LA PREGUNTA

Por el Bombardero

LA PREGUNTA

Un día como otro cualquiera salí en pos de cumplir con la tónica habitual que implica la rutina diaria, esa misma que te determina a desarrollar una actividad socialmente útil a favor de la sociedad y en menor medida, en beneficio de uno mismo…

En el recorrido hacia y de regreso al trabajo, uno tiende a encontrarse con disímiles y peculiares personajes, de los que tiende a aprender, curiosas y determinadas lecciones. Durante uno de esos días llamó mi atención, un personaje peculiar, era una persona mayor, cuya piel resaltaba, por estar extremadamente curtida por el sol y sumamente arrugada, sus ropas estaban raídas, deterioradas, sucias, sus antebrazos presentaban moretones y quemaduras por fricción, donde se podía apreciar restos de polvo, pero a pesar de todo eso, su rostro reflejaba autodeterminación, su mirada era dura, triste, pero enfocada y sus labios denotaban algo así como una sonrisa, melancólica, si, pero sonrisa al fin…

Un día, atraído por la curiosidad o por las definiciones del destino, estaba leyendo un libro, un libro de beisbol, algo cerca de donde se encontraba el ser que les describí con anterioridad y les confieso que se me hacía difícil sostener la lectura, pues este personaje, atraía mi atención… De pronto, como por arte de magia, un viento inesperado prácticamente arrancó el libro de mis manos y lo envío justo a los pies de quien tanto me intrigaba; el ser de marras, el cual recogió el libro y lo observó justo en el momento en que yo me acercaba para recuperarlo, me vio, me sonrío con esa expresión enigmática, digna de los dioses griegos y se entabló así una conversación interesante:

-¨Aquí se habla de grandes¨… Escoges bien tus lecturas… ¿Cómo es posible que en tiempos de la WIFI, alguien escoja este tipo de afición?-

-Es que no tengo celular (le respondí)-

Me miró e inquirió nuevamente, con una educación perfecta -¿Estás seguro de que esa es la única razón de tu afición?-

Le respondí sosteniendo su mirada y por una razón que no puedo explicar, por una fuerza que provenía desde el fondo de esos ojos, me vi obligado a decir la verdad –Porque adoro leer y en especial sobre beisbol, sobre ese deporte bello y fascinante-

El ser extraño sonrió con mi respuesta y el polvo de sus heridas comenzó a desaparecer…
Ante este nuevo suceso, le pregunté: – ¿Por qué estás así, abandonado en este lugar?-

-Porque se han ido olvidando de mí, me han descuidado, me han abandonado- me respondió, manteniendo su digna mirada, con tanta determinación y entereza, que les juro que sentía como si me tocaran el alma.

-¿Quién lo hizo? ¿Tu familia acaso? ¿Tus amigos?- inquirí sin saber a ciencia cierta lo que estaba haciendo o lo que estaba preguntando…

-Han dejado de creer en mí, han asumido nuevos patrones y mantenido viejos esquemas, han copiado todo lo que han querido, pero han ido olvidando mi esencia, han descartado mi naturaleza y eso irremediablemente me convierte en el ser que hoy tienes ante ti- hizo una pausa, suspiró y prosiguió: -Hace no tantos años, yo era fuerte, era feliz, era famoso, era querido, era prácticamente un dios para los pequeños, para los muchachos, para los adultos, sin distinción de género o razas, era pasión, era algo muy similar a la vida…- (Su voz se entrecortó, su voz se apagó y en el rostro de bronce, brillaron dos incipientes lágrimas)

Desconcertado e impulsado por algo que se apropió de mi subconsciente, le pregunté ¿Pero quién eres? Y me respondió –Todo y nada…- (reflexionó momentáneamente y prosiguió) -A ver ¿Qué edad crees que tengo?-

-A juzgar por tu fisionomía, no debes sobrepasar los 60 años- le dije (haciéndome el inteligente).
Sonrió y emitió un sencillo –Gracias-

