Colgados del brazo del venezolano Jhoulys Chacín, los Cerveceros de Milwaukee tomaron ventaja 2-1 en la serie de campeonato de la Liga Nacional, al imponerse 4-0 a Dodgers de Los Ángeles.

Chacín trabajó cinco entradas y un tercio en blanco, con apenas tres hits permitidos, para continuar su buen momento monticular desde finales de la temporada regular y ahora lleva 21.1 innings con sólo dos carreras.

Nuevamente se apuró el manager Craig Counsell para sacar de la lomita a un abridor en extremo dominante, como si evidentemente no hubiera aprendido la lección del segundo juego, cuando pedirle la pelota al zurdo Wade Miley terminó costándole el triunfo.

Apenas había realizado 86 envíos el venezolano, cuando Counsell trajo de relevo a Corey Knebel, su cerrador, para terminar el sexto y completar el séptimo.

Todavía tenía suficiente gasolina en el tanque como para completar al menos el sexto episodio.

Además, alteró el orden de su bullpen, al apelar tan tempranamente a Knebel, en tanto volvió a confiar en un cada vez menos confiable Jeremy Jeffress, quien estuvo a punto de malograr otra oportunidad de salvamento, al permitir que los Dodgers llenaran las bases con un solo out en el final del noveno.

¿Hasta cuándo Jeffress? Los playoffs no pueden dirigirse como la temporada regular, porque no hay tiempo para recuperarse.

Este hombre está mentalmente inestable y mientras menos pueda dominar a su antojo a los rivales, aumentarán peligrosamente sus temores y frustraciones, hasta volverlo una amenaza para su propio equipo.

Doblete de Ryan Braun le dio sabor a la pizarra

Los Cerveceros arrancaron al frente en el Juego 3 de la NLCS frente a los Dodgers.

Pero a punto no se apunta y las cosas le salieron bien, dirá él.

Counsell nuevamente evidenció poca confianza en sus abridores y excesiva en los relevistas, a pesar de que Gio González, Miley y Chacín, los tres iniciadores que ha usado, se combinan para efectividad de 0.69 en la serie, con una sola limpia en 13 innings.

Por su parte, el manager de Los Angeles, Dave Roberts, está obligado a hacer cambios drásticos en su alineación si quiere impedir que Milwaukee se escape y sea demasiado tarde.

El cubano Yasmani Grandal está absolutamente perdido en el juego, tanto defensiva, como ofensivamente.

Jonrón de Orlando Arcia, el clásico puntillazo

El venezolano despareció la esférica más allá de la cerca del jardín derecho.

Concentración cero tiene el enmascarado, quien volvió a ser inexacto con la mascota, con otro pasbol, tercero que comete en la serie, mientras que se tomó tres ponches, dos de ellos cruciales, uno con corredores en segunda y tercera con un out en el segundo capítulo y otro con las bases congestionadas en el noveno.

Y Cody Bellinger, que en partidos anteriores lo llegó a poner hasta séptimo en el orden, esta vez apareció en el quinto turno de la alineación, con el mismo resultado nulo del resto de la postemporada.

Bellinger lleva ahora de 21-1 (.047) en los playoffs, tanto en la serie divisional ante los Bravos de Atlanta, como estos tres primeros juegos de la serie de campeonato.

La tarea de Roberts para el cuarto choque será hacer carburar una ofensiva que ha producido con nulidad, a pesar de haber impuesto una marca de jonrones en la historia de la franquicia.

Tomado de http://espndeportes.espn.com/blogs/index?nombre=jorge_morejon&entryID=4871985