Tiant y Pacheco, premiados por el pueblo.

Tiant y Pacheco, premiados por el pueblo.

Por el peñista Abel Zaldivar

Hace un mes dimos a conocer un proyecto que pretende ser justo y duradero. Sí, ya hace un mes que salió a la luz el Salón de la Fama de la Peña Martín Dihigo, un espacio para rendir homenaje y tributo a todas esas leyendas que nos ha regalado el deporte de las bolas y los strikes para la historia patria. Durante 30 días nuestros visitantes, habituales o casuales, con presencia activa o de forma anónima, han tenido la oportunidad de escoger a los dos primeros integrantes de este espacio, que por demás reconoce a los ya exaltados en el período 1939-1961 y en el 2014. Imagino lo difícil que resultara para muchos escoger a quien dar su voto ante semejante constelación de estrellas.

Luis Tiant es lanzador cubano más ganador en Grandes Ligas

Pero hoy ya podemos anunciar los nombres de los dos primeros elegidos. En el grupo Profesional, se impuso un lanzador de Marianao, de Boston y del mundo. Su nombre es Luis Clemente Tiant Vega, más conocido como Luis Tiant Jr. Nacido el 23 de noviembre de 1940, es considerado uno de los mejores lanzadores cubanos de todos los tiempos. Hijo de otro célebre serpentinero, Luis Tiant, zurdo, campeón de las Ligas Negras en 1947 con el plantel New York Cubans. Tiant Jr. solo pudo actuar en una temporada de la Liga Profesional Cubana, precisamente la última (1960-61), pero le bastó para dejar su huella. Con los Leones del Habana fue el Novato del Año tras cosechar marca de 10-8 en 30 salidas, con estupendo PCL de 2.72 en 159 innings. Causó sensación en México con los Tigres de ese país. En Ligas Menores se apuntó un juego de cero hit cero carrera y resultó el mejor lanzador de la Liga de la Costa del Pacífico, categoría Triple A, en 1964.

Con tal aval su estreno al más alto nivel no se hizo esperar. Debutó en la MLB el 19 de julio de 1964, con victoria ante los mismísimos Yankees de Nueva York, en el mítico Yankee Stadium. En las Mayores lanzó con los siguientes equipos: Indios de Cleveland (1964-1969), Mellizos de Minnesota (1970), Medias Rojas de Boston (1971-1978), Yankees de Nueva York (1979-1980), Piratas de Pittsburgh (1981) y Angelinos de California (1982). En 573 salidas, de ellas 484 como abridor, alcanzó 229 sonrisas y 172 descalabros, con 49 lechadas, promedio de carreras limpias de 3.30 en 3486.1 episodios, 2416 ponches, 1104 boletos y un WHIP de 1.20. Fue el líder en PCL de la Liga Americana en 1968 (1.60) y 1972 (1.91). Dijo presente en tres Juegos de las Estrellas (1968, 1974, 1976). Ganó el premio al Regreso del Año de la Liga Americana otorgado por la prestigiosa revista Sporting News en 1972.

Fue con la escuadra de Boston donde firmó su tránsito a la inmortalidad. Estuvo en la Serie Mundial de 1975 y resultó un cinchete, con par de victorias por la vía del juego completo. Sobre el box Boston fue Tiant. No obstante, el elenco fue superado en recordado duelo por los Rojos de Cincinnati, devenidos en la legendaria Gran Maquinaria Roja que encabezaban Johnny Bench, Pete Rose y otro cubano, Tany Pérez. Se dice que el manager de los Medias Rojas, Darrel Johnson afirmó: “Si un hombre pone una pistola en mi cabeza y me dice que si pierdo el juego me mata, entonces yo pongo a Tiant para lanzar ese día’’. Tanta era la seguridad que desprendía el habanero encima del montículo.

Entre cubanos posee la cima histórica en juegos ganados (229), blanqueadas (49), aperturas (484) y capítulos trabajados (3486.1). Pero no solo dejó su huella en la Gran Carpa. En Venezuela obtuvo la Triple Corona de Pitcheo con los Leones del Caracas, firmó un cero hit cero carrera y desde el 2009 pertenece al Salón de la Fama de ese país. En Puerto Rico tuvo acción con los Criollos de Caguas, Leones de Ponce y Cangrejeros de Santurce.

