RASGOS DE LA PERSONALIDAD DEPORTIVA DE CASANOVA “El señor pelotero” V Parte

4/12/2018

10:25 AM

Por Efrén Amaya Padrino

Miembro del Club Vegueros MD

RASGOS DE LA PERSONALIDAD DEPORTIVA DE CASANOVA “El señor pelotero” V Parte

Tomado del libro “El señor pelotero” de Juan A Martínez de Osaba.

Capítulo 9, Epílogo.

Narra el profesor Osaba sobre Casanova.

No basta con haber demostrado, a nuestro juicio que Casanova ha sido uno de los mejores pelotero que han pasado por nuestras series nacionales, porque hay otros aspectos que nutrieron y nutren su personalidad, que debemos destacar, y que han salido a relucir en la totalidad de las opiniones recibidas en este trabajo.

No sería justo destacar la influencia de este superpelotero en sus compañeros, periodistas, técnicos y pueblo en general, si dejásemos de señalar el papel exacto que jugó y juega en nuestro beisbol.

En él se dieron una serie de elementos que, conjugados, lo hacen más grande aún como persona. Muchos de los entrevistados para el libro nos dijeron que ha sido más cuarto bate como persona y como hombre.

Su modestia es tal, que en realidad no ha llegado a interiorizar lo que representó para su provincia y su país.

La sencillez siempre ha estado presente en sus actos, con un desprendimiento a prueba de cualquier duda.

De cuna humilde, nunca se olvidó de su origen, fue fiel a sus raíces, y uno de los orgullos más grande que ha sentido en su vida, es haber pertenecido a esa familia de pueblo, pobre, pero honesta y recta. Nunca ha dejado de admirar, por encima de todo a su padre, hombre de mucho respeto y honestidad.

El colectivismo es práctica cotidiana en él, de lo que ha hecho una religión, al extremo de no sentirse tan feliz cuando alcanzó la Triple Corona, en la ciudad de Edmonton, en Canadá en la Copa Intercontinental de 1981, porque su equipo perdió y perdió Cuba, nada más y nada menos que ante su eterno rival, los Estados Unidos. Esa cruz la carga, y nadie más hizo que él allí para que se ganara. Eso es un ejemplo de colectivismo. Otros escuando en prestación de ayuda técnica en Italia, después de retirado, invitó corriendo con los gastos, a todos los compañeros que estaban allí con él. Es algo digno de admirar.

Nunca fue un pelotero ambicioso. Muchísimos entrevistados se refirieron a su desinterés por las cosas materiales, dentro y fuera de Cuba, llegando al extremo de no querer ir de compras y mandar a otros.

De esto hay varios ejemplos, pero quizás lo más elocuentes fueron cuando dio a Linares, parte de su dinero de dieta, para que se comprara una grabadora, o en la boda de Jorge Luis “Tati” Valdés, al que le regaló casi todo lo que tenía: un obsequio inesperado, del que nunca me quiso hablar.

Es uno de los hombres más amistosos que he conocido, y no tengo el honor de contarme entre sus amigos, pero he sido testigo del orgullo con el que se refieren a él sus compañeros, desde el genial Omar Linares, Vinent, hasta el cargabates de su equipo, uno de sus mejores compañeros.

Este hombre nunca ha conocido de clases, razas, sectas, u otro tipo de diferenciación para hacer amistades, es tan sencillo que cualquiera que se le acerque con buena fe, -pues sabe escogerlos-, puede ser su amigo.

No le niega el trato a nadie, es de los más sinceros que he visto, de fácil acceso; de eso usted se da cuenta al instante de acercársele. A veces ha rayado esta virtud en la exageración, pues por ser tan querido y conocido, la fama le ha jugado malas pasadas, y reconoce que no le gusta, aunque tuvo y tienen que convivir con ella.

Casanova ha hecho de la autocrítica una religión, ha sido capaz de asimilar los consejos de donde hayan llegado, escuchándolos como un chiquillo, y tratando de resolver los problemas que pueden existir. Por fortuna en el beisbol tuvo que enfrentar pocos, por su tremenda calidad.

Es un hombre de una personalidad muy carismática, su sola presencia solía imponer respeto en el terreno. El pueblo entero desde las gradas, esperábamos impaciente verlo salir del dogaut para el círculo de espera, y ya la vista iba más hacia él, que al que estaba en el turno al bate en ese momento, fuera quien fuera.

Muchos compañeros me han dicho lo mismo; su carisma fue tan grande como pelotero, que muchas veces, imposibilitado casi de poder batear, el manager lo ponía a jugar apetición de sus lanzadores, con el único propósito de que los rivales lo vieran allí, en su posición. Pocas veces un atleta ha ejercido tanta influencia en sus compañeros, y en los propios rivales.

La confianza en él era paradigmática. En los momentos de mayor tensión del juego, era cuando parecía más ecuánime, y daba la certeza de que resolvería el problema, lo mismo bateando, que fildeando o corriendo. Así fue de grande este hombre en el terreno. Todos los entrevistados, sin excepción coinciden con ese razonamiento.

