La Vuelta: razones para regresar II

 

18/11/18
11:00 pm
 

 

Por el amigo de la peña:
Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

Hace unos días leí en el diario Trabajadores, en su sección deportiva 
La Polémica, bajo el título; La Vuelta: razones para regresar, tres 
trabajos que, cada uno a su manera, intentan abrirle las entendederas 
a los dirigentes deportivos cubanos, sobre la necesidad de volver a 
contar con este añorado clásico ciclístico.

En el primer trabajo (Ruedas delanteras a podio), Joel García, en 
apretada síntesis hace un recuento del inicio y consolidación del 
evento gestado por Reynaldo Paseiro, así como, lo que representó la 
Vuelta a Cuba para los posteriores éxitos criollos en las pruebas de 
ruta en el área Panamericana y Centroamericana y del Caribe.
Por su parte, Daniel Martínez, en “Entre amores y nostalgias”, deja 
entrever el corajudo esfuerzo de los reyes del pedal a lo largo y 
ancho de la isla, así como la acogida que le brindaba la afición al 
paso de la multicolor caravana, llegando a convertirse en un 
espectáculo sociocultural.

 

 

Por último, Ernesto León, en “De las preferidas de América”, realiza 
una caracterización del giro cubano, el cual según su acertada 
apreciación, reunía casi todas las exigencias de la UCI, lo cual le 
dieron la categoría de pro-tour. En sus argumentos para el retorno, el 
periodista hace referencia a una serie de requisitos necesarios, tales 
como, el empleo de cronometraje electrónico, pago de premios en 
metálico, el alojamiento y los controles antidoping, entre otros.
También hace mención al posible patrocinio de empresas cubanas y 
quiero aquí introducirme en el potaje. Esto es un paso de “avance”, 
que ya algunos periodistas se estén “vinculando” con la realidad por 
la que transita el deporte cubano actual y que sean capaces de 
avizorar una luz en el túnel. Algo que los directivos del deporte no 
han sido capaces de materializar.

Creo, que seguir descargando sobre este tema, es como si continuara 
lloviendo sobre mojado, pero sería “imposible” lograr los patrocinios 
de empresas cubanas, con tantas que difunden y honran el nombre de 
Cuba por todo el mundo. Que agradable sería ver a la Cerveza Mayabe, 
la Tínima o la Cristal, subvencionando el giro cubano, como también lo 
pudieran hacer los Tabacos Cohiba, Partagás, Montecristo y el Agua 
Mineral Ciego Montero.

Ahora, por las “carreteras cubanas”, rodaron lo mejor del ciclismo de 
ruta amateur de los años 70 y 80 del pasado siglo, incluidos varios 
medallistas olímpicos y mundiales, como los ex-soviéticos Sergey 
Sujorochenko, Vladimir Osokin, Avvo Pikkus, Alexandr Averin, Sergey 
Morosov, Diamoliatdin Abduzhaparov, Asiat Saitov y Alexandr Zinoviev; 
los alemanes Berd Drogan, Olaf Ludwing, Uwe Raab, Uwe Ampler, Olaf 
Jentzsch, Thomas Barth y Hardy Groger; los checos Milan Jurko, Jiri 
Skoda y Jan Svorada; los mexicanos Radamés Treviño y Agustín Alcántara 
y los colombianos Abelardo Ríos, Rodrigo Vanegas, Cristóbal Pérez, 
Segundo Chaparro y Gregorio Ladino, entre otros.

Pero, en la actualidad la carretera se convierte en el principal 
obstáculo para el retorno de la Vuelta Ciclística a Cuba, pues la 
vetusta Carretera Central, construida entre 1927 y 1931 y única vía, 
hasta nuestros días, que enlaza a Oriente y Occidente, está en pésimas 
condiciones, lo digo yo, que la he “rodado” casi completa (Santiago de 
Cuba-Matanzas) y se podría pensar en hacerlo por vías alternativas 
(Autopista Nacional y otras, que tampoco gozan de buena salud), pero 
sería como jugar la Serie Nacional de Béisbol en el horario de la 
mañana o en la tarde, quitándole el protagonismo al público, quien ha 
acompañado a los ciclistas a todo lo largo y ancho de la isla, desde 
aquel lejano 1964.

En la actualidad, podrán realizarse Carreras, Clásicos, simulacros, 
pero no veo, ni remotamente cerca, el regreso de la Vuelta Ciclística 
a Cuba.

 

 

3 comentarios

  1. Así yo tambien lo veo Eddy.Saludos.

      • El Loko en 20 noviembre, 2018 a las 9:55 pm
      • Responder

      Es la realidad hermano, un abrazo

    • Amaya en 21 noviembre, 2018 a las 7:45 am
    • Responder

    Era toda una verdadera fiesta las vueltas ciclisticas, el pueblo lo disfrutaba y salia a las calles y carreteras a vitorear a los competidores, el pueblo o la localidad se !paraban! para ver pasar la caravana multicolor.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.