Miembro del Salón de la Fama de los Medias Rojas de Boston desde 1997. Sus números reclaman un lugar en el Salón de la Fama de Cooperstown pero nunca ha logrado el respaldo necesario para ello. Tal vez en un futuro, con los latinos rompiendo barreras cada vez más cotidianamente, tenga su placa en el templo añorado. Aún es tiempo de que reciba el lauro con vida. Nunca ha roto sus vínculos con Cuba. Lanzó la primera bola, junto con Pedro Luis Lazo, en el histórico juego Cuba vs Tampa Bay celebrado en La Habana, en marzo del 2016. Hace unos días fue de los primeros en celebrar el acuerdo logrado con la MLB. Con su peculiar bigote, su forma de lanzar, sus ponches, Tiant es un ícono del box, una celebridad que poco a poco es más conocida por los cubanos y de la cual debemos sentirnos profundamente orgullosos.

En el segundo grupo destinado a la votación, SNB + Profesional la jugada estaba cantada y los números no mienten. Pese a compartir espacio con otros astros como “El Duque’’, Lazo, Víctor Mesa y “Tati’’ Valdés, el pueblo lleva años reclamando por un nombre, uno que resultó injustamente la manzana de la discordia entre los que debían mantener oficialmente el Salón reabierto en el 2014. Sí, ese mismo. El Capitán de Capitanes.

Antonio Pacheco Massó vino al mundo en Palma Soriano, tierra de grandes deportistas, el 4 de junio de 1964. Fue el torpedero regular en el equipo que ganó el Campeonato Mundial Juvenil de Barquisimeto, Venezuela, 1982. Entre sus compañeros otra pléyade de glorias, dígase Linares, Kindelán, Arocha, Pablo Miguel Abreu. Fue el primero de su generación en llegar al equipo Cuba de mayores. Defensor del segundo cojín en 7 Campeonatos Mundiales, tres Olimpiadas, cuatro Juegos Centroamericanos y del Caribe, similar cifra de Panamericanos, 7 Copas Intercontinentales y el tope contra los Orioles de Baltimore. Fue un bateador de momentos cumbres, de la hora cero. Inolvidable su bambinazo ante el rascacielos pinareño, Pedro Luis Lazo, en mayo del 2001, viniendo desde el banco, para decidir el triunfo de la Aplanadora santiaguera en la campaña doméstica. Con las Avispas alcanzó cuatro cetros nacionales como jugador y tres en el puesto de timonel, para un total nada despreciable de siete coronas. Al momento de retirarse era el líder histórico en hits (2 356), hasta que en el 2012 lo superó Enriquito Díaz. Madero en ristre a lo largo de 22 contiendas tuvo un average de 334, con 1258 carreras anotadas, 1304 impulsadas, la friolera de 713 extrabases (366 dobles, 63 triples y 284 vuelacercas), slugging de 525 y un total de 3 700 bases recorridas. Formó un formidable trío de bateadores en Cuba y allende los mares. Allá con Kindelán y “El Niño’’ Linares. Aquí con “El Tambor Mayor’’ y Gabriel Pierre. Fue uno de los peloteros retirados forzadamente en el 2002 y tras actuar en la liga industrial japonesa volvió para seguir cosechando glorias.

Antonio Pacheco, el Capitán de Capitanes de Santiago y de Cuba, brilló primero como jugador y luego como manager. Foto: cubanet.org.

Condujo a puertos exitosos a la segunda versión de las Aplanadoras, la de José Julio, Olivera, Bell, Nava, Mustelier junto con veteranos como Meriño, Reutilio, Norge Luis Vera y Ormari Romero. Muchos todavía recuerdan aquel jonrón con las bases llenas que dio para decidir el primer Juego de los Veteranos, allá por el 2008, en su casa, el estadio Guillermón Moncada. Manager del equipo nacional subcampeón en la Olimpiada de Beijing, 2008. Si Tiant tuvo su legado familiar, Pacheco también cosechó el suyo. Su hermano Juan y su sobrino Yeison trascendieron como camareros en la vecina provincia de Holguín. Desde el año 2014 reside en los Estados Unidos y allí, como si todo lo anterior fuera poco, ha brindado sus aportes para el desarrollo de las figuras jóvenes en las sucursales de los Yankees de Nueva York.

