MLB; Si yo fuera gerente general de los Marineros y de los Angelinos…..

13/12/18
5:53 pm

 

 

Si yo fuera gerente general de los Marineros…

  •  

 

Si el año pasado pareció un crimen que los Marlins de Miami se deshicieran en pocos días de Dee Gordon, Giancarlo Stanton, Marcell Ozuna y Christian Yelich, ¿cómo podría calificarse lo de los Marineros de Seattle en esta ocasión?

En un abrir y cerrar de ojos fueron cambiados en las últimas semanas el puertorriqueño Edwin Díaz, los dominicanos Robinson Canó, Jean Segura, Juan Nicasio y Álex Colomé, el cubano Guillermo Heredia, Mike Zunino, James Paxton y James Pazos.

Eso, sin contar los que partieron rumbo a la agencia libre, encabezados por el poderoso bateador designado quisqueyano Nelson Cruz.

Si yo fuera el gerente general de los Marineros…

Seguiría deshaciéndome de más piezas valiosas, de las pocas que quedan, para tratar de conseguir prospectos en retorno con los que enfrentar este reconstrucción prácticamente desde cero.

1.- Cambiaría a Dee Gordon y a los recién llegados Carlos Santana y Jay Bruce

El de Gordon sería un canje complicado, porque ahora mismo el mercado está saturado de buenos defensores de la segunda base.

Además, tuvo en el 2018 una caída en sus números, luego de batear 488 imparables en 382 juegos con los Marlins en los tres años precedentes.

Pero a su favor tiene la capacidad de jugar también en los jardines, su defensa de élite y su velocidad en las almohadillas, que le han permitido robar un promedio de 59 bases por cada 162 partidos a lo largo de su carrera.

Es posible que Santana y Bruce, llegados en los recientes canjes con los Filis de Filadelfia y los Mets de Nueva York, respectivamente, nunca lleguen a vestir el uniforme de Seattle.

El dominicano promedia 25 bambinazos y 85 remolcadas por año, mientras que el estadounidense suma 31 vuelacercas y 94 empujadas como promedio.

Aunque este último tuvo un bajón considerable en el 2018 debido a lesiones, esos bates de poder pueden generar bastante interés en equipos necesitados de ofensiva y su salida puede abrirle a los Marineros un espacio de 34 millones de dólares en su nómina del 2019.

2.- Cambiaría a Felix Hernández

Esto es una utopía, un canje prácticamente imposible, pues el venezolano ya no es aquel que una vez fue llamado el “Rey Félix” y difícilmente genere interés de otros equipos, debido a la desproporción entre sus números recientes (14 victorias, 19 derrotas y efectividad de 5.13 en las dos últimas campañas) y su descomunal salario (27 millones 858 mil dólares en el 2019).

Pero aunque sé que al final todo es un negocio, me pongo sentimental con Hernández, quien nunca ha podido lanzar en postemporada y no parece que lo vaya a conseguir alguna vez con Seattle, como se ven ahora mismo las cosas a futuro en esta franquicia.

Sería una deferencia con un hombre que ha dedicado sus mejores años a la organización y que imagino que con esta destrucción, debe sentirse más abandonado que una novia dejada en el altar.

3.- Firmaría a Yusei Kikuchi

No todo puede ser soltar y soltar. El zurdo japonés Yusei Kikuchi quiere probar suerte en las Grandes Ligas, tras dejar marca de 73-46 y efectividad de 2.81 en 160 partidos en la liga profesional de su país con los Leones de Seibu.

Al equipo le ha ido generalmente bien con los peloteros nipones, desde Kazuhiro Sasaki y el gran Ichiro Suzuki, Novatos del Año de la Liga Americana en el 2000 y 2001, respectivamente, hasta Kenji Johjima e Hisashi Iwakuma.

Dada la gran comunidad japonesa en Seattle, Kikuchi podría ser un atractivo para llevar, al menos los días que le toque lanzar, más público al Safeco Field, que promete estar bastante vacío en el 2019.


