Los cubanos en la MLB 2018 (I)

Por el peñista: Abel Zaldívar

Por el peñista: Abel Zaldívar

Jugar en las Grandes Ligas significa llegar a la cúspide del béisbol mundial, mantenerse varias campañas con un rendimiento destacado equivale a dejar un legado imborrable. En esa fase superior 26 cubanos (incluyendo seis debutantes) tuvieron acción en la temporada del 2018. Lesiones, récords históricos, jonrones claves a la hora cero, rostros nuevos, premios individuales. De todo eso vimos a lo largo de siete meses, donde también se evidenciaron señales de un futuro prometedor. En este trabajo reseñaremos la actuación de cada uno de nuestros compatriotas, en conteo regresivo, teniendo en cuenta las expectativas que había con cada jugador de cara a esta campaña, sus méritos y distinciones, marcas personales establecidas, estabilidad en las Mayores y el aporte a su equipo además de lo que reflejan las estadísticas. Como datos complementarios aparecen su salario en el 2018 y su labor de por vida en la Gran Carpa. En este primer trabajo veamos lo hecho por los ubicados en los puestos del 26 al 14:

26- Néstor Cortés (# 51, L, Orioles de Baltimore): Uno de los cubanos menos conocidos por nuestra afición recibió la oportunidad añorada. Aunque el sitio Baseball-Reference diga que Néstor Cortés nació en Hialeah, Florida, eso es incorrecto, él nació en el Surgidero de Batabanó, Mayabeque, el 10 de diciembre de 1994 y salió de Cuba con apenas 7 meses, cuando su padre se ganó la lotería de visas. Cortés fue elegido en la ronda 36 del Draft Amateur por los Yankees de Nueva York en el 2013 y pasó a las menores con sólo 18 años. Pese a firmar excelentes números en esas instancias durante cinco temporadas (marca de 25-14, 2.08 de PCL, 324 innings y 344 ponches, WHIP de 1.00 y average oponente de 209) nunca fue llamado al equipo mayor de los Yankees. Por ello fue seleccionado por los Orioles de Baltimore en el Draft de Regla 5, el 14 de diciembre del 2017. Por ser escogido en ese proceso de selección, los oropéndolas debían mantenerlo en el roster del equipo grande durante toda la campaña o enviarlo de vuelta a su equipo original, los neoyorquinos. Luego de un entrenamiento primaveral no tan positivo, Cortés debutó temprano en la MLB. Lo hizo el 31 de marzo del 2018, a los 23 años de edad, siendo el cubano número 201 en llegar a ese nivel y el primero entre los que se estrenaron este año, en encuentro que los Orioles perdieron ante los Mellizos de Minnesota. Ahí tiró 2 episodios de tres hits y una carrera limpia, con par de boletos e igual cantidad de ponches. En total, el zurdo permitió al menos una rayita merecida en tres de sus cuatro presentaciones, todas como relevista. Su último trabajo en la Gran Carpa fue el 9 de abril, en el revés contra los Azulejos de Toronto. En total, en sus cuatro apariciones tiró 4.2 entradas, con diez incogibles tolerados, cuatro carreras limpias, tres ponches, cuatro boletos, elevado PCL de 7.71 y un WHIP de escándalo (3.00). Posteriormente, los entonces dirigidos por Buck Showalter lo designaron para asignación y el 13 de abril retornó a los Yankees. Con la franquicia del Bronx se mantuvo todo el tiempo en las menores (Doble A – Triple A) y en 24 desafíos (de ellos 18 como abridor), tuvo balance de 6-6, con 99 ponches y 38 boletos en 115 innings, average rival de 228, PCL de 3.68 y WHIP de 1.18.

Salario en el 2018: 35 160 dólares.

Números de por vida en la MLB (2018):

G-P: 0-0, PCL: 7.71, SO: 3.

25- Odrisamer Despaigne (# 40, L, Marlins de Miami / Angelinos de Los Ángeles de Anaheim): Odrisamer sigue sin acercarse a su versión del debut en 2014 (4-7 en 16 aperturas, 3.36 de PCL y 1.21 de WHIP) pero, contra viento y marea, ya acumula cinco temporadas en el mejor béisbol del mundo. Teniendo en cuenta su exitoso cierre en el 2017 se esperaba un renacer del capitalino pero la realidad fue totalmente opuesta. Comenzó la zafra con buen pie, pues les dio a los Marlins de Miami su primera victoria de la ronda regular, el 30 de marzo, en un juego de 17 innings contra los Cachorros de Chicago. Después de allí, se descarriló. Con el conjunto dirigido por Don Mattingly obtuvo sus únicos dos triunfos de toda la etapa eliminatoria (2-0), pero dejó efectividad de 5.31 en 20.1 entradas de trabajo. En ese lapso permitió 22 imparables, con 12 carreras limpias, y un WHIP de 1.48. Pasó un mes en la lista de lesionados por un tirón en el antebrazo derecho y, acto seguido fue enviado a Triple A (New Orleans) el 7 de junio, donde dejó promedio de carreras limpias de 4.36, con 40 ponches en 43.1 episodios. El 14 de agosto fue cambiado para los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim, su cuarto equipo en la Gran Carpa. Con los Angelinos debutó el viernes 17 de ese propio mes, fecha en la que cargó con la derrota ante los Vigilantes de Texas, tras permitir seis hits y cinco anotaciones en un fatídico segundo episodio. En cada salida con los Angelinos sus estadísticas solo empeoraron, cerrando su estancia en esa franquicia con marca de 0-3 en ocho salidas (la mitad de ellas como abridor), 18 carreras aceptadas en 18.2 innings, 17 ponches, once boletos y números de espanto en PCL (8.20), WHIP (2.20) y average rival (361). En total, juntando lo hecho con Miami y Anaheim, tuvo balance adverso de 2-3, con 39 entradas lanzadas en 19 desafíos, 34 anotaciones permitidas, 29 limpias, 35 ponches, 19 bases por bolas, PCL de 6.69, WHIP de 1.82 y promedio ofensivo rival de 321. En los tres últimos indicadores cosechó sus peores resultados en su carrera a este nivel. A inicios de noviembre, los Angelinos pusieron a Despaigne en la lista de waivers. Al no ser tomado por ninguna escuadra, el diestro iba a ser enviado a las menores de la organización, algo que él y su agente no permitieron y, el día 5 del propio mes, decidieron optar por probar fortuna en la agencia libre. Probablemente, su suerte lo lleve a conseguir un nuevo contrato de ligas menores, aunque tampoco debería descartarse un viaje hacia el béisbol asiático.