Tiant y Pacheco, mediante el voto popular, son los primeros exaltados a nuestro Salón de la Fama, en una fecha especial, 27 de diciembre, donde conmemoramos el aniversario 144 del famoso juego celebrado en el legendario estadio Palmar de Junco entre los elencos Habana y Matanzas. Sea este un pequeño homenaje, a propósito de Tiant y Pacheco, a todos los que han brindado momentos de gloria, desde su espacio y tiempo, al béisbol cubano. A ellos pretende reconocer el Salón de la Fama de la MD que, atendiendo a los criterios de los foristas, tiene previsto desarrollar cambios en su estructura con vistas a ser más justo y que cada gloria, en cada etapa, sea reconocido. Una vía para que fundadores de las Series Nacionales, jugadores de MLB, de la Liga Profesional, árbitros, narradores, directivos, todos juntos ocupen el lugar que durante años se ganaron con honor y sacrificio, y al cual las actuales generaciones sabremos reconocer. En el ya cercano enero del 2019 tendremos la primicia de estas modificaciones en un proyecto que no resta ni divide, solo suma esfuerzos y multiplica conocimientos. Feliz año 2019 para todos nuestros amigos lectores y en enero, sí, al doblar de la esquina o al cantío de un gallo, como guste decir, estaremos de vuelta con nuevas ideas, nuevos grupos y un SF-MD donde usted es quien premia a quienes con su sudor y esfuerzo diario se convirtieron en leyendas.

____________________________________________________________________________________

Luis Tiant Jr: Un hijo célebre de Marianao

De mostacho amplio –sin llegar al célebre Bigote de gato, aquel que “fue un gran sujeto que vivía allá por el Luyanó”,en barra cubierta de rones y cervezas que inmortalizara Daniel Santos en una guaracha de los años cuarentas– con sonrisa amplia de las que suelen llevar felicidad al rostro, abierta, franca, a menudo opacada por el habano y de carácter a veces solícito, otras reservado, Luis Tiant Jr. abraza la celebridad, y no es para menos.

Pocos han pintado su quehacer como Sports Ilustrated:

Este pelotero travieso y eterno fue uno de los lanzadores más coloridos. Ganó dos títulos de promedio de carreras limpias, lideró la liga tres veces en ponches y marcó cuatro temporadas de veinte victorias, la última cerca de los 35 años. Este cubano con un promedio de lanzamiento (balance) de 229-172, elevó su nivel dejuego en la postemporada, cuando estaba (lanzó para) 3-0, con un promedio de carreras limpias de 2,86.[1]

Algunos dirán que Méndez, Luque, Marrero, Camilo Pascual y hasta el mismísimo Dihigo fueron superiores, porque los vieron más en el Almendares Park, el Estadio La Tropical o en el Gran Stadium de la Habana, hoy Latinoamericano. Otros incluyen a Vinent, Huelga, Lazo… Y aseguran que se desempeñaron en equipos inferiores. Siempre habrá asunto para la polémica. Los mencionados nutren el acervo cultural beisbolero, pero lo cierto, lo raigalmente cierto, es que ningún otro cubano, hasta el día de hoy,ha escalado más alto que el Tiante.

La destreza inmaculada sobre el box, su dominio pleno de los lanzamientos, más un wind up que llevaba miles de fanáticos a los estadios y electrizaba a los hombres en turno, fueron algunas de las herramientas que adornaron a quien ha sido el más triunfador entre cubanos en las Ligas Mayores.

Luis Clemente Tiant Vega, el Junior, nació el 23 de noviembre de 1940, en Marianao, La Habana. Pronto sabría de las virtudes del padre, un zurdo estelar de muchos años antes, a quien siguió los pasos con ladiestra. Ellos marcan un apellido hacia la leyenda.Conocido porTiante,sostuvo en su mejor momento una estatura de 6 pies y alrededor de las200 libras de peso. Según Michael M. Oleksak:

Luis Jr. Jugaba pelota en La Habana con sus vecinos y amigos, practicando con viejos corchos y paquetes de cigarros rellenos de periódicos en una liga infantil, y más adelante en el equipo All Stars Juvenil. Tiant dijo: ‘Cuando tenía 17 años en 1957, dije a mis padres que deseaba dejar la escuela y dedicarme a jugar béisbol, mi madre aceptó, pero mi padre dijo que no, porque él también era un pitcher y que en las Ligas Mayores no había lugar para los negros. Yo le dije que encontraría mi propio lugar’.[2]

