Las carencias del atletismo cubano actual (I)

31/10/18
01.05 am

 

 


Por el amigo de la peña:
Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

 

 

Este trabajo pudiera ser la “Saga” de la serie, “El atleta cubano
actual, generalmente la pone antes de tiempo o no la pone”, pues en el
abordaré desde mi óptica, los principales problemas que aquejan al
atletismo criollo actual.

En esa mencionada serie abordé los bajos porcientos de ejecución con
que se manifiestan los atletas cubanos, en relación al logro de la
mejor marca del año, en las Competencias Fundamentales, valorando
estas realizaciones, fundamentalmente, en Juegos Olímpicos,
Campeonatos Mundiales y Juegos Panamericanos, pero para entrar en
detalles, es necesario, que no solo veamos al atleta como la expresión
externa de todo el proceso de preparación, sino que hay que tener
presente, al resto de los actores que intervienen en los ciclos
preparatorios y competitivos; los entrenadores, personal auxiliar y
administrativo, pues las carencias del atletismo cubano actual,
incluyen a todos estos ingredientes y pasan por dos momentos, uno,
técnico-metodológico y otro, económico-administrativo.

Comencemos por el aspecto técnico-metodológico, el de mayor relevancia
y determinante. Aquí nos encontramos con la desactualización de una
parte del colectivo de entrenadores, a todos los niveles, sobre las
nuevas tendencias del entrenamiento moderno, donde, este es regido por
su manifestación externa, las competencias, algo que al atletismo
cubano, salvo, contados casos, le ha sido imposible adaptarse,
siguiendo muchos, con los largos ciclos de preparación, exitosos en
décadas anteriores, pero ineficaces en la actualidad.

En este aspecto es preciso destacar lo planteado por el Dr.
Hermenegildo Pila Hernández, en su trabajo “Selección de talentos para
la iniciación deportiva, una experiencia cubana” y cito “…es la
dificultad de libertad en las filosofías e ideas sobre la
periodización del entrenamiento y la percepción de nuevas ideas,
modernas y los principios de la formación del entrenamiento basados en
los datos científicos y en las experiencias deportivas progresistas”.
Es aquí, donde el entrenador cubano no puede expresarse libremente en
materia de planificación de sistemas de entrenamientos, teniendo que
regirse por estructuras, que en la mayoría de los casos, no responden
a las exigencias actuales.

 

 

Un alto por ciento de los entrenadores cubanos actuales, muestran
“inmadurez” a la hora de asumir el reto que representa el proceso de
planificación, ejecución y control del entrenamiento, incluso, muchos
no dominan a plenitud, el uso de los medios y métodos más eficaces y
específicos, en cada uno de los momentos del proceso de preparación,
teniendo en cuenta las tendencias modernas de este deporte.

El entrenador cubano desconoce muchos detalles y datos de su
especialidad, que le son imprescindibles para enfrentar cada ciclo de
preparación, como pueden ser, los tempos de crecimientos de los
atletas cubanos, que incluye; los índices de crecimiento y
decrecimiento anual, general y por edades; la edad del logro del mejor
resultado y el rango de edades para la obtención de los rendimientos
estables, así como la talla y el peso ideal para cada prueba, incluso,
teniendo en cuenta, cada momento del proceso de entrenamiento.

Aquí vuelvo al artículo del Dr. Pila Hernández, donde expresa; “Según
Toni Nett, un entrenador debe poseer conocimientos de anatomía,
cinesiología, fisiología del deporte, biomecánica, medicina deportiva
y psicología, y asimismo también física, estadística, matemática y
computación. Además de todo esto, deberá estar al día en los
conocimientos profesionales. No pretendo describir detalladamente el
esquema de la figura, sino destacar el hecho de que las líneas
verticales buscan las partes científico teóricas principales de la
teoría y metodología del entrenamiento deportivo (programación del
proceso de entrenamiento, su organización, control y corrección en el
tiempo) y las debidas nociones metodológicas (principios de
estructuración del entrenamiento y sus modelos de principios, métodos
de control y de corrección del proceso”

Otras nulidades del atletismo cubano, están dadas, por el
desconocimiento y aplicación de las sabermetrías, así como el referido
a las investigaciones, pues estas no se realizan a profundidad, donde
pudieran revelarse aspectos pocos conocidos sobre el atleta cubano,
como pueden ser, entre otros, composición corporal, que deben incluir;
características de las fibras musculares e índice de fuerza de los
diferentes planos musculares, por solo citar un ejemplo.

También, es prácticamente nula la utilización de las ciencias y las
nuevas tecnologías aplicadas al deporte, vinculadas estas propiamente
al proceso de entrenamiento, donde la biomecánica, juega un papel
determinante, con la fotogrametría video, las filmaciones
tridimensionales (3D) y la utilización de soportes lógicos y físicos
que regulan, automatizan y controlan de forma rigurosa el proceso de
obtención de datos, tratamientos y exposición de los resultados.

Esto hace al entrenador cubano muy “vulnerable”, en el control y
seguimiento del proceso diario de entrenamiento, dejando muchas
variables fuera de su conocimiento, llevándolo en ocasiones a
practicar el empirismo para solventar las interrogantes, lo cual pone
en riesgo, en primer lugar, la salud del atleta y en segundo, la
correcta consecución del objetivo planificado.

