NBA; Combo de noticias: Lakers necesitan otra estrella para ayudar a LeBron. Kobe: Seremos campeones y nos reiremos de todos los fans de Warriors. Y MUCHO +

5/12/18
9:28 pm

 

 

 

  •  

 

Los Ángeles Lakers aún no han conseguido un jugador superestrella para emparejarse con LeBron James, y Kevin Durant cree que pueden hacer ese esfuerzo.

En una entrevista reciente con Bleacher Report, Durant habló sobre los desafíos asociados con jugar con James.

 

“Depende de qué tipo de jugador seas”, dijo Durant a Bleacher Report, que publicó su historia el miércoles temprano. “Si eres Kyle Korver, entonces tiene sentido. Debido a que Kyle Korver en Atlanta fue la mayor parte de la ofensiva, y él no es una opción N ° 1 en absoluto, ni siquiera cerca. Por lo tanto, sus talentos se benefician más de un tipo que puede pasar y penetrar y abrirlo “.

Los Lakers han estado vinculados a varias estrellas desde que firmaron a James el verano pasado. Pero dos All-Stars disponibles en el mercado comercial, Kawhi Leonard y Jimmy Butler, ambos terminaron siendo repartidos en equipos distintos a los Lakers.

Y a pesar de la atracción de jugar en el mercado de Los Ángeles, actualmente no se cree que los Lakers sean el destino preferido de los mejores agentes libres en 2019 como Durant, Leonard y Butler.

“Si eres un jugador más joven como un Kawhi, tratar de emparejarlo con LeBron James realmente no tiene sentido”, dijo Durant a Bleacher Report. “A Kawhi le gusta tener el balón en sus manos, controlar la ofensiva, dictar el ritmo con sus post-ups; así es como juega el juego. Muchos jugadores jóvenes están desarrollando esa habilidad. No necesitan a otro jugador”.

Durant también citó la implacable cobertura mediática de James como un factor potencial que podría desalentar a un jugador estrella de unir fuerzas con el MVP de la liga en cuatro ocasiones.

“Hay tanto entusiasmo por estar cerca de LeBron de otras personas”, dijo Durant. “Tiene tantos fanboys en los medios de comunicación. Incluso los escritores de beat solo lo adularon. Soy como, estamos jugando baloncesto aquí, y ni siquiera se trata de baloncesto en ciertos puntos.

“Entonces entiendo por qué nadie querría estar en ese ambiente porque es tóxico. Especialmente cuando la atención es de toros — atención, pelusa. No es culpa de LeBron en absoluto; es solo el hecho de que hay tantas groupies en el los medios de comunicación que aman colgar en cada palabra. Solo salga del camino y déjenos jugar al baloncesto “.

Muchos otros jugadores veteranos discutieron la dinámica de jugar con James to Bleacher Report.

El armador de los Raptors, Kyle Lowry, compañero de Leonard en esta temporada, lo describió como el “Efecto LeBron”.

“Él te pone mucha presión, pero también te quita mucha presión”, dijo Lowry. “Sabes lo que estás obteniendo. Se lo ha ganado, pero es humano. Si eres una personalidad lo suficientemente fuerte, puedes manejarlo”.

El alero de los Suns, Trevor Ariza, dijo que los jugadores similares a James, como Leonard y el alero de los Thunder Paul George, podrían ser marginados si se unen a los Lakers.

“Chicos similares a (LeBron), ¿por qué querrían jugar con alguien que hace las mismas cosas?” Dijo Ariza. “Puedo ver por qué querrían jugar en otro lado”.


Kobe: Seremos campeones y nos reiremos de todos los fans de Warriors

 
  •  

 

LOS ÁNGELES — Kobe Bryant dice que los complicaciones cada vez mayores que LeBron James y Los Angeles Lakers han soportado durante gran parte de esta temporada son un mal necesario, pero que lo resolverán pronto.

Bryant, hablando el lunes en el evento anual “All-Access” de los Lakers en el Staples Center, dijo que tienen “la determinación de resolverlo”.

 

“Ellos lo resolverán”, dijo Bryant. “Tienen piezas con talento y (el gerente general de los Lakers, Rob Pelinka) los ha colocado en una posición con una flexibilidad increíble. Lo resolverán. Entonces, disfruten el viaje porque seremos campeones antes de que se den cuenta, y luego simplemente nos reiremos de todos los fanáticos de los Golden State Warriors que de repente salieron de la nada”.

