u otras localidades niponas.

Para bien de nuestro deporte nacional urge movilizar a los aficionados para que las pelotas de la serie nacional permanezcan en el mejor lugar posible por el momento: la grama.

 

Tomado de: JIT

13 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Dr. Reinaldo en 11 octubre, 2018 a las 5:03 am
    • Responder

    Hasta esto es un problema en nuestro béisbol. Realmente las decisiones son fáciles cuando sólo hay una alternativa. El futuro de nuestra pelota, depende de lo que hagamos en el presente, no habrán más alternativas a dicho problema, realmente me quedo sin palabras para seguir comentando, un saludo a todos desde África y ojalá que salir de esta situación…

    • mario garcia en 11 octubre, 2018 a las 7:43 am
    • Responder

    realmente bochornoso este articulo ..por dios hasta cuando las carencias en nuestro beisbol , ni siquiera una pelota puedo llevarme de recuerdo …hay que reirce con este articulo y quien lo escribio .donde meten el dinero de las contrataciones de peloteros cubanos en japon , por que no hay dinero para compar mas pelotas . pero si hay dinero para que higinio y compañia este en cada viaje que hace la escuadra cubana .nada que es un ridiculo este articulo de jit …saludos

      • peglez en 11 octubre, 2018 a las 9:39 am
      • Responder

      Amigo Mario, bochornoso es que usted se lleve lo que no es suyo, esa pelota es de los cubanos para usarlas en el estadio, anilicese usted mismo si voy a su casa y me llevo el fogon, !con que usted cocina!….gracias

        • mario garcia en 13 octubre, 2018 a las 8:14 pm
        • Responder

        amigo realmente mejor no respondo a un comentario tan….. y retogrado como el de usted ..en que epoca de piedra usted se detuvo ..es solo una pregunta

  1. Ok es valido y ahora bien y la tan cacareada idustria deportiva cubana , y las pelotas batos y todos aquellos productos batos que no tenian tan mala calidad adonde fueron a parar, se importan bates aca hay artesanos como roba de pinar del rio que hace bates , las pelotas batos no eran como las mizunos en calidad pero eran buenas con ellas capiro dio 22 hrs y marquetti 19 , cheito y muñoz tambien jugaron con la batos, se habla de bloqueo acaso japon tambien nos tiene bloqueados que piensan que una rawling o una wilson son mas baratas que las mizunos , el precio anda por ahi mismo y hasta donde se los pocos que juegan en los terrenos y placeres lo hacen con medios comprados en las tiendas en divisas a precios exorbitantes o con guantes heredados de sus padres y abuelos , nada que hit invente otra cosa ahh ya la indistria deportiva cubana lleva de fundada mas de 40 años y que no digan que en tokio la mizuno cuesta menos , cuesta mas de 7 usd en yen , consultar amazon

  2. Asi es mario y me referiia en un correo anterior de la industria deportiva cubana acaso las pelotas batos eran tan malas que peloteros como muñoz . marquetti cheito y capiro lograron hazañas deportivas bateando esas pelotas , se habla de bloqueo y cuesta lo mismo una rawllings o wilson que una mizuno lo mism o la compres en tokio que traerla en el barco o mandarla en avion , nada es bochornoso ayer batista hablaba de que ha descendido la concurrencia de publico a los estadios de USa y aca que ha sucedido tambien y criticamente decia que en USA se mantiene un promedio de asistencia a los estadios de casi 30 000 personas , aca anda por 5000 personas que cuando las metes en el genaro melero hacen buen bulto pero en el latino ni se ven

    • Ariel en 11 octubre, 2018 a las 10:18 am
    • Responder

    No entiendo como aparece Pinar del Río entre los más críticos, si cuando una bola cae en las gradas, hasta la policía va a buscarla y el que la cogió no le queda mas remedio que devolverla. La Industria Deportiva Cubana en los años mas críticos daba alguna que otra solución, pero ahora que no estamos bien, pero tampoco mal, esa industria es casi nula. Recuerdo que antes se hacían pelotas de trapo que semejaban a una bola de beisbol, ahora ni eso, no hay guantes, es mas vas a los artesanos y ves que tienen unos bates lindos y el que tiene hijos no le queda mas remedio que comprarlos carísimos, mi opinión es que se escudan en el bloqueo, la falta de recursos etc… para no hacer nada. En cuanto a la Serie Nacional yo espero que ahora que Pinar no clasificó entre los 8 primeros, las autoridades deportivas de nuestro territorio tengan tiempo de sobra en arreglar nuestro Estadio Capitán San Luis en general, terreno, luces, la torre que falta, la pizarra, los baños, las gradas, las cafeterías, el agua para los aficionados, etc… todo o casi todo está en malas condiciones. Si el equipo no está ganando, el estadio en pésimas condiciones, entonces : para que vamos a ir a castigarnos al estadio????
    Un abrazo y el agradecimiento a todos los que de una forma u otra se han interesado por nosotros los pinareños y que nos han dado una muestra de solidaridad y hermandad. Gracias!!!!

