Sergio Ramos: “Lopetegui tiene el apoyo del vestuario” + Lopetegui aún cree en la reacción del Real Madrid: “Estoy con más ánimos que nunca”

20/10/18
9:26 pm

 

 

 

 

MADRID — Aunque puso en duda su “influencia” en las decisiones importantes del Real Madrid y de cara a una de las mayores crisis de la última época, Sergio Ramos confirmó que sí da su opinión a la directiva, al tiempo que reiteró el apoyo a Julen Lopetegui.

“Si me piden (los directivos) opinión, la doy, pero una decisión tan importante (cambio de técnico) no depende del jugador. Antes de tomar una posición siempre se pregunta, pero si después hay influencia no lo sabemos”, señaló Ramos en zona mixta tras hilar cinco partidos sin ganar con la derrota por 1-2 ante Levante.

Una mala racha histórica e inaceptable a los ojos de la directiva encabezada por Florentino Pérez. Hace semanas que en la capital española se rumora que son los pesos pesados del vestidor los que mantienen a Julen Loeptegui en el puesto, ya que Florentino Pérez lo quiso destituir desde que el equipo sumó su tercer partido sin ganar. Que los jugadores ven algo contraproducente en un cambio en el timón a estas alturas de la temporada. Particularmente a una semana de ir al Camp Nou.

El también capitán de la selección española de futbol defendió la gestión de Julen Lopetegui pese a los malos resultados y calificó de “ventajistas” a las voces que piden su destitución debido a la mala racha y, en cambio, reiteró su apoyo al que también fuera su entrenador con España.

“Yo siempre he dicho que los cambios de entrenadores nunca son buenos; es fácil hablar cuando las cosas no salen. Es ventajista. Los jugadores no tomamos las decisiones de quien tiene que estar como entrenador. Julen tiene el apoyo de todos sus jugadores. Hay que intentar ganar el martes y después pensar en el siguiente (el Clásico frente al Barcelona)”, dijo.

Ramos atendió a los medios de comunicación hora y media después de que concluyera el encuentro. La razón de ese retraso en la salida del jugador a la zona mixta del estadio se debió, en parte, a que Florentino Pérez bajó al vestidor para hablar con el equipo.

“Suele bajar siempre y quizás conmigo (más). Como capitán, tenemos confianza. Siempre ha habido opinión pero nada más. Ese tipo de decisiones no corre a cargo de los jugadores”, reiteró el defensa andaluz, quien, no obstante, reconoció que el Real Madrid tiene un problema en las manos pues “no se puede permitir” una mala racha de estas dimensiones.

“Real Madrid no se puede permitir un cúmulo de partidos sin puntuar de tres en tres. La diferencia no es tan amplia para tirar la toalla, pero sí que es cierto que el gol se nos está negando un poco. Ahora intentaremos dar la vuelta y que no nos influyan los resultados negativos y las críticas”, señaló.


Lopetegui aún cree en la reacción del Real Madrid: “Estoy con más ánimos que nunca”

 

MADRID — Cinco partidos consecutivos sin ganar, la misma explicación. Julen Lopetegui se aferra a que la histórica mala racha responde a los “infortunios” y no a males propios del equipo, aunque reitera que se siente con “más ánimos” que nunca.

“Me encuentro con más ánimos que nunca; creo más que nunca en este equipo por la manera en que ha reaccionado ante el infortunio. Es la única manera de revertir las dinámicas negativas. No hay de otra”, dijo el técnico.

El Real Madrid ligó su quinto partido sin ganar; la tercer derrota al hilo al caer en casa por 1-2 ante el Levante. Pero Lopetegui, como sucede desde hace un mes, atribuye el mal resultado a “accidentes”. Situaciones “raras”. Se aferra, por ejemplo, al videoarbitraje, a dos goles anulados a su equipo. “Infortunios”, insistió.

Lopetegui no reconoce públicamente a un equipo con serias debilidades en defensa. Un equipo que se ha visto abajo en el marcador en siete de doce partidos disputados en la temporada, y que ya suma más partidos sin ganar (siete) que victorias (cinco).

Lopetegui niega que su equipo tenga una tendencia a salir “dormido”. Un accidente producto de los propios errores en defensa que al minuto seis, en su casa, se viera abajo en el marcador por 0-1 en la primera llegada de peligro del Levante.

“El equipo no ha salido mal. Después encajamos un gol en situación ventajosa. Los errores te castigan, claro. Pero el equipo no ha salido mal.

“Evidentemente, claro que tenemos que intentar que esa sensación de hacer bien las cosas se traduzca en goles a favor”, dijo Lopetegui en rueda de prensa.

Tampoco ve un problema de gravedad de fondo el haber establecido la peor racha sin goles en la historia del equipo merengue después de sumar 481 minutos sin ver puerta. Su equipo, insiste, “ataca mucho”.

“Hemos tirado 34 o 35 veces a portería; 14 entre los tres palos. Tuvimos dos goles anulados. Lo que ocurre es que los números valen poco sin goles. hemos atacado mucho”, dijo Lopetegui.

No mencionó que más de la mitad de esos 12 tiros entre los palos llegaron en la segunda mitad, cuando ya había mandado a la cancha a Karim Benzema y Gareth Bale, renqueantes, ambos, de sus respectivas lesiones.