Como ejemplo personal no fue un modelo, pues su genialidad le permitió darse algunos lujos que otros no podían: pasar alguna mala noche, beber un poco, o entrenar menos que los demás.

Pero su dedicación al terreno, jugar hasta enfermo en cualquier momento, ayudar a cualquiera que necesitara sus consejos de erudito, representar lo que representó en el beisbol, lo señalan como un ejemplo a seguir, como muy bien nos expresó su discípulo más aventajado, Omar Linares.

Algunos han utilizado los párrafos anteriores para tratar de denigrar la figura de Casanova y acusarlo de indisciplinado; pero fue todo lo contrario, hasta los árbitros han tenido que reconocer que Casanova fue incapaz de decir nunca una mala palabra en el terreno o de ofender a nadie, jamás discutió un conteo del árbitro en su contra.

Como ya sabemos fue expulsado una sola vez en su carrera deportiva, y la culpa no fue de él, el propio arbitro fue caminando el día del suceso hacia él y le dijo pasándole el brazo por el hombro en señal de respeto, “Capitán como saliste con el bate, tengo que expulsarte”, y él le dijo de caballero “no tranquilo Mongo, yo sé que me tengo que ir” y así cabizbajo ante su público con “Cheito” a su lado acompañándolo hacia el dogaut en un mar de aplausos abandonó el terreno.

En ese sentido era muy disciplinado. Como señaló Jorge Fuentes, siendo el mejor rightfield, y cuarto bate de oficio, siempre llegaba con un guante y un mascotín, para ver donde la hacía más falta a su equipo, y es que un hombre así tenía que tener como norma la disciplina. Habrá detractores, pero tendrán que estrellarse con una muralla tan grande como esta.

Enfrentó según él, lo que necesitó, ni más, ni menos, y sus resultados lo respaldan a plenitud, aunque consideramos que de haber sido más riguroso en ello, casi todos lo record del beisbol estarían en su poder, así como que hubiera durado unos años más. Pero a los hombre hay que valorarlos en su justa medida, y no especular, que es algo muy atractivo, pero anticientífico y peligroso.

Todas estas cualidades, incluyendo su enfrentamiento ante las adversidades, si decisión a toda prueba, la firmeza de principios y de posición en la vida, su perseverancia para llegar a las más altas cumbres, en fin, psicológicamente hablando, su valor, en el más amplio sentido de la palabra, hacen de Luis Giraldo Casanova, un modelo a seguir, aunque su genialidad al igual que la del Benny Moré en la música, es muy difícil que en muchos años alguien las alcance.

Por todo ellos coincidimos con José Miguel Pineda cuando nos afirmó que era el más grande que él había conocido y podido dirigir.

Respetuosamente.

Efrén Amaya Padrino

04-12-2018

14 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Dr. Reinaldo en 4 diciembre, 2018 a las 11:17 am
    • Responder

    A todos de la MD, cuando un día me pregunten alguien, diga alguna anécdota de su vida: No dudaré en contestar cuando conversé por varias horas con Casanova en mi estancia este año en Cuba y dirán porque: Porque conversé con un grande y pude valorar en el señor pelotero, todas esas cualidades que habla el Profe Osaba: humildad, modestia, sencillez, respecto, el amor al béisbol, todo esto se llama CUNA y virtudes que lleva Luis Giraldo Casanova Castillo.

    PD: Cuando vaya de nuevo a Cuba, seguro me encontraré con este grande, porque ambos somos grandes por la humildad. Felicidades Capitán (LG14) en tu cumple 62, que Dios lo bendige para siempre. Un abrazo desde África. Dr. Reinaldo.

      • Amaya en 4 diciembre, 2018 a las 4:12 pm
      • Responder

      Mañana REI lo saludare de tu parte, siempre le recuerdo tus saludos por aquí, ya le dije que le tenía preparado el Obus Havana Club 3 años, como a él le gusta, pero primero le haremos el homenaje en nombre del Club de la Peña, y le trasmitiré el saludo de todos, llamaré a Chikung para que le hable y lo felicite en nombre de todos.

    • Amaya en 4 diciembre, 2018 a las 11:20 am
    • Responder

    En Confesiones de Grandes Aurelio Prieto Alemán le pregunat al excelente árbitro Omar Lucero ¿Que jugador, ya sea bateador, o lanzador lo consideras un caballero en el terreno?. Lucero contesta. – Luis Giraldo Casanova, Linares, Pacheco y Fausto Álvarez, Aurelio le pregunta. Alguna anécdota con ellos. Lucero le responde- Casanova, por ejemplo , cuando le cantabas un strike a Casanova, te decia, no importa, me quedan dos; te miraba y se echaba a reir.-
    Asi de grande fue Casanova para con los arbitros, no existe uno que hable mal de él, me ha dicho que aparte de eso, cuando se ponchaba, le decía al receptor. -Esta bién me ponchó, despues lo cojo en la prxima vez al bate.-, o sea nunca se enojaba.
    Bien amigos con este epílogo rendimos el homenaje a su figura, mañana día de su cumpleaños realizaremos un homenaje, el que reportaremos después, allí lo felicitaré en nombre de la peña MD, le trasmitiré el saludo de todos, y por supuesto brindaremos por su onomástico, con varias glorias convocadas. Atención Reynel y Osaba va a ser en su casa, cualquier cambio les aviso

    1. Muchas felicidades a ese grande que mañana cumple años. Ya tengo el artículo del Chikung en mano, estará online en la noche. Me le dices Amaya que en esta peña es todo admiración y que le deseamos mucha salud y que la pasen súper, ya veremos las fotos de la celebración, me le das un abrazo, otro para ti.

