Los Medias Rojas de Boston han aceptado una invitación para ir a la Casa Blanca, y el manager Alex Cora, quien criticó los comentarios del presidente Donald Trump sobre Puerto Rico, dijo que asistirá.

El presidente de los Medias Rojas, Sam Kennedy, anunció la visita el lunes en una proyección del documental del equipo en la Serie Mundial. Dijo que la Casa Blanca había extendido la invitación y que el equipo había aceptado. Aún no se ha programado ninguna fecha.

”Vamos a ver si hay una fecha que funcione”, comentó Kennedy el lunes por la noche, durante el estreno del video sobre la coronación del club.

”Voy a aprovechar esa plataforma de la manera correcta”, prometió Cora. ”No voy allá para avergonzar a nadie”.

Kennedy dijo que depende de cada pelotero la decisión de asistir.

”Como en el pasado, es una invitación, no es obligatoria”, indicó. ”Es una oportunidad para que estos chicos reciban el reconocimiento que merecen por un título”.

En septiembre, Cora –el primer manager puertorriqueño en ganar la Serie Mundial–, expresó su frustración por el hecho de que el presidente cuestionara el número de muertes que dejó el huracán María en la isla en 2017. Cora dijo que los comentarios del presidente eran ”irrespetuosos”.

”Es un poco, algo así como frustrante que el tema siga viniendo y viniendo y viniendo”, dijo Cora. ”¿Cuál es el punto, honestamente? Y lo respeto. Él es el presidente de los Estados Unidos. Pero no estoy de acuerdo con muchas cosas que dice sobre nosotros”.

Cuando le preguntaron después de ganar la Serie Mundial si iría a la Casa Blanca, Cora dijo que usaría su visita para bien.

”Si empiezas a mirar a este equipo, tenemos jugadores de los Estados Unidos y República Dominicana, Venezuela, Puerto Rico”, dijo Cora en el desfile del campeonato de los Medias Rojas en Boston. ”Así que usaré la plataforma de la manera correcta. Respeto al presidente de los Estados Unidos. Y sé que ayudó a nuestro país. Así que cada vez que tengamos que tomar una decisión, la tomaremos. Y será respetada”.

Las visitas de equipos campeones a la Casa Blanca han sido rutinarias desde los años 80. Pero después de que algunos jugadores de Golden State Warriors dijeran que no asistirían a la Casa Blanca con Trump después de su campeonato en 2017, el Presidente no los invitó. El 6 de junio, cuando los Philadelphia Eagles intentaron enviar una delegación de solo unos pocos jugadores, la Casa Blanca canceló la visita. Y el 8 de junio, el Presidente dijo que ni los Cleveland Cavaliers ni los Warriors serían invitados tfras disputar el título de la NBA en 2018.

Los Houston Astros visitaron la Casa Blanca en marzo y los Washington Capitals, campeones de la NHL, recibieron una invitación.