-¿Por qué?-inquirí cada vez más incrédulo

-Porque soy mucho más viejo y he sido letras de luz en otras regiones, los cubanos han gozado y han sufrido con mis incursiones, con mis logros y fracasos, definitivamente su alma se ha alimentado con mi esencia, pero otros han intentado borrarme de la faz de la tierra y si hoy respiro, es porque personas emprendedoras, aún me recuerdan, luchan por recuperar mi gloria, denuncian a los que me agreden, a los que me cierran, a los que me bloquean desde las dos orillas, a los que intentan que se me olvide, que intentan que los niños abracen nuevos dioses y sigan a héroes extranjeros. Esos que me agreden son los culpables del estado de mis ropas, de lo profundo de mis heridas, de las arrugas de mi rostro, pero sin embargo han sido incapaces de arrancarme totalmente del arraigo popular, del corazón de la gente, los han confundido, sí, pero eso no ha impedido que me sigan queriendo y la prueba está en ese invaluable libro que lees, la prueba está en la pasión que profesas, por eso te doy las gracias, porque gracias a eso, se han limpiado del polvo, mis heridas, se me ha hecho la vida más llevadera…

“…Por cierto y antes de que se me olvide, acaba de nacer un niño especial, después de 11 años de intentos y sacrificios por parte de sus padres, dile a la MD que lo cuiden, que lo mimen, va a ser muy importante para todos, pues él es parte del futuro, de ese futuro que me mantiene vivo, ese es mi regalo… – y habiendo emitido esas palabras me devolvió el libro, que en todo momento había mantenido entre sus manos (cual si de un preciado tesoro se tratara), procediendo a retirarse poco a poco, pero juraría, que más sonriente, juraría, que con menos arrugas, juraría, que con sus ropas menos raídas, juraría, que con sus heridas cicatrizadas, juraría, que con un brillo y una determinación en los ojos, que no encuentro simil, con que compararlo…

En cuanto a mí, me quedé perplejo, petrificado, no sabía, ni entendía lo que había acabado de pasar, mi mente era incapaz de procesar el momento, por lo que cual autómata mecánico, tomé el libro para continuar mi lectura y para mi sorpresa, pude apreciar que en la portada había escrita una pregunta, una simple pregunta… ¿Todavía no te percatas de quién soy? Miré asustado hacia el lugar, por donde el extraño ser, había empezado a abandonar el sitio y percibí que a su paso surgían niños jugando al cuatro esquinas o al taco, regresaban padres e hijos a lanzarse pelotas y recibirlas, surgían ¨pitenes¨ de muchachones jugando a todo lo relacionado con el deporte nacional de Cuba… De improviso, por entre todo ese excelente bullicio, pude apreciar también que el extraño ser miró por encima de su hombro hacia donde estaba yo y con la misma sonrisa enigmática, me saludó… Entonces y solo entonces, lo entendí… Era el beisbol, el beisbol cubano, tan cubano como yo o como tú, siempre fue él…

Me desperté en el medio del parque, con el libro a medias, me había quedado dormido, sonreí por el increíble sueño y me dispuse a marcharme hacia mi casa, pero cuando cerré el libro, lo que vi, me dejó anonadado, la pregunta, la pregunta del sueño, la pregunta escrita por el extraño ser de mi sueño, aún estaba ahí…

35 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Chikungunya en 27 octubre, 2018 a las 11:12 am
    • Responder

    Muy bonita crónica.

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 12:50 pm
      • Responder

      Buenas tardes, gracias hermano.

    • Dr. Reinaldo en 27 octubre, 2018 a las 11:44 am
    • Responder

    Amigos hay que decirle a quien tenga que oirnos, que el Béisbol cubano no es del INDER, ni de la FCB, es del pueblo, de los aficionados, de los fanáticos, de los que amamos el béisbol de las dos orillas. Que nos respeten, que tenemos historia antes y después del 59, que tenemos identidad por este deporte, que tenemos cultura beisbolera, que este fenómeno de crisis hay que cambiarlo. ¿Hasta cuándo puede durar esto?. Salvemos al beisbol, un abrazo para todos los que aman verdaderamente esta pasión.