Bryant dijo que el enfoque de James en su viaje inaugural con los Lakers no es propicio para el éxito a largo plazo, pero que era necesario en esta etapa del desarrollo del equipo.

“Es una prueba de la paciencia de LeBron y también hacer lo necesario para mantener a la cabeza del equipo fuera del agua”, dijo Bryant al anunciador de los Lakers, Bill MacDonald, en el evento “All-Access”. “Entonces, es un acto de equilibrio. Estaban luchando, Bron consiguió la pelota, tomó el control, decidió comenzar a jugar en punto, haciendo todo, haciendo todo”.

“Esa no es la receta para ganar campeonatos de ninguna manera, pero es una receta para mantener tu cabeza fuera del agua, para darte un poco de espacio para respirar y ahora es volver a enseñar cómo jugar de la manera que queremos jugar”.

Los Angeles comenzó la temporada 2-5, lo que llevó al presidente de operaciones de baloncesto de los Lakers, Magic Johnson, a reprender al entrenador Luke Walton en una intensa reunión a puerta cerrada.

Desde entonces, los Lakers se han estabilizado y han subido de forma constante en la clasificación, ocupando el puesto número 5 en la Conferencia Oeste con un récord de 14-9 de cara al juego del miércoles ante los San Antonio Spurs. James, quien cumple 34 años este mes, está promediando 27.8 puntos, 7.7 rebotes y 6.7 asistencias por juego para los Lakers y ha jugado en los 23 juegos de Los Angeles.

Bryant se retiró en 2016, pero se ha mantenido conectado con algunos de los Lakers. Tiene amistades profundas con Jeanie Buss, el gobernador de los Lakers, y Pelinka, quien solía ser su agente durante sus días de juego. También está ligado al núcleo joven de los Lakers, entrenando con varios jugadores en el verano. Ahora ve cómo esas piezas jóvenes intentan juntarse con James, su antiguo compañero y rival, y está viendo cómo se desarrolla el proceso.

“Al venir aquí, a esta organización y esta ciudad, no es nada nuevo para él”, dijo Bryant sobre James. “Siempre ha tenido la atención. Ha podido lidiar con eso con gracia. Creo que la diferencia aquí es que tienes una colección de jugadores y mucho talento, todos jóvenes. Y el desafío es su podrán descubrir cuál es su juego individualmente más temprano que tarde.

“Porque al comienzo de la temporada, viste a una colección de talentos individuales tratando de averiguar qué es lo que pueden hacer y dónde pueden hacerlo en la duela: ¿cuáles son sus juegos? Y al mismo tiempo, tratan de descubrir cómo hacer que esos juegos se integren como grupo. ¿Cierto? Y no puedes tener ambos”.

Bryant dijo que la inquietud es aceptable para los jugadores jóvenes, pero que la presión debe provenir de cada individuo, no del exterior.

“La paciencia está en todos nosotros. Tenemos que ser pacientes”, dijo Bryant. “Pero como jugador, nunca eres paciente contigo mismo. Eres paciente con el otro, pero no contigo mismo. Quieres estar allí ahora. Y trabajas para estar allí ahora con un entendimiento de que eso va a llevar tiempo. Pero quieres estar allí ahora. Así es como aceleras el crecimiento. Tienen un gran potencial, hombre. Lo resolverán”.


 

Kawhi Leonard puede cimentar el futuro de los Toronto Raptors en la NBA

 

 

Con todos los mismos términos, ¿me gustaría jugar aquí?

La forma en que responden a esta pregunta los mejores jugadores de básquetbol del mundo gobierna toda la estructura de poder de la NBA.

No hay dos jugadores que tengan a todos los equipos en el mismo sentido, y las impresiones de estos equipos fluctúan día a día. Pero no es difícil identificar qué organizaciones se pueden encontrar en la lista buena, cuáles residen en la lista mala y cuáles están en el medio. ¿Quién puede obtener una audiencia con los agentes libres de primera línea en el verano? ¿Quién lucha por retener sus estrellas de cosecha propia?

¿Qué equipos sienten los mejores jugadores que les ofrecen la mejor oportunidad para lograr sus objetivos profesionales?

