Benzema lidera en Vigo la cuarta victoria de la ‘era Solari’. Thibaut Courtois confirma ser el portero de confianza del DT + Posiciones

11/11/18
7:33 pm
 

(EFE) VIGO — El Real Madrid alarga su buen momento de forma con una victoria (2-4) en Balaídos ante el Celta, que, junto a la pegada de Benzema, facilitó con sus fallos defensivos un nuevo triunfo, el cuarto, del equipo que entrena Santiago Solari, un entrenador que hasta el momento ha ganado los cuatro partidos que ha dirigido y cuyo equipo se reengancha a la Liga.

Los dos equipos sacudieron el ritmo del partido desde el primer minuto. El Real Madrid avisó con un par de disparos de Benzema, más peligroso el segundo, que rozó el poste, tras un saque de banda que pilló despistado a Cabral; el Celta contestó con un tiro cruzado de Boufal que paseó por el área sin que lo tocase Maxi Gómez o Aspas. Todo eso sucedió en los primeros cinco minutos.

 

El Real Madrid trató de marcar el ritmo. Tuvo la posesión de la pelota. Y el Celta se replegó. El equipo de Solari avisó con un par de aproximaciones: un cabezazo forzado de Bale y un lanzamiento lejano de Kroos. Sus contratiempos en el primer tiempo fueron escasos. El primero fue la lesión de Casemiro a los diez minutos, herido en su tobillo por una falta de Maxi Gómez; el segundo susto para el Real Madrid fue un cabezazo al poste de Okay, un buen remate a la salida de un córner.

Ese testarazo al palo fue de lo poco que generó el Celta en ataque, desdibujado, con dificultades para crear fútbol en la zona central. Se adueñó el Real Madrid del partido. Estuvo cómodo. Ceballos lo intentó desde fuera del área. Pero el gol llegó mediada la primera mitad: un gran pase de Modric lo culminó Benzema, que se plantó solo ante Sergio después de burlar con un simple movimiento de desmarque a los dos centrales celestes, Cabral y Roncaglia.

El gol de Benzema facilitó el juego de su equipo, más poderoso, superior, que atacó fácil por los dos flancos. Kross acarició el segundo tanto para el Real Madrid pero, con un tiro alto, falló solo a diez metros de portería, incapaz de liquidar una buena jugada con tiralíneas de Lucas Vázquez y Benzema.

 

El Celta, con Aspas y Maxi Gómez desasistidos, se refugió en alguna acción aislada para inquietar a Courtois, que cerró el primer tiempo con una buena estirada para despejar un duro disparo de Brais Méndez.

La apertura de la segunda parte avivó el ritmo hacia un guión de ida y de vuelta. Aspas cabeceó con peligro un centro de Maxi Gómez; más amenaza real fue unos minutos después un tiro al larguero de Benzema, en una gran jugada que diseñó el solo en la zona izquierda.

Tuvo su premio Benzema algo más tarde, con otra excelente jugada individual. El delantero francés aprovechó un error defensivo entre Roncaglia y Juncá para, tras un regate final ante Roncaglia, lanzar a unos metros de Sergio, que despejó el tiro al poste, pero que se coló finalmente en su portería al rebotar la pelota en el cuerpo de Cabral.

El Real Madrid se alimentó de los errores del Celta. Pero no quedó el encuentro cerrado con los dos goles de Benzema. El equipo celeste reaccionó rápido con una triangulación de tres canteranos (Aspas-Brais-Hugo Mallo) que coronó el capitán Hugo Mallo con un buen remate: el defensa inició la jugada, subió hasta el área y cazó con gol un envío largo de Brais.

Antonio Mohamed, que vio el partido desde la grada por sanción, reforzó su ataque con Emre Mor y Hjulsager; el Real Madrid, que había perdido por lesión a Casemiro y Reguilón, sufrió otro percance defensivo con la baja de Nacho. El Celta, intermitente en el control del juego, empujó en busca del empate. Aspas retrasó su posición para tener la pelota, para crear peligro. Lo intentó con un fuerte lanzamiento desde fuera del área al que respondió Courtois con un paradón.

Cuando mejor estaba el Celta, su peor castigo fue otro regalo defensivo. Juncá calculó mal para despejar una pelota y derribó dentro del área a Odriozola. Penalty para el Real Madrid, que marcó Sergio Ramos, con un golpeo de panenka, para cerrar una victoria que hizo minutos después más contundente Ceballos con un cañonazo desde fuera del área, un amplio triunfo, pese a un gol final de Brais Méndez, que prolonga la buena racha de resultados del Real Madrid de Santiago Solari.


 

Descanso viene como anillo al dedo a un Real Madrid golpeado por lesiones

Real Madrid vuelve de Vigo con tres lesionados más.

Casemiro, Sergio Reguilón y Nacho Fernández cayeron lesionados durante la victoria por 2-4 sobre el Celta de Vigo y con ellos suman ya siete los hombres con problemas físicos en el conjunto merengue.

La victoria del domingo, cuarta consecutiva, tuvo tintes de heroísmo por la crítica situación de su defensa. En menos de 45 minutos, el entrenador argentino Santiago Solari perdió al único medio de contención de experiencia y al lateral izquierdo en un equipo que ya llegó mermado por la ausencia de tres defensas titulares: Marcelo, Raphael Varane y Dani Carvajal, además de un delantero, Mariano.