Salario en el 2018: 1 090 000 dólares.

Números de por vida en la MLB (2014-2018):

G-P: 13-24, PCL: 4.94, SO: 217, JL: 106, WHIP: 1.42.

24- José Adolis García (# 28, J, Cardenales de San Luis): El avileño, con experiencia en 5 Series Nacionales, se ganó el ascenso a la Gran Carpa. Brilló en Triple A con el Memphis Redbirds a lo largo de 112 compromisos. Su average fue un poco bajo, apenas 256 (406-104) pero largó 51 extrabases (25 dobles, cuatro triples, 22 jonrones), remolcó 71 carreras, robó 10 bases en trece intentos y su slugging fue de 500. No por gusto fue seleccionado el Jugador de la Semana del 23 al 29 de julio de la Liga de la Costa del Pacífico (average de 414: 29-12, con seis vuelacercas y 14 remolcadas) y resultó premiado como el Jugador del Mes de julio de los Cardenales en Ligas Menores (en ese lapso tuvo 12 partidos multihits, anotó 21 carreras, conectó 8 dobles, un triple y 10 cuadrangulares mientras remolcaba a 25 compañeros al home plate). Su jornada más brillante fue la del 26 de julio, fecha en la que se convirtió en el séptimo jugador en la historia de su equipo en conectar tres jonrones en un partido y el único en conectar uno con bases llenas durante la hazaña. Ese mismo día José Adolis empató el récord de la franquicia con 8 carreras empujadas en un juego. Por si todo ello fuera poco, la prestigiosa revista Baseball America lo calificó como el mejor brazo entre los jardineros en las menores. Ante tales resultados recibió el boleto añorado para jugar en la MLB. Debutó el 8 de agosto del 2018, a los 25 años de edad, siendo el cubano número 205 en llegar a ese nivel y el quinto entre los que se estrenaron este año. Ese día fue el octavo bate y jardinero central de los Cardenales, firmando aciaga noche de 4-0 ante los Marlins de Miami. Con su debut, el hermano del antesalista Adonis García se convirtió en el séptimo caso de hermanos cubanos con experiencia en la MLB luego de Baldomero y José Acosta, Roberto y Oliverio Ortiz, Carlos y Camilo Pascual, José y Ozzie Canseco, Liván y Orlando “El Duque” Hernández y Yulieski y Lourdes Gurriel Jr. Su primer hit en la MLB llegó el 10 de agosto, en el octavo inning, frente a los Reales de Kansas City, convirtiéndose en el cubano 168 que consigue al menos un imparable en ese nivel. Luego tuvo un efímero retorno a las menores y el 29 de agosto fue nuevamente ascendido, siendo utilizado mayormente como jardinero derecho en las postrimerías de los encuentros. En total actuó en 21 desafíos, con average de 118 (dos imparables en 17 veces al bate), tres anotadas, un doble, una impulsada, siete ponches recibidos, OBP de 118 y slugging de 176. En el 2019 luchará por mostrar todo su talento en las Mayores con su prestigioso elenco.

Salario en el 2018: 120 130 dólares.

Números de por vida en la MLB (2018):

AVE: 118, HR: 0, CI: 1.

23- Ariel Miranda (# 37, L, Marineros de Seattle): El mayabequense tuvo aceptables números en los entrenamientos de primavera (marca de 2-0, con 3.60 de PCL y 268 de average rival) pero su mayor enemigo, el descontrol (WHIP de 1.47) hizo que comenzara la temporada en las menores. Sin embargo, fue ascendido al poco tiempo al equipo principal en la MLB, teniendo su única actuación el 19 de abril cuando fue el abridor ante los Astros de Houston y en cinco entradas permitió una carrera limpia con cierto descontrol (5 ponches y cuatro bases por bolas), para un PCL de 1.80 y discreto WHIP de 2.00. Luego retornó a las menores viendo acción en Clase A Avanzada y Triple A, firmando números combinados de 11 choques lanzados, 10 como abridor, con exitoso balance de   6-0, 50.1 innings de labor, 45 ponches, 26 boletos, promedio rival de 268, PCL de 3.75 y nuevamente un elevado WHIP de 1.53. El 4 de julio fue despedido por los Marineros para poder firmar en Japón, donde tuvo un rendimiento brillante.

Salario en el 2018: 2 930 dólares.

Números de por vida en la MLB (2016-2018):

G-P: 13-9, PCL: 4.72, SO: 186, JL: 44 WHIP: 1.25.

