Champions League; Combo de noticias sobre resultados del 6 de noviembre: Barcelona, primer clasificado a los octavos de la Champions League

6/11/18
9:58 pm

 

 

Estos son los resultados de la cuarta jornada de la Champions League. ESPN

 

MILÁN — El Barcelona selló su pase a octavos de final de la Liga de Campeones -primer club que lo consigue tras cuatro jornadas-, con un empate en el estadio Giuseppe Meazza ante el Inter de Milán (1-1), clasificación que acaricia el Atlético de Madrid tras saldar cuentas con el Borussia Dortmund (2-0).

El primer encuentro sin victoria de un Barcelona sin su líder, Leo Messi, no tuvo consecuencias y sí una noticia positiva: la clasificación para octavos de final. Dominó al Inter y lo abrumó con llegadas -27 remates-, hasta que el menos esperado marcó a los dos minutos de debutar en ‘Champions’, un tanto tras el que rompió a llorar. Una rápida acción la culminaba Malcom con un disparo raso cruzado que premiaba el dominio.

Quedaban sólo siete minutos para el final, pero el Barcelona no supo matar el partido. El orgullo del Inter le impulsó al empate final gracias al olfato de Mauro Icardi, que cazó un balón dentro del área, se revolvió y marcó por debajo de las piernas de Marc André Ter Stegen.

Se la jugará el conjunto italiano con el Tottenham en la dos últimas jornadas. Los ingleses se agarraron a la figura de su referente, Harry Kane, para remontar al PSV que marcó al primer minuto y se encerró. En el último minuto llegó el tanto del triunfo y el suspiro de Wembley.

El Atlético de Madrid se levantó para luchar por el primer puesto del Grupo A. Fue el primer equipo que derrotó al Borussia Dortmund esta temporada en su mejor partido del curso en intensidad.

Con su revancha del doloroso 4-0, la mayor goleada encajada en la ‘era Simeone’, queda a un paso de octavos, igualado a 9 puntos con el conjunto alemán en cabeza. Saúl Ñíguez puso en el primer acto por delante a su equipo y a la contra sentenció Antoine Griezmann, pagando al rival con su propia medicina.

Se hunde el Mónaco sin capacidad de reacción alguna con Thierry Henry en el banquillo. Recibió un durísimo correctivo en el duelo por la tercera plaza que de acceso a la Liga Europa. vapuleado 0-4 por el Brujas que disfrutó de su noche soñada.

El grupo de la muerte, el C, echa humo. El Liverpool, finalista de la última edición de la Liga de Campeones, dejó escapar la oportunidad de dar un golpe y, con rotaciones de Jürgen Klopp, cayó ante el Estrella Roja con un doblete de Milan Pavkov en siete minutos (22 y 29), con un derechazo lejano a la escuadra para el recuerdo.

Era la oportunidad para Nápoles y PSG, que repitieron lo ocurrido en París. Duelo trepidante, intercambio de golpes y empate final. El tanto en el tiempo añadido del español Juan Bernat, tras pase de Mbappé, lo igualó desde el punto de penalti Lorenzo Insigne (1-1) para dejar el grupo con un final impredecible.

Empatados a puntos, 6, Liverpool y Nápoles, con 5 el PSG, pero el peor calendario para los ingleses que se miden a los dos grandes en las últimas jornadas.

Por último, en el Grupo D, queda virtualmente clasificado el Porto tras una goleada a un débil Lokomotiv (4-1), con el Schalke 04 como única amenaza a su sólido liderato después de vencer con comodidad al Galatasaray (2-0) y distanciarlo a cuatro puntos.


Malcolm da señales de vida en victoria sobre Inter en la Champions

 

MILÁN — Desaparecido de la escena desde su participación, insípida, en el partido que el Barça perdió en Leganés, Malcom lloró en San Siro, rabioso y desatado, cuando marcó un gol que daba la sensación de cerrar la victoria catalana.

La defensa se emborronó poco después, Icardi empató y la obra maestra del brasileño quedó ensombrecida por el resultado final.

Malcom es un caso aún indescrifrable en Barcelona. El fichaje más caro del verano tuvo una aparición testimonial en Valladolid, intrascendente en Leganés y desapareció de la escena.

Más en la grada que en el banquillo, en las últimas semanas crecieron las especulaciones que apuntan a su salida en enero de un equipo azulgrana harto de no contar con él para nada y descolocado ante la postura de Valverde.

