58 SNB; Entre polémicas y estrellas

22/10/18
00:01 AM

 

Beisbol juego estrella veteranos Ciego 2018
El equipo Orientales se llevó el triunfo en el juego de las estrellas veteranas. Foto: Ricardo López Hevia

Ciego de Ávila volvió a sacar la casta de provincia con alto pedigrí para organizar Juegos de las Estrellas y de veteranos, no importa si la designación de la sede llegó temprano, o cercana a la fecha de celebración, como sucedió en la presente edición de la Serie Nacional de Béisbol en su versión 58.

El próximo día 26 comienza una nueva etapa de vida o muerte, con equipos más nivelados y, desde ahora, ojo con los Leñadores, los Azules, los Naranjas y los Tigres avileños, a mi modo de ver los equipos favoritos para discutir la gran final.

Con los vientos de las porfías -sobre todo en Ciego de Ávila- arremolinados alrededor de quienes debió pedir el director técnico Róger Machado:  que si por encima de Orlando Lavandera (320 ave / 2 hr/ 14 ci) debió echar mano del segunda base artemiseño Dayán García (356 ave / 5 hr / 39 ci) o al cienfueguero César Prieto (379 ave /5 hr / 28 ci), estimo que el timonel lo hizo como de costumbre: bien y logrando su objetivo, con la ayuda de la suerte, en tanto pidió tres veces de primero, una de sexto y dos de cuarto.

Respecto a temporadas anteriores, polémica fue la variación de última hora: los mánagers, en una sexta ronda, fueron autorizados a adicionar a la lista de beisbolistas los que juegan en la liga japonesa, quienes se incorporarán «más tarde»- y «sustituirán a uno de los cinco ya agregados». Veremos si tal decisión surte efecto.

Todavía con esos ruidos, y terminados los juegos de veteranos y de las estrellas, este diario husmeó e intercambió con algunos de los animadores sobre la gran fiesta de la pelota cubana: «magnífica idea para mantener viva la tradición y reunirse con amigos», afirmó el ex inicialista Felipe Sarduy, con raíces profundas en la provincia avileña.

O «para que nos vean después de mucho tiempo retirados. Algunos nos mantenemos, porque siempre hacemos algo», según Ormany Romero, quien con disparos endemoniados evitó un posible rally del Occidentales, conjunto derrotado (0-3) por Orientales.

El siempre popular Antonio Muñoz, conocido como el Gigante del Escambray, primera base de Cienfuegos y de los equipos villareños en las Series Selectivas, ha participado en varios Juegos de las Estrellas y de veteranos, acorde con la calidad de quien fuera uno de los más temibles bateadores del béisbol revolucionario durante las 24 series que jugó:  302 de average, 370 jonrones -el primero en arribar a 300 en la isla- y 1 407 carreras impulsadas.

Relató Muñoz a este diario, quien está próximo a cumplir 70 años, que le costó trabajo llegar al equipo grande de Cuba por la presencia de Agustín Marquetti,  primera base, como le sucedió posteriormente a Alejo O’Reilly con el propio Gigante del Escambray; tanto le costó que el zurdo de Quemado de Güines se vio obligado a emprender viaje a la provincia de Ciego de Ávila, donde hizo su vida deportiva con excelentes resultados que lo llevaron a la selección nacional.

Ahora, ambos, hablan y se abrazan en la grama del estadio José Ramón Cepero como si volvieran a jugar. «Alejo es como si fuera mi hijo. Yo no quería que se fuera de Las Villas, pero estaba yo», repite de manera bonachona mientras O’Reilly sonríe.

«Estoy muy feliz de reencontrarme con muchos peloteros que aprecio y quiero, porque somos una gran familia: Anglada, Puente, Ulacia. ¡Viste qué bien estuvieron en el juego Ernesto Guevara Ramos, Pedro Luis Lazo y Luis Ulacia!  Fue un lindo espectáculo».

Difícil de entender que, por obra y gracia de la actual estructura, o, más bien, de los que tienen que ver con ella, varios jugadores de credenciales, del equipo Cuba o que participaron en el Juego de las Estrellas del pasado, quedaran fuera de la nómina de los refuerzos y jugaron solo 45 partidos, realidad que va contra toda opción de progreso y desarrollo.

Emprenderán el viaje rumbo a casa el artemiseño Andy Cosme (319 ave/2 hr/14 ci). También lo harán varios lanzadores, entre ellos el joven pinareño Yaifredo Domínguez (2.68 pcl / 254 ave) y el experimentado santiaguero Dany Betancourt (4.09 pcl /238 ave), el jardinero granmense Yoelkis Céspedes (319 ave / 7 ci), el mayabequense Edaín Román (331 ave /2 hr /17 ci), el vueltabajero Pedro Luis Rodríguez (321 ave /3 hr/16 ci) y el artemiseño Dayron Blanco (342 ave / 4 hr / 22 ci).

Al margen de incongruencias, derrotas, victorias, o los pedidos del mánager de su preferencia, lo más importante es que los Juegos de las Estrellas constituyen prioridad, para que el pueblo disfrute de un espectáculo que trascienda los estadios y tome por «asalto» las calles, al margen de los gustos y disgustos.

 

Tomado de: Granma

 

2 comentarios

    • Amaya en 22 octubre, 2018 a las 10:08 am
    • Responder

    Siempre pensé que el lanzador pinareño de buenos números Yaigfredo Domínguez iba a ser pedido como refuerzo, pero no fue así, ahora tendrá que esperar algun infortunio de los lanzadores escogidos, incluso Anglada debió pedirlo por encima de Baños que es una caja de sorpresas pues no ha lanzado practicamente este año

  1. alguien sabe exactamente el motivo de la lesion de Leon el mayabequense que causarà baja del equipo Industriales, segun los comentaristas de la TVC????

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.