14 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Amaya en 31 octubre, 2018 a las 8:12 am
    • Responder

    Interesante trabajo, aun cuando esta descrito con el rigor científico, se entiende a las claras que esta es una de las causas por la que en la actualidad nuestros atletas no tienen en las competencias cumbres el rendimiento esperado en sus marcas y tiempos, pues es real que muchas veces logran su mejor pico de rendimiento, antes o después de la competencia cumbre, y no en el momento deseado

    • ESTEBAN E. YERO PLA en 31 octubre, 2018 a las 8:13 am
    • Responder

    Y QUE HACEMOS AHORA.

    SALUDOS

    • El bombardero en 31 octubre, 2018 a las 11:02 am
    • Responder

    Buenos días, leí este artículo y disfruté aprendiendo mientras lo interiorizaba, de hecho creo que las carencias que se mencionan no se circunscriben solo al atletismo sino que se extienden por todo el movimiento deportivo cubano, sobre todo el que se desarrolla e incentiva dentro de los límites del caimán dormido, específicamente lo que Eddy plantea acerca de que ¨… es prácticamente nula la utilización de las ciencias y las nuevas tecnologías aplicadas al deporte, vinculadas estas propiamente al proceso de entrenamiento, donde la biomecánica, juega un papel determinante, con la fotogrametría video, las filmaciones tridimensionales (3D) y la utilización de soportes lógicos y físicos que regulan, automatizan y controlan de forma rigurosa el proceso de obtención de datos, tratamientos y exposición de los resultados… Esto hace al entrenador cubano muy “vulnerable”, en el control y seguimiento del proceso diario de entrenamiento, dejando muchas variables fuera de su conocimiento, llevándolo en ocasiones a practicar el empirismo para solventar las interrogantes, lo cual pone en riesgo, en primer lugar, la salud del atleta y en segundo, la correcta consecución del objetivo planificado.¨ en tan solo 121 palabras resumidas en esos dos párrafos, se está describiendo una esencia de lo que no se usa de una u otra forma y salvando las diferencias, en los sistemas de entrenamiento del atletismo, del beisbol, del futbol, del bádminton, del ping- pong, de los deportes de combate, entre muchos otros, en nuestra Cuba de hoy. El mundo se desarrolló en esos aspectos, se aclimató a la era de desarrollo tecnológico que se vive, pero nosotros no, nosotros seguimos a base de instinto, que sí, es importante, pero que necesita del apoyo de los medios técnicos que incrementan las potencialidades de los atletas, los protegen de lesiones futuras y sobre todo les permiten tanto a ellos como a sus entrenadores readecuarse a las particularidades de cada cual, observar una y otra vez las deficiencias para tratar de subsanarlas, porque no es lo mismo que alguien te diga lo que estás haciendo mal a que tú mismo lo veas con tus propios ojos una y otra vez, hasta lograr corregir el error, esa concepción de las cosas está encerrada en una frase proveniente de la sabiduría popular ¨una imagen vale más que mil palabras¨, pero nos sigue deteniendo el aquello de que no se puede por culpa del bloqueo, pero… ¿Realmente se han explotado todas las potencialidades que tenemos hoy aquí adentro? ¿Realmente el bloqueo nos impide la fotogrametría de video, las filmaciones tridimensionales (3D) y la utilización de soportes lógicos y físicos que regulan, automatizan y controlan de forma rigurosa el proceso de obtención de datos, tratamientos y exposición de los resultados? ¿No tenemos en diversas ramas de nuestra economía, de nuestras propias empresas acceso a esas tecnologías, el INDER ha explorado esos ¨territorios¨ por llamarlos de alguna forma? Sin comentarios… Gracias amigo Eddy por un artículo más que interesante, siga así, que con usted, siempre se aprende. Saludos

      • El Loko en 31 octubre, 2018 a las 9:18 pm
      • Responder

      Gracias El bombardero….
      Es así como expresas, es la realidad del deporte cubano actual, solo que yo la aterricé en el atletismo porque es el que sigo más de cerca, hay un segundo trabajo, que gira sobre lo económico y administrativo

    • Manu en 31 octubre, 2018 a las 1:54 pm
    • Responder

    Que pena para los entrenadores cubanos, pensaban que eran monstruo en el deporte pero en realidad estamos en pañales

      • El Loko en 31 octubre, 2018 a las 9:22 pm
      • Responder

      Manu, los estranadores cubanos son buenos, pero si aplicaran lo que plantea el artículo (los adelantos tecnológicos, así como las nuevas tendencias del entrenamiento moderno), serían mejores aun….

  1. no solo pasa con el atletismo……ni siquiera no solo pasa en el deporte….

    • Chikungunya en 2 noviembre, 2018 a las 1:32 pm
    • Responder

    Nos hemos quedado atrás, tanto en la aplicación de las nueva tecnologías como en la capacitación de nuestros técnicos, como dijo alguien, nuestro movimiento deportivo deporte es de laboratorio y si a todo eso se le suma la falta de tope internacional seguiremos en la caverna.