        • Amaya en 4 diciembre, 2018 a las 4:18 pm
        • Responder

        Asi será, tengo ya ideado todo lo que le voy a decir en el homenaje, será un gran momento para él, ya le envie la reseña a Alex “Potencia” para que la publique mañana en las efemérides, allí estaremos compartiendo con una cuantas glorias, saludos.

    • Chikungunya en 4 diciembre, 2018 a las 11:40 am
    • Responder

    Grande Casanova, que cubano que le guste el béisbol no lo admiró.

      • Amaya en 4 diciembre, 2018 a las 3:38 pm
      • Responder

      Sí mismo Chikung está contento ahora mismo hable con él, le dije lo que habiamos publicado por la MD y que mañana tu harás una crónica reportaje sobre su trayectoria.
      Atención Reynel y Osaba la actividad de homenaje pasa para el Cabaret Rumayor de Palmares a la 1 PM, lo acabo de precisar con Casanova, los esperamos allí

    • Ramón en 4 diciembre, 2018 a las 3:04 pm
    • Responder

    Gracias Efrén, estaba ansioso esperando tu próxima entrega, temí no poder leerla, pues he tenido algunos inconvenientes con la electricidad, por suerte ya solucionados. Una vez más excelente escrito. Me siento muy honrado por haberlo visto jugar y ahora luego de conocer todas estas interioridades, lo admirto mucho más. Por supuesto ya sé donde aprendió el “niño” Linares a batear de esa manera, es que tuvo un excelente profesor. Cuando converses con él puedes transmitirle que le enviamos muchisimas felicidades desde acá (Villa Clara) y que aqui tiene muchos admiradores. Me gustaría, si es posible, saber como puedo acceder a ese libro del profe Osaba, pues quisiera leerlo. ¡¡Felicidades Señor Pelotero!! Mucha salud para usted y su familia. Saludos a la peña. También un saludo para Efren y su familia. Esperamos su reporte sobre la celebración de Casanova.

      • Amaya en 4 diciembre, 2018 a las 4:09 pm
      • Responder

      Oiga por allá por Sagua La Grande estuve 2 meses entre enero y febrero de este año trabajando en la reparación del Hotel Sagua para la feria del turismo y conocí mucho amigos, también tengo otros que estudiamos en la escuela de Cadetes y trabajamos junto en las FAR, mañana le daré saludos a Casanova de parte de todos los foristas y amigos de la peña, saludos y voy a ver como te puedo ayudar para con el libro.

      • Galano en 5 diciembre, 2018 a las 2:14 pm
      • Responder

      Ramón, creo que lo del bateo nacio con Omar Linares eso no se lo enseñó nadie, ahora de que recibio buenos consejos de casanova, si es verdad. Saludos.

    • leodanis en 5 diciembre, 2018 a las 6:18 am
    • Responder

    Un saludo para casanova desde trinidad ,que grande es la hobra de casanova sera otro MARTIN DIHIGO PUEDAN ESTAR SEGURO

      • Amaya en 5 diciembre, 2018 a las 7:42 am
      • Responder

      Lo saludare hoy a la 1 PM cuando le hagamos el homenaje en nombre tuyo y de nuestro peñista Janiel, saludos

    • Luis en 5 diciembre, 2018 a las 10:05 am
    • Responder

    Soy tunero y siempre mi equipo favorito ha sido es y será el de Pinar del Rio, y todo comensó por el señor pelotero Luis Giraldo Casanova el mas completo, viajo reiteradamente a la Isla de la Juventud y mi familia Santiagueros en la pelota hasta la muerte, no entendian mi favoritismo por Pinar (provincia a la que nunca he visitado) y solo le ejemplificaba con dos nombres El Señor Pelotero y El Niño Prodigio. Saludos

      • Galano en 6 diciembre, 2018 a las 2:52 pm
      • Responder

      Luis: Nos pasó lo mismo yo soy de Moa, Holguín, ahora vivo en la Habana, pero desde la adolescencia mi equipo es Pinar por causa de Omar Linares. Cuando era adolescente por allá por los 90 se rompió el TV de la casa y fui a ver un juego pinar y santiago a casa de un vecino que iba a santiago, pero no sabia a quien iba yo, al final del juego Linares dejó al campo a santiago con HR, creo que fue frente a Joseluis alemán, el vecino triste y yo saltando y me dijo pero si perdió Santiago porque tu te ries y yo le dije claro si mi equipo es pinar, y medijo vete de aquí y no te quiero ver más por mi casa, aquello fue un choo, después se le quitó y me llamaba para intercambiar opinión y ver los choques jajaja, esa etapa fue tremenda en la pelota cubana que tiempos aquellos hermano. Saludos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.