22- Yoan Moncada (# 10, 2b y 3b, Medias Blancas de Chicago): Del cienfueguero se esperaba el despegue hacia planos estelares y la realidad fue radicalmente opuesta. En su primera temporada completa en las Mayores su rendimiento fue decepcionante, amén de algunos destellos de calidad. El 17 de abril conectó el primer jonrón con las bases llenas (Grand Slam) de su carrera en las Grandes Ligas, ante los Atléticos de Oakland. El 24 de junio largó un jonrón y empujó seis carreras (marca personal) frente a los propios Atléticos. Pero su desempeño fue sumamente inconsistente. Hasta la parada por el Juego de las Estrellas poseía average de 238, con 130 ponches en 344 turnos oficiales y 15 errores a la defensa. En el plano positivo, se convirtió en el séptimo jugador de los Medias Blancas en exhibir en ese momento de la contienda al menos cinco triples, diez jonrones y 40 carreras impulsadas (en su caso 5-12-41), antecedido por los puertorriqueños Alexis Ríos (2012), José Valentín (2000) e Iván Calderón (1989), además de Ray Durham (2000), Gee Walker (1939) y Al Simmons (1933). El 16 de septiembre se tomó tres ponches ante los Orioles de Baltimore, llegando a 201 en la molienda, teniendo el nada agradable “privilegio’’ de ser el primer cubano con 200 o más ponches en una campaña de la MLB, muy superior al récord vigente para nuestros compatriotas hasta este año en manos de José Canseco (175 en 1986), y el séptimo bateador en general en las Mayores. En total, “Yoyo’’ tuvo acción en 149 encuentros, en los que bateó para un deficiente 235 (136 hits en 578 veces al bate), con 73 anotadas, buena producción de extrabases (32 dobles, seis triples, 17 bambinazos), 61 carreras impulsadas, 67 boletos, la friolera de 217 cafecitos, 12 bases robadas en 18 intentos, 315 de OBP y 400 de slugging. Fue líder en ponches recibidos de la Liga Americana y en toda la MLB, aventajando en “cerrada batalla’’ a los toleteros Giancarlo Stanton, de los Yankees (211) y Joey Gallo, de Texas (207). Ese total de 217 lo ubica cuarto en la lista histórica para una campaña, detrás del recordista Mark Reynolds (223 en 2009 con Arizona), Adam Dunn (222 en 2012, precisamente con los Medias Blancas) y Chris Davis (219 en 2016 con Baltimore). Igualmente, constituye el máximo registrado por un jugador con 23 años o menos de edad, desplazando el total de Kris Bryant (199) en el 2015. Otra nota negativa del sureño es que resultó el cuarto atleta con más errores a la defensa (20) en toda la Gran Carpa, empatado con su compañero de equipo Tim Anderson y los integrantes de los Atléticos, Marcus Semien y Matt Chapman, y el puntero entre los defensores de la segunda base. El único mes en el que tuvo average de 275 o más fue septiembre (301: 93-28) y estampó tres almanaques con 40 o más ponches: abril (44), junio (45) y agosto (42). Ah, y no todo fue malo. La mayoría de los lanzadores busca marcar con el primer lanzamiento y allí Moncada sacó ventaja, con promedio de 434 (53-23) haciéndole swing a ese primer envío. Con las bases llenas resultó una verdadera amenaza, produciendo para 471 (17-8), con 20 carreras fletadas para home. Hasta ahora Moncada se ha mostrado lejos de ser lo esperado cuando los medios lo calificaban como el prospecto número 1 de todas las Grandes Ligas. A su favor tiene su juventud (23 años) y un talento que en cualquier momento puede explotar en su cabalidad. Ojalá sea más temprano que tarde.

Salario en el 2018: 555 000 dólares.

Números de por vida en la MLB (2016-2018):

AVE: 234, HR: 25, CI: 84, SO: 303.

21- Guillermo Heredia (# 5, J, Marineros de Seattle): El yumurino abrió el 2018 en el roster principal pero, a pesar de estar bateando 310 en sus primeros 29 turnos, fue bajado a Triple A cuando los Marineros activaron al lanzador nicaragüense Erasmo Ramírez y optaron por mantener al veterano Ichiro Suzuki como cuarto jardinero. En el nivel más alto de las menores no dejó margen a las dudas y en apenas once choques su average resultó de 276 y el OBP se elevó hasta los 421. Así, ante la salida definitiva de Ichiro del plantel, no les quedó más remedio que subirlo nuevamente a la Gran Carpa y allí se mantuvo por el resto de la contienda, alternando entre la pradera izquierda y la central. En total intervino en 125 juegos en la MLB, con average de 236 (69 inatrapables en 292 veces al bate), 29 anotadas, 14 dobles, un triple, cinco jonrones, 19 remolcadas, 32 boletos, 52 ponches, dos bases robadas en seis intentos, 318 de OBP y 342 de slugging. Fijó marcas personales en juegos jugados, pasaportes gratis recibidos y slugging. Terminó de líder en average defensivo (1000) entre los jardineros en toda la MLB, igualado con Josh Reddick (Astros), Mike Trout (Angelinos) y Jon Jay (Reales/ Diamondbacks). Su mejor mes en las Mayores fue, por mucho, septiembre cuando, madero en ristre, conectó para 414 (29-12), con cinco extrabases, envidiable tacto (seis boletos y un ponche) y un fantástico OBP de 514. Cierre por todo lo alto. El 8 de noviembre fue cambiado al Tampa Bay Rays como parte de un acuerdo que incluyó a cinco jugadores. Posiblemente con su nuevo elenco ocupe un puesto de titular y tenga la |oportunidad de exhibir un rendimiento superior, que lo afiance en esa alineación.

Salario en el 2018: 714 680 dólares.

Números de por vida en la MLB (2016-2018):

AVE: 244, HR: 12, CI: 55.

20- Cionel Pérez (# 59, L, Astros de Houston): El lanzador zurdo, nacido en Matanzas, el 21 de abril de 1996 tuvo su estreno en el mejor béisbol del mundo. Abrió la campaña en las menores y brilló en cada salida con el Corpus Christi (sucursal de Doble A de Houston), a tal punto de que fue dos veces seleccionado el Pitcher de la Semana (periodos del 16 al 22 de abril y del 14 al 20 de mayo), resultó el Jugador del Mes de junio de toda la organización en las menores y participó en el Juego de las Estrellas de la Liga de Texas. La roca de Camarioca, como también lo llaman muchos, presentaba balance de 5-1 con una efectividad de 2.20 y 71 ponches en 57 entradas de actuación cuando llegó la llamada esperada, el 28 de junio para que tomara el lugar de Yulieski Gurriel, quien había sido puesto en la lista de paternidad. Pese a ello no tuvo tiempo de estrenarse y tras el regreso del Yuli volvió a Doble A. Su segunda oportunidad fue antes de la parada por el Juego de las Estrellas y ahora sí pudo debutar en la MLB, el 11 de julio del 2018, a los 22 años de edad, siendo el cubano número 204 en llegar a ese nivel y el cuarto entre los que lo hicieron este año. Ese día Cionel, que había actuado en dos Series Nacionales con los Cocodrilos, se enfrentó a los Atléticos de Oakland y aunque no las tuvo todas consigo (en 1.2 innings permitió dos hits, con par de boletos, una carrera limpia y recetó dos ponches) mostró una velocidad en la recta de 97 millas por hora y un talento inocultable. Luego volvió a las menores, donde cerró la contienda con marca total entre Doble A y Triple A de 7-1 en ganados y perdidos, 20 juegos trabajados, once de ellos como abridor, uno salvado, 73.2 capítulos, 89 ponches y 28 boletos, average rival de 216, PCL de 2.08 y un WHIP de 1.18. A mediados de agosto volvió a ser promovido al equipo principal teniendo un decoroso desempeño. En total trabajó en ocho compromisos en la MLB, todos como relevista, con 12 ponches y 7 pasaportes gratis en 11.1 episodios, cinco carreras limpias permitidas, tres bambinazos soportados, average rival de 158, 3.97 de PCL y buen WHIP de 1.15. Una prometedora carrera se le avizora al yumurino.

