Al rescate de Anguilla Bustamante

3/11/18
10.23 pm

 

 

Por el profesor y peñista honorifico: Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

 

 

 

Para Giraldo González

 

Luis Bustamante, conocido por Anguilla (Anguila) y Buster, fue un torpedero de Vueltabajo que escaló la cumbre hasta donde le fue posible por el color de la piel. Nació el 25 de agosto de 1884 en San Juan y Martínez, Pinar del Río (algunas fuentes afirman que fue en La Habana) y falleció prematuramente el 15 de enero de 1917. Alcanzó 5’ 6 de estatura y está entre los más destacados a la defensa en los primeros años del siglo XX. Estuvo entre los prístinos nativos que viajaron a los Estados Unidos con condiciones para ser ascendidos a las Grandes Ligas.

 

Luis Bustamante (Anguilla)

 

Muchos directivos, sobre todo de las Ligas Negras norteamericanas, anunciaban con anticipación su presencia, cuando defendía el campo corto de los Cuban Stars. Esto condujo a que Sol White, el mentor (director) de los Philadelphia Giants, de las citadas Ligas Negras, lo llamara “el mejor”, mientras que John McGraw de los New York Giants decía que era el short stop perfecto. También propició que el director Clark Griffith, de los New York Yankees, quisiera verlo con sus propios ojos y sin la autorización de Tinti Molina, de los Cuban Stars, se lo llevó a una prueba con los entonces Highlanders; cuando se puso el uniforme de estos y salió al terreno, Griffith exclamó: ‘Too Chocolate”, o sea, muy chocolate[1]

   No obstante, sin saber que no sería contratado, hizo maravillas en las prácticas. Griffith no quería renunciar a aquel portento y le revisó el pelo con el propósito de hacerlo pasar por indio, pero nuestro hombre era negro por naturaleza y no pudo ser una excepción en una época tan temprana, furiosamente racista.

Anguilla participó en doce temporadas de la Liga Profesional Cubana. En 1901, con el Almendares (.289); 1902 (.220); 1903 (.236); 1904 (.000); 1905, con el Fe (.158); 1906, con el Almendares (.130); 1907, con el Habana (.145); 1908 (.323); 1908-1909 (.155); 1910 (.357); 1910-1911, con el Fe (.175) y 1912 (.270). Total: en 243 desafíos y 864 veces al bate consiguió 190 hits para promedio de .220, con 11 dobles, 6 triples y 2 jonrones. En 1907 logró su único liderato ofensivo: 4 dobles.

En 1909 fue el mejor bateador cubano en los juegos de exhibición en el Almendares Park, frente al Detroit Tigers (.415). En la temporada de 1908 se destacó en bases robadas (23). Entre 1904 y 1913, junto a otros cubanos,se desempeñó en las pre Ligas Negras de los Estados Unidos[2], donde alcanzó notoriedad. En 1904 y 1905 compitió por el All Cubans, integrado por blancos y negros, así como entre 1907 y 1913 con el Cuban Stars.

El pequeño torpedero, halagado por Sol White, manager de los Philadelphia Giants, fue el mejor short stop en una época temprana, hasta la llegada de John Henry Lloyd a las Ligas Negras. John Mc Graw le llamó el “torpedero perfecto”. Poseía unas piernas muy rápidas y manos seguras, con un brazo poderoso y controlado.[3]

Fue un bateador sin fuerza,de promedio. En 1910, con el Cuban Stars, se desempeñó como capitán. En sus últimas campañas en las pre Ligas Negras, cedió el guante a Pelayo Chacón. Entonces pasó a la segunda base y el jardín izquierdo.

   Su capacidad defensiva lo desbordaba. Sucedía con jugadores espectaculares que no fueron buenos a la ofensiva, pero el público pagaba para verlos fildear, como pasó con Heliodoro (Jabuco) Hernández, entre los mejores jardineros a la defensa, quien solía llevar muchos fanáticos al estadio para verlo hacer jugadas maravillosas, lo mismo que con Willy Miranda años después.

También cabe citar a Luis Bustamante, conocido con el mote de Anguila, un gran torpedero que fue uno de los cubanos que jugó en las Ligas Independientes de Color (Negras) de los Estados Unidos y alcanzó cierta notoriedad. Como ocurrió con Jabuco Hernández, el apodo de Bustamante tal vez tuviera su origen en su estilo de jugar en el campo corto.[4]

   El béisbol es, entre otras tantas cosas, un espectáculo donde deben prevalecer el bateo y el mundo de los lanzadores, pero a menudo aparecen excelentes defensores que hacen las delicias de los aficionados. Y a los directores les cuesta

deshacerse de ellos.

De Bustamante puede decirse que fue elegido al Salón de la Fama de Cuba, al primer intento en 1939. Además, que ha sido uno de los mejores torpederos defensivos en la historia dela pelota cubana, al extremo que cuando patrullaba el campo corto para los Cuban Stars de las Ligas Negras, los patrocinadores ponían pasquines en todos los lugares, anunciando que en esa ciudad jugaría el gran Bustamante. El manager de los Gigantes de Filadelfia de las Ligas Negras, Sol White, lo llamaba el “mejor”.

Anguilla debe ser recordado como aquel humilde morenito, que un buen día logró calzar guantes y spikes. Desgraciadamente, el jugador que levantaba de los asientos a los fanáticos con sus espectaculares jugadas, en la actualidad es un perfecto desconocido.

