MLB; JD Martínez, un extraordinario y estudioso slugger

21/11/18
2:45 pm
 
Colaboración del miembro del Club Vegueros de la MD:
El Dr. Reinaldo Guevara
 

 

 
 
 
 

“La perfección no es posible, pero si la
perseguimos, podemos lograr la excelencia”.
Vince Lombardi (1913-1970, entrenador de
fútbol americano estadounidense)

 

 

7 March 2011: Houston Astros’ outfielder J.D. Martinez on deck during a Spring Training game against the Washington Nationals at Space Coast Stadium in Viera, Florida. The Nationals defeated the Astros 14-9 in Grapefruit League action. ***** Editorial Sales Only *****

 

Hace unas semanas, antes que comenzarán los play off de la temporada 2018 en las Grandes Ligas, un amigo de Cuba me preguntaba quién y de dónde era JD Martínez. Mi respuesta fue, sin pensarlo mucho, es cubano y le gustan los frijoles y el arroz como a todos nosotros.

En Cuba muestran juegos de béisbol de las Grandes Ligas los domingos, en un programa que llaman béisbol internacional, por lo que resulta difícil admitir que JD o Julio Daniel Martínez no haya aparecido en pantalla de TV cubana, por lo que es de suponer que  los narradores omitan los orígenes de este pelotero. Recuerdo en una ocasión, cuando JD todavía jugaba para los Tigres de Detroit, que el narrador dominicano de ESPN, el hombre del No, no, no, a la hora del jonrón, Ernesto Jerez, comentaba que JD tenía 100% de raíces cubanas. Si él lo hace, ¿por qué los narradores cubanos no?

Efectivamente, cubano-americanos como él hay otros más jugando en las Mayores, son los casos de Jon Jay, Alex Ávila, Gio González, Sean Rodríguez y otros más. No nacieron en Cuba, pero tienen una formación cubana en casa, algo que se trasmite de generación en generación.

Empecemos por dar la ficha biográfica de este gran pelotero, nacido el 21 de agosto de 1987 en Miami, batea y lanza a la derecha, mide 190 cm, terminó escuela superior en Pembroke Pines, Florida, y en 2006 fue escogido por sorteo, en la 36ta. ronda, por los Mellizos de Minnesota, pero no firmó con este equipo, por lo que fue nuevamente a sorteo en 2009, y los Astros de Houston se lo llevaron en la vigésima ronda, equipo con el que sí firmó. Con los Astros debutó en la temporada de 2011, al año siguiente logró jugar en AAA (Halcones rojos de Oklahoma City de la Liga de la Costa del Pacífico) y luego con los Astros nuevamente. En la temporada de 2012, concretamente el 13 de abril, JD conectó el primer jonrón en la historia del recién estrenado Marlins Park, lo hizo en la octava entrada de un juego entre Marlins y Astros. Su batazo sirvió para empatar el desafío a cuatro carreras.

En el inicio de la temporada de 2014, los de Houston lo liberaron, no sabían el error que estaban cometiendo. Los Tigres estaban al acecho y dos días después lo firmaron.

Para su suerte, se integró en un equipo con dos excelentes bateadores venezolanos, Miguel Cabrera y Víctor Martínez, donde JD comenzó a batear, a la vez que aprendía de estos jugadores, preguntaba una y otra vez, algo que revelara en su momento Víctor Martínez. El director Brad Ausmus lo situó de sexto en el orden al bate, o sea por detrás de los venezolanos ya indicados y del experimentado jardinero Tori Hunter. Julio Daniel rindió, promedió .315 a la vez que botaba la bola 23 veces, 30 dobles y 3 triples, y empujaba 76 carreras. Lanzador que se confiara, recibía castigo inmisericorde del cubano-americano al bate. En esa oportunidad, JD jugó su primera post temporada, en la que conectó 3 extrabases, incluido dos cuadrangulares, en 12 veces al bate en 3 partidos.

 

J.D. Martínez con Detroit

 

En la siguiente temporada, tendría la oportunidad de tener dos compañeros cubanos, uno fue Yoenis Céspedes por espacio de 102 juegos, ya que luego fue canjeado a los Mets, y el torpedero José “Candelita” Iglesias. En estas circunstancias, Ausmus situó a JD como quinto, por detrás de Víctor Martínez, mientras que Céspedes consumía el sexto turno al bate. La productividad de JD se elevó extraordinariamente, ya que disparó 73 extrabases, entre ellos 33 dobles, 2 triples y 38 jonrones, además de empujar 102 carreras. Ningún otro pelotero de su equipo se le acercó en esa extraordinaria producción ofensiva.