Salario en el 2018: 545 000 dólares.

Números de por vida en la MLB (2018):

G-P: 0-0, PCL: 3.97, SO: 12, WHIP: 1.15.

19- Yoan López (# 50, L, Diamondbacks de Arizona): La voluntad fue premiada en este caso. Yoan, nacido en Nueva Gerona, Isla de la Juventud, el 2 de enero de 1993, renació de las cenizas y llegó al máximo nivel. Como prospecto de los Diamondbacks (firmó por 8 millones de dólares previo a la temporada del 2015), ofendió a sus compañeros con un post de Instagram en el que insultó a la organización. Le dio en la cara al también prospecto Dansby Swanson con un pitcheo, algo que no estaba claro como accidente o a propósito. Y dos veces, abandonó su equipo con la aparente intención de dejar el béisbol. Pero tras hacer la transición de abridor a relevista llegó el tan ansiado despegue. En el 2017 tuvo efectividad de 0.85 y 59 ponches en 21 presentaciones y 31.2 entradas, con WHIP de 0.82 entre el nivel de Rookie y Clase A Avanzada. En este año brilló en Doble A con los Generales de Jackson: balance adverso de 2-6 pero 87 ponches y 26 boletos en 61.2 innings, 12 juegos salvados, PCL de 2.92, average rival de 174 y WHIP de 1.04. Como justo premio participó en el Juego de las Futuras Estrellas de la MLB, ponchando fácilmente al único bateador que enfrentó y fue ascendido al equipo principal de los Diamondbacks el 3 de septiembre. Debutó en la MLB el 9 de septiembre del 2018, a los 25 años de edad, siendo el cubano número 206 en llegar a ese nivel y el sexto y último entre los que lo hicieron este año. Ese día el pinero, con experiencia en tres Series Nacionales, tuvo un estreno en las Grandes Ligas de esos que son preferibles olvidar, tan negativo que ni siquiera sacó un out; al contrario, recibió imparable de cada bateador enfrentado. En su labor ante los Bravos de Atlanta concedió un triple (ante el venezolano Ronald Acuña Jr., a la postre Novato del Año de la Liga Nacional) y dos estacazos de vuelta completa (por parte de Lucas Duda y el panameño Johan Camargo). Ese desastroso trabajo tuvo algunos puntos negativos en la historia. Por ejemplo, se convirtió en apenas el cuarto lanzador en la historia de Arizona en no sacar siquiera un out en su debut en la Gran Carpa. Ese grupo lo integran, además de López: Vicente Padilla, Eric Knott y Ryan Cook. Para colmo, y este quizás es el dato más relevante, pasó a ser el segundo pitcher en la historia de la MLB que se estrena permitiendo al menos tres carreras limpias y par de vuelacercas. El otro, casualmente, lo “logró’’ este mismo año (primero que el cubano): Zack Weiss, con los Rojos de Cincinnati frente a los Cardenales de San Luis, el 12 de abril. Por suerte, recompuso su andar y dejó una grata impresión en el bullpen de los Diamondbacks. Luego de su tumultuosa primera aparición en las Grandes Ligas, solo supo brillar. En sus siguientes nueve presentaciones estuvo verdaderamente imbateable, dominando a placer con su potente e imponente recta, que alcanzó las 99.29 millas y promedió 97.52 mph. En 9 innings luego de su debut, permitió solo cuatro hits y ninguna rayita, apenas dio una base por bolas y retiró a 11 contrarios por la vía del tercer strike. Los rivales le batearon para 133 y únicamente le conectaron un extrabase (doble) en el periodo mencionado. En total, en 10 desafíos y nueve entradas, recetó once ponches, con PCL de 3.00, average rival de 212 y fantástico WHIP de 0.89. Los entrenamientos primaverales de 2019 serán vitales para el diestro, que cuenta con toda la confianza del manager Torey Lovullo. Allí, ante las imprecisiones del bullpen de los desérticos, podría hacerse con un puesto clave en el club, uno que le permita lanzar en situaciones apretadas en la parte final de cada compromiso, como prefiere Yoan.

Salario en el 2018: 82 040 dólares.

Números de por vida en la MLB (2018):

G-P: 0-0, PCL: 3.00, SO: 11.

