MLB; Boston demostró que está por encima del resto con su nuevo boleto a la S.M + Alex Cora se está ganando un puesto en la historia de los Medias Rojas

20/10/18
9:49 pm

 

 

MLB.com

Terry Francona dejó el listón bien alto para los futuros managers de los Medias Rojas. En el 2004, luego de que Boston se encontrara por detrás en la serie 3-0 ante los Yankees en la Serie por el Campeonato de la Liga Americana, Francona no perdió un solo juego más ese año, eliminando a Nueva York y posteriormente a los Cardenales en la Serie Mundial. Una impresionante racha para alzar el título.

Tres años más tarde, Francona cerró la temporada con siete victorias seguidas. Estaba abajo 3-1 ante los Indios en la SCLA, cuando comenzó la seguidilla que terminó con la barrida sobre los Rockies en la Serie Mundial. Ambas situaciones serán recordadas para siempre, al igual que el hecho de que Francona tuviera récord de 8-0 en Series Mundiales con Boston.

Pero ahora tenemos a Alex Cora, quien está buscando crear su historia con Boston. Los Medias Rojas eliminaron a los Yankees en cuatro juegos en la Serie Divisional de la Liga Nacional. También dejaron en el camino a los campeones defensores, Astros, tras cinco duelos en la SCLA. Tienen 7-2 en octubre.

Todavía tienen una Serie Mundial por disputar, ante los Dodgers o Cerveceros. Pero por ahora, los Medias Rojas han lucido en octubre: Fueron los mejores en la temporada regular y todavía lo siguen siendo. No solo tienen 7-2 en la postemporada, sino 5-0 en la carretera. Y, nuevamente, no se puede hablar del cuarto viaje a la Serie Mundial del equipo en 15 años, sin la importancia de un manager novato que ha sido tan aclamado como sus jugadores.

Es el estilo del dirigente boricua que nos imaginamos cuando lo vimos jugar entre 1998 y 2011. Siempre supimos que Cora era uno de los jugadores más inteligentes, cuando jugó con los Medias Rojas por cuatro años. Lo supimos en Nueva York, cuando estuvo con los Mets un par de años. Sin importar si estaba en la alineación o no, siempre nos deteníamos un par de minutos en su locker para escuchar su análisis.

Un día en el vestuario de los Mets en el Citi Field, le dije que ya comenzaba a sonar como un manager.

Cora sonrío y dijo “Solo intento prestar atención. Eso es algo bueno”.

Cora habló toda la temporada sobre un proceso de cuatro pasos en Boston. Ganar el Este de la Americana, ganar la SDLA, luego alzar el banderín del joven circuito y luego hacer lo propio en la Serie Mundial. Ya Boston está en el Clásico de Octubre por primera vez desde el 2013, cuando ganaron con un equipo que no contaba con tanto talento como este.

En el cuarto de entrevistas del Minute Maid Park el jueves por la noche, Cora dijo lo que significaba llevar a Boston nuevamente a la Serie Mundial.

“Es especial”, dijo. “No solo como manager sino como individuo. “Todos conocen el aspecto histórico de la ciudad, todo lo positivo y negativo. Y para mí, siendo minoría, dirigir en Boston no ha sido complicado. Liderar a este equipo ha sido increíble. Es un grupo talentoso pero humilde y hambriento”.

Ellos son como su manager, quien se siente como un niño nuevamente, tras celebrar su 43er cumpleaños haciendo su mejor trabajo cuando su equipo lo necesitaba.

Cora, quien no se rindió con Jackie Bradley Jr. cuando no estaba bateando, presenció cómo empujó nueve carreras con tres batazos, incluyendo dos jonrones, ante los Astros. Es por eso que tampoco sorprende que tampoco se rindiera con David Price y Craig Kimbrel, quienes hace una semana y media en el Yankee Stadium no lucían nada bien.

El miércoles por la noche, Cora utilizó a Kimbrel desde la 8va entrada, pidiéndole que sacara los seis outs restantes con el juego 8-5. De alguna manera lo consiguió, a pesar de ponerle los nervios de punta a los aficionados de Boston.

Cora ya estaba listo con Price por si fallaba Kimbrel. Luego vio a Price lanzar el juego de su vida en el quinto encuentro de la serie, completando seis entradas en blanco con nueve ponches.