Peor aún; uno de los equipos más modestos de la liga, que hacía 11 años que no celebraba una victoria en el Santiago Bernabéu, se llevó los tres puntos con solo dos disparos a puerta.

En ese no querer ver más allá de la superficie, el técnico lamentó la derrota que calificó de “inmerecida”.

“Me he encontrado con un vestuario triste, con ánimo de revancha. Con calambres; algunos venían de lesión. Tristes por una derrota en casa inmerecida, pero con muchas ganas de levantar la cabeza en el siguiente partido, que lo tenemos dentro de poco”, dijo.

Y es que una derrota como la de este sábado dejaría al técnico sentenciado en cualquier otro momento. Sucede que en una semana, el Real Madrid tendrá que visitar al Barcelona para disputar el clásico y solo tiene tres días por delante para hacer frente a la Champions League. El calendario, si no otra cosa, da una semana más al vasco.


 

El Real Madrid vuelve a perder, ahora ante Levante

 

MADRID (Paola Núñez | ESPN Digital) — El Real Madrid acabó con la sequía 481 minutos después. Sirvió un poco de consuelo, y un mucho para poner fin a la peor racha sin gol en su historia. Y nada más.

Levante se llevó los tres puntos a su casa gracias a la victoria por 1-2. el Real Madrid se queda hundido después de cinco partidos consecutivos sin ganar y con Lopetegui prácticamente sentenciado a una semana del clásico.

 

Cuando llegó el minuto 71 en que Marcelo firmó el único tanto local, hacía 16 que el Real Madrid había rebasado su peor marca, los 464 minutos sin ver puerta que registró en la campaña 84-85.

Por lo demás, el Real Madrid fue una calamidad. La primera señal del desastre llegó al minuto 6. El modesto Levante acababa de ponerse 0-1 por delante en su primer llegada de peligro, cuando José Luis Morales se llevó a Raphael Varane como si de un juvenil se tratase, y burló con facilidad a Thibaut Courtois, que salió fatal. El belga, estrella designada en el despacho y elegido titular para la Liga por Julen Lopetegui, era un manojo de nervios.

Al 12, justo cuando el equipo local acababa de superar las siete horas sin marcar, Roger duplicó la ventaja del Levante desde el punto penal. Otro error grave de Varane, con una falta en el área, le dio la oportunidad y la confirmó el VAR, pues el árbitro Cuadra Fernández había decretado falta inicialmente.

La fatalidad se apoderó del Real Madrid en ese momento. De Courtois hasta Mariano, titular por primera ocasión en la campaña a falta de otra opción de mayor garantías para reemplazar a Karim Benzema, renqueante tras sufrir una lesión.

Real Madrid se sabía bajo una intensa presión por evitar el naufragio; pero no sabía qué hacer. Paralizado y partido. Se hacía con el balón, pero lo perdía con una facilidad alarmante. Los tres elegidos para el ataque, Mariano, Vázquez y Asensio, ni acertaban en sus escasas oportunidades. Daba mayor sensación de peligro Odriozola en la banda que la delantera en pleno.

Levante se defendía como podía; al bomberazo, con Oier sacando balones apuradamente o ya de plano, con nueve hombres metidos en el área. De tan débil el Madrid, era más que suficiente. Y encima con la suerte de su parte y la tecnología, haciéndole justicia. Asensio, el último jugador de Real Madrid que había visto puerta casi tres semanas atrás, logró poner el balón en el fondo de la red con un cabezazo a un contrarremate. Pero la jugada pasó por el VAR y fue anulado por fuera de lugar del propio Asensio en el remate de Casemiro.

Madrid no se fue con un 0-3 en contra al descanso porque Courtois, por fin, reaccionó a la enésima intentona del ataque de Levante después de comerse a los centrales, Varane y Ramos, que simplemente no estuvieron a la altura. Tampoco lo estuvo Isco, que regaló balones a diestra haciendo temblar a Chamartín en cada balón cedido. Tanto amenazó Levante, que cayó el tercero otra vez comiéndose a la defensa. Otra vez intervino el VAR. Y otra vez se anuló el tanto, esta vez en la portería de Courtois.

La decisión fue afortunada para el Madrid. Lo dejaba con algo de vida para intentar la remontada en la segunda mitad.

Lopetegui, que se jugaba el puesto, se quemó todas sus cartas. Había guardado a Bale y Benzema, en parte pensando en Champions y en parte dando prioridad a su recuperación, pues ambos venían de una lesión. A Gareth Bale lo mandó desde el primer minuto de la segunda parte. A Benzema, pasada la hora de juego.

Solo así dio señales de vida el Real Madrid, que de todos modos, pasó otros diez angustiosos minutos antes de quitarse de encima la pesada losa de la sequía.

Al minuto 71, una apurada embestida merengue acabó, por fin, con el balón al fondo de la red de la portería de Oier. Lo firmó Marcelo, que celebró señalándose el escudo con toda la furia contenida de ocho horas en blanco. Mariano tuvo para marcar uno más en los últimos instantes, pero el juez de línea levantó el banderín y esta vez fue tan claro que no requirió ni VAR.

 

Tomado de: ESPN

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.