18- Adeiny Hechavarría (# 29, ss, Tampa Bay Rays / Piratas de Pittsburgh / Yankees de Nueva York): “La Pantera’’ tuvo una temporada atípica y poco común para los cubanos. En 61 partidos con el Tampa Bay registró average de 258 (217-56), con tres bambinazos, 26 empujadas y promedio defensivo de 990. El 30 de junio puso fin su racha de 94 encuentros (319 lances) sin cometer error alguno, marca entre los campocortos en la historia de los Rays. Sin embargo, el club prefirió priorizar al dominicano Willy Adames (prospecto número 1 de la organización) y lo designó para asignación el primero de agosto. Cinco días después fue adquirido por los Piratas de Pittsburgh, a cambio del lanzador Matt Seelinger. Con su nuevo elenco apenas intervino en 15 compromisos, firmado average de 233 (43-10), con cuatro dobles, un bambinazo y tres impulsadas. Poco duró allí pues el 31 de agosto (fecha límite para incluir en listados de play off a los peloteros adquiridos de otras organizaciones) fue nuevamente cambiado, esta vez para los mediáticos Yankees de Nueva York, con la misión de ejercer como refuerzo defensivo, una medida preventiva de los Bombarderos del Bronx ante la lesión en el tobillo izquierdo de su torpedero titular, el holandés Didi Gregorius. El lunes 3 de septiembre logró algo casi inédito entre cubanos, una hazaña que no se conseguía desde 1972. El torpedero dio su primer hit con los Yankees, en la derrota 6-3 frente a los Atléticos de Oakland, y se convirtió en apenas el tercer antillano en la historia en dar al menos un imparable con tres equipos distintos en una misma temporada de las Grandes Ligas. El nacido en Santiago de Cuba comparte su nuevo hito con José Joaquín “Joe” Azcue y Orlando “Marty” Martínez. El primero de ellos lo alcanzó en 1969, cuando jugó para los Indios de Cleveland, los Medias Rojas de Boston y los Ángeles de California. En el caso de Martínez, ocurrió en 1972, con los Cardenales de San Luis, los Atléticos y los Rangers de Texas. Adeiny igualmente pasó a ser el cuarto cubano en la historia en ver acción con trío de clubes en una misma campaña. Además de los otros dos mencionados anteriormente, también lo hizo —aunque como lanzador— Emilio Antonio “Tony” Fossas, quien en 1998, se montó en la loma con los Marineros de Seattle, los Cachorros de Chicago y los Rangers. En su cuarto juego con la camiseta rayada, el 5 de septiembre, despachó un vuelacercas contra los Atléticos de Oakland que lo convirtió en el quinto cubano que pega cuadrangular con los Yankees, tras Willy Miranda, Bobby Ramos, José Canseco  y Juan Miguel Miranda. Con los Mulos de Manhattan, el indómito vio acción no solo en el campo corto sino también en la tercera base (posición que no defendía desde su estreno en el 2012) y en 18 partidos firmó discreto average de 194 (36-7), con dos carreras impulsadas, ambas por conexiones que sobrepasaron los límites del terreno. Además, fue parte de una artillería ofensiva de los Yankees que estableció récord en bambinazos para un equipo en una temporada de la MLB con 267, superior a los 264 de los Marineros de Seattle en 1997. En total, en la temporada regular disputó 94 juegos, en los que bateó 247 (73 hits en 296 veces al bate), con 34 anotadas, once dobles, seis vuelacercas, 31 remolques, 16 boletos, 58 ponches, dos bases robadas en igual cantidad de intentos, discreto OBP de 279, slugging de 345 y average defensivo de 985. En la postemporada (Juego de Comodín de la Liga Americana – Serie Divisional) vio acción en cuatro desafíos como antesalista suplente, firmando un excelente fildeo en el duelo de comodín ante Oakland. Madero en ristre se fue en blanco (000) en tres turnos oficiales y recibió una base por bolas. Actualmente es agente libre.

Salario en el 2018: 5 900 000 dólares.

Números de por vida en la MLB (2012-2018):

AVE: 254, H: 714, HR: 28, CI: 238.

17- José Miguel Fernández (# 20, 1b, Angelinos de Los Ángeles de Anaheim): El otrora camarero de los Cocodrilos de Matanzas devino ahora en primera base de los Angelinos. Inició el 2018 en Triple A con el Salt Lake Bees y allí dejó un average de 345 en sus primeros 53 desafíos. Por ello no fue raro que ante la lesión del versátil japonés Shohei Ohtani fuera promovido al nivel superior. El zurdo yumurino, con experiencia en 8 Series Nacionales, debutó en la MLB el 8 de junio del 2018, a los 30 años de edad, siendo el cubano número 203 en llegar a ese escalón y el tercero entre los que se estrenaron este año. En su primer desafío, como séptimo bate, se fue de 3-1 ante los Mellizos de Minnesota. En ese momento, se convirtió en apenas el cubano número 24 en disputar su primer juego en Grandes Ligas con 30 años o más de edad, un grupo que incluye estrellas como Orlando “El Duque” Hernández, José Ariel Contreras y Yulieski Gurriel. Dos días más tarde tuvo noche de 3-2 (par de dobles) frente a los gemelos, incluyendo su primera carrera impulsada. José Miguel conectó al menos un incogible en cada uno de sus primeros cuatro enfrentamientos, con cinco hits en 12 turnos legales con el madero (417). A finales de ese propio mes, pese a sus decorosos números (average de 272 en 10 choques), fue enviado de vuelta a Triple A. Cerró su actuación en el nivel más alto de las menores con resultados de excelencia: en 91 compromisos bateó 333 (357-119), con 66 anotadas, 19 dobles, un triple, 17 batazos de vuelta completa, 59 empujadas, casi la misma relación de boletos (33) y ponches (34), lujoso OBP de 396 y slugging de 535. No hay dudas, las menores ya le quedaban chiquitas. Por ello, y tras dos reapariciones efímeras en los meses de julio y agosto, volvió a la Gran Carpa el primero de septiembre para quedarse hasta el final de la ronda regular como inicialista titular (aunque también tuvo breves estancias en segunda y tercera base). El día once sonó, en el segundo inning, su primer jonrón en la MLB, siendo esta la carrera decisiva en el éxito 1-0 de los Angelinos sobre los Vigilantes de Texas. En total disputó 36 encuentros en las Grandes Ligas, con promedio ofensivo de 267 (31 indiscutibles en 116 turnos oficiales), ocho dobles, dos bambinazos, 9 carreras anotadas, once empujadas, seis bases por bolas, 15 ponches, una base robada en su único intento, 309 de OBP y 388 de slugging. En él se cumple cabalmente aquel refrán, más vale tarde que nunca. El 21 de noviembre fue designado para asignación por los Angelinos, quienes, de este modo, liberaron espacio en su roster de 40 jugadores para proteger a prospectos que hubieran sido elegibles en el Draft de Regla 5 de la MLB. Ahora, ya fuera del roster, su equipo tiene 10 días para negociarlo o dejarlo libre si no encuentra un socio comercial en ese período, lo cual es casi seguro.

Salario en el 2018: 169 940 dólares.

Números de por vida en la MLB (2018):

AVE: 267, HR: 2, CI: 11.