Para ser justos con las personas que dirigen estas organizaciones, el campo de juego no está nivelado. No pueden explicar el atractivo del mercado o los campeonatos ganados hace décadas. Pero para aquellos que no están en la buena lista, como los Toronto Raptors a lo largo de gran parte de su existencia, hacer que sea esto la misión singular de la franquicia y sus dueños.

El viaje hacia un lugar en la buena lista es, en muchos aspectos, la historia de los Toronto Raptors. Su presencia en la buena lista ha comenzado a ser ligeramente visible, incluso con una serie de salidas decepcionantes de playoffs. Lo que no fue hace mucho tiempo, una joven franquicia fuera de los Estados Unidos que tuvo problemas para aferrarse a sus jóvenes estrellas y ganar constantemente es ahora un equipo con el mejor récord de la liga, los cinco mejores talentos de Kawhi Leonard y una oficina central intensamente agresiva.

No hay un punto de partida único para esta historia, aunque el cambio para salir del contrato de Rudy Gay hace casi cinco años a la semana fue fundamental, una de las primeras decisiones de personal significativas del presidente de operaciones de baloncesto de los Raptors, Masai Ujiri. Simbólicamente, la decisión de DeMar DeRozan de quedarse con los Raptors en 2016 fue otra, incluso si Toronto era por lejos su opción más rentable.

Durante este tiempo, los Raptors tuvieron las temporadas ganadoras. Kyle Lowry construyó una carrera de All-Star en Toronto y DeRozan fue un anotador que aceptó la experiencia de ser un gran Raptor de Toronto con la intención de jugar su mejor momento con el equipo. Aunque podría haber tenido un final menos que ceremonioso, la unión entre Ujiri y el ex entrenador Dwane Casey fue sólida durante cinco temporadas. Eso califica como longevidad en la NBA, particularmente para un matrimonio arreglado en el que ninguna de las partes se sintió completamente cómoda con la otra.

Los Raptors promediaron casi 53 victorias en cinco temporadas, lo cual no es poca cosa.

En el proceso, crearon una organización con una infraestructura de calidad, un desarrollo de jugadores de primer nivel y una base de fanáticos incontenible, miles de los cuales se han reunido afuera en temperaturas árticas en Maple Leaf Square para ver al equipo en una pantalla grande.

Alrededor de este fervor, los Raptors forjaron una identidad nacional y la NBA tomó nota de su sexto mercado más grande. Toronto, una vez despedido como un puesto de avanzada remoto por los jugadores de la NBA, ahora es reconocido como un destino cosmopolita con prestigio cultural. En el Scotiabank Arena, que ha agotado todos los partidos desde noviembre de 2014, LeBron James, Steph Curry y Kevin Durant pueden divertirse intercambiando charla basura con Drake mientras corren junto a su asiento en el piso cerca de la cancha central.

Los Raptors han disfrutado de un liderazgo experto tanto en el cargo de entrenador en jefe como en los principales puestos ejecutivos de baloncesto. Seleccionan bien en el sorteo y saben cómo identificar el talento subvaluado e incorporarlo a su sistema, que se ha vuelto más creativo con la temporada. Los Raptors adoptaron las tendencias de la NBA hacia el espaciado, el ritmo y lejos del aislamiento. Esto hizo la vida más fácil para Lowry y permitió el desarrollo del reparto versátil y atlético de los Raptors.

Obtener y permanecer en la buena lista de la NBA requiere un riesgo audaz en momentos precarios. En última instancia, así es como las organizaciones se legitiman a sí mismas, particularmente aquellas sin las ventajas que tienen los equipos como los Lakers. Los Celtics cambiaron a un núcleo de campeonato y se entregaron a una reconstrucción con activos futuros pero sin garantía de éxito. El hecho de que los Hawks no lo hayan logrado con su equipo de 60 victorias en 2014-15 ha retrasado su búsqueda de llegar a la lista correcta. Los Warriors de los 51 triunfos en 2013-14 despidieron a un entrenador en jefe que sus mejores jugadores estimaban en favor de uno que nunca había entrenado un juego de la NBA. Fue uno de los muchos movimientos que le compraron a Golden State una generación en la buena lista.