      • El Loko en 2 noviembre, 2018 a las 10:10 pm
      • Responder

      En la caverna y sin lanzas

    • TINO en 3 noviembre, 2018 a las 12:36 pm
    • Responder

    PIENSO EN LO ECONOMICO- ADMINISTRATIVO COMO LA MAYOR CAUSA SIN DEJAR DE RECONOCER EL ATRAZO CIENTIFICO-TECNICO QUE PRESENTAN LOS ENTRENADORES,TENEMOS A DEPORTISTAS RETIRADOS EN EL ATLETISMO QUE FUERON FIGURAS EN EL MUNDO DE LAS PISTAS ENTRENANDO A CAMPEONES Y CAMPEONAS EN LOS SALTOS TANTO LARGOS COMO TRIPLE,POR MENCIONAR A UNO AQUI ESTA EL SALTAMONTE IVAN PEDROSO EL MEJOR DE SU TIEMPO,POR QUE NO ESTA EN CUBA CON NUESTROS ATLETAS, ESTO NO TIENE NADA QUE VER CON LO TECNICO-METODOLOGICO,Y DE QUE HABLAR DE ATLETAS QUE EN SU ESPECIALIDAD SON DE LOS MEJORES DEL MUNDO Y DISCUTEN MEDALLAS,POR MENCIONAR A ALGUNOS , ORLANDO ORTEGA, PEDRO P PICHARDO ETC………..Y NO PIENSO QUE SERA POR LO TECNICO – METODOLOGICO, CUANDO ELLOS SON FRUTO DEL DEPORTE REVOLUCIONARIO CUBANO.

      • El Loko en 3 noviembre, 2018 a las 10:03 pm
      • Responder

      Tino, que usted sabes de metodología del entrenamiento deportivo, usted sabes como se entrena en la actualidad fuera de Cuba, es decir en el resto del mundo, que si se ha adaptado a la realida del deporte actual, aquí todavía se aplican los sistemas de entrenamiento de Matveev, con un largo y tedioso ciclo de preperación para competir en una sola ocación, mientras que el mundo, entrena y compite a la vez, aquí se planifica un ciclo de 10 o 12 meses, mientras que el mundo se planifica a diario, es decir día a día y teniendo en cuenta, hasta como durmió el atleta la noche anterior y como se alimentó, mientras que acá, te toca lo que está planificado y se acbó…
      Lee lo que comenta el Dr. Pila Hernández, sobre lo que debe conocer un entrenador y crees que los cubanos dominan esa variedad de temas (un entrenador debe poseer conocimientos de anatomía,
      cinesiología, fisiología del deporte, biomecánica, medicina deportiva y psicología, y asimismo también física, estadística, matemática y computación. Además de todo esto, deberá estar al día en los
      conocimientos profesionales). Aquí no planifica las competencias a las que debe asistir su atleta, sino se las planifican, etc, etc, etc.
      En cuanto a los que no están, cada cual tiene el derecho a vivir y laborar donde mejor le plazca, eso ellos los dicidieron, porque acá, no se sentían comodos

        • El Loko en 4 noviembre, 2018 a las 9:57 pm
        • Responder

        Acaso no es un problema metodológico, que varios atletas cubanos hayan logrado sus mejores resultados en febrero, esto es ya normal en el atletismo cubano…casi a inicio de la etapa preparatoria, cuando luego han tenido toda una etapa competitiva para mejorarlo y no han podido lograrlo????.
        Yaimé Pérez…….Disco, 67.82, Las Tunas, 10 de febrero
        Denia Caballero……Disco, 66.09, Las Tunas, 10 de febrero
        Luis E. Zayas…..Altura, 2.23, Camagüey, 4 de febrero
        Lázaro Martínez…..Triple, 17.28, Camagüey, 4 de febrero
        Roberto Janet…….Martillo, 74.02, La Habana, 24 de febrero
        Yasmani Fernández……Martillo, 71.34, La Habana, 17 de febrero
        Adrián M. Carmenate…..Altura, 2.10, La Habana, 17 de febrero
        Davisleidy Velazco……Triple, 13.92, La Habana, 23 de febrero
        Esto sin contar a los que lo lograron en marzo, correspondiente también al primer macro de preparación, cuando usted por lógica analiza que, al tener otro período de preperación, se deben mejorar lo hecho anteriormente, usted debe conocer, que el entrenamiento debe ser progresivo, al igual que el logro de los resultados….entonces, la culpa no debe ser de los atletas, ellos no se autoentrenan, son problemas metodológicos, la incorrecta utilización de medios y métodos, la mala dosificación de las cargas….Gracias

          • Amaya en 5 noviembre, 2018 a las 10:45 am
          • Responder

          Pues increible, así mismo es casi siempre las mejores marcas son entre febrero y marzo y cuandoe stamos en la competencia cumbre, nunca son los mejores

    • homero en 6 noviembre, 2018 a las 1:32 pm
    • Responder

    muy bueno el articulo pero a mi la gran duda radica en todas estas marcas se hacen en cuba y cuando van a competir en el extranjero ni se acercan a estas

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.