El director ejecutivo de MLBPA, Tony Clark, y varios jugadores de las grandes ligas se enojaron con el asesor especial de los Medias Rojas de Boston, Bill James, por decir que los jugadores son tan importantes para el juego como los “vendedores de cerveza” y que “el juego continuaría” con aquellos que los reemplacen.

En una serie de tuits, algunos de los cuales se eliminaron posteriormente, James desafió en redes sociales “a que le expliquen por qué un jugador que gana $3 millones al año recibe un pago insuficiente” y por qué es “falso argumentar que [los jugadores] están sacando dinero de la boca de los obreros en las concesiones”.

“Si todos los jugadores se retiraran mañana, los reemplazaríamos”, continuó James. “El juego continuaría; en tres años no habría ninguna diferencia. Los jugadores NO son el juego, como tampoco lo son los vendedores de cerveza”.

Los comentarios de James atrajeron la ira de Clark y de jugadores del pasado y del presente, incluido el lanzador de los Astros de Houston Justin Verlander.

“Los comentarios que hizo Bill James ayer son imprudentes e insultantes considerando la historia de nuestro juego con respecto al uso de jugadores de reemplazo”, dijo Clark en un comunicado emitido el jueves. “Los jugadores son el juego. Y nuestros fanáticos tienen la oportunidad de disfrutar de los jugadores de béisbol más talentosos del mundo cada temporada.

“Si estos sentimientos resuenan más allá de este individuo, entonces cualquier desafío que se presente será más difícil de superar de lo que se anticipó inicialmente”.

El jardinero Jackie Bradley Jr. de los Medias Rojas agradeció a Verlander en Twitter por compartir su opinión.

Medias Rojas emitió un comunicado a través de las redes sociales en las que hacía hincapié en que James no es un empleado del equipo. “Bill James es consultor no un empleado del conjunto y sus opiniones no reflejan la opinión del equipo y sus directivos. Nuestro campeonato no hubiera sido posible sin nuestros increíbles talentosos jugadores, ellos son la columna vertebral del equipo y la industria. Insinuar otra cosa es absurdo”.

En una serie de tuits, el exjugador Michael Young, siete veces All-Star, dijo que los comentarios de James eran “sin sentido” en Twitter y lo desafiaron a preguntar a los entrenadores y al personal si los jugadores son fácilmente reemplazables.

“Te dirán que el juego es completamente sobre los jugadores. Los jugadores y los fanáticos se conectan y se unen. Eso no es algo que se tira a un lado … importa.

“… No olviden que el béisbol es especial porque se transmite de generación en generación y los jóvenes fanáticos cuentan historias de Babe Ruth, Jackie Robinson, Roberto Clemente y Mike Trout“.