Pero, si la lesión de Messi le dio, al menos, la ocasión de avanzar un puesto en los planes del entrenador y en Milán se ganó, no se sabe la razón, un lugar en el banquillo apartando de la convocatoria a Munir, su entrada, como refresco en la parte final del choque ante el Inter, de plano le catapultó.

“Estamos contentos por él. Tiene rapidez y un buen disparo con la izquierda entrando desde el lado derecho. Hoy lo ha mostrado en la primera ocasión que ha tenido” explicó Valverde tras el duelo en Milán.

El director técnico no quiso dar la sensación de fastidio por la manera en que, después, se escapó la victoria y pareció recibir el empate con buena cara, porque “nos da el pase a Octavos, que era el primer objetivo”.

Desafortunado Suárez, “sólo puedo decirle que insista, porque no ha tenido suerte en el remate, pero ha hecho un gran partido”, convino el entrenador azulgrana, Malcom le dio la vuelta al calcetín después de que Dembélé, atrevido, pero sin acierto, le dejase el puesto en esa recta final.

“(Malcolm) es un jugador que le puede dar mucho al Barça. Tiene desborde, rapidez, regate y gran disparo”, señaló en agosto Gustavo Poyet, su ex entrenador en el Burdeos y en Barcelona nadie había descubierto nada de ello hasta llegado noviembre, después de 26 minutos divididos en dos partidos, tristes ya hace muchas semanas.

Malcolm entró, corrió, amagó y marcó con un gran disparo y explotó de tanta rabia como de felicidad, la felicidad de un renacido al que todos sus compañeros abrazaron para demostrar que Malcom vive.


 

Messi se fue a la tribuna y Malcom por fin apareció

 

TER STEGEN. Sorprendido. El Inter no le provocó demasiados problemas, más allá de una salida en tromba que en pocos minutos se desvaneció para vivir una noche plácida bajo la lluvia… Hasta que el despiste de sus compañeros le condenó a recibir un gol inesperado y tardío de Icardi.

SERGI ROBERTO. Intermitente. Dando la sensación, en ocasiones, de estorbarse con Dembélé en ataque, no aprovechó su profundidad más que en contadas ocasiones. Se le echó de menos.

PIQUÉ. Calmado. Imponente por arriba y bien colocado al corte, no le hio falta correr más de la cuenta. En la primera mitad Icardi apenas si le causó problemas… pero en la recta final no anduvo atento para enmendar el fallido rechace de Busquets que permitió el empate.

LENGLET. Abrumado. Perdió la posición en un par de internadas del Inter y aunque supo rectificar con rapidez dio la impresión de estar más agobiado de lo habitual.

JORDI ALBA. Profundo. Ocupado de entrada en vigilar las subidas de Vrsaljko, entendió pronto el daño que podía hacer él, obligando al croata a retrasarse y llegando con peligro al área interista. Le faltó algo ce precisión.

BUSQUETS. Señalado. Echó por la borda una actuación magnifica en la primera mitad y solvente en la segunda con un mal rechace que desembocó en el empate del Inter cuando el equipo ya abrazaba la victoria.

ARTHUR. Reivindicado. Inmenso, teniendo en cuenta que es un novato, aparcó la mala sensación que ofreció en Vallecas y le dio ritmo al juego, con una característica hecha para este Barça. Le faltó atreverse más en el disparo y fue sustituido por Arturo Vidal en el minuto 74.

RAKITIC. Barrendero. Apareció en no pocas jugadas de salida del Inter para cortar el balón y devolverlo al poder del Barça. No tuvo demasiada incidencia en ataque, pero fue fundamental para entender las dificultades del rival en salir desde atrás.

COUTINHO. Jefe. Se puso los galones desde el primer minuto, controlando el ritmo ofensivo del Barça con una solvencia que pocas veces se le ha visto desde su fichaje. Asistente y combinativo, tuvo una noche muy destacada aunque acabó pesando el esfuerzo en sus piernas.

DEMBÉLÉ. Insistente. Veloz e inesperado en el cambio de ritmo, lo intentó una y mil veces, aunque le salieron pocas, frenado por la defensa del Inter ante la que, sin suerte, siempre dio la cara. Dejó su puesto a Malcom en el minuto 81.

SUÁREZ. Desafortunado. Peleón, como siempre, y entregado a la causa, como de costumbre, le falló la puntería. Desaprovechó en la primera parte dos ocasiones que en condiciones normales habría podido encaminar la victoria del Barça.