Los Raptors hicieron un movimiento igualmente audaz este verano pasado al repartir un paquete encabezado por DeRozan por Kawhi Leonard y Danny Green. Ujiri rompió un equipo de 59 victorias que no pudo superar a LeBron (en una temporada baja en la que ese problema se fue a la Conferencia Oeste), cambió el rostro de la franquicia por una temporada garantizada de un jugador de élite, quien jugó en solo nueve partidos la temporada pasada, expresó cero interés en jugar para Toronto y es tan inescrutable como cualquier jugador top-10 en la liga con respecto a sus intenciones a largo plazo.

La aversión al riesgo ha sido durante mucho tiempo una característica definitoria de la estrategia de las oficinas centrales en la NBA. Las decisiones poco convencionales que vienen con gran incertidumbre de resultados a menudo provocan quejas de “este mejor trabajo” de parte de los propietarios y los fanáticos. Hasta ahora, la apuesta de Toronto ha cosechado beneficios. Los Raptors (20-5) han disfrutado de una transición perfecta con su nueva superestrella y su nuevo entrenador, Nick Nurse, quien ha duplicado la fluidez inyectada en la ofensiva por Casey la temporada pasada. El producto no podría ser más atractivo, como se mostró con fluidez y estilo en la primera mitad de la victoria de los Raptors sobre Golden State el jueves.

Los Raptors están paseando a Leonard, sentándolo para uno de los dos juegos de cualquier serie de dos juegos en días consecutivos. Esto es más que una medida de precaución hecha en consulta con Leonard; es un reconocimiento colectivo de que los Raptors están jugando para mayo y junio. Los hábitos saludables se desarrollarán a lo largo de la temporada, los jugadores jóvenes, a quienes se les exigirá mucho en los playoffs, fomentarán la confianza y, sin duda, la siembra número uno tendrá una ventaja en la primavera. Pero Leonard al 100 por ciento desde el segundo fin de semana de abril es el objetivo principal.

También por una buena razón: si los riesgos generan recompensas y los Raptors ganan el título de la conferencia que los eludió a pesar del éxito constante de la temporada regular, la probabilidad de que Leonard regrese a Toronto aumenta dramáticamente.

Pero para todas las adquisiciones buenas, la voluntad de hacerlo bien por Lowry y DeRozan en el momento del contrato, la cultura estable, la gerencia inteligente, la profundidad de la plantilla, la operación de entrenamiento bien engrasada y el aumento de Toronto-filia, Leonard es la prueba definitiva de si los Raptors pueden cimentar firmemente un lugar en la buena lista de la NBA.

La admisión en ese club no inocula una franquicia de dolores de cabeza. Pero esos desafíos para Toronto pueden confrontarse con una confianza que le dice a la liga: “Aquí es donde quieres trabajar”.


Que estos Sixers sean tan buenos es casi un milagro

  •  

 

LOS PHILADELPHIA 76ERS necesitan un nuevo grito de guerra. “Confía en el Proceso” es bonito y todo orgánico. Sin embargo, en estos momentos hay temas más urgentes que defender un lento proceso de reconstrucción.

Quizás, algo cercano a “Cambiar el karma” sea más apropiado hoy en día, porque ciertamente eso es lo que necesitan hacer los Sixers.

Filadelfia llega a Toronto este miércoles, encontrándose prácticamente en un empate en el segundo puesto de la pizarra de la Conferencia del Este. Ese es un milagro menor. Los últimos nueve meses han sido escenario de una increíble cadena de mala suerte y, a falta de una mejor definición, casualidades incontrolables que han amenazado con destruir el ímpetu que les tomó tantos años crear.

No ha sido enmarcado de esa forma porque los Sixers y sus aficionados quizás no se hayan detenido a considerarlo así; simplemente, han debido lidiar con un trauma tras otro. Pero, vaya, qué carrera ha sido.

Parece haber comenzado a finales de marzo pasado, contra unos New York Knicks resignados a perder, con lo que parecía ser una simple jugada con Joel Embiid y Markelle Fultz. El hombro de Fultz (sí, ese hombro) chocó con el rostro de Embiid y fracturó su hueso orbital. Miren la repetición; fue una locura; ni siquiera estaban en tráfico. Fue simplemente un caso de terrible fortuna.

En ese momento, los Sixers habían ganado siete encuentros consecutivos y se dedicaban a despachar a los otros equipos a diestra y siniestra. Estaban jugando el mejor baloncesto de su temporada. Vamos, estaban jugando el mejor baloncesto de su década.