Al parecer solo compitió en torneos juveniles y otros extraoficiales antes de 1959. Fue así como con solo veinte años de edad, llegó a la Liga Profesional Cubana paradejar una huella imborrable con los Leones delHabana,en la campaña 1960-1961,la última de la Liga Profesional Cubana,a pesar de ser un natal tigre marianense. Y en el meteórico desempeño, donde solo jugarían nativos por vez primera desde 1907, alcanzóun balance de 10-8, con efectividad de 2,72. Llegó y salió por todo lo alto, con el galardón de Novato del Año.

En 1959, su descubridor para el béisbol rentadosería el excamarero mexicano Beto Ávila, quien tan buena huella había dejado en Cuba y en las Grandes Ligas. Convertido en scout de los Cleveland Indians, vio excelentes condiciones en aquel muchachorechazado por los Cuban Sugar Kings y lo recomendó a los Tigres de México; no lo perdió de vista. En 1960 lideró a los lanzadores con 17-7 y se proclamó campeón. En total trabajó cinco años y 141 encuentros, con marca de 48-51, 524 ponches, 400 boletos y PCL de 4.23. También había lanzado en la Liga Independiente de Veracruz en 1962-1963, con el Minatitlán.

En el hermano país continuaría lanzando, pero en abril de 1961 se produjo la Invasión a Playa Giróny no pudo regresar a la Patria, como sucedió a Tony Oliva y otros tantos.Asimismo, había desaparecido la Liga Profesional Cubana. En México fue una sensación, contrajo matrimonio y fijó residencia. Aquel viaje por seis meses se traduciría en más de cuatro décadas de ausencia al hogar materno.

Participó en seis campañas de Ligas Menores, entre 1966 y 1971, con Mexico City Tigers, Charleston, Jacksonville, Portland y otros equipos, donde en 132 desafíos, obtuvo balance de 52-30 (.634), con efectividad de 3,07. En 1963 fue líder en ponches (207) con elBurlington, en la Liga de Carolina, Clase A, mientras el 7 de mayo se apuntaba cero hit cero carreras frente a Winston-Salem (4 x 0). En 1964 fue el mejor lanzador de la Costa del Pacífico, Clase AAA; con el Portland.

En esa temporada, además del fabuloso registro de 15-1, sumaría otros 10 triunfos en las Mayores, para marcar un total de 25-5. También se desempeñó en Venezuela y terminó su carrera activa en México, en 1983. Actuó en siete campañas de la Liga Venezolana, entre 1963 y 1973, con los equipos Valencia, Leones y Tiburones: en 82 encuentros alcanzó una marca de 37-24, con efectividad de 2,28. En 1966-1967 logró la Triple Corona con los Leones, al ganar 12 encuentros, ponchar a 142 y una efectividad de 1,83.En Puerto Rico actuó para el Caguas en 1961-1962, Ponce en 1965-1966 y Santurce en 1982-1983.

El sempiterno tabaco en la boca y una cubanía que le desborda, son cualidades en Tiant que nos recuerda el profesor de la Universidad de Yale, Roberto González Echevarría:

Entre los peloteros estelares que brillaron en las Mayores después del triunfo de la Revolución, Tiant ha sido el más célebre. Pascual y Oliva actuaron relativamente poco en series eliminatorias y mundiales, en comparación con Pérez (Tany) y Tiant. Los primeros vistieron, sobre todo, la franela de los Mellizos, equipo que jugaba en un mercado reducido, lejos de los grandes centros de prensa como Boston y Nueva York, donde Tiant se desempeñaba. Pero, además, la conducta de este satisfacía ciertos estereotipos del jugador latino y, para colmo, terminó con el ridículo apodo de El Tiante, en una derivación lingüística del más basto espanglish. A menudo aparecía su foto fumando un tabaco después del juego y la prensa se entretenía en especular acerca de su edad, un tema recurrente en lo que respecta a los peloteros negros y latinos, que a menudo se ven obligados a jugar más tiempo porque les resulta más difícil encontrar empleo una vez que han dejado el deporte activo.[3]

