La Junta Directiva del Real Madrid ha acordado el nombramiento de Santiago Solari como entrenador del primer equipo hasta el 30 de junio de 2021.

El Real Madrid de Solari arrancó con cuatro victorias consecutivas, 15 goles a favor y 2 en contra y tras firmar el mejor arranque de cualquier entrenador en los 116 años de historia del club merengue, y seguramente eso impulsó a la dirigencia de la Casa Blanca para convertirlo en el entrenador oficial del Real Madrid. Solari, que hasta entonces era entrenador del filial (Real Madrid Castilla, en la Segunda División B), fue nombrado entrenador interino del equipo tras el despido hace dos semanas de Julen Lopetegui, tras la humillante derrota por 5-1 en el campo del Barcelona. Y la etapa como interino de Solari debía finalizar este lunes, ya que está limitada a dos semanas por el reglamento en España.

La confirmación del argentino al frente del primer equipo zanja, por ahora, la crisis abierta en el Madrid por los malos resultados cosechados por el anterior entrenador, Julen Lopetegui, destituido tras dejar al equipo noveno en Liga después de caer con estrépito en el Camp Nou por 5-1. La salida del técnico vasco disparó los rumores sobre el nuevo inquilino del banquillo: nombres como los de Antonio Conte y Roberto Martínez comenzaron a desfilar inmediatamente por las oficinas del club.

 

El entrenador de Rosario, buen conocedor de la casa tras jugar en el Real Madrid de comienzos de siglo XXI (en el que, al igual de lo que ha sucedido en el banquillo, entraba muchas veces sustituyendo a Zidane), se ha revelado durante estos 15 días como un gestor eficaz al conseguir apagar algunos de los fuegos que tenían descontenta a la directiva del Real Madrid.

Solari ha dado minutos a Vinicius, descartado repetidamente por Lopetegui, y galones a Odriozola, que ha respondido con energía a la ausencia de Carvajal. Pero la decisión más importante del técnico hasta ahora ha sido zanjar el debate en la portería al otorgar la titularidad absoluta a Courtois, principal fichaje del pasado verano, que ha disputado los partidos de Liga y los de Champions, tal y como pretendía el presidente Florentino Pérez. Con Lopetegui era Keylor Navas el encargado de defender la portería en la máxima competición continental.