    • ERNESTO en 11 octubre, 2018 a las 10:21 am
    • Responder

    Hasta cuando seguiremos habalndo de lo mismo, con que se jugó toda una vida en cuba sino con los bates batos m, si aquellos del toro en su botella y las famosas pelotas batos que eran muy buenas aquí nunca se jugó con mizuno, ni rawlings y nadie tenia un bate mizuno, rawlings o Louisville Slugger para batear , eso es ahora, por que no explotar o utilizar mejor los campos o montes para sembrar majagua, guira y otos tipos de árboles muy buenos para fabricar bates, hay buenos fabricantes como claudio e Israel en Pinar del Río y otros tantros posr Santiago de Cuba.

    Sabemos la importancia de desarrollar y masificar el deporte, más aun si es el deporte nacional y sabemos la cantidad de equipos que hay en la primera categoria, la segunda, la liga popular y las demás actegorias, conozco incluso de denominaciones religiosas o cristianas que desarrollan sus torneos y tienen equipos de beisbol, a todos ellos que he mencionado les hace falta implementos deportivos y como lo ván a garantizar si no esperando a atrapar una pelota para poder jugar al menos el fin de semana.

    Por que no aceptar la donaciones de implementos deportivos sin distinción de quien o de que pais vienen, creo que no estamos en condiciones de hacer seleccines de este tipo, sabemos de comentarios de peloteros que nhan jugado en nuestras series que han emigrado y no le han permitido efectuar donaciones de implementos deportivos a sus antiguos equipos o al pais.

    • Amaya en 11 octubre, 2018 a las 11:58 am
    • Responder

    Las pelotas pueden fabricarse aquí, siempre la Batos no era mala, y es verdad que aquellas glorias daban batazos a diestra y siniestra con la batos y el bate de madera nuestro, loque tenemos que hacer fue lo que dijo nuestro Presidente recientemente desarrollarnos nosotros y que nuestra ropia industria que siempre existió se restablezca y haga pelotas por doquier, al igual que los bates, incluso los guantes de la misma marca eran buenos

    • cubano peocupado en 11 octubre, 2018 a las 1:23 pm
    • Responder

    y la industria nacional deportiva donde esta?????

    • RAFR en 11 octubre, 2018 a las 1:48 pm
    • Responder

    de acuerdo con amaya ,ya habia escuchado algo en el programa de bola viva ,lujan creo que hablo algo de eso ,es increible ,y nuestra industria deportiva cuado piensa montarse en el tren ,igual que con la pelota ,creo haber leido de un artesano que hace spike en santa clara ,que si lo apoyaban con alguna importancion ,podia hacer los spikes de todos los peloteros de la SN ,segun decian tenian mucha calidad ,hoy cosas y cosas ahora con la escases de financiamieno ,hay que poner a funcionar todo ese intelecto que existe en nuestro pais.

    • Ramon Garcia en 11 octubre, 2018 a las 5:17 pm
    • Responder

    Es un problema real y comprensible, las pelotas son caras y se hace un esfuerzo para comprarlas. es un deber moral el devolverlas.
    Pero es un espectaculo insoportable ver a los policias detras de quienes no lo hacen, no es una obligacion legal. Cuando uno ve esa actitud no estimula a devolver las pelotas.
    Ademas, es dificil conseguirlas para jugar en el barrio, y pienso que la mayoria de los que no las devuelven lo hacen por este motivo, aunque detras de esto seguramente existen algunos que lo haqcen para sacarles un provecho economico.
    Es un problema complejo, pero por el bien de nuestra pelota, deberian existir iniciativas en los estadios para estimular la devolucion, y no dejarlo a la espontaneidad de cada cual.
    Un saludo

    • ICPITA en 11 octubre, 2018 a las 6:28 pm
    • Responder

    En el caso de Holguín por favor vean como se enfoca el artículo ya que es uno de los pocos parques beisboleros en el cual los aficionados por cultura devuelve la pelota que quedan en las gradas, ahora es cierto que al estar techado todo el estadio todas las pelotas que salen al exterior se pierden. Esta es la esplicacion que hay que poner en el articulo pues lo que estan dando a entender es que la aficion holguinera es como la de ciudad habana, que eso si, en el Latinoamericano no se devuelve ninguna pelota al terreno, y de eso hay fe en los inumerables partidos transmitidos por la television cubana.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.