16- Yoennis Céspedes (# 52, J, Mets de Nueva York): Nuevamente La Potencia fue acechado por las lesiones. El 18 de abril bateó un Grand Slam, el sexto de su carrera, frente a los Nacionales de Washington. Ingresó a la lista de lesionados el 14 de mayo debido a un tirón en el músculo flexor de la cadera derecha. Durante su rehabilitación, la cual enfrentó algunos retrocesos, vio acción en cuatro partidos en Ligas Menores (Clase Rookie – Doble A) con average de 333 (12-4), tres extrabases (dos dobles y un jonrón) y similar cifra de empujadas. En ese período llegó a jugar ocasionalmente como primera base, buscándose una alternativa para protegerlo de las lesiones en la nómina del equipo grande. Su regreso a los Mets fue dos meses después, el 20 de julio, y lo hizo como bateador designado, con noche de 4-2, incluido un cuadrangular, frente a los Yankees. Sin embargo el regreso se convirtió en adiós definitivo por este año, una vez que el plantel anunció que el toletero cubano necesitaba cirugía en ambos talones para eliminar calcificaciones óseas, lo que lo dejaría fuera de acción por hasta 10 meses (hasta mediados de la campaña 2019). El granmense reveló que esa calcificación le había molestado durante 15 años y ha causado lesiones que le han limitado a 119 partidos en dos campañas (el 36.7 % del total jugado por su elenco) desde que firmó un contrato de 110 millones y cuatro años con los Mets. Para completar las malas noticias, pocos días después se dio a conocer que los Mets incluyeron una cláusula en la que recuperan parte del dinero del contrato a través de seguros. Ésta estrategia ya la habían utilizado en el contrato de David Wright, en el cuál recuperaron el 75 por ciento de su salario a través de la cláusula. El gerente general, John Ricco, no develó cual era el porcentaje que recuperarían del contrato de Céspedes, ya que dijo que no habían revisado su plan de operaciones para la temporada. De ser un número similar, los Mets podrían ahorrarse unos 80 millones por todo el contrato y poco más de 20 por campaña. Se sometió a su primera cirugía, exitosamente, el 2 de agosto, en el talón derecho. A inicios de octubre, entre una operación y la otra, retornó a Cuba, por primera vez desde su partida en el 2011 y lo hizo acompañado de su madre, la ex softbolista Estela Milanés. Su segunda cirugía, esta en el talón izquierdo, tuvo lugar el 23 de octubre. En total, en el 2018 jugó apenas 38 encuentros en la MLB, con average de 262 (37 hits en 141 veces al bate), veinte anotadas, seis dobles, nueve cuadrangulares, 29 empujadas, 13 boletos, 50 ponches, tres bases robadas en igual cantidad de intentos, 325 de OBP y 496 de slugging. Números más que decentes teniendo en cuenta su corto tiempo de acción.

Salario en el 2018: 29 000 000 dólares.

Números de por vida en la MLB (2012-2018):

AVE: 274, H: 865, HR: 163, CI: 524, BR: 43, SLU: 498.

15- Jorge Soler (# 12, J, Reales de Kansas City): La eterna promesa al fin dio muestras de su calidad durante un período de tiempo considerable aunque la mala suerte nuevamente le acechó. Tras cosechar buen promedio (316) pero mostrar poco poder en abril, calentó los motores en mayo (seis vuelacercas y 19 empujadas) y su producción fue constante hasta que sufrió una lesión (fractura de un hueso del pie izquierdo) el 15 de junio, ante los Astros de Houston, la cual tuvo complicaciones en su rehabilitación y, a la postre, marcó el final de su temporada prematuramente. En 61 partidos el jardinero derecho mayabequense acumuló average de 265 (59 hits en 223 veces al bate), con 27 extrabases, repartidos en 18 dobles (igualando su marca personal establecida en 2015 durante 101 duelos) y 9 bambinazos (a tres de los 12 que pegó en 2016). Archivó 28 remolques, 27 anotadas, tres bases robadas en cuatro intentos, 466 de slugging, 28 boletos, 69 ponches y el mejor OBP (354) entre los cubanos con al menos 150 turnos legales. Llevaba ritmo de firmar una campaña muy meritoria, mejorando su imagen tras un decepcionante 2017.

Salario en el 2018: 4 666 667 dólares.

Números de por vida en la MLB (2014-2018):

AVE: 249, HR: 38, CI: 132.

14- Roennis Elías (# 55, L, Marineros de Seattle): El guantanamero inició su temporada en Triple A de los Medias Rojas de Boston (1-0 en cuatro salidas, 1.23 de PCL, average rival de 083) firmando un digno desempeño. Pero el 23 de abril fue enviado de vuelta a su franquicia inicial, los Marineros de Seattle y su carrera renació tras las escasas oportunidades recibidas en Boston. En un primer momento fue remitido a Triple A con el Tacoma Rainiers y allí no tardó en mostrar su clase (promedio ofensivo de 248 por sus adversarios, 31 ponches en 33.2 capítulos), válido para merecer un ascenso a la nómina principal de los Marineros iniciando el mes de junio. Con ellos ocupó el rol de relevista largo y abridor de emergencia, mostrando solidez y control sobre el box. En el último partido de la contienda, el 30 de septiembre, tuvo una excelente actuación ante los Vigilantes de Texas, cuando permitió solo un hit (el último en su carrera del quisqueyano Adrián Beltré) en cinco innings. En total actuó en 23 duelos (cuatro de ellos como abridor), con tres éxitos, un descalabro, 34 ponches y 16 pasaportes gratis en 51 entradas, average rival de 242, PCL de 2.65 y WHIP de 1.22. Llamativamente sus números fueron mejor de visitante (1.13 de PCL en 24 entradas y 195 de promedio ofensivo contrario) que de home club (4.00 en 27 capítulos y average rival de 282). Su mejor mes fue septiembre tras cosechar un triunfo, con efectividad de 0.59 en 15.1 innings y promedio de sus adversarios madero en ristre de 204.

Salario en el 2018: 598 000 dólares.

Números de por vida en la MLB (2014-2018):

G-P: 18-22, PCL: 3.97, SO: 278, JL: 78, WHIP: 1.33.