 Aquel que laboraba en su posición con buen sentido del humor, casado legalmente con una blanca norteamericana, murió a los 33 años de edad, decepcionado ante tanta exclusión social. Se había dado al alcohol. Con toda justicia fue elevado al Salón de la Fama del Béisbol Cubano en la primera edición de 1939,veintidós años después de su desaparición física.

(Con documentación de Jorge Figueredo, Guías del Béisbol Profesional cubano, Severo Nieto, Raúl Diez Muro, Roberto González Echevarría, Baseball-Reference.com, Seamheads.com, Alfredo Santana, Martín Dihigo, James A. Riley, Eddy Martin, Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga, Félix Julio Alfonso López, Jess Losada, Andrés Pascual y otras fuentes).

 

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga.

Noviembre de 2018.

 

[1] Alfredo Santana:Orígenes del béisbol cubano, (Editorial Científico Técnica 2013), p. 106:

[2] Las Ligas Independientes de Color o Ligas Negras norteamericanas, se fundaron oficialmente en 1920.

[3]James A. Riley:The Biographical Encyclopedia of de Negro Baseball Leagues, p. 137.

[4] Roberto González Echevarría: La Gloria de Cuba. Historia del béisbol en la Isla. Editorial Colibrí. Madrid, España 2004, p. 233.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Amaya on 5 noviembre, 2018 at 7:48 am
    • Responder

    Bueno Osaba, sobre este si no tenía conocimiento, y es que es tan grande la historia de nuestro beisbol, que siempre salen nuevos descubrimientos sobre los hombres que hicieron historia en nuestra pelota, al parecer se detacó mas por su defensa. Saludos al Giri por dedicarle este trabajo, fue un excelente torpedero sobre todo a la defensa, aunque batedor oportuno, con los equipos capitalinos era un asesino

    • ESTEBAN E. YERO PLA on 5 noviembre, 2018 at 11:18 am
    • Responder

    AMIGO AMAYA QUE SE HICIERON GIRALDO IGLESIAS , ROGELIO GARCÍA GONZÁLEZ Y BIENVENIDO CASTANEDO EXCELENTES BATEADORES ZURDOS, EL ULTIMO ERA EL MEJOR BATEADOR EMERGENTE DE LA PELOTA CUBANA DE AQUELLOS TIEMPOS,LOS OTROS DOS JUGABAN CUANDO TENIAN CHANCE RECORDAR QUE EN ESA EPOCA YA PINAR ERA UN TRABUCO CON JARDINEROS ESTELARES COMO EL SEÑOR PELOTERO Y FERNANDO HENANDEZ QUE NO DABAN PLAZA VACANTE A NINGUNO Y HABÍA UN JARDINERO CENTRAL QUE NUNCA HIZO EQUIPO CUBA LUIS CRESPO BUENÍSIMO PRIMER BATE , CREO QUE TERMINÓ JUGANDO CON LA ANTIGUA PROVINCIA HABANA, QUE SE HIZO TAMBIEN.

    AMAYA USTED TIENE PARA REALIZAR VARIOS TRABAJO SOBRE LOS PELOTEROS DE SU PROVINCIA DE LOS QUE LLEGARON A EQUIPOS NACIONALES Y LOS QUE NO LLEGARON Y NO PORQUE FUERAN MALOS ATLETAS SI NO PORQUE ANTES HABIA MUCHA CALIDAD Y SOLAMENTE SE HACIA UN SOLO EQUIPO CUBA CON 20 ATLETAS QUE A VECES YA TENIAN FIJOS LOS PASAPORTES Y ERAN LOS MISMOS SIEMPRE, RECUERDESE CUANDO ENETRRARON VIVO A MARQUETTY EN EL AÑO 80 PARA EL MUNDIAL DE JAPÓN QUE NO LO LLEVARON EN PLENITUD DE CONDICIONES.

    SALUDOS

    YERO PLA

      • Amaya on 5 noviembre, 2018 at 1:53 pm
      • Responder

      Yero Giraldo Igesias No 16 1er bate de los equipos de Vegueros en las SN y de Pinar en las Selectivas esta ahí, sigue ligado al beisbol entrena en la Academia Provincial, lo mismo con Rogelio García González, era el No 5, zurdo también, pero Giraldo González es derecho y SS, tremendas manos a cada rato hablo y comparto con ellos, en el caso de Giraldo Iglesias, Luis Crespo (zurdo también No 1 y CF) y Rogelio García González eran 1ro, 2do y 3er bate en aquella selectiva de 1980 que ganamo, Bobis Salamanca les apodó la “pequeña compañía”, acabaron en esa selectiva, saludos , como dices así mismo Rogelio García González estuvo en la preselección del equipo Cuba en el año 80 y desde el mismo Japón lugar del mundial fue virado para atrás junto con el otros Rogelio García (Lanzador) y Leonardo Hernández otro estelar jardinero de Matánzas ese año Rogelio García el bateador pudo haber hecho el equipo, pero llevaron a Wilfredo Sánchez que apenas jugó, ese fué su último equipo Cuba, ahondaré mas con ellos y vamos a editar los trabajos, saludos

    • ESTEBAN E. YERO PLA on 6 noviembre, 2018 at 1:11 pm
    • Responder

    GRACIAS MI AMIGO AMAYA, DEL BEISBOL PINAREÑO HAY MUCHO QUE CONTAR PERO ADEMAS GENTES MUY SENCILLAS Y TRATABLES.

    SALUDOS

    YERO

Deja un comentario

Your email address will not be published.