Embiid requirió de pasar por el quirófano y se ausentó durante 10 encuentros. Eventualmente, los Sixers siguieron ganando, consiguiendo 17 triunfos al hilo, pero eso solo hizo que la caída fuera más pronunciada. Cuando Embiid regresó para jugar los playoffs, no parecía ser él. Tuvo unos cuantos partidos aceptables; no obstante, su enceste, rebotes, anotación y eficiencia cayeron al abismo en la postemporada. Necesitaban de su mejor jugador contra los Boston Celtics, porque Ben Simmons estaba congelado y Embiid no podía aportar.

Luego, como es obvio, tuvimos el gran fiasco de Twitter de 2018 con Bryan Colangelo. Hubo tanto escrutinio y presión mientras investigadores aficionados y profesionales revisaban internet, que quizás se perdió para las masas la percepción de lo absurdo que fue todo aquello.

Es necesario que cualquier empresa importante tenga preparados planes de contingencia y respuesta a desastres. Aunque, incluso dentro del mundo de la NBA (donde los desastres de este tipo parecen ocurrir por espacio de pocas semanas) no había nada en los libros que pudiera prepararlos para enfrentar este en particular. Meses después, la situación no es totalmente clara, con Colangelo pasando prácticamente a la clandestinidad y con nadie que quiera hablar sobre ello. La consecuencia fue que los Sixers perdieron a su Gerente General días antes de enrumbarse a la que bien podía ser considerada la temporada baja más importante de la historia de la franquicia.

¿Habría sido distinto si los Sixers hubieran contado con Colangelo al volante en vez de tener a la gerencia tratando de mantener la nave enrumbada? ¿Habría los Sixers conseguido un agente libre en vez de irse en blanco y tener que asimilar que Wilson Chandler fue su movimiento más importante de la temporada baja? ¿Habrían podido cerrar un pacto con Nemanja Bjelica en vez de resignarse a ver cómo se caía? No lo sabemos.

Lo que sí sabemos es que fue un verano decepcionante para los Sixers, mientras sus rivales hicieron movimientos importantes. Creó mayor presión para ellos a la hora de hacer un movimiento en plena temporada para conseguir a Jimmy Butler, mientras mueven los dados y oran para que éste renueve con Filadelfia.

Los Sixers lograron recomponerse en junio e hicieron un gran movimiento en plena noche del draft, adquiriendo los derechos sobre Zhaire Smith y un futuro puesto de selección en primera ronda por parte de los Phoenix Suns a cambio de Mikal Bridges. Arruinó una bonita historia de Filadelfia que giraba en torno a la permanencia de Bridges en su terruño, pero muchos ligados a la NBA me dijeron que les gustaba este pacto y mi compañero Kevin Pelton le dio a los Sixers por esta transacción una calificación B. Pues bien, Smith ha tenido uno de los inicios de carrera más desafortunados que se puedan recordar. Algunos novatos se lesionan y eso fue lo que le ocurrió a Smith. Sufrió una fractura Jones en su pie en el campamento de Tim Grgurich en Las Vegas, celebrado en agosto pasado. Muchos grandes jugadores han lidiado con lesiones complicadas en sus temporadas de novato y han sido capaces de remontar la cuesta. Solo hay que ver a Embiid y Simmons para constatarlo (y este hecho solo extiende la carrera de mala suerte, pero preferimos estar en desacuerdo).

Sin embargo, Smith tuvo uno de los problemas más inusuales que se hayan visto en la NBA, cuando ingirió semillas o aceite de sésamo y sufrió una terrible reacción alérgica. Smith y los Sixers sabían que Smith es alérgico al maní, pero no sabían que tenía alergia al ajonjolí. La reacción fue tan severa que debió acudir al hospital y someterse a una toracoscopía, técnica quirúrgica por la cual se puede acceder a la cavidad torácica. No sabía lo que era al principio, pero la sola mención de la palabra inspira miedo. Cuando la revisé, mis temores fueron confirmados.

Vamos a ignorar el hecho que los Sixers ocultaron lo anterior durante seis semanas. Sin embargo, ahora está ausente por tiempo indefinido, y cuenta con toda mi solidaridad y buenos deseos. Y, ¿saben qué?, los Sixers podrían utilizar otro jugador por las alas en estos momentos, sea Smith o Bridges, porque no cuentan con mucha profundidad perimetral después de la operación Butler.