 

18 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Chucho en 29 noviembre, 2018 a las 12:03 am
    • Responder

    Abel Excelenteeeee que buen resumen del año de los nuestros, con aporte de información, datos, curiosidades.
    Ya a la espera de el siguiente grupo.
    Saludos.

    • Dr. Reinaldo en 29 noviembre, 2018 a las 4:02 am
    • Responder

    Abel, excelente tu trabajo, realmente usted es una gran historiador de los nuestros en la MLB, son muy pocos los sitios que publican este tipo de trabajo como el suyo, realmente sin palabras, mis reconocimientos para usted por su gran paciencia y voluntad por traernos dichos datos, un abrazo, espere pronto el trabajo de los Roster de los Juveniles en Campeonatos mundiales Sub-18.

      • Abel Zaldivar en 29 noviembre, 2018 a las 3:05 pm
      • Responder

      Muchas gracias por sus palabras amigo, es para mí un placer compartir este resumen con todos ustedes. Un abrazo.

      1. Hola Abel buenas noches.

        Bueno primero te digo que me fue imposible publicar, pues tuve como dos días con problemas mi correo, después tuve que atender algunos asuntos personales y estuve alejado de la MD como 5 día…. Por eso decidí reenviar a Reynel tu trabajo y otros para que él los publicara lo más pronto posible y estuviera online como fue tu artículo.

        Sobre el mismo, muy bueno y de paso polémico, cada vez que se hace un ranking a modo personal siempre habrá desacuerdos con el mismo, es muy difícil hacer un ranking que no tenga objeción, por eso se respeta el tuyo. En mi caso si este es un trabajo sobre los peloteros cubanos con nivel MLB 2018, los números que tuvieron en las menores aunque hayan sido maravillosos para mí no cuentan a la hora de darle el lugar de cada cual, por eso no concibo que Moncada pese a los 200 y tantos ponches este en el lugar 22, un muchacho que jugó todo el año y al final fue productivo de acorde al equipo con el que jugó, su ave si fue bajo, pero igual tuvo más relevancia su actuación y vuelvo aclarar a mi criterio que la que pudo tener las fugaces actuaciones de Cionel, Yoan López, Elías, además considero que su actuación fue más relevante que la de Heredia también, así que no comparto tu criterio de selección, pero si te felicito porque es un gran trabajo basado en muchos números y tiempo de búsqueda. Saludos y veremos que tal nos va en la primera parte.

    • BIGPAPI en 29 noviembre, 2018 a las 4:29 am
    • Responder

    Hombre: estas fuera de liga!!!. el año pasado no recuerdo haber visto este articulo pero, tengo el de 2016 guardado. si ese tambien lo hiciste tu, desde ya tienes un seguidor fiel de esta “pincha” . completala para disfrutarla y mostrarsela a los que no saben y/o no siguen mucho la MLB en mi barrio.

      • Abel Zaldivar en 29 noviembre, 2018 a las 3:07 pm
      • Responder

      Excelente que le haya gustado el artículo. Y sí, el año pasado yo también publiqué uno relativo a este tema. La próxima semana saldrá publicada la segunda parte del mismo, donde se concentran lo más relevante de nuestros jugadores. Me alegra saber que muchos vean el escrito como una fuente de consulta y/o para compartirlo con otros amigos que no tienen acceso diariamente a la información. Saludos.

        • BIGPAPI en 1 diciembre, 2018 a las 12:49 am
        • Responder

        y yo aqui esperando ansioso que salga la 2da parte donde esta el grupo de los mas buenos. donde debe salir mi pelotero espirituano. estas cosas que ustedes publican aqui , no imaginan a cuanta gente en la calle informa. gracias a personas dedicadas como ustedes los que ponen estos ariticulos aqui, me he ganado el pseudonimo de “MLB” en mi barrio. solo saben decirme.

        “estas metido adentro de la pelota…pareces un paparazzi”..

  1. te la comistes con ese resumen mejor ni baseball reference

  2. Excelentísimo trabajo Abel, como siempre nos tiene acostumbrados.Yo había hecho tambien mi Ranking personal, pero sin la Base y los fundamentos que tu posees y expones, solamente lo hice teniendo en cuenta su actuacion en la MLB, SIN TENER EN CUENTA NADA MAS y en esta Primera parte que va desde el Lugar 14 hasta el 26, siento el honor de estar muy proximo a tu Ranking, las unicas diferencias estan en que en esta Primera Lista tienes a Soler (15) y yo tengo en 12 y en cambio, tengo a Yandi Diaz en el 14 y no sé en que lugar lo tendrá aunque creo que no difiera mucho.El otro caso mas apreciable entre nuestros listados es Yoan Moncada que lo tengo en el 16 y lo tienes en el 22 y creo que eso está mas con lo que se esperaba de él que con lo que hicieron otros cubanos , porque si bien es cierto que se ponchó muchisimas veces y cometió muchos errores hay que reconocer que en esta ocasión llegó a 17 Jonrones , 61 Impulsadas y fue pieza importante en varios juegos de su Equipo.Bueno sin mas dilación aquí va mi Ranking del 14 al 26:
    14-YANDI DÍAZ
    15-ADEINY HECHAVARRÍA
    16-YOAN MONCADA
    17-YOENIS CESPEDES
    18-ROENIS ELÍAS
    19-JOSE M. FERNENDEZ
    20-GUILLERMO HEREDIA
    21-ARIEL MIRANDA
    22-YOAN LOPEZ
    23-CIONEL PEREZ
    24-ODRISAMER DESPAIGNE
    25-NESTOR CORTÉS
    26-JOSÉ ADOLIS GARCÍA
    SALUDOS ABEL Y ESPERAMOS EL SIGUIENTE LISTADO

      • Abel Zaldivar en 29 noviembre, 2018 a las 3:37 pm
      • Responder

      Muchas gracias por su valoración de mi artículo. Coincidimos bastante en nuestros listados. Soler llevaba tremendo ritmo pero la lesión achicó un poco sus estadísticas. Hasta la mitad de temporada para mí estaba entre los5 mejores cubanos. Con respecto a Yandy Díaz no es tanta la diferencia en nuestros rankings, ya verá la próxima semana. En cuanto a Moncada dio una buena cifra de extrabases pero sobre todo sus errores a la defensa y su brutal cifra de ponches me llevaron a ponerlo en ese lugar, yo esperaba mucho más de él, ojalá y en el 2019 se recupere porque él todavía no es ningún consagrado que se pueda dar ese lujo de 200 cafecitos al estilo Giancarlo Stanton. Saludos.

