LOS REFUERZOS. ¿UN MAL NECESARIO?.

19/10/18
11:52 pm

 

 

 

Por el amigo de la peña: Tino Iturralde Álvarez.

 

El título de este trabajo alude al publicado por Boris Luis Cabrera Acosta en Cubadebate el 18 de octubre de 2018.

 

El periodista escribe que los detractores iniciales de ese mecanismo no consideraban justo que conjuntos provinciales alzaran el trofeo de campeones apoyados en “emigrados” de otras tierras haciendo perder credibilidad y pureza a su hazaña y que sin embargo, personas más analíticas, conscientes de la necesidad imperiosa de levantar la pasión de nuestro deporte nacional, apoyaron el cambio sacrificando justicias por espectáculos y comprendieron la validez de tener, al menos en 45 encuentros más, una calidad más concentrada añorando aquellas famosas selectivas del pasado; y que ahora, la gran mayoría se ha adaptado a la idea y se motivan solo de pensar en las figuras que podrán ser elegidas por el cuerpo técnico de sus equipos favoritos.

Pienso que las personas “más analíticas” y “la gran mayoría que se ha adaptado a la idea” que Boris menciona, sean los directivos y funcionarios de la DNB, la FCB e incluso del INDER. La cuestión no es tan simple como la refleja en los tres primeros párrafos de su artículo.

La elevación de la calidad que se persigue sólo se sustenta en esos refuerzos a mitad de campaña, que nunca van a completar la totalidad de peloteros que merecen estar en la primera división de nuestro beisbol, pues en los equipos clasificados se mantienen muchos que apenas juegan en la primera fase, más otros que sí lo hacen y no rinden. Ese refuerzo de equis peloteros advenedizos dentro de un colectivo con un teamwork de algún tiempo, no constituye una inyección de juego técnico y pasional suficiente como para elevar su fuerza hasta el nivel al que debemos aspirar. Tal y como se conciben, a mitad de campaña y después de una etapa clasificatoria más los play-off de comodines, los refuerzos son muy cuestionables desde los puntos de vista ético y psicológico, ya que provienen de un equipo no clasificado para reemplazar jugadores que sí contribuyeron a clasificar el suyo. Ese cuestionamiento se incrementa con la segunda selección para jugar los play-off.

Boris incluso abunda en este último aspecto afirmando que ese refuerzo puede ser un ente disociador y puede romper la dinámica grupal del conjunto si el psicólogo y el propio manager no hacen un buen trabajo profiláctico con sus atletas, y que el éxito de la selección de ese refuerzo dependerá en gran medida de su personalidad, de su capacidad de adaptación y de la experiencia que tenga acumulada en esos menesteres. Entonces, ante tantos requisitos, ¿para qué correr ese riesgo?.

Más adelante,el periodista de Cubadebate afirma que muchas veces (yo diría que la mayoría de las veces) los directores de equipos hacen su selección basada en factores subjetivos o psicológicos: algunos prefieren peloteros veteranos de probada valía, otros los seleccionan de provincias cercanas o priorizan que la mayoría de ellos procedan de la misma región para una mejor adaptación con sus atletas.

A lo anterior agrego que también la amistad y el “sociolismo” están presentes, que incluso hay directores que no quieren o no necesitan todos los refuerzos y no les queda más remedio que aceptarlos y ponerlos a “calentar” el banco. Lo peor de todo es que la mayoría de las veces esos factor es nada tienen que ver con el rendimiento de los atletas y se convierten en un elemento desestimulante tan dañino como la pobre remuneración salarial que reciben nuestros peloteros. Por otro lado,los atletas de más nivel que juegan en el extranjero como Despaigne, Gracial, Moinelo, jamás van a aceptar jugar acá como refuerzos si no los obligan y eso no va a suceder por razones obvias.

Por último está el tema de qué equipo inicia el pedido de los refuerzos, ¿el primer clasificado o el último?….. y…. ¿qué primero o último?, los de la clasificación final de la temporada regular o de acuerdo al balance de inicio de la segunda etapa. No me meto en ese enredo, no vale la pena….

Entonces, ¿es necesario ese mal?. Mil veces ¡¡¡¡ NO !!!!. Si existiera una Selectiva de seis equipos con redistribución de peloteros no habría ni que hablar del tema y la elevación del nivel sería superior porque SÍ concentraría totalmente lo mejor que tenemos.

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. me gustan los refuerzos hasta el pedido inicial, ya despues me sobran.
    muchas veces he escuchado sobre la ruptura de la dinámica grupal y eso es puro cuento e invencion que se hace a conveniencia cuando quizas algun equipo tiene una muy buena primera mitad.
    en contra de que los peloteros que estan en japòn jueguen como refuerzos, ya sabemos el resultado.
    y entre contratos y limitaciones economicas no tenemos como hacer una buena selectiva, al menos no con los mejores atleta.
    el beisbol viene en picada hace rato, no gastemos cuartillas en tratar de ponerlo donde ya no llega.

    • Dr. Reinaldo en 20 octubre, 2018 a las 4:11 am
    • Responder

    Reynel, un saludo para ti y Amaya. Estoy de acuerdo contigo. Ya hemos dicho en reiteradas ocasiones que con los refuerzos se pierde la historia de los verdaderos Campeones de nuestras SN, ya que hace varias temporadas, no ganan los Equipos Provinciales, sino las Franquicias provinciales, ya que estas tienen varios refuerzos en su nómina. Pero bueno es como dices al final de tu comentario, sigue la crisis en todo el beisbol, ya sea en calidad, como en estructuras. Palante hermano, que esto no lo para nadie, SEGUIMOS SÍ, PARAMOS NO….Un abrazo. Rey.

      • Amaya en 22 octubre, 2018 a las 3:00 pm
      • Responder

      Saludos Rei, estamos aportando lanzadores para los leones azules de la capital, que estoy seguro nos van a ser quedar bién.

  2. De acuerdo 100 % hasta ahora no he visto una idea mejor para nuestro sistema del beisbol (a no ser que se profesionalice) que la selectiva. pueden estar seguros que en una selectiva no quedarían fuera peloteros de la talla de esarelación que expusieron por ahí algunos como Céspedes, Geonel gutierrez, etc. y no estarían dentro varios que por respeto no debemos mencionar sus nombres pero que toda Cuba sabe quienes son, en una selectiva una lesión, ausencia, etc casi no se notaba y en algunos casos el que salia del banco era mejor lo que no había tenido todavía la oportunidad, ahora cuando eso sucede hay un abismo entre el regular y el banco, defender eso es como conformarse con 10 poesos cuando por el trabajo que hiciste pagan 100, si puedes lograr una calidad superior del campeonato cubano, porque tratamos de defender la calidad media como si eso fuera lo máximo.

    • Chikungunya en 22 octubre, 2018 a las 3:48 pm
    • Responder

    Al final la solución de todos estos problemas es volver sobre nuestras raíces, no hay que inventar ni descubrir el agua tibia..¿se acuerdan de la pelota esclava?, bueno creo que ahí está la solución de todo, la liga profesional de béisbol cubana que significa estar a la par del mundo, no podemos seguir nadando contracorriente.

      • Amaya en 22 octubre, 2018 a las 4:38 pm
      • Responder

      Estoy contigo Chikung esa es la solución, pero para ello tienen que pasar muchas cosas

      • Amaya en 22 octubre, 2018 a las 4:44 pm
      • Responder

      Estoy contigo Chikung esa es la solución, pero para ello tienen que pasar muchas cosas, no terminé la idea tiene que aber patrocinadores, o sea que esto conlleva muchas medidas complementarias

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.