Triple corona de pitcheo (I)

7/12/18
04:10 AM

 

Modesto Verdura (izquierda) y Martín Dihigo.
Modesto Verdura (izquierda) y Martín Dihigo. Foto: Archivo de Granma

 

 

Lograr una triple corona equivale a ser el puntero en cantidad de juegos ganados, promedio de carreras limpias y ponches. Es algo realmente difícil por diferentes factores que intervienen en esos tres casilleros.
Comencemos por las victorias. No siempre depende de la calidad del lanzador, sino del nivel de su equipo.

Gran cantidad de excelentes serpentineros no han podido triunfar en la cifra de juegos necesaria para aspirar a llevarse el galardón. Un ejemplo de lo antes expuesto lo tenemos en nuestra Serie Nacional, con Carlos Yanes quien, aunque es el segundo lanzador más ganador de las Series Nacionales, no pudo aspirar a la triple corona –de hecho, su total de victorias y derrotas fue de 235-247–, con un promedio de éxitos en 28 temporadas de 8,39. La mayoría de los conjuntos de la Isla de la Juventud, en los que siempre lanzó Yanes, ocupaban los últimos lugares en el estado de los equipos.

Lo segundo es el promedio de carreras limpias. Aquí hay mucha tela por donde cortar. Un abridor puede abandonar el box sin permitir anotaciones, pero con uno, dos o tres corredores en las almohadillas.

Entra a sustituirlo un relevista y permite un cuadrangular. Los hombres embasados anotan y esas carreras se le cargan al abridor, a pesar de que no fue a él a quien le conectaron el batazo de cuatro esquinas. También puede ocurrir (y sucede con frecuencia) que un anotador le da categoría de jit a una conexión que podía considerarse error y, de pisar el plato, esa carrera va como limpia al récord del lanzador, quien se ve así afectado en su PCL.

Por último –y no por menos importante–, los ponches propinados. Hay que dar por sentado que para clasificar como un ponchador un serpentinero debe de tener un buen lanzamiento, muy difícil de batear para sus rivales. Dígase una recta oscilando entre las 97-98 millas, una curva al estilo de Changa Mederos o una slider como la de Pedro Luis Lazo, atributos que no los poseen todos, son patrimonio de unos pocos.

Estoy obligado a ofrecerles una explicación a los lectores de Temas beisboleros. Por primera vez ustedes no verán reflejada en la habitual tabla estadística a los representantes de las Grandes Ligas. Esto se debe a la gran cantidad de ganadores de triple coronas de pitcheo, 38 en total entre las dos ligas, Americana y Nacional, lo cual ocuparía un espacio demasiado grande y complicaría sobremanera la redacción de un texto lo más explicativo posible sobre los principales ganadores del premio. Prometo, en la próxima edición de Temas, abordar este aspecto.

EL INMORTAL

El Inmortal, así reza una placa en el pueblo de Cruces, donde vivió buena parte de su vida. El Maestro, es el apelativo con el cual se le nombra en el Salón de la Fama de Cooperstown. Martín Magdaleno Dihigo Llano nació para ser pelotero, como lo demuestra el hecho de ser el único en el mundo exaltado en Estados Unidos, México, Venezuela y Cuba, la patria que siempre defendió con todas sus fuerzas.

Introducirse en las estadísticas de Dihigo es convencerse de su grandeza. Ya en 1925, con solo 19 años (nació un  25 de mayo de 1906 en el ingenio Jesús María, en el pequeño poblado matancero de Cidra), había demostrado su valía. Pero fue diez años después, en 1935, cuando su estrella brilló en todo su esplendor al ganar como director el campeonato de la Liga Profesional Cubana con los Leopardos de Santa Clara y, al mismo tiempo, ser campeón de bateo, 358, y de pitcheo, con 11 triunfos y solo dos reveses.

En 1937 tiró el primer juego de cero jit, cero carreras en la historia de la Liga Profesional Mexicana (inaugurada el 28 de junio de 1925, hace 93 años) y un año después gana su primera triple corona con un minúsculo 0,90 de pcl y, por si fuera poco, se lleva el título de bateo al promediar 387, algo realmente espectacular. Cuatro años más tarde, también con el Veracruz, logra su segunda triple corona, único en conseguirlo en ese béisbol. Su carrera en las Ligas Negras fue igual de impresionante, con varios títulos de bateo, uno de ellos por encima de los 400.