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 12:53 pm
      • Responder

      Buenas tardes, lo propio para usted Dr. Reynaldo, tiene usted toda la razón en desarrollar la fuerza del sentido de pertenencia en sus sólidos argumentos. Saludos.

  1. Magnifico, interesante, verdadero, autentico, etc, etc etc… Gracias por esta entrega!

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 12:58 pm
      • Responder

      Magnífico, interesante, verdadero, auténtico y demás, es lo que emana de esta genial página y usted hermano JGGG y su propia escritura son ejemplo imperecedero de ello, así que las gracias siempre van a ser de ambos lados y el respeto mutuo. Saludos

    • acdc en 27 octubre, 2018 a las 1:42 pm
    • Responder

    ¡Qué viva el beisbol cubano siempre!

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 1:01 pm
      • Responder

      Buenas tardes, coincido plenamente con usted: Qué viva por siempre nuestro pasatiempo nacional y todo lo que ello implica para nuestra propia idiosincrasia!!!!!!!!!. Saludos

    • Hector en 27 octubre, 2018 a las 9:29 pm
    • Responder

    Excelente Cronica Ufff la he leido tres veces,gracias por tan hermoso regalo y que viva el beisbol ese que todos amamos y corre por nuestras venas, el beisbol cubano.

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 1:11 pm
      • Responder

      Buenas tardes, gracias a usted por emplear parte de su tiempo para dedicárselo a esta humilde crónica, me alegro de que la tenga en tan alta estima y permítame confesarle que yo también la leí más de una vez, y no por el hecho de que haya sido quien la hizo sino porque refleja el deseo de todos, de que ese béisbol que amamos y que recorre nuestras venas, renazca de sus propias cenizas, creo sinceramente que cada uno de nosotros con nuestra modesta contribución, podemos lograr ese aparente imposible, mientras sintamos por nuestra pasión nacional, sencillamente lo imposible será posible, ya que la única imposibilidad es aquella que pretenden algunos de que nuestro béisbol muera, son unos ilusos, porque mientras uno solo de nosotros sienta al deporte de las bolas y los strike en su interior, todo comenzará de nuevo y el pasatiempo nacional de los cubanos estará a salvo en los sentimientos de la gente humilde. Saludos y disculpe que le haya robado parte de su tiempo

  2. excelente crónica esta, ya el Bombardero nos tiene acostumbrado a muy buenos trabajos.

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 1:17 pm
      • Responder

      Buenas tardes, gracias por lo que me toca hermano, pero mis trabajos no serían nada sin la eterna sabiduría que emana de esta página, de hecho esta crónica solo tiene un autor intelectual… La MD y su eterna aliada… La afición cubana. Saludos

    • Marcial Segura Beltran en 28 octubre, 2018 a las 10:13 am
    • Responder

    Excelente. Desde que inicié la lectura de la crónica sobre ese ¨personaje¨ peculiar, intuí que se trataba de nuestro beisbol, olvidado por las autoridades e instituciones afines, como los medios de difusión, (Tele Rebelde por ejemplo, pues ayer en la tarde – noche se dió otra oportunidad al suspenderse el CA- LT por lluvia, de actualizarnos algo de la SM, pero nada más ciclismo y más futbol), pero nunca olvidado por los millones de fieles cubanos que amamos tanto a NUESTRO DEPORTE nacional, motivo de orgullo infinidad de veces, patrimonio cultural y parte de nuestro folclor e idiosincracia….Pero no le va a pasar como al viejo Andrés, que va a morir solo, NOOOO, este no está solo, y no va morir jamás, pues los MD, Los Club de amigos de la MD, el CNMBS, y los millones de fieles estamos aquí para impedirlo…