    1. Luifi hermano tu ranking si lo veo mas justo en cuanto a lugar, pues como comente mas arriba si aquí estamos hablando del nivel MLB, jamas una actuación de pocos innins o pocas ves al bate pueden ser mejor que la de Moncada que jugo casi todo el año en nivel MLB, eso tiene un precio, los demás por H o por B no jugaron completo en sus franquicias, por tanto no deberían estar por delante de Moncada y demás ejemplos que puse, este que tu pones si coincide bastante con el mio, al menos mandaste para los finales a todos aquellos que apenas jugaron en Grandes Ligas. Un abrazo.

  3. Abel esto te quedó espectacular. ya esperamos con ansias la 2da parte donde están los mas destacados del 2018. a la verdad q muy completo el trabajo y como sabemos las limitaciones y trabajos q pasas para hacerlo, ademas de la previa y larga investigación q lleva para luego pasar a la edición del mismo, pues te felicitamos doblemente y estaremos eternamente agradecidos por tus entregas q son para guardar y compartir con cada cubano amante al béisbol. saludos

      • Abel Zaldivar en 29 noviembre, 2018 a las 4:38 pm
      • Responder

      Primero que todo agradecer a Reynel por la publicación y a todos por sus opiniones sobre mi trabajo. Ahora, Alex te diré que este tipo de trabajos ya los llevo haciendo desde hace cuatro años (2015-hoy) gracias a la información que me brinda la página sobre todo. Los dos primeros años los hice pero solo quedaron para mi consumo porque cuando eso nunca había publicado nada en la MD, ya el año pasado sí lo envié y este también. Te cuento que estos 4 artículos (Cubanos en la NPB 2018, las dos partes relativas a MLB y uno sobre los más destacados en las Menores) me llevaron una semana entera hacerlos, sobre la base de toda la información recopilada desde finales de marzo en disimiles sitios, dígase MD, Swing Completo, Baseball Reference, Spotrac (en la parte relativa a los salarios), PelotaCubana, OnCuba, ESPN, etc. De cada cubano hice una carpeta y adentro ponía las informaciones relativas a cada cual para irlos ordenando con tiempo. A la hora de decir tú eres el 20 y tú el 19 por ejemplo, había muchos casos de jugadores con desempeño parecidos y entonces tuve que hacer tres subgrupos con los de la élite, los de término medio y los menos destacados. Incluso en algunos casos que verán la próxima semana tuve que apelar a los promedios por veces al bate en cada renglón. Creo que este año ha sido cuando más completos me han quedado, en gran medida porque por primera vez busqué las estadísticas Splits en ESPN de cada uno, que son las que te dicen cuanto bateó por mes, por estadio, ante zurdos y derechos, en cuál conteo, en fin, un cúmulo de estadísticas que te da muchas pistas para tratar de ordenarlos con la mayor justeza posible. Por ejemplo, me llamó mucho la atención que varios cubanos tuvieron su mejor mes en septiembre, precisamente el último de la temporada regular cuando el cansancio es más evidente. O casos de jugadores con mejor desempeño abrumadoramente en la carretera que en su patio, algo inusual. Gracias por la felicitación. Un abrazo.

      1. es así como cuentas hermano, mucho trabajo q cuesta elaborar crónicas así y por eso se te reconoce constantemente. la gran ventaja q tienes con esos sitios especializados es q encuentras todo lo q busques. yo soy fans al de baseball reference porq es el mas completo sobre beisbol y principalmente números y lo del split a la verdad q es impresionante como esa gente llevan todo tipo de información de cada jugador. agrégale juegos de dia o de noche, en hierba o sintético, etc, etc q te dejan sin palabras. esa si es una página, no la de beisbol cubano q te desinforma….

        ni se te ocurra hacer jamás algo parecido en la pelota cubana, porq el sitio, o está en construcción o casi no tiene información como hace tiempo q apenas se puede hacer algo parecido. mejor ni hablar de eso. a la espera de tu segunda entrega de la MLB. saludos

      2. nada que agradecer mi hermano, sus trabajos son excelente factura y muchos están esperándolos ansiosos por saber mas de nuestros peloteros donde quiera que estén.
        las felicitaciones por tan buen trabajo.

          • Dr. Reinaldo en 30 noviembre, 2018 a las 1:42 am
          • Responder

          Reynel, que tal hermano, dime si te puedo pasar el trabajo de los Roster de los Juveniles a ti para la publicación, dime si se mantiene el mismo correo que tengo tuyo, aunque ayer te escribí y no me has respondido, al parecer Daimir tiene problemas con sus correos, un abrazo. Dr. Reinaldo.

    • Amaya en 29 noviembre, 2018 a las 1:24 pm
    • Responder

    Excelente trabajo, recopila valiosas estadísticas y sobre todo valoraciones sobre el desempeño de los mismos, saludos.

    • BIGPAPI en 29 noviembre, 2018 a las 2:58 pm
    • Responder

    despues de leer el documento entero y ver los numeros y datos de cada uno del 26 al 14, tengo que decir que me quede sorprendido con lo de cespedes. perdio parte de su contrato? se sabe por fin cuanto fue el por ciento? los mets no le asientan al cubano. muchas lesiones. un equipo con muchos lios de lesiones y ya por 2 años consecutivos. que mala racha. ya alguien habia dejado un articulo aqui , diciendo que el cuerpo medico de los mets estaba algo irregular o algo por el estilo. necesitan ver eso pues si siguen asi , los van a empezar a mirar como a los marlins. tremendo palo para la potencia. eso sin dudas le va a afectar en proximos contratos. necesita probar cuando salga de la rehabilitacion de ambas cirugias, que puede llegar a ser el pelotero que firmo por 110 mdd.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.