Casemiro fue el primero en caer por un problema en el tobillo, producto de una dura entrada de Maxi Gómez en los primeros minutos. El brasileño no pudo seguir y al minuto 15 pidió su cambio, aunque tardó cerca de cinco minutos más en abandonar el terreno de juego, mientras Dani Ceballos terminaba de calentar.

Antes de que terminara la primera parte, Solari tuvo que hacer un cambio más después de que el lateral izquierdo Sergio Reguilón, quien reemplazaba al lesionado Marcelo, se viera obligado a parar por un problema muscular.

En su lugar, Solari envió al único defensa sano que le quedaba en la banca, el capitán del Castilla, Javi Sánchez, quien tuvo así la oportunidad de debutar en la Liga con el primer equipo.

La situación se complicó aún más a 20 minutos del final, cuando Fernández, quien había cambiado de posición para cubrir la baja de Reguilón, tuvo que salir por una lesión en la rodilla derecha.

Solari tuvo que retrasar a Lucas Vázquez al lateral izquierdo, donde no había jugado jamás, pues en la banca no le quedaban más que dos mediocampistas, uno de ellos de ataque, y dos delanteros.

Según informó el club, los tres jugadores serán sometidos a pruebas en las próximas horas para conocer el alcance de sus respectivas lesiones.

La dureza con la que se empleó el equipo gallego fue blanco de varias críticas luego de que Karim Benzema sufrió varios golpes en la rodilla y Gareth Bale acabó la primera parte cojeando por una entrada en el tobillo.

Real Madrid, que había mantenido la puerta imbatida en los primeros tres partidos con Solari al mando, casi acabó agradeciendo que tiene dos semanas por delante para recuperar a los lesionados.

En principio, Marcelo, Varane, Mariano y Dani Carvajal, quien lleva más de un mes fuera por lesión, estarán listos para ver acción frente al Eibar en la reanudación de La Liga.


Thibaut Courtois confirma ser el portero de confianza de Santiago Solari

 

Thibaut Courtois se ha ganado la titularidad con Santiago Solari.

La llegada del argentino al banquillo del Real Madrid acabó con la alternancia en la portería al elegir al belga para los torneos de mayor importancia, La Liga y Champions, y dejando a Keylor Navas en la Copa del Rey como premio de consolación.

La actuación de Courtois en los últimos tres partidos le dan, de momento, la razón al argentino.

El belga ha mantenido la puerta imbatible en dos ocasiones y sólo petmitió dos tantos en la victoria por 2-4 sobre el Celta de Vigo de este domingo. La suerte le ha sonreído –ya son tres partidos en los que la ocasión más clara del rival se estrella en el travesaño, pero también ha tenido intervenciones clave, sobre todo, en la recta final del encuentro frente al Celta con dos atajadas que evitaron el empate.

“El partido se puso bien para nosotros, pero sabes que Celta va a seguir jugando su juego, que va a apretar más. Se pusieron 2-4 y siguieron apretando. Como soy muy alto pude llegar bien”, señaló Courtois ante los medios tras el encuentro disputado en Balaídos.

La decisión de Solari acabó con un foco de inquietud, sobre todo en el entorno y el palco de honor, pero ha dejado a la deriva a Navas.

El entrenador ha evitado ahondar en los motivos que lo llevaron a tomar la decisión y se ha remitido a manifestar “respeto” por el tico.

“(Keylor) Es un jugador muy querido en el vestidor”, dijo Solari.

De acuerdo con Courois, tampoco hubo mayor explicación para los jugadores.

“No ha habido conversación. Tampoco con Keylor. Los tres entrenamos a tope para ponérselo difícil al míster para elegir. Siempre intento dar lo mejor y los otros porteros también”, dijo Courtois.

Ante los temores entre la prensa española de que la titularidad del belga genere un conflicto interno, algo que sucedió en el equipo merengue cuando el ex capitán Iker Casillas perdió su puesto antes de marcharse en 2015, Courtois aseguró que mantiene una buena relación con el costarricense.

“Muy bien; la gente cree que porque uno juega y el otro no nos estamos pegando o algo y no es el caso. Entrenamos con muchas ganas, nos llevamos muy bien, pero es decisión del míster y lo único que podemos hacer es mostrar que estamos a tope y él elige”, dijo el europeo.

No obstante, ha trascendido en la capital española que Navas está molesto con la situación y podría empezar a buscar un destino tan pronto como durante el mercado invernal.


Posiciones Primera División de España

POS Team PJ Dif. PTS
1 Barcelona 12 +16 24
2 Sevilla FC 12 +10 23
3 Atlético Madrid 12 +8 23
4 Alavés 12 +5 23
5 Espanyol 12 +6 21
6 Real Madrid 12 +4 20
7 Real Valladolid 12 0 17
8 Levante 12 -1 17
9 Gerona 12 -1 17
10 Real Sociedad 12 +1 16
11 Getafe 12 +1 16
12 Real Betis 12 -3 16
13 Eibar 12 -6 15
14 Celta Vigo 12 +2 14
15 Valencia 12 -1 14
16 Villarreal 12 -2 11
17 Athletic Bilbao 12 -6 10
18 Leganés 12 -7 10
19 Rayo Vallecano 12 -11 7
20 Huesca 12 -15 6

 

Tomado de: ESPN

 

1 comentario

    • Chikungunya en 12 noviembre, 2018 a las 8:05 am
    • Responder

    Seguimos mejorando.

Responder a Chikungunya Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.