En la temporada de 2016, conectó 22 jonrones, entre los 59 extrabases que logró, empujó 68 carreras y volvió a promediar sobre los .300. La temporada de 2017 fue su última con los Tigres. En el momento de su canje al Arizona por tres peloteros de las menores, JD había jugado 57 partidos, bateado 31 extrabases, entre ellos 16 jonrones, con 39 impulsadas. El realizador de este canje fue, cosas de la vida, el cubano Al Ávila, vicepresidente ejecutivo de operaciones de béisbol y gerente general de los Tigres. No hay peor cuña que la del mismo palo. No creo a JD le haya dolido, a fin de cuentas estaba pasando a jugar con un conjunto que jugaría en los play off de la Liga Nacional, aunque ahí fueron barridos por los Dodgers en 3 juegos.

Con los Cascabeles de Arizona, JD prosiguió sus faenas de bateo, ya que conectó 29 jonrones e impulsó 65 carreras, lo que arrojó un total de 45 jonrones, con 104 empujadas y promedio de .303 en 2017. En la post temporada bateó 4 hits en 11 veces al bate, incluido un jonrón. Los lanzadores de los Dodgers prestaron mucha atención en cómo lanzarle a un hombre tan peligroso al bate como JD.

Terminada la temporada de 2017, JD se convirtió en agente libre, de hecho un slugger de lujo, ya que JD es hombre de empujar carreras. Por lo visto, poco le importa si el jonrón camina 350 o 400 pies, lo que sí le interesa es producir a la hora buena.

Finalmente firmó con los Medias Rojas de Boston, equipo que había mejorado toda su nómina incluido su manager, el boricua Alex Cora. El contrato fue de 110 millones por cinco años, aunque con opción de salirse del equipo en el 2019 y en el resto de los años sucesivos. Anualmente gana 23.5 millones anuales en cada uno de los 3 primeros años, y 19.5 millones en cada año de los dos últimos del contrato.

 

J.D. Martínez con los Medias Rojas

 

 

JD fue pieza clave de la ofensiva bestial de los Medias Rojas en la temporada de 2018. Con este equipo alineó como designado en 93 juegos y el resto fue jugando los jardines, sobre todo en los partidos de inter-liga.  Lideró el departamento de empujadas, con 130, en la Liga Americana, disparó 43 jonrones y promedió .330. No sé si viendo todo lo que ha producido JD, primero con el Arizona y luego con los Medias Rojas, a los Tigres les dé pena haber canjeado a su probablemente mejor bate. Los Medias Rojas arrasaron en la Liga Americana al ganar 108 juegos, algo nunca alcanzado por otros managers y equipos de esta franquicia. En la post temporada vencieron a los Yankees 3-1 en la primera ronda, luego aplastaron 4-1 a los Astros, ganando 3 juegos consecutivos en el mismo Houston, y finalmente destrozaron a los muy desmejorados Dodgers en la serie mundial, donde los Medias Rojas perdieron un solo juego en 18 entradas. Esta vez JD bateó 15 hits, entre ellos 3 jonrones y dos dobles, y empujó 14 carreras.

JD es un pelotero en ascenso y eso tiene su explicación. Hace unos dos años, la ESPN mostró dos libretas de este pelotero, donde anotaba todo lo que lanzaban, todo lo que él hacía, en fin, anotaciones para mejorar su bateo. Las libretas en su portada tenían dos advertencias: Don´t open y no abra. Víctor Martínez, un bateador ambidextro de extraordinario tacto, decía que JD continuamente le consultaba, que era un pelotero muy observador y muy deseoso de mejorar su ofensiva. Por lo que no es errado pronosticar mejores promedios y producción de extrabases, siempre con salud, en próximas temporadas.

Que en Cuba no quieran decir su origen cubano, lamentable, pues la única diferencia es que no nació en la isla. En cuanto a su forma de pensar, es libre y soberano de hacerlo como lo crea más conveniente. JD no es un político, es un deportista, un jugador de béisbol. Por lo que hemos visto durante estas últimas temporadas, JD es un pelotero muy correcto en el terreno de juego. Por la información que aparece en internet, JD fue expulsado una sola vez después de un ponche en el sexto inning del juego de los Tigres contra los Angelinos el 28 de agosto de 2016.

 

Escrito por Esteban Romero, 10 octubre de 2018, con parte de la información extraída de baseball-reference.com

 

Tomado de: Deportescineyotros

 

1 comentario

  1. Como simpre magnifico trabajo Dr la gran diferencia entre jerez y nuestros narradores es que a jerez eso no le quita los frijoles , los nuestros podrian perderlos , eso aca lo sabe hasta el gato si han obviado a grandes figuras cubanas nacidas en cuba por 60 años que lo hagan con las raices de Jd que nacio en la archiodiada Miami no asombra a nadie , apartando ese tema es un magnifico pelotero con una gran proyeccion en un futuro estoy casi seguro que ingresaria el cluib de los 450 hrs y las 1600 rbi se merecia con mayusculas el premio edgar martinez de sobra y reitero magnifico trabajo que nos careca a una gran figura del beisbol cubano americano

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.