España golea por 4-1 a los ‘Dragones Rojos’ y recupera el gol con Luis Enrique

11/10/18
9:16 pm

 

 

Alcácer firmó doblete para ‘La Roja’; anotó al minuto 8 y al 29. EFE

 

CARDIFF — (EFE) Se presentaron en la lejanía como ‘Dragones Rojos’, pero al posicionarse en el césped, la Gales de Ryan Giggs redujo metros y metros su figura y fue vapuleada por la España de Luis Enrique (1-4), que día a día mejora y pule su estilo de juego.

Después de la perfecta goleada a la subcampeona del mundo, Croacia, parecía difícil repetir o incluso dar un imagen más perfecta que la del día de Elche.

La Selección se vistió de blanco impoluto ante un gran escenario como el Principality Stadium de Cardiff (Gales) y con un gran Paco Alcácer, en estado de gracia, sumó la tercera victoria de la era Luis Enrique.

Cierto que fue ante un rival inferior y en un partido amistoso, pero sobre el césped gaélico quedó demostrado que todos los hombres del técnico asturiano podrían ser titulares.

Comenzaron mordiendo los españoles, en un partido revolucionado por los cambios en la alineación; hasta seis respecto al equipo que apabulló a Croacia.

Morata, Suso y Alcácer presionaban arriba, Rodri, Ceballos y Saúl movían el centro del campo sin despeinarse y solo Sergio Ramos despertó la antipatía de la grada, que tímidamente le silbaba por el recuerdo vetusto de su lance con Mohamed Salah en la pasada final de la Champions.

Con Gales fuera de juego, Alcácer siguió con su racha del Dortmund y tras recibir un pase de José Luis Gayá, acomodó el balón a su pierna derecha y definió a la escuadra adelantando a la Roja.

Se cumplían solo diez minutos, pero España ya parecía tenerlo todo bajo control. La sentencia, por si quedaba alguna duda de la resistencia galesa, llegó nueve minutos después cuando Suso puso una falta al corazón del área y Ramos, libre de marca, colocó el cuero en las redes de los de Giggs.

La debilidad de la defensa galesa unida a la falta de espacios arriba y la ausencia de Gareth Bale por lesión, incapacitó a los ‘Dragones Rojos’ y les dejó a merced de España, que cuando apretó, consiguió el tercero.

Un balón suelto en el área no fue despejado con acierto ni por Ashley Williams ni por Chris Gunter y le llegó a Alcácer en la frontal de la área pequeña. Su pierna derecha no perdonó a Wayne Hennessey.

El descanso le sirvió a Gales para enfriar la situación y el carrusel de cambios típico de los amistosos no ayudó a mantener la intensidad del primer tiempo.

Los segundos 45 minutos sirvieron para darle minutos a jugadores como Kepa Arrizabalaga, Marc Bartra y Koke y para ver el debut de Jonny Otto con la camiseta española.

El del Wolverhamton Wanderers aprovechó para presentarse en sociedad y salvó el gol de Gales al anticiparse en un disparo que olía a gol de Sam Vokes en una contra galesa.

Antes, Suso había despertado el letargo con un disparo desde fuera del área al larguero, pero el partido, en términos generales, estaba terminado desde el 0-3 de España.

Bartra, en el minuto 74, también se apuntó a la fiesta con un remate de cabeza anticipándose a la defensa galesa y acelerando la salida de aficionados galeses, que poco a poco empezaron a abandonar el estadio antes del final del partido.

Todos esos hinchas, no disfrutaron de la euforia de Sam Vokes cuando el delantero del Burnley remató a gol una de las pocas ocasiones de Gales con el encuentro llegando a su fin.

Una vez acabada y aprobada con notable alto la prueba galesa, España se enfrenta al verdadero reto el próximo 15 de octubre en el Benito Villamarín, en el encuentro de la Liga de Naciones contra Inglaterra.


 

 

España recupera el gol con Luis Enrique

 

MADRID — España tiene gol. La llegada de Luis Enrique al banquillo devolvió la eficacia en ataque a la Roja que ha marcado doce goles en tres partidos; dos a Inglaterra, seis frente a Croacia y cuatro en la victoria sobre Gales (1-4) de este jueves.

Ha sido en este último, un amistoso de preparación antes de recibir a Inglaterra en Sevilla el próximo lunes, en que ha quedado patente que el técnico tiene un abanico de alternativas para la delantera.

Pero para encontrar a los hombres que mejor encajan en su idea, con mayor efectividad, ha tenido que buscar lejos de la Liga española.

Paco Alcácer, quien se marchó a probar suerte en el Borussia Dortmund de la Bundesliga alemana ante la falta de oportunidades con el Barcelona, ha vuelto a la selección dos años después de su última convocatoria, y le ha bastado media hora para justificar su presencia en la cancha como titular al lado de Alvaro Morata y Suso.

Alcácer contribuyó con un doblete a la victoria por 1-4 de este jueves. Uno con un soberbio disparo; otro con gran astucia.

Lo hizo, además, con sus primeros tres contactos con el balón en el encuentro y los únicos dos disparos a puerta que tuvo en todo el encuentro.

La efectividad del ex jugador del Barcelona resulta poco sorprendente después de un arranque de temporada con su equipo – y de acuerdo con el sitio de estadísticas Squawka, ha marcado nueve goles, siete con Dortmund y dos con la selección, en sus últimos nueve disparos.

No marcaba con la Roja desde que era jugador de Valencia; no por mala suerte, si no porque en las dos temporadas que militó en el Barcelona careció de visibilidad y no fue convocado. Con el doblete llegó a nueve goles como internacional.

Destaca, sobre todo, que ninguno de los hombres en ataque que jugaron contra Gales milita en la Liga. Y los tres, en su primera titularidad con Luis Enrique, han dado una gran imagen – si no superior a la que se vio con el ataque utilizado por el asturiano en los primeros encuentros: Isco y Rodrigo acompañados por Aspas frente a Ingalterra, y Asensio frente a Croacia.

 

“Hay cuatro o cinco jugadores de baja por lesión y los que han estado estuvieron muy bien. Esto para mi es difícil, pero también atractivo porque tengo para escoger”, resaltó Luis Enrique en declaraciones a la televisión española.

Morata resultó el mejor apoyo posible para Alcácer, tanto para jalar marca como para servir, pues no fueron pocos sus intentos de centrar.

Suso, por su parte, fue determinante en la banda; de sus pies nacieron las jugadas de dos de los cuatro tantos y otro más de un cobro de falta del jugador del Milán.

“Yo siempre digo que los goles son de todo el equipo. Al final es un poco de todo; rachas, confianza, y trabajo cuando no juegas para poder hacerlo bien cuando lo haces”, señaló Alcácer a la televisión española tras el encuentro.

Los tres, Morata, Suso y Alcácer, decidieron emigrar ante la falta de oportunidades en los equipos ‘grandes’. El tiempo, y Luis Enrique, les ha dado la razón.

“Claramente creo que destacar a un solo jugador sería muy triste; es para estar orgulloso que tu selección vaya a pelear a cualquier campo. Destaca Paco Alcácer ha estado soberbio porque está en esa racha que a veces están los delanteros, pero la actitud del equipo ha sido muy buena. Morata y Suso lo han hecho muy bien también”, afirmó Luis Enrique.

 

Tomado de: ESPN

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.