Si yo fuera gerente general de los Angelinos…

 

 

En el 2019 se cumplirán diez años de la última vez que los Angelinos de Los Ángeles ganaron por última vez un partido de playoffs.

Cuando eso, ni siquiera Mike Trout o Albert Pujols eran parte del equipo.

Fue en la serie de campeonato de la Liga Americana, cuando vencieron dos veces y cayeron cuatro ante los Yankees de Nueva York, que eventualmente terminarían ganando la Serie Mundial en el 2009.

Desde entonces, una sola vez regresaron los Angelinos a la postemporada y fue en el 2014, al ser barridos 3-0 en serie divisional por los Reales de Kansas City.

Ahora, con Brad Ausmus como nuevo manager después de 19 campañas bajo el mando de Mike Scioscia, “el otro equipo” de Los Ángeles buscará sacudirse ese marasmo en una división que se ve bastante abierta, tras el debilitamiento de los Astros de Houston, que no tendrán a tres de sus cinco abridores del 2018, además de la destrucción de los Marineros de Seattle, desde ya candidatos a perder más de 100 juegos.

Si yo fuera Gerente General de los Angelinos, buscaría…

1.- Un as para encabezar la rotación

El japonés Shohei Ohtani no lanzará en el 2019 después de someterse a la cirugía Tommy John y Garrett Richards firmó un contrato de agente libre por dos años y 15 millones de dólares con los Padres de San Diego.

Tal como está constituida actualmente, la rotación de los Angelinos estaría formada por los zurdos Andrew Heaney y Tyler Skaggs y los derechos Félix Peña, de República Dominicana, el panameño Jaime Barria y Nick Tropeano.

Con eso no se llega lejos y por ello, el dueño Arte Moreno debería autorizar al gerente general Billy Eppler a meter la mano en el bolsillo en busca de ese as necesario para la rotación.

Estamos hablando de alguien del nivel del zurdo Dallas Keuchel, no menos que eso.

2.- Un cátcher

El equipo también está buscando un receptor, luego de que el puertorriqueño Martín Maldonado, titular de esa posición desde el 2017, fuese canjeado a mitad de la pasada temporada a los Astros.

A menos que la gerencia decida darle la responsabilidad del día a día al inexperto venezolano José Briceño, con apenas 41 partidos jugados en Las Mayores.

No deja de ser una opción interesante, pues Briceño capturó al 44 por ciento de los corredores que intentaron robarle bases (ocho de 18), muy por encima del promedio de la liga, que fue de 28 por ciento.

3.- Un cerrador

Los Angelinos podrían adquirir a Keuchel, Charlie Morton u otro abridor para reforzar su rotación, pero siguen teniendo un hueco enorme en el pitcheo, pues no tienen quién cierre los partidos.

Blake Parker, quien se ocupó de la tarea en el 2018, rescató 14 partidos en 17 oportunidades y el equipo lo dejó en libertad, al no ofrecerle arbitraje salarial.

Después de Parker, el que más juegos salvó dentro de los Angelinos fue Kenyan Middleton, con seis en siete chances.

Cerradores es lo que se sobra en el mercado de agentes libres, muchos de ellos de élite, como los dominicanos Jeurys Familia y Kelvin Herrera, Greg Holland o Zach Britton.

 

Tomado de: ESPN

 

1 comentario

    • Abel Zaldivar en 14 diciembre, 2018 a las 8:52 am
    • Responder

    Al parecer la sequia de los Marineros en play off pica y se extiende. Lastima porque es uno de los equipos con los que simpatizo en la MLB. Creo que casi la mitad de los equipos estan en reconstruccion y desde ya se sabe que no van en el 2019 a ninguna parte, digase Orioles, Reales, Marineros, Mellizos, Piratas, Rangers, otros con un poquitico mas de esperanza pero que no son favoritos para estar en la epela como Medias Blancas, Rojos, Tigres. En fin.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.