Hemos avanzado a este punto en nuestro resumen, comentando sobre el extraño incidente de Colangelo y la insólita situación de Smith antes de siquiera mencionar la insólita situación que involucra a Fultz. Este martes, los Sixers anunciaron que Fultz había sido diagnosticado con síndrome de la salida torácica neurogénica, problema nervioso que en ocasiones afecta a personas involucradas en la práctica deportiva. Sin embargo, es una condición inusual para un jugador de la NBA y no fue algo que el equipo médico de los 76ers pudiera identificar.

Ha sido toda una lucha poder entender lo que Fultz ha debido padecer. La semana pasada, un evaluador de talentos en quien confío impecablemente y trabaja tan duro como cualquier otra persona que conozca en su oficio, me dijo que algunos de los problemas de Fultz le han hecho reflexionar. Ahora, está reconsiderando la forma en la cual evalúa la confianza de los jugadores, porque piensa que eso también ha representado una dificultad para Fultz.

Aún está por confirmarse si el misterio de Fultz ha sido descifrado o no. Sin embargo, es indudable que ha llevado a los Sixers a caer en un círculo vicioso, al no poder resolverlo durante más de un año. Nadie podía predecir esto, ni siquiera los Celtics cuando negociaron el puesto de selección número 1. Además, nunca lograron identificar problemas en sus hombros cuando lo evaluaron. Hablamos de otro escenario imprevisto en el manual.

Toda esta serie de eventos desafortunados podría servir para que los Sixers tengan un relato con final feliz, superando todos los obstáculos y triunfando al final. Sería un buen libreto para una película, pero es cierto que cualquier escritor que hubiese presentado un guión con todos los eventos anteriores habría sido rechazado tajantemente, en medio de las carcajadas de los ejecutivos de Hollywood.


Jugadores de Bulls reaccionan a despido del coach Fred Hoiberg

“Es difícil”, dijo Zach LaVine después de la práctica de tiro del martes por la mañana. “Le envié un mensaje de texto a [Hoiberg] justo después y le hice saber que lo apreciaba y di gracias por todo el trabajo duro. Porque al final del día, Fred es un gran amigo y eso lo respetas.”Sabes que hizo un buen trabajo aquí. Estaba bajo algunas circunstancias que no puede controlar”.

Los Bulls (5-19) han perdido seis juegos consecutivos y 10 de sus últimos 11. John Paxson, presidente de operaciones de baloncesto de los Bulls, dijo que el equipo despidió a Hoiberg no porque tuvieran problemas mientras extrañaban a tres jugadores titulares, pero sí por lo que Paxson describió como una falta de “espíritu competitivo”.

Boylen, dijo Paxson, “traerá una voz fuerte a nuestro vestuario”.

Lauri Markkanen, quien hará su primera apertura de la temporada el martes por la noche ante los Pacers, dijo que “amaba” jugar para Hoiberg, pero se detuvo cuando se le preguntó si Hoiberg había mantenido el control del vestuario.

“Es difícil de decir”, dijo Markkanen. “Esa es una pregunta difícil”.

Cuando lo presionaron, Markkanen dijo que los jugadores en el vestuario respetaban a Hoiberg.

“Creo que sí”, dijo Markkanen. “Pero, por supuesto, es diferente. Estoy acostumbrado a un entrenador más relajado. No sé si hay un tipo correcto de entrenador”.

Boylen ha dicho que es un “entrenador más apasionado en el juego” que Hoiberg y ya está tratando de dejar su marca. Boylen dijo que pasó la noche del lunes en reuniones individuales con jugadores en sus habitaciones de hotel en Indianápolis. Llegó a cada reunión armado con una lista, compilada con sus entrenadores asistentes, sobre lo que cada jugador estaba haciendo bien y cómo podían mejorar.

Entre los ajustes que Boylen ya hizo, sacó a Jabari Parker de la alineación titular. Parker saldrá del banco detrás de Markkanen como delantero, ahora que Markkanen ha regresado de una lesión en el codo. Bajo Hoiberg, los Bulls experimentaron brevemente con Parker como alero pero tuvo problemas. Justin Holiday continuará comenzando en la posición de alero.

LaVine describió a Boylen como un “entrenador de la vieja escuela” y un “tipo de mente dura”.