Si grande fue como pelotero, igual estatura alcanzó como hombre. Simpatizante de las ideas progresistas, cronista de béisbol para el periódico Hoy, masón y abakuá, compartió en el diamante con estrellas como Satchel Paige, amigo de Nicolás Guillén, quien le dedicó un poema al fallecer. Los hombres como él se convierten en leyenda. Eso es Martín Dihigo: una leyenda en el panorama beisbolero mundial.

VERDURA, ROGELIO, IBAR

Guajiro de monte adentro, nacido en La Isabelina, municipio de Jatibonico. Modesto Verdura pasó su niñez en Ojo del Agua, municipio de Taguasco, Sancti Spíritus. Tiraba duro, duro de verdad, a pesar de un gran defecto: lanzaba con cuatro dedos de su mano derecha. Fue «Natilla» Jiménez quien se dio cuenta y se dio a la tarea de enseñarle. ¡Y cómo aprendió!  Ya en 1963 se erguía como el mejor abridor derecho, con la primera Triple Corona de las Series Nacionales y luego con sus dos victorias ante los estadounidenses en los Panamericanos de Sao Paulo del mismo año. Solo duró ocho años a consecuencia de una lesión al caerse de un camión rumbo a una concentración, sin embargo, dejó su impronta en la historia de nuestro béisbol.

¿Habrá sido Rogelio García el mejor pitcher cubano de la década de los 80 del siglo pasado? Pudiera pensarse que sí cuando vemos que fue en siete ocasiones líder en ponches (entre 1976 y 1988), dos veces líder en pcl, además de tirar dos cero jit, cero carrera y abanicar a 24 bateadores en un partido de 16 entradas. Su triple corona fue alcanzada en 1978 en los inicios de su estelar carrera, que lo llevó a ganar más de 200 juegos y ser el líder histórico en ponches, 2 509. Yo sí creo que fue el mejor de esa década.

Poseedor de una de las marcas consideradas como inalcanzables en la pelota cubana, que bien pudieran ser dos si consideramos dos temporadas consecutivas. José Ibar consiguió su triple corona con 20 victorias y al año siguiente ganó otros 18, en total 38 victorias en dos campañas, algo extraordinariamente difícil de igualar en estos tiempos de relevistas, acomodadores, intermedios y cerradores. Magnífica recta, buena slider, excelente bola de nudillo. Se quedó a 27 victorias de las 200, ponchó a casi mil bateadores más que las bases por bolas que concedió (1 709-723), le batearon para 251 y su pcl fue de 3,45, excelente para la era del aluminio. Ibar fue, no hay duda, uno de los grandes lanzadores de las Series Nacionales.

Omar Carrero (izquierda) y Rogelio García. Foto: Ricardo López Sánchez

SERIE NACIONAL DE BÉISBOL

Nombre                          G       K        PCL
Modesto Verdura 1963       7       55       1,58
Omar Carrero 1976           8       96       0,46
Rogelio García 1978         10      111      2,31
Reinaldo Costa 1984         12       60      1,67  
José Ibar 1998                 20      169     1,51
Maels Rodríguez 2004       15       263     1,77

LIGA PROFESIONAL MEXICANA

Nombre                             G       K        PCL

Martín Dihigo 1938              18      184      0,90
Martín Dihigo 1942              22      211      2,53
Fred Waters 1955               18      126      2,06
Francisco Ramírez 1956       20      148      2,25
Francisco Campos 2004       12       99      1,47

LIGA PROFESIONAL NICARAGÜENSE

Nombre                             G       K        PCL

Rodney Rodríguez 2015         8       58       2,29

LIGA MEXICANA DEL PACÍFICO

Nombre                             G       K        PCL

Mercedes Esquer               13     110     2,09

fuentes: Profesor Félix Julio Alfonso, Ecured.cu y www.lmb.com

 

Tomado de: Granma

 

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. buen artículo del autor donde da a conocer los ganadores de la triple corona del pitcheo en SN y la pelota profesional en el caribe, donde se destacó un mundo nuestro Inmortal Martín Dihigo, q fue capaz de ser el mejor lanzador, pero a la vez el mejor bateador y hasta director al mismo tiempo, algo inédito en la historia del Béisbol.

