Al final de la temporada regular, un par de jugadores de los Astros de Houston se detuvieron entre sus rondas en las prácticas de bateo para especular sobre algunas negociaciones que se realizarán en la temporada baja, sobre lo que Bryce Harper y Manny Machado podrían obtener en la agencia libre y dónde podrían aterrizar.

La conversación se dirigió entonces a la conversación de extensión esperada que Angelinos de Los Ángeles podrían abrir con Mike Trout, cuyo contrato expira después de la temporada 2020.

“Creo que lo que harías”, dijo uno de los Astros, sonriendo, “es sumar lo que Harper y Machado obtienen y eso te lo da Trout”.

El premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana se dará a conocer el jueves y parece una certeza que Mookie Betts, de Boston, ganará la votación de forma mayoritaria. Pero eso no significa que Trout, considerado por mucho tiempo el mejor jugador del juego, de alguna manera disiminuya en la estatura a los ojos de sus compañeros o en la historia.

Considera esto: dado que Trout ya ha sido anunciado como finalista para el JMV, él terminará segundo o tercero -y después de que la temporada en la que Trout lideró Las Mayores en OPS (1,088) y porcentaje en base (.460), fue el segundo en pasaportes (122) y tercero en porcentaje de slugging (.628), es muy probable que aparece en cada una de las 30 papeletas emitidas para el premio de la Liga Americana.

Otra vez. Debido a que hasta la fecha, Trout ha sido nombrado en el top 10 por cada voto de Jugador Más Valioso desde su temporada de novato. Cada boleta individual.

Los escritores de béisbol han desmotado a través de la historia que no están de acuerdo en todo. Pedro Martínez tuvo la mayoría de los votos de primer ligar para el JMV en la Liga Americana en 1999, pero terminó en segundo cuando los escritores lo dejaron fuera de la boleta. Cuatro escritores no votaron por Ken Griffey Jr. cuando el exjardinero central apareció en las boleta del Salón de la Fama hace un par de años, continuando con una larga traición en la elección del Salón: ningún jugador ha sido seleccionando por unanimidad. En 1996, se pensaba que Alex Rodriguez era el favorito para el Jugador Más Valioso de la Liga Americana, pero fue colocado séptimo en dos boletas y perdió frente a Juan González.

Pero en cada año, la carrera de Trout ha encontrado su camino en el top 10 de cada escritor, en cada temporada -solo un indicador de su increíble consistencia-. En las primeras seis temporadas completas de Trout con los Angelinos, él terminó primero o segundo en cada año en la votación, y en 2017, cuando una lesión grave en el pulgar lo limitó a 144 juegos, él terminó cuarto.

Una vez que se anuncie la votación el jueves, él agregará historia a lo que está haciendo. Según Elias Sports Bureau (vía Sarah Langs de ESPN Stats & Information), él se convertirá en el tercer jugador en terminar en las votaciones en el top 10 en JMV en las primeras siete campañas de su carreras. Albert Pujols estuvo en el top 10 en las primeras 11 temporadas de su carrera del 2001-2011, y Joe DiMaggio estuvo en el top 10 desde 1936 hasta 1942, antes de partir de los Yankees al servicio militar.

Y Trout, de 27 años, parece mejorar cada año. Su OPS de temporada a temporada:

2012: .963 2013: .988 2014: .939 2015: .991 2016: .991 2017: 1.071 2018: 1.088

A principios de la siguiente temporada, él llegará a la base de 2,000 por un hit, pasaporte, golpe, y pegará su jonrón 250 de su carrera. En algún momento en 2020, probablemente anotará su carrera 1,000.

Trout ha desarrollado amistades con Betts, José Altuve y otros con los que ha luchado por el JMV y, probablemente, cuando Betts gane el JMV el jueves, Trout le enviará un mensaje ese texto. Porque era el año de Mookie Betts. Y sigue siendo el tiempo de Mike Trout.