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 1:25 pm
      • Responder

      Buenas tardes, muchas gracias por su opinión y coincido plenamente con usted, al béisbol, no le va a pasar como al viejo Andrés, el béisbol nos enseñó a querer, a disfrutar y es lo que la afición intenta devolverle, esa es la misión de todos nosotros demostrarle a los que lo quieren arrancar de nuestra idiosincrasia, que estamos aquí y que pueden seguir haciendo las cosas a su modo, pero hagan lo que hagan, seguiremos aquí, no nos cansaremos de exponer lo que hacen mal y reconocer lo poco, lo poquísimo que hacen bien, pero por sobre todas las cosas, no dejaremos de amar a nuestro pasatiempo nacional, a nuestro deporte favorito, ese es nuestro sentido de ser, nuestro marco de pertenencia y no nos lo van a arrebatar, así como así… Saludos y disculpe que me haya extendido en mi comentario.

  3. Duniesky hermano, desde que me enviaste por email esta crónica el mismo día que nació Liam Daimir me hiciste un nudo en la garganta. Tu le impregnas un sentimiento a tus artículos único y después de cierta forma relacionar al nacimiento de mi hijo dentro de la crónica wowww, cuanta emoción de mi parte. Yo si te digo que mientras hayan padres como nosotros, luchadores, por nuestro beisbol, amantes de nuestra pelota y que le inculquemos a nuestros hijos como yo haré con el mio y de seguro hacemos todos, nuestro beisbol no morirá, sencillamente no lo dejaremos morir y nuestra peña y su web tiene una gran responsabilidad para que eso no ocurra nunca. Me encanto y ya te lo había dicho, feliz porque nuestro bombardero este de vuelta y lanzado bombazos a granel por doquier, te necesitábamos. Un abrazo, gracias por todo, todo, tu sabes cuanta ayudas me has ofrecido y proporcionado, MIS RESPETOS.

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 1:42 pm
      • Responder

      Buenas tardes, los respetos siempre han sido mutuos y lo sabes perfectamente bien, mi intención nunca fue hacerte un nudo en la garganta, fue solo compartir lo que me vino a la mente por esos días, a mí particularmente, si se me hizo un nudo en la garganta cuando iba en plena guagua, por eso entendí que debía escribirlo, que no podía ser tan egoísta y conservar para mí la sensación de lo que me estaban brindando en imágenes dentro de mi mente, necesitaba exteriorizarlo para que otros pudieran disfrutarlo, para que otros pudieran apreciarlo y no porque lo escribiera yo, yo solo soy el vehículo, el medio, que la esencia del béisbol y de las causas que respeto emplean para trasmitir la verdad, la verdad que está en la gente, esa misma verdad que se lee en los ojos de los niños, esa verdad que la gente necesita conocer que está en sus venas y que se le conoce como creatividad, que al decir del dúo Buena Fé, ha sido diseñada para mirar hacia arriba, tal y como hace esta página, tu creación, que con la ayuda de las personas invaluables que te rodean, nos ha dado a la mayoría, una voz, que infructuosamente habían intentado arrebatarnos. Por todo eso y mucho más, fuiste el primero en leer esta crónica, ese era mi regalo, mi pequeño regalo por el nacimiento de tu hijo y estoy casi seguro y sin pecar de absoluto, que es el del béisbol también, que a través de todos nosotros te da las gracias a ti y a cada integrante formal o informal de la MD. Saludos y un abrazo

      1. Mi hermano una vez mas, mi eterno agradecimiento por todo y en primer lugar por tu lealtad a esta pagina y tu sentido de pertenencia, leerte aquí es como tener el privilegio de ver el cursar de los días cada día porque tus bombas son las únicas en el mundo que su destino es para bien, para eliminar lo mal hecho y para florecer una vez caída, esta crónica de amor hacia el beisbol es una muestra de ese florecimiento, por tanto siga hermano, siga lanzando cada vez mas, no se detenga, que la MD necesita de ellas. Un abrazo.

    • El Alazán del Caribe en 28 octubre, 2018 a las 9:47 pm
    • Responder

    Felicidades por tan hermoso texto. Seguroooo vida eterna para el béisbol.