ARTURO VIDAL. Pulmón. Recibido con una gran pitada, que se repitió cada vez que tocó el balón (su pasado en la Juve no se olvida en Milán), se colocó como apoyo de Coutinho en ataque para multiplicarse en evitar la salida de balón local.

MALCOM. Aparecido. Entró en el minuto 81 por Dembélé, reapareciendo después de muchas semanas desaparecido de los planes, sin haber jugado desde la derrota en Leganés y debutando en Champions. A la primera que intervino… Anotó el 0-1 con un gran disparo.


Antoine Griezmann: Apostaría a que un francés gane el Balón de Oro

 

El Atlético de Madrid se sacó una espina con la victoria sobre el Borussia Dortmund.

La revancha reivindica ese estilo de juego que, como en cada derrota, fue puesto en duda tras sufrir la peor goleada en la era del “Cholo” Simeone tras caer 4-0 en casa del conjunto teutón y, sobre todo, a una de las grandes figuras de la noche, Antoine Griezmann.

El francés puso el 2-0 definitivo con su gol número 20 en Champions League, un golazo con la marca de la casa. Casi un último “recordatorio” sobre su candidatura a ganar el Balón de Oro antes de que cierren las votaciones el viernes.

 

“Ya no puedo hacer más. ¿Si apostaría por mí? Apostaría que fuera un francés el que ganara”, dijo Griezmann tras el encuentro.

El atacante, quien llegó a 50 partidos disputados en Champions League, se dijo “contento” de haber contribuido a la victoria con una anotación que celebró por todo lo alto, dedicándolo a la afición y besando el escudo.

“Lo hice (así) porque lo he sentido”, dijo Griezmann. “Estoy contento, me encanta la Champions, son partidos bonitos de jugar y tenía muchas ganas y ha salido así”.

Para el francés, lo importante de la victoria fue demostrar que el Atlético de Madrid tiene un plantel suficiente para hacer frente a cualquier rival, pese a sufrir numerosas bajas y hacerlo, además, con contundencia.

“Es lo más importante, tenemos muchos jugadores que suelen ser titulares. Le tocó a los menos habituales, pero han dado la cara. Es lo que quería el ‘míster’ (Diego Simeone), poner el partido así. Nos pusimos con 1-0 y luego, pues vimos a un Atlético difícil de hacerle gol”, señaló Girezmann.

Y es que Simeone no ha podido contar con cuatro titulares –Godín, Diego Costa, Koke y Lemar – por lesiones, situación que se complicó aún más después de que José María Giménez abandonara el terreno de juego por lesión.

Griezmann, quien achaca al cansancio del Mundial las numerosas lesiones que han aquejado al equipo rojiblanco desde principios de la temporada, se ha mostrado algo preocupado al respecto, pero dijo confiar en que el Atlético encontrará, pronto, una solución.

“Es culpa del Mundial, porque tuvimos pocas vacaciones. Hay que ver cómo arreglar eso, pero tenemos al mejor profe (Óscar Ortega) para hacerlo”, sentenció el francés.


Nueva dolencia de José María Giménez limita opciones de Simeone

 

El defensa del Atlético de Madrid, José María Giménez, fue sustituido al descanso del encuentro frente al Borussia Dortmund, tras sufrir una “lesión muscular en el muslo derecho”, según informó el club después de la valoración del cuerpo médico.

Giménez fue reemplazado por el canterano de 19 años Francisco Montero, el único central sano que le quedaba a Diego Simeone después de que Diego Godín y Stefan Savic se cayeran de la convocatoria por motivos físicos.

A falta de las pruebas médicas a las que será sometido el miércoles, el uruguayo es duda para medirse al Athletic de Bilbao el próximo sábado en el último encuentro de La Liga antes del parón por la fecha internacional de la FIFA.

La nueva lesión de Giménez, quien ya se perdió cuatro partidos en el último mes por problemas musculares, vuelve a dejar al Atlético bajo mínimos, pues con la suya serían al menos cuatro bajas para el fin de semana, aunada a la de los lesionados Savic (contusión), Thomas Lemar (lesión muscular) y Diego Costa (lesión muscular) y está por verse si Godín, quien no jugó ante el Dortmund por gastroenteritis aguda, y Koke, quien se recupera de una dolencia, están en condiciones de volver a la actividad.