“Lo apreciamos”, dijo LaVine de Hoiberg. “Y ya sabes, todavía tenemos un trabajo que hacer”.


LeBron James afirma entender la lógica en críticas de Magic y Kobe sobre su carga de trabajo

  •  

 

EL SEGUNDO, Calif. — Magic Johnson asegura que no quiere que LeBron James tenga exceso de trabajo y que Los Angeles Lakers se conviertan en “una nueva versión de Cleveland”.

Kobe Bryant dice que James “ha estado haciendo todo” e hizo notar que “esa no es, para nada, la receta para ganar campeonatos”.

¿Qué es lo que James piensa de su carga de trabajo con los Lakers?

“Para ser honesto, no sé qué es que se me pida demasiado. Yo sólo juego”, dijo James tras la práctica del martes.

Johnson, presidente deportivo de los Lakers, hizo sus comentarios en SiriusXM NBA Radio la semana pasada, luego de que Brian Windhorst de ESPN reportó que scouts notaron que James hacía más labores con los Lakers, quitándole el balón al guardia Lonzo Ball y frecuentemente ordenando a la ofensiva sin consultar al coach del equipo, Luke Walton.

Bryant se unió a la crítica el lunes dueante el evento anual de los Lakers llamado “All Access”, cuando dio crédito a James por enderezar el barco, pero señalar que ese estilo de juego es sólo una solución temporal.

“Es una receta para mantener tu cabeza sobre el agua, para darte a ti mismo un poco de espacio y ahora todo vuelve a enseñar la forma en que queremos jugar”, señaló Bryant.

James, con tres campeonatos en su haber, no vio malas intenciones en los puntos de vista de las dos leyendas de los Lakers, cada uno con cinco anillos de campeón.

“Entiendo la lógica detrás de esos comentarios. Entiendo que Magic y Kobe lo dicen porque quieren que ayudemos a los jóvenes a crecer”, señaló James. “Queremos ver qué tanto nuestros jóvenes pueden madurar y ser lo mejor que puedan. Magic y Kobe sben quién soy. Yp sé quién soy y saben lo que van a obtener de mí.

“Se sabe qué se va a obtener de mí en cada juego. ¿Voy a jugar bien en cada partido? ¿Voy a tirar bien en cada partido? No. Pero todos saben quién soy y cuando es realmente un momento importante, ya saben quién estará ahí. Tenemos jugadores que sólo desean seguir desarrollándose y otros que continúan mejorando con la experiencia, porque no tienen tanta, así que me parece que la gente intenta sacar todo de proporción, como diciendo, ‘OK, ¿por qué tienes a LeBron si no lo quieres usar?’. No entienden la lógica detrás de esto”, explicó James.

Walton tiene a James en la duela 34.7 puntos por juego, lo cual sería la cifra más baja en la carrera del veterano de 16 años en la NBA. El coach explico hace meses que su plan es manejar a James a largo plazo, asegurarse de que el cuatro veces Jugador Más Valioso pueda estar en su mejor momento cuando la ventana de campeonato de los Lakers se abra.

James firmó en julio por cuatro años y $154 millones para jugar con los Lakers.

James, aunque conceptualmente respalda el plan, en ocasiones se queja de la restricción de minutos. Por ejemplo, se sentó todo el cuarto periodo de la paliza que los Lakers propinaron por 120-96 a los Phoenix Suns el domingo y terminó con 22 puntos en 31 minutos, pero no cree que el descanso extra le vaya a hacer mucho bien.

“No importa. El otro día me preguntaron si me sentía mejor tras jugar 30 minutos en comparación a jugar 40 y dije que no. Trabajo todo el año para estar en forma todo el año. No paro, así que puedo hacer cualquier cosa.

“Estuve en un Juego 7 de las Finales y estuve casi todos los minutos. El año pasado, jugué en todos los partidos, así que pueden administrarlo como deseen, pero entiendo lo que Magic y Kobe dicen y debemos continuar desarrollando a los jóvenes, porque si no lo hacemos, a largo plazo, ¿cómo beneficia eso a la franquicia?”, puntualizó James.

Walton se ha mantenido firme con su plan de los minutos para James, aunque la superestrella quiera jugar más.