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 1:54 pm
      • Responder

      Buenas tardes, me alegro de que le haya gustado hermano, pero creo que las felicidades deben ser para el béisbol, él habla a través de todos nosotros, vive en todos nosotros y leáse que me refiero a los que sienten que el pasatiempo nacional le recorre las venas, por eso totalmente de acuerdo con usted. Vida eterna para el béisbol!!!!!!!!

    • Rolayn en 29 octubre, 2018 a las 10:49 am
    • Responder

    Excelente artículo, viva el beisbol cubano.

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 1:57 pm
      • Responder

      Buenas tardes, gracias por su preferencia por esta pequeña reseña, y totalmente de acuerdo con usted… Qué viva el beisbol cubano!!!!!!

    • Javier en 29 octubre, 2018 a las 12:34 pm
    • Responder

    Gracias JGGG por su artículo de re afirmación que aún respira el Beisbol Cubano más allá de sus problemas

    1. Este articulo es del amigo Yunieski… Las gracuas para él… Un abrazo.

        • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 2:02 pm
        • Responder

        Buenas tardes, gracias por la aclaración hermano, pero las gracias realmente son para todos, pues el artículo dejó de ser mío desde el mismo momento en que lo terminé, pues lleva implícito el sentir de la gran mayoría que aquí acude, de hecho a la hora de leerlo, solo soy otro lector más y eso me permite disfrutarlo a plenitud. Saludos y un abrazo

  4. Excelente, un buen artículo y de una forma especial, realmente muy hermosa la cronica, felicidades

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 2:06 pm
      • Responder

      Buenas tardes, gracias por la preferencia y por la excelente opinión acerca de este artículo, cuya única intención es trasmitirnos a la gran mayoría, la esperanza de que si todos ponemos nuestro granito de arena, el beisbol se revitaliza, se rejuvenece, se reconforta, por pequeño que parezca el esfuerzo o la intención no debemos limitarnos, solamente con un breve paso es que se empieza a andar. Saludos.

    • Alexander Diaz en 29 octubre, 2018 a las 4:31 pm
    • Responder

    Genial,muy especial,gracias Dunieski,sólo nos queda seguir sumando hermanos que quieran luchar por el beisbol.
    Como dice Daimir nos toca a nosotros transmitirle a nuestros hijos ese amor por la pelota,eso no le pertenece a ninguna institucion,porque no les interesa,un abrazo hermanos

      • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 2:13 pm
      • Responder

      Buenas tardes, gracias por su excelente opinión, quisiera citarle por favor ¨Como dice Daimir nos toca a nosotros transmitirle a nuestros hijos ese amor por la pelota,eso no le pertenece a ninguna institución, porque no les interesa, un abrazo hermanos¨ usted dijo una gran verdad, después de eso no tengo más nada que agregar, pues su opinión es más que respetable y la fuerza del argumento empleado es irrebatible, por eso el aquello que usted menciona y permítame volver a citarlo ¨sólo nos queda seguir sumando hermanos que quieran luchar por el beisbol…¨, es sencillamente espectacular, y resume la esencia de lo que intenta trasmitir la crónica. Mis saludos y mis respetos.

    • SIEMPRE NARANJA en 30 octubre, 2018 a las 12:48 pm
    • Responder

    El domingo no asistí al Sandino, me encontraba junto mi familia en una piscina entre cervezas y rones. Disponiendo de una cantidad pequeña de tiempo en la cuenta de wifi me conecté a la MD y se encontraba esta crónica. Desde el comienzo y viniendo del Bombardero sabía que era algo especial. La guardé y luego en casa la leí.
    Solo en este instante encontré tiempo para poder decirle al amigo Duniesky que ha sido un excelente trabajo. Uno de los mejores que hemos tenido el privilegio de disfrutar. Usted tiene ese don de trasmitir su sentir a través de trabajos como este.

    Juntos todos desde la MD no dejaremos morir el beisbol, si de nosotros dependiera… ufff…………

    Mis saludos para Usted…… Hermano.