Ya saben todos los cambios en la alineación que ha hecho Cora en las últimas semanas. Comenzó cuando se fue con Brock Holt, Rafael Devers y Christian Vazquez en el Juego 3 ante los Yankees, antes de volver con Eduardo Núñez e Ian Kinsler, quienes dieron importantes batazos en el Juego 4. Vieron el gran manejo que tuvo con los lanzadores abridores, Chris Sale, Rick Porcello y Nathan Eovaldi, utilizándolos como relevistas. Pero cuando Cora estaba sentado a la derecha del manager de los Astros AJ Hinch, y seguía prestando atención, vio cuando en octubre pasado Hinch hizo lo mismo con sus abridores.

Alex Cora ya está en la serie Mundial. Finalmente el utility se ha convertido en la estrella. Todos saben ahora lo que alguna vez nosotros vimos en su locker.


 

Sin hacer mucho ruido, Xander Bogaerts se ha destacado como SS de Boston

LasMayores.com @NathalieMLB

HOUSTON — Cuando se milita en la misma alineación que Mookie Betts y J.D. Martínez, un bateador con 20 jonrones y 100 carreras puede pasar desapercibido. Destacarse en una liga tampoco es fácil cuando se juega la misma posición defensiva que los astros boricuas Carlos Correa y Francisco Lindor.

Ese es el caso del campocorto de los Medias Rojas, el arubeño Xander Bogaerts, quien sin hacer mucho ruido bateó .288 en 136 juegos en la campaña regular del 2018 y fijó marcas personales en cuadrangulares (23), remolcadas (103), dobles (45), porcentaje de embasarse (.360) y slugging (.522). Pese a que tuvo promedio de .284 y empalmó 16 de sus jonrones en la primera mitad, no terminó entre los primeros cinco torpederos del Joven Circuito con más votos para el Juego de Estrellas.

“Creo que a veces la gente no se percata de lo bueno que es”, dijo el presidente de operaciones de béisbol de los Medias Rojas, Dave Dombrowski, acerca de Bogaerts. “Quizás esa sea la razón. Probablemente la combinación – la cantidad de campocortos (buenos) y ser parte de un equipo en el que hay muchos otros jugadores buenos”.

Video: ALCS Gm4: Bogaerts records 2 hits, drives in 2 runs

No obstante, el capataz de Boston, el boricua Alex Cora, considera que con su desempeño en el 2018, Bogaerts “volvió a la conversación de campocortos élites de las Grandes Ligas”.

En el 2018, Bogaerts tuvo la mayor cantidad de extrabases en su carrera (71) a la vez que tuvo menos visitas al plato (580) que en cualquier otra de sus campañas como ligamayorista. Dicho incremento en el poder no es coincidencia.

“Se le hizo un reto antes de la temporada”, dijo Cora. “Yo prefiero que Xander Bogaerts batee .280 bateando extrabases que conformarse con batear .300. Aceptó el reto y tuvo una temporada increíble”.

“Obviamente, funcionó”, dijo Bogaerts acerca del ajuste que le pidió el equipo. “Yo era un muchacho que siempre me gustaba batear mucho de promedio, mucho hits para el (bosque derecho). Pero así uno no va a empujar muchas carreras. Este año, empujé mucho. Tenía muchas oportunidades con gente en base”.

Video: Xander Bogaerts sobre su evolución

Bogaerts, de 26 años de edad, es el único jugador de los campeones Medias Rojas del 2013 que se encuentra en el roster activo de Boston ahora mismo. En aquel entonces, era un novato 20 años de edad. Ahora, el torpedero está en posición de ayudar a los Patirrojos a conquistar otro Clásico de Otoño, tanto con el bate como con el guante.

“En general, es un jugador muy bueno”, dijo Dombrowski. “Desde el punto de vista de la ofensiva, dio un enorme paso hacia adelante. Adoptó otra perspectiva y fue mucho más agresivo, empujando carreras, bateando en la parte gruesa del lineup, y se sintió cómodo en ese papel.

“En cuanto a la defensa se refiere, tuvo una temporada bien sólida. Su posicionamiento fue bueno. Le llegó bien a la bola. Buenas manos, buen brazo. Buenos instintos en las bases. Simplemente es un jugador bueno”.

Nathalie Alonso es parte del equipo editorial de LasMayores.com, la página oficial de MLB en español. Puedes seguirla por Twitter en @NathalieMLB.


Boston demostró que está por encima del resto con su nuevo boleto a la Serie Mundial

MLB.com

HOUSTON — Para los que llevan la cuenta, son cuatro campeonatos de la Liga Americana para los Medias Rojas en las últimas 15 temporadas. Piensen en eso por un momento. El béisbol nunca ha tenido más paridad que ahora, pero Boston siempre se las ha arreglado para conseguir talento nuevo y pelear año tras año. Esta temporada llegaron a los playoffs por 10ma vez desde el 2003.

