EL CAIRO — El entrenador asistente de Egipto dice que la lesión de Mohamed Salah “no parece grave” luego de que se vio cojear al delantero del Liverpool en el partido de clasificación de la Copa de Naciones contra Suazilandia.

Salah anotó desde una esquina en la victoria de Egipto por 4-1, pero cayó con lo que parecía ser una lesión en la pierna en el minuto 88 del clasificatorio del viernes. Recibió tratamiento y trató de sacudirse el problema, pero abandonó el terreno de juego poco después.

Egipto había utilizado sus tres cambios y jugó los últimos momentos del partido con 10 hombres.

El entrenador asistente, Hany Ramzy, dijo al periódico egipcio Al-Ahram que cree que “es sólo una distensión muscular, pero se someterá a exámenes médicos para determinar la extensión de la lesión”.

Se espera que Salah permanezca en la banca en la visita a Suazilandia el martes.

La victoria puso a Egipto en la cima del Grupo J con Túnez.