MLB; Curiosidades de los posibles enfrentamientos de Serie Mundial

12/10/18
9:29 PM

 

MLB.com

Estamos exactamente a 12 días del Juego 1 de la Serie Mundial del 2018 y ya sabemos que el duelo de este año será uno de cuatro posibilidades: Cerveceros-Medias Rojas, Dodgers-Astros, Cerveceros-Astros o Dodgers-Medias Rojas. Cada uno de esos topes sería bien divertido -es la Serie Mundial, después de todo- pero algunos de ellos son más emocionantes que lo normal. Aquí les dejamos entonces tres potenciales aspectos para deleitarse en cada una de las cuatro combinaciones posibles de la Serie Mundial.

CERVECEROS-ASTROS  

1. Vas a seguir olvidando en qué liga está cada equipo
Los Cerveceros llegaron a la Serie Mundial en 1982 como representantes de la Liga Americana, pero este año darán la cara por la Liga Nacional por primera vez en su historia. Los Astros fueron al Clásico Otoñal del 2005 como el club de la L.N., pero ahora regresan por segundo año corrido como novena del Joven Circuito.

2. Incluso estaban en la misma división
Sí, entre 1998 (el año en el que los Cerveceros se mudaron a la L.N.) al 2012 (la última temporada de los Astros en la L.N.), Milwaukee y Houston fueron rivales de la División Central de la L.N.

3. Josh Hader contra sus ex compañeros
En el 2015, antes de que fuera la sensación en la que se ha convertido, Hader era un abridor de 21 años al que los Astros cambiaron -junto al dominicano Domingo Santana, Brett Phillips y Adrian Houser — por Mike Fiers y el dominicano Carlos Gómez. No hay dudas de que seguramente tendrá una satisfacción extra si le va bien ante Houston.

CERVECEROS-MEDIAS ROJAS

1. Milwaukee se llevó una vez un equipo de Boston
Suena raro hoy día pensar que un equipo dejaría Boston por Milwaukee, pero eso fue exactamente lo que pasó en 1952, cuando los Bravos de Boston se movieron a Milwaukee. Los Cerveceros, en aquel momento, eran la granja de los Bravos. Los Bravos, como saben, se movieron a Atlanta en 1966, y los Cerveceros que hoy conocemos nacieron en 1970, cuando los Pilots de Seattle se mudaron a Wisconsin.

2. Bienvenido de vuelta, Travis Shaw
¿Se acuerdan cuando los Medias Rojas cambiaron a Shaw porque esperaban que el venezolano Pablo Sandoval se adueñara de la tercera base? Sandoval estuvo en el lineup de Boston el Día Inaugural en el 2017 y tres meses después lo cambiaron. Mientras tanto, Shaw no ha parado de dar palos en Milwaukee, con 31 jonrones el año pasado y 32 en el 2018.

3. Puede que Tom Brady no le vaya a los Medias Rojas
Es en serio. En una entrevista con Westwood One la semana pasada, Brady dijo que se ha hecho fanático de los Cerveceros gracias a su amistad con el propietario de la novena, Mark Attanasio. Si Brady creyó que su rápida incursión comentando sobre política fue una pesadilla de relaciones públicas, a ver cómo le va yendo en contra de los Medias Rojas.

DODGERS-ASTROS

1. ¡La revancha!
Considerando lo buena que fue la Serie Mundial del año pasado, ¿a quién no le gustaría una revancha? Sería la primera en MLB desde 1978, cuando chocaron Yankees y Dodgers (Nueva York ganó en 1977 y 1978).

2. Solían ser amargos rivales
Los Astros y los Dodgers tuvieron algunas batallas bien intensas en 1980 y 1981. Houston se llevó un juego de desempate en 1980 y los Dodgers se llevaron la SDLN el año próximo.

3. Pase lo que pase, no van a jugar el juego más loco que han disputado estas dos franquicias en su historia
¿Creen que el Juego 5 de la SM del año pasado fue el más loco entre Astros y Dodgers? No, nunca superarán el maratón de 22 innings de 1989 que terminó a las 2:22 a.m. y fue seguido por un duelo esa misma tarde que duró 13 actos.

DODGERS-MEDIAS ROJAS

1. Esos estadios
Nada en contra de Minute Maid Park y Miller Park, pero una Serie Mundial en Fenway Park y Dodger Stadium sería una belleza. Son dos de los tres estadios más viejos en el béisbol -Fenway abrió en 1912 y Dodger Stadium en 1962- y han sido la casa de incontables momentos icónicos del béisbol. Todo luce fantástico en esos dos parques.

2. Aunque relativamente no habría mucho público
¡Hora de concursar! ¿Cuál es la mayor asistencia en la historia en un juego de pelota? El número 115,301, para ver un juego de Entrenamientos Primaverales entre los Medias Rojas y los Dodgers en el Coliseo de Los Ángeles en el 2008. Eso es lo único que podría hacer ver pequeño al público de una Serie Mundial.

3. Aquel loco cambio del 2012
El cambio más loco en la memoria reciente del béisbol ocurrió en el 2012, cuando los Medias Rojas mandaron a Carl Crawford, el mexicano Adrián González y Josh Beckett – y a sus gigantescos salarios- a los Dodgers por… buena, la verdad que ni importa por quién. Los Dodgers absorbieron cerca e US$250 millones en salarios y el propietario Magic Johnson dijo que lo hicieron “porque queremos ganar ahora”. Los Dodgers no ganaron la división aquel año, pero no han parado de hacerlo desde la temporada siguiente, aunque ninguno de esos jugadores tuvo mucho que ver en ello. Algo curioso de aquel súper cambio de nueve peloteros: ninguno sigue activo en las Grandes Ligas.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.