Su paso por las Mayores sería determinante para consolidar una personalidad deportiva difícil de igualar. Logró sortear momentos de dolor, angustias, remembranzas, incomprensiones, lejanías de los seres queridos, desidias de raza y lesiones, pero supo erguirse ante las adversidades; quizás su mayor virtud. Allí se convertiría en un extraordinario lanzador, el único cubano con más de 200 victorias en Grandes Ligas.Según Norberto Codina:

Se dice que era tan consistente que Darrel Jonson, el manager de uno de sus equipos, los Medias Rojas, expresó: ‘Si un hombre pone una pistola en mi cabeza y me dice que si pierdo el juego me mata, entonces yo pongo a Tiant para lanzar ese día’. Su debut en el Big Show fue blanqueando a los invencibles Yankees. El New York Times lo recordaría como ‘el estreno con que los niños sueñan, hasta en La Habana’.[4]

Asimismo aparecen unas declaraciones del destacado torpedero de los New YorkYankees, Tony Rubek, después de Tiant reducir a su equipo (3 x 0) y permitir solo 4 hits, en aquel memorable 19 de julio de 1964:

Estamos sorprendidos de verlo, tiene muchos trucos y movimientos que realmente no nos dejan ver adónde se encuentra la bola; tal vez ese sea justamente uno de sus grandes secretos. Hace que el bateador observe el movimiento de su cuerpo, y logra que pierda de vista la pelota. Después, cuando la localizas, ya es demasiado tarde; y de esta manera puede lograr también un lanzamiento demasiado fuerte.[5]

A su velocidad le unió unpeculiarwind-up. Otra fecha memorable sería el 3 de julio de 1968, cuando ponchó a 19 bateadores en diez entradas. Mas no todo fue color de rosas, pues una grave lesión en el brazo de lanzar lo regresó a las Menores, hasta que el Boston Red Soxlo reclamó.Yentonces, en la plenitud de su sabiduría, fue más que efectivo, pues llegó a acumular 123 victorias en siete campañas, incluyendo tres con más de 20 éxitos, un eficiente medidor a la máxima calidad; a partir de allí utilizó más maña y control que velocidad.

En 1975 estuvo en la Serie Mundial contra los Cincinnati Reds, a quienes venció en par de ocasiones, pese al enorme poderío ofensivo de un conjunto bautizado La Gran Maquinaria Roja, porque contaba en sus filas con figuras de la talla del cubano Tany Pérez, Johnny Bench, Joe Morgan yPete Rose. Los tres primeros con asiento pleno en Cooperstown, mientras Rose ha sido acusado de apostador y aún no es electo, a pesar de reunir sobradas condiciones.

En su paso por la gran carpa usó los números 33 y 23, en una ocasión el 38. Sus juveniles rectazos de humo y estilo sui géneris, más el variado repertorio que incluía la bola de nudillos y un excelente cambio de velocidad, convirtieron en uno de los mejores lanzadores de Grandes Ligasa quienparticipó en tres Juegos de Estrellas (1968-1974-1976).

En 1962 lo había adquirido el Cleveland Indians. El 10 de diciembre de 1969 pasó al Minnesota Twins, junto con Stan Williams, canjeado por tres jugadores. El 16 de abril de 1971 llegó al Atlanta Braves, y el 17 de mayo del mismo año pasó a un equipo importante para él: Boston Red Sox. Los New YorkYankees lo adquirieron el 13 de noviembre de 1978, y luego, el 23 de febrero de 1981 fue firmado por el Pittsburgh Pirates.

Entre cubanos, tiene el primado en lechadas para una campaña (9-1968), ponches (264-1968) y efectividad (1,60-1968). Ya veterano, cuando estaba con el Tabasco en la pelota mexicana, California lo reclamó el 2 de agosto de 1982. Su último partido fue el 4 de septiembre de ese año.