Los problemas físicos han mermado al Atlético prácticamente durante toda la campaña. Simeone no ha podido contar con plantel completo desde la primera jornada de Liga y se ha visto frecuentemente en la necesidad de recurrir a la cantera para completar la convocatoria, tal como ocurrió el martes, al verse obligado a debutar al canterano en la Champions.

Simeone atribuyó el aumento de lesiones en sus filas, en parte, al desgaste de los jugadores internacionales, quienes no han podido descansar lo suficiente por los compromisos con sus selecciones.

“Entiendo que los chicos que juegan en selección se les hace muy complejo y difícil tantos partidos. Están en esa etapa que tienen que viajar, rendir, no paran nunca. El estrés les llega a un punto donde se saturan y vienen las lesiones. No sólo aquí. Me pondría a pensar cómo clubes que pagan lo que pagan deben buscar una forma para que cuiden más a los jugadores, que son de los clubes, más allá de que todos tienen la necesidad e ilusión de jugar con su selección”, señaló el entrenador argentino el pasado lunes.


Tottenham superó a PSV con doblete de Kane

 

El muro holandés construido por el PSV Eindhoven durante 78 minutos, lo echó abajo un Harry Kane que con dos golazos en la recta final del encuentro para remontar y revivir las opciones de los londinenses de estar en octavos de final.

Los tres puntos acercan a los de Mauricio Pochettino a la siguiente ronda, aunque para certificarlo tendrá que visitar al Barcelona en el Camp Nou y recibir al Inter de Milán en Wembley, escenario que apenas resaltó este martes, vacío en la grada y tocado en el césped, aún recuperándose de batallas pasadas.

La tranquilidad que necesitaba el Tottenham para no enredarse de nervios y de la presión acuciante de necesitar la victoria sí o sí se quedó en el túnel de vestuarios y a los ‘Spurs’ les bastó menos de un minuto para apuntarse otro hándicap.

Los holandeses se lanzaron a un contraataque desde el flanco izquierdo, la defensa londinense despejó a córner y de desató el desastre. Gastón Pereiro agarró el cuero, la impulsó desde la esquina y Luuk de Jong, escoltado por tres defensores, se alzó por encima de ellos y cabeceó fuera el alcance de Paulo Gazzaniga, titular en lugar de Hugo Lloris, expulsado en el anterior encuentro.

El marcador señaló un minuto y 16 segundos cuando la hinchada reunida en Wembley dejó de maldecir al PSV y levantó la mirada buscando cuánto tiempo les quedaba para remontar.

Pero el impedimento no sería el minutero. El PSV se encerró atrás, pero como equipo holandés, no vive de repliegues y defensas, y el Tottenham encontró costuras por las que colarse y traspiés que aprovechar.

 

Mientras los 5.0000 ruidosos visitante, más presente que el frío público inglés, abucheaba a Chris Eriksen, por su pasado en el Ajax de Amsterdam, los de Pochettino se encomendaron al mejor Deli Alli y un gran Lucas Moura para inclinar el campo.

El brasileño tuvo en sus botas el gol de Diego Maradona a Inglaterra en el 86, pero tras dejar atrás a varios jugadores y plantarse en el área, no supo definir ante Zoet.

Antes, Alli estuvo apunto de aprovechar un córner para marcar con la espuela.

El mediapunta inglés, a costa de un pobre Kane en la primera mitad, tomó la bandera de líder e hirió en tres cuartos de cancha. Primero, robó en carrera y cedió Erikse, que erró delante de Zoet, con todo a favor, y después fue él el que no supo definir. Toby Alderweireld, también con pasado ‘Ajacied’, le filtró un gran balón desde la defensa y con solo el portero por delante, el meta le sacó una mano abajo frustrando el empate antes del descanso.

El PSV continuó encerrado y en ese escenario no pudo brillar Hirving Lozano, condenado al ostracismo de cazar una contra.

El asedio era total y las miradas inglesas seguían alzándose buscando un resquicio en el marcador.

Rascaban segundos los de Mark Van Bommel y abucheaba Wembley. Las internadas de Heung-min Son y del salido desde el banquillo Erik Lamela las rechazó el muro holandés.

Minuto 75, entró Fernando Llorente. Prácticamente sin minutos con Pochettino, más allá de los torneos coperos, el español salió para bajar balones y en la primera que tuvo, la acomodó con le pecho y se la dejó a Kane, para que el ‘9’ de Inglaterra rompiese al fin la red de Zoet.

