Hace dos años, Mookie Betts perdió ante Mike Trout una cerrada batalla por el premio Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés) de la Liga Americana. Ahora, en otra votación que no estará exenta de polémica, debe ser el turno del desquite para el jardinero de los Boston Red Sox.

“La venganza es un plato que se sirve frío”, reza un viejo refrán.

Betts; Trout, de los Los Angeles Angels, y el antesalista dominicano José Ramírez, de los Cleveland Indians, son los finalistas del joven circuito al galardón que otorga la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA) al jugador más destacado de la temporada. El jardinero Christian Yelich, de los Milwaukee Brewers; el puertorriqueño Javy Báez, de los Chicago Cubs, y el antesalista Nolan Arenado, de los Colorado Rockies, son los finalistas de la Liga Nacional.

La BBWAA anunciará los resultados del Jugador Más Valioso en un programa especial en el canal de las Grandes Ligas, que comenzará a las 6 p.m. ET. El MVP, que se entrega desde 1931, es el más antiguo de los honores que confiere el gremio de los escritores de pelota de Estados Unidos.

La mayor atención de los aficionados del béisbol estará centrada sobre la votación de la Liga Americana por la presencia de Trout, quien a los 26 años de edad ya tiene dos MVP y siete Juegos de Estrellas, y Betts, un tres veces Todos Estrellas y ganador de tres Guantes de Oro de 25 años.

En el 2016, Trout ganó el segundo MVP de una carrera que ya es legendaria después de siete temporadas, atrapando 19 votos de primer lugar y 356 puntos sobre Betts, quien recibió nueve sufragios de primer lugar, 17 de segundos y 311 puntos. Treinta escritores (dos por cada cada ciudad con franquicia en la liga) votan en un sistema que otorga 14 puntos al primer lugar, nueve al segundo, ocho al tercero y así sucesivamente hasta el décimo puesto.

Ese año, Trout bateó .315 con 29 jonrones, 30 robos, 100 impulsadas, 123 anotadas y 116 bases por bolas y tuvo .441 de OBP y .991 de OPS, en tanto que Betts bateó .318 con 31 jonrones, 25 robos, 113 impulsadas, 122 anotadas, 49 boletos, .363 de OBP y .897 de OPS. Ambas actuaciones individuales fueron muy parecidas, pero el equipo de Betts ganó su división y el de Trout quedó en cuarto lugar, lo que encendió el viejo debate sobre la real definición del premio MVP.

En el 2018, tenemos un poco más de lo mismo. Trout bateó .312 con 39 jonrones, 24 robos, 101 anotadas y lideró su liga en boletos (122), OBP (.460) y OPS (1,088), en cambio Betts encabezó el circuito en bateo (.346), anotadas (129) y Slugging (.640); pegó 32 jonrones y 47 dobles, robó 30 bases y tuvo un OBP de .438.

En WAR (Victorias Sobre Nivel Reemplazo), Betts encabezó el béisbol con 10.9 y Trout fue segundo con 10.2. Trout lideró MLB en esa estadística, que intenta resumir todos los aportes de un jugador en el campo, en sus primeras cinco temporadas. Además de sus aportes con el bate, Betts ganó este año el Guante de Oro en el jardín derecho por tercera temporada al hilo.

Mientras el club de Trout fue penúltimo de su división con una marca de 80-82, el de Betts estableció un récord particular con 108 victorias en la serie regular, ganó un tercer titulo divisional seguido y la codiciada Serie Mundial.

Dicho todo eso, en otro grandioso año para Trout, es Betts quien debe ganar el Jugador Más Valioso, por encima de todos sus colegas, incluso Ramírez, quien bateó .270 con 39 jonrones, 38 dobles, 34 robos, 106 bases por bolas, 105 carreras impulsadas y 110 anotadas.

En la Liga Nacional, Yelich, quien entró a la última fecha del calendario regular buscando una triple corona de bateo es el gran favorito. El jardinero de Milwaukee fue líder de bateo (.326), Slugging (.598), OPS (1,000) y bases alcanzadas (343); segundo en impulsadas (110) y tercero en jonrones (36). Robó 22 bases, anotó 118 carreras, bateó dos veces para el ciclo y lideró a los Brewers a ganar la División Central, apenas su quinta aparición en postemporada.

Báez fue sensacional, bateando .290 con 34 jonrones, 40 dobles, 21 robos, 111 impulsadas y 101 anotadas, mientras que Arenado bateó .297 con 38 jonrones y 110 impulsadas y ganó el Guante de Oro y el Bate de Plata entre los antesalistas del viejo circuito.

Pero si son amantes de las estadísticas de última generación, les informo que mientras Yelich (7.6) fue primero y Báez (6.3) segundo, Arenado (5.6) quedó quinto en el liderato de WAR de la Liga Nacional.

Ya sea usando estadísticas viejas o nuevas o diferentes criterios para determinar la valía de un pelotero, luce como que en el 2018, Betts y Yelich tienen ventaja sobre sus contricantes.