Es uno de los players profesionales que ha regresado a su tierra. Un encuentro en el Parque Central de La Habana estremeció a muchos, incluidos los ojos del Tiante. Volvamos a Norberto Codina:

La película (El hijo perdido de La Habana, de Jonathan Hock) rinde tributo a una estrella que se siente cubano donde quiera que viva y que regresa a su tierra natal después de cuarenta y seis años de ausencia. El protagonista cuenta emocionado al periodista su experiencia en el popular Parque Central, ese parque habanero que es durante todo el año, al decir de Lezama en el ya lejano 1949, una especie de ‘ágora hirsuta’…” Allí aparece una expresión que salió del alma del lanzador, después de sentirse olvidado en aquel recinto, una expresión de la fanaticada cubana que llegó a reconocerlo: “Fue un momento que me hizo sentir bien y lleno de orgullo, el ver que aún hay gente que se acuerda de ti…” Dijo Tiant en una entrevista concedida a la AP. “Nunca había visto una discusión tan fuerte. Ahí saben más de béisbol que cualquier otro lado”.[6]

En la actualidad sufre de diabetes y dedica todos sus esfuerzos a la lucha contra el padecimiento, no solo el suyo, pues carga en su personalidad la vocación filantrópica que heredó en la cuna.

Su padre fue un brillante lanzador zurdo que se destacó, sobre todo, en las Ligas Independientes de Color de los Estados Unidos, o Ligas Negras. En 1997 exaltaron a Tianteal Salón de la Fama del Béisbol Cubano, con sede en los Estados Unidos y ese mismo año al del Boston Red Sox. A pesar de merecerlo, no ha alcanzado los votos suficientes para ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown. Desde 1988 hasta 2011 ha sido incluido en las boletas y solo en el primer año consiguió más del 20 % de los votos (30,9). Lo mismo ha sucedido con Adolfo Luque, el recientemente fallecido Minnie Miñoso y Tony Oliva.

Sobre la anterior afirmación argumenta Oleksak:

Se debe tener en consideración que Tiant merece ingresar al Salón de la Fama, pero lo haga o no, siempre será recordado como uno de los jugadores más populares de todos los tiempos… De carácter bien criollo y jaranero, combinó como pocos lanzadores cubanos, su elevado nivel con la popularidad.[7]

En diciembre de 2014 se refundó el Salón de la Fama del Béisbol Cubano, que había recesado desde 1960. Allí Tiant apareció en las boletas y estuvo entre los finalistas, pero ironías del destino, como sucedió con Tony Oliva, Tany Pérez y otros, al parecer lo afectó el poco desempeño en su país.

Con un matrimonio de tres hijos, todo en él es consagratorio, mas no ha sido un hombre plenamente feliz, la añoranza por su tierra no se lo permitía, hasta el día de su cumpleaños en el 2007, cuando llegó al Capitán San Luis para un desafío amistoso entre veteranos vueltabajeros y norteamericanos, después entraría en su familiar Marianao. Y pocos reconocieron al ídolo de Cleveland, New York, Boston, Minneapolis, Pittsburgh, Los Ángeles y casi todo el mundo del béisbol, debido a la separación de tantos años entre dos países vecinos. Con los ojos húmedos, así comentó en el documental de marras:

El tiempo pasó y pasó. Y empecé a preguntarme ¿cuándo volveré? No es que vaya más joven, mañana cumpliré sesenta y siete años. Al menos, lo que más deseo es ver a mi país antes de morir. Ver a mi familia que llevo 46 años sin ver. Es mucho tiempo, nunca hice nada por ellos. A veces pienso en eso. Y duele, tengo que volver a Cuba antes de morir, para que mi vida esté completa (…) La familia es lo principal, por eso me he sentido incómodo. Pasó mucho tiempo y pensé que nunca los iba a volver a ver (…) Ya cumplí mi sueño, me siento mejor, mi corazón se siente mejor. Supongo que puedo decir que puedo cerrar mi libro ahora. Si me muero, muero feliz. Ahora soy un hombre libre, me siento bien conmigo mismo, es una sensación que nadie me puede quitar.[8]

El cubano Luis Tiant Vega, quien nació en Marianao y en su única campaña no jugó para los Tigres, es un símbolo viviente del béisbol universal. Carga sobre sus hombros el pesado, pero reconfortante fardo de siglo y medio,más millones de cubanos desplazándose en cientos de terrenos de juego. Y él brilla entre todosa la alturadel box.

Prepárese, amigo lector, para ver números impresionantes:

Liga Profesional Cubana:

           JL                     JC                   JG                 JP              PROM                INN                    SO                        BB                      PCL

30

9

10

8

.556

159

115

90

2,72

Récords:

-En 1960-1961 resultó líder en bases por bolas (90).

-En esa, su única campaña, resultó seleccionado Novato del Año.