    • El bombardero en 30 octubre, 2018 a las 2:22 pm
    • Responder

    Buenas tardes, hermano, agradecido por su opinión, no tiene idea de cuanto la valoro, pues he leído, apreciado y atesorado los excelentes materiales que usted comparte con todos nosotros y permítame decirle que usted es un paradigma a seguir en su lucha por ayudar al beisbol y es uno de los corresponsales más activos que posee esta página y la MD en su totalidad, sin obviar el esfuerzo de muchos otros compañeros, por lo menos de usted, al igual que de todos aquí, yo aprendo cosas nuevas y admiro lo que hacen, coincido plenamente con usted y permítame apropiarme de sus palabras ¨Juntos todos desde la MD no dejaremos morir el beisbol, si de nosotros dependiera… ufff…………¨, ese es en resumen el mensaje que trasmite en esencia la crónica que tanto le gustó y que sencillamente no es obra mía, es de todos aquellos que aman al beisbol, yo solo transcribí lo que los demás sienten.

    Mis saludos y mis respetos para usted… Hermano de lucha.

    • As en 2 noviembre, 2018 a las 9:42 pm
    • Responder

    Excelente artículo, vaya forma de escribir amigo, muy bueno en verdad!!.

      • El bombardero en 5 noviembre, 2018 a las 10:42 am
      • Responder

      Buenos días, muchas gracias en verdad, por lo que me toca, pero el mérito es del beisbol, sin él este artículo sería menos interesante: ¿Quién sabe? Quizás a través de esta breve reseña, sencillamente el beisbol nos esté demostrando, que lo mínimo que hagamos cada uno de nosotros en su bienestar sirve, lo rejuvenece y en definitiva lo salva. Saludos

    • Rojo de Metro en 3 noviembre, 2018 a las 11:38 am
    • Responder

    ¿Todavía no te percatas de quién soy?……. Es una lastima, BOMBARDERO MD, que el Presidente de La Federacion Cubana de Beisbol, siga dormido en el mismo banco y del mismo parque donde se sentó hace mas de 10 años. Y mas lastima todavia que no sea capaz ni de soñar tus mismos sueños, Bombardero.

      • El bombardero en 5 noviembre, 2018 a las 10:52 am
      • Responder

      Buenos días hermano, es verdad que ese tipo de personas están todavía dormidos en los bancos de la historia, sin percatarse que lo curioso de la historia no es como se escribe, sino como se borra y eso es lo que han intentado con su negligente descanso a ¨pata¨ suelta, pero la historia tiene algo sui géneris y es que tiende a renacer de sus propias cenizas en la mente de los que adoramos algo, lo esencial de eso, es que la inmovilidad, de los que deciden y decretan en materia deportiva, no nos puede impedir soñar, no nos puede impedir convertir los sueños en realidad en bien de nuestro beisbol, eso hermano, no nos lo pueden quitar, no pueden pasar hacia el interior de nuestra alma, como dijeran la rayas del Yayebirí: Ni ahora…. NI NUNCA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
      PD: Saludos y un abrazo.

    • El bombardero en 5 noviembre, 2018 a las 11:24 am
    • Responder

    Buenos días hermano, es verdad que ese tipo de personas están todavía dormidos en los bancos de la historia, sin percatarse que lo curioso de la historia no es como se escribe, sino como se borra y eso es lo que han intentado con su negligente descanso a ¨pata¨ suelta, pero la historia tiene algo sui géneris y es que tiende a renacer de sus propias cenizas en la mente de los que adoramos algo, lo esencial de eso, es que la inmovilidad, de los que deciden y decretan en materia deportiva, no nos puede impedir soñar, no nos puede impedir convertir los sueños en realidad en bien de nuestro beisbol, eso hermano, no nos lo pueden quitar, no pueden pasar hacia el interior de nuestra alma, como dijeran la rayas del Yayebirí: Ni ahora…. NI NUNCA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    PD: Saludos y un abrazo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.