Y cuando el Tottenham se volcó, Gazzaniga, contagiado por el buen momento, evitó el segundo holandés en las botas de Donyell Malen.

El Tottenham recuperó la pizca de suerte y tuvo siete minutos por delante para dar la puntilla.

La diosa fortuna puso todas las fichas en la casilla londinense y un centro de Ben Davies por parte izquierda, lo remató de cabeza Kane y con un doble rebote, se coló en la portería de Zoet dejando los tres puntos en Wembley.


 

Liverpool cayó ante Estrella Roja en Champions

 

(EFE)- Estrella Roja dio la campanada en la jornada europea y sacó los colores, concretamente el rojo, a un Liverpool desfigurado y castigado por un doblete de Milan Pavkov (2-0) que complica las opciones europeas del actual subcampeón.

 

Los de Jürgen Klopp tendrán que seguir atentamente lo que ocurra en Nápoles, donde los italianos y el Paris Saint Germain dirimirán un duelo del que penden muchas de las opciones de pasar a octavos del Liverpool.

Los seis puntos que en estos momentos atesoran los de Anfield les dejan a merced de Nápoles y PSG, ambos pudiendo pasarles en la tabla con un victoria. Al Liverpool aún le quedará visitar el Parque de los Príncipes y recibir a los napolitanos, mientras que el Estrella Roja, que podía terminar esta jornada eliminado, mantiene sus opciones de seguir dando sorpresas.

La protagonizada este martes tuvo nombre propio, el del delantero serbio Milan Pavkov, quien fue suplente en Anfield, pero se desquitó con dos goles en el Rajko Mitic de Belgrado. Ambos tantos, mostrando la habilidad y capacidad de adaptación de un delantero que se sobrepuso al frío de la capital serbia para abanderar a su equipo.

Con Liverpool errando ocasiones en los pies de Daniel Sturridge, titular en detrimento de Roberto Firmino, Pavkov aprovechó un servicio de Marko Marín en un saque de esquina para anticiparse a Virgil van Dijk y adelantar al Estrella Roja.

La euforia no hizo que los serbios se dejaran llevar, sino que apretaron aún más y Pavkov, sumido en el éxtasis del primer gol, agarró la pelota en la frontal y sacó un misil que Alisson apenas pudo ver.

El descanso llegó con un Liverpool tratando de descifrar si el marcador estaba en lo cierto y un Estrella Roja sin aliento para asimilar lo que estaba ocurriendo.

Los serbios tenían muy presente el 4-0 encajado en Anfield y salieron a defender como no lo hicieron en Inglaterra. Mientras Klopp se desgañitaba en la banda, Marin tuvo el tercero en sus botas, pero su disparo lo taponó con el brazo James Milner, y ante la ausencia de videoarbitraje, el juego continuó.

Comenzó un ejercicio del Liverpool basado en estrellarse una y otra vez contra la ordenada línea de los serbios. Sin la creatividad de Xherdan Shaqiri, olvidado en Inglaterra para evitar problemas políticos (tiene descendencia de Kosovo), Divock Origi fue la jugada desesperada de Klopp. Juntitos y atrás, repelieron los ataques, achicaron y aguas, se ayudaron de un palo que escupió el gol de Mohamed Salah y convirtieron un resultado histórico.

Su primera victoria en la máxima competición continental desde marzo de 1992, cuando vencieron al Panathinaikos en la liguilla de cuartos de final; torneo al que acudieron como vigentes campeones.

Para seguir soñando, los de Belgrado visitarán el campo del Nápoles y finalizarán la fase de grupos en casa contra el gigante del PSG.

 

Tomado de: ESPN

 

2 comentarios

  1. Muy buena la cronica del PSG Napolis, espero q los detractores de Ney hayan leido esto. lo sierto es q Mbappe depende de Ney al igual q el equipo completo. Quisiera verlos sin Neymar y estoy seguro q no le ganan a nadie. Lo sierto es q cuando la toca el 10 hay sensacion de peligro real, y asi dicen algunos q el 7 es mejor . Sin Ney no es nada solo correr y nada de profundidad de juego ni elaboracion. Grande Ney, solo nacesita irse de ese club q es muy negativo en europa, quedaria muy bien en el Liberpool. Saludos

      • yorges en 7 noviembre, 2018 a las 1:20 pm
      • Responder

      Vamos a por la CHAMPIONS LEAGUE, FORSA INTER

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.