Grandes Ligas:

           JL                      JC                  JG                 JP               PROM              INN                    SO                        BB                       PCL

573

187

229

172

.571

3486

2416

1404

3,30

Récords:

-El 19 de julio de 1964 blanqueó a losNew York Yankees,en su primera actuación en las Grandes Ligas, con solo cuatro hits permitidos.

-El 3 de julio de 1968 ponchó a 19 bateadores en diez entradas.

-En 1975 estuvo en la Serie Mundial contra los Cincinnati Reds, a quienes venció en dos ocasiones.

-Ganó 20 ó más juegos en cuatro temporadas: 1968 (21-9), 1973 (20-13), 1974 (22-13), y en 1976 (21-12).

-Participó en tres Juegos de Estrellas (1968-1974-1976), así como en dosplay off y en una Serie Mundial.

-En 1975 consiguió el Premio Babe Ruth.

-Recibió votos para Jugador más Valioso en 1968, 1972, 1974 y 1976.

-También para el codiciado PremioCy Young en 1972, 1974 y 1976.

-Líder en efectividad en 1968 (1,60) y 1972 (1,91), así como 8vo. en 1974 (2,92) y 10mo. en 1967 (2,74).

-Segundo en victorias en 1976 (21), 3ro.en 1968 (21) y 1974 (22); 7mo. en 1973 (20) y 1975 (18).

-De por vida, sus 229 éxitos lo sitúan en el lugar 64 y a la cabeza de todos los cubanos.

-Segundo en promedio de ganados y perdidos en 1972 (.714), 3ro. en 1968 (.700), 5to. en 1974 (.629) y 8vo. en 1976 (.636).

-Líder en boletos y hits permitidos por innings en 1973 (1,085) y 2do. en 1968 (0,871).

-Primero en hits por 9 innings en 1967 (9,225).

-Lideró los ponches por 9 entradas en 1967 (9,225) con el sub liderato en 1968 (9,197).

-Terminó 6to. en innings en 1974 (311).

-Tercero en ponches en 1968 (264), 4to. en 1967 (219), 6to. en 1973 (206), 9no. en 1974 (176) y 10mo. en 1969 (156).

-Cuarto en juegos iniciados en 1976 (38).

-Segundo en juegos completos en 1968 (19), 4to. en 1973 (23), así como 5to. en 1965 (10) y 1974 (25).

-Líder en lechadas en 1966 (5), 1968 (9) y 1974 (7); 4to. en 1972 (6) y 1978 (5).

-Ocupa el lugar 21 en lechadas en todos los tiempos (49).

-Tercero en relación boleto-ponche en 1967 (3,269) y 1973 (2,641).

-Encabezó el PCL ajustado en 1968 (186) y 1972 (171).

-El mejor enadjusting pitching runs en 1968 (40), el adjusting wins en esa misma campaña (5,0), en base-out runs saved (45,66) y en win probability added (6,4).

-En este último apartado repitió en 1974 (5,8).

-Primero en base-out wins saved en 1968 (5,8).

-Líder en fildeo para un lanzador, en 1977 (1,000).

-Entre cubanos ha sido el primero en lechadas para una campaña (9-1968), ponches (264-1968) y efectividad (1,60-1968).

-Es el cubano líder enjuegos ganados en las Grandes Ligas, en lechadas, juegos iniciados y entradas lanzadas, así como 3ro. en efectividad.

(Con documentación de Enciclopedias de las Grandes Ligas, Jonathan Hock, Jorge Figueredo, Roberto González Echevarría, Baseball-Reference.com, Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga, Norberto Codina, Félix Julio Alfonso López, Mark Rucker y Peter Bjarkman, Javier González y Carlos Figueroa, Rogelio Augusto Letusé La O, Ismael Sené, Tony Rubek, Eladio Secades, René Molina, Jess Losada,Mickey Montalvo, Michael M. Oleksak, Fernando Rodríguez Álvarez, Guías del Béisbol Profesional Cubano, de Puerto Rico, México y Venezuela, Jesús Alberto Rubio, Carlos Castillo, Jaime Cervantes, Ángel Torres, Tomás Morales, James D. Cockroft, Severo Nieto, Eddy Martin, Yasel Porto Gómez, Adonhay Villaverde Blanco, y otras fuentes).

[1] Sports Ilustrated : Alltime All-Latin Team. People en español. Special