    sobre las alcanzadas en SN tenía mis dudas y busqué en la Guía y tambien en Ecured y en los casos de Rogelio (1978) y Reinaldo Costa (1984), no los veo como lideres en los 3 departamentos q otorgan este premio. no se si lo hicieron en selectivas, porq en SN no aparecen como líderes de JG, K y PCL. si alguien conoce los datos oficiales de esas triple coronas, favor de compartirlos. en el caso de Ibar alcanzó 189 K y no 169 como aparecen y la de Maels fue en el 2001 y no en el 2004. lo hago a modo de aclaración y no de criticar para q no salte nadie buscando quintas patas….

    imagino q en una segunda parte hable sobre las alcanzadas en MLB q son bastante. señalar aquí q dos latinos la alcanzaron y ellos fueron Pedro Martínez en 1999 y Johan Santana en el 2006. saludos

      • Dr. Reinaldo en 7 diciembre, 2018 a las 5:07 pm
      • Responder

      Potencia, así se habla hermano, la MD no es para criticar, es para opinar, pero siempre que haya un error hay que corregirlo de la forma más respetuosa. Te cuento que Rogelio García y Reinaldo Costa, ambos lograron su Triple corona de Picheo en Series Selectivas (IV SS y X SS, respectivamente), con dichas estadísticas, pero te digo algo más de lo que vi en el artículo y para asegurar que Rogelio ese año su Promedio de Carreras Limpias fue de 2.21 y no de 2.31 (es insignificante, pero es lo que tengo en mis archivos). Confirmo lo que corregiste de Cheo Ibar y de Maels Rodríguez, un abrazo hermano, desde África.

  2. La triple corona es algo muy dificil de alcanzar, casi tanto como un juego perfecto; sin dudas el mejor de nuestros peloteros es el Inmortal y en nuestras series Rogelio fue uno de los titanes, podríamos ahblar de varios con grandes valores para la pelota nuestra, unos con muchas series y otros con muy pocas, por diferentes situaciones( Alarcón de los de poco tiempo el más extraordinario según los entendidos, Changa, Huelga y etc) pero no es necesario ahondar mucho para encontrar un mejor, mejor y mejor que nop admite comparación, todos lo sabemos, entonces no digamos más que otros pueden haber sido sol cuando aquella luz segadora estaba vigente. Mientras el cubano tenga memoria será recordado Ballillo y despues de él inicien el conteo en nuestras seriesN.
    Recuerdo que en una ocasión después de que muchos lo hicieran desde la capital, un aficionado llamó a Radio R y dijo que no estaba de acuerdo conque a Michel le pasara lo que a Padilla que debido a que Pacheco bateaba un poquito más no le daban su lugar en el Cuba, el locutor ni corto ni perezoso le respondió, “voy a decirlo para que se acabe el comentario, Padilla era una estrella capáz de caber en cualquier equipo, pero Pacheco era de otra Galaxia, por favor no comparen más, ese era otra cosa”. Hoy yo digo mientras coincidieron otros con Vinent no fueron nunca los mejores, el mejor fue el meteoro con su equipo en oriente o con el Cuba y mire que hay lanzadores para admirar.

    • Ramon Garcia en 7 diciembre, 2018 a las 1:48 pm
    • Responder

    Considero mas dificil la triple corona de pitcheo que la de bateo.
    Me hubiese gustado que Sigfredo Barros hubiera dedicado mas tiempo de su trabajo para ilustrarnos sobre temas beisboleros de ligas profesionales , sobre todo a los que se relacionan con nuestros peloteros, en vez de limitarse a la cotidianeidad. Claro, se que eran temas delicados hasta hace muy poco
    Rogelio fue un animal, para mi despue de Vinent esta el, por encima de Lazo, es mi criterio.
    Gracias y saludos todos.

    1. hermano, mis afectos para ti y tu esposa. ud vio mucha pelota y es muy conocedor de las diferentes épocas, y si ud dice q Vinent ha sido lo mejor q ha pasado por acá por SN y despues Rogelio y demás lanzadores, es porq es una realidad. yo no vi lanzar al meteoro y muy poquito a traves de videos a Rogelio y a la verdad q eran unos caballos en sus generaciones. la década del 60 trajo consigo a lanzadores de la talla de Alarcón, Huelga, Changa q fueron de los mejores aunq muy efímeras sus carreras. en el 70 el claro dominador fue Vinent y en el 80 fue Rogelio según los números. ya del 90 para aca se repartio mas el protagonismo y ahi entra Lazo como uno de los mejores y más completos. es mi criterio sobre los 3 mejores para mi en SN. saludos

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.