“Tenemos un diálogo muy bueno sobre cómo se siente, pero definitivamente hay ocasiones que lo saco y parece frustrarse y definitivamente quiere seguir en la duela”, reconoció Walton. “Mucho de esa decisión depende del flujo del partido, me gusta que no cierre en todo el cuarto periodo. Si inicia el cuarto periodo, intento encontrar un par de minutos para sentarlo o sólo mantenerlo más fresco para esos últimos dos minutos, pero es algo más de juego por juego”.

Y James admite que ser necio sobre sus minutos de juego no ayudará a los Lakers.

“Quiero jugar 48 minutos por partido. En serio, pero no va a pasar. No es algo inteligente. No es inteligente para nadie, pero habla mi lado competitivo”, indicó James. “Si le preguntan a cualquier tipo competitive que ha estado en mi situaci{on, no va a haber nadie que siga que si.

“Al final del día, uno debe hacer lo mejor para el equipo y debe protegerse a sí mismo, también, así que me encanta lo que sucede con nuestro equipo y esta franquicia desde que llegué”, concluyó James.

 

 

Tomado de: ESPN

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Chikungunya en 6 diciembre, 2018 a las 8:20 am
    • Responder

    Claro que hay que buscarle un acompañante a Lebron, solo no podrá lograr nada.

    • Rafa en 6 diciembre, 2018 a las 9:46 am
    • Responder

    Ayer los Lakers le ganaron a los Spurs con un tremendo 4/4 de LeBron y 42 ptos, ese equipo está 5to en el Este, metido en posición de play off, por Lebron, por la entrada de Chandler que le ha dado muy buen recambio a McGee, por el aporte defensivo más que ofensivo de Lonzo Ball, y han mejorado en defensa, de momento tiene muy buena cara el equipo de Magic y Luke Walton. Aunque algunos detractores comentan que el Rey cierra el desarrollo a Ingram y otros.
    Tema aparte Carmelo Anthony sigue sin equipo después de ser recesado por los Rockets, particularmente pensaba que lo contrataría algún equipo de la media para debajo de la tabla, pero parece que el veterano afecta los vestuarios y no quiere ir a un equipo sin proyecto ni dejar de ser referente, en lo personal pienso que si no cambia su mentalidad seguirá sin equipo.
    Toronto con un Kawhi Leonard al frente en modo MVP son el mejor equipo de la temporada por mucho, tienen 4 juegos por delante de cualquier otro equipo de la NBA incluyendo ambas conferencias.
    Sobre los Warriors hace 3 jornadas se incorporó Curry (ayer tuvo un partido espectacular de 42 ptos contra los Cavs) y DeMarcus Cousins está entrenando, lo que a mis ojos hace invencible a este equipo en un hipotético play off y tendrían en cancha el mejor quinteto de la historia (Curry, Thompson, Green, Durant y Cousin). Yo dueño de cualquier otro equipo daba esta temporada por perdida, y guardaba todas las balas para el año entrante, que parece que desmantelará la base de esta dinastía, pues tantas estrellas juntas con posibilidades de cobrar un máximo no seguirán juntas por mínimos solo para ganar campeonatos.

    1. Arriba, q llegó el segundo q más sabe de basquet en Cuba…Buen duo q tenemos si “EL PRIMERO” se anima a comentar con más asiduaidad.
      Un abrazo, Rafa.

        • Rafa en 6 diciembre, 2018 a las 2:48 pm
        • Responder

        Juan, yo solo soy un seguidor de la NBA, me defiendo pero no soy de los que más saben, hace falta que nuestro hermano guantanamero se sume con asiduidad, para darle calor a esta sección, como se hacía tiempos atrás, y muchas veces por interno.
        Otro abrazo para ti hermano

        1. Usted es una persona modesta, pero aquella noche en q coincidimos los tres en un local recreativo de La Habana a hablar, sobre todo de basket, me demostró q está en el Top Ten…Un abrazo.

    • Js Krlos en 6 diciembre, 2018 a las 2:32 pm
    • Responder

    si esos 2 animales se juntan en los lakers me parece que se acabo la dinastia warrior

    • Lisandro Rene Duvergel Smith en 9 diciembre, 2018 a las 6:51 pm
    • Responder

    Aquí estoy para quien me procuraba; tuve algunos percances que me impidieron escribir; no hay mucho que decir ; mañana nos actualizamos….

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.