Ninguna otra franquicia tiene tantos banderines de su liga como los cuatro de Boston en dicho lapso. No se trata tampoco de una sola generación de peloteros. Son al menos tres, quizás cuatro, y eso es lo que separa a algunas franquicias del resto.

El dominicano Manny Ramírez, Curt Schilling, el quisqueyano David Ortiz, Jon Lester, Jackie Bradley Jr. y Mookie Betts. Los nombres van saliendo solos de la boca de los fanáticos de Boston. Ser tan buenos por tantos años dice mucho de la gran franquicia que ha construido John Henry, el propietario de los Medias Rojas.

Ahora, los Patirrojos traerán una nueva camada de rostros al escenario más brillante del béisbol, luego de eliminar a los Astros con una victoria 4-1 en el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la L.A. Cuatro triunfos los separan de igualar lo que hicieron en 2004, 2007 y 2013.

En su primera reunión con los peloteros la primavera pasada, el puertorriqueño Alex Cora, estrenándose como manager, preguntó cuántos jugadores habían sido parte de un club campeón de Serie Mundial. Algunos habían estado en el equipo del 2013, pero este grupo en gran medida representa una nueva página en la historia del equipo. De esa manera, quedaba sembrada la semilla.

“En los Entrenamientos de Primavera ya teníamos esa sensación”, dijo Bradley, el JMV de la SCLA. “Teníamos mucho talento en el clubhouse. Sólo necesitábamos unas pocas piezas más para llegar a donde queríamos”.

Video: Bradley Jr. carries the freight for Red Sox in ALCS

Este equipo ha sido muy bien armado y dirigido. Hay talento criado en casa como Betts y Bradley, y también el jardinero izquierdo Andrew Benintendi y el tercera base dominicano Rafael Devers. También hicieron firmas inteligentes en la agencia libre (David Price y J.D. Martínez) y algunos cambios sólidos (Chris Sale, Rick Porcello y Craig Kimbrel).

Este título de la liga les pertenece a todos y especialmente a Cora. Su habilidad para llegarles a los peloteros, de ser capaz de convencerlos de que siguieran su plan, fue mencionada una y otra vez durante la celebración del jueves.

“Cora simplemente encaja muy bien con este grupo”, dijo el zurdo Price. “Lo hizo desde antes del primer día en los entrenamientos primaverales, reuniendo a los muchachos, haya sido por mensajes de texto o llamadas, y saliendo a comer en enero. Poniéndonos a todos en la misma página y asegurándose que todos tuviésemos la misma meta. Ha sido fenomenal”.

Este banderín también pertenece a un ejecutivo de la vieja escuela, Dave Dombrowski, el arquitecto de aquellos Marlins campeones de 1997 y de los Tigres que dominaron tanto tiempo la División Central de la Liga Americana, incluyendo dos viajes a la Serie Mundial, antes de llegar a Nueva Inglaterra en el 2015.

Dombrowski le puso los toques finales a un equipo que terminaría ganando 108 juegos, un récord para la franquicia, y que se coronó escapado en la División Este a pesar de que los Yankees también ganaron 100 juegos.

Video: ALCS Gm5: Price, clutch HRs, ‘pen lead Sox to pennant

Antes de la Serie Mundial del 2004, la que acabó con la sequía de 86 años sin títulos, los Medias Rojas habían ido cuatro veces a la Serie Mundial en sus últimas 85 zafras. Ahora, lo hacen ver casi como algo rutinario. Gastan dinero sin temor alguno y tuvieron la nómina más costosa del béisbol en el 2018. Y no se andan disculpando por eso.

“Uno quiere ser parte de algo grandioso”, dijo Bradley. “Uno quiere ser un ganador. Quieres que te reconozcan como ganadores”.

Video: ALCS Gm5: Price leads Sox to pennant with 6 scoreless

Ahora toca el próximo capítulo, otra Serie Mundial en Boston, con el Juego 1 contra los Cerveceros o los Dodgers el martes en Fenway Park.

“Es algo especial en todo sentido”, comentó Cora. “No sólo como manager, sino como persona. Ser capaz de liderar a este equipo es algo grandioso. Es un gran grupo. Muy talentoso, muy humilda y con muchas ganas de comerse el mundo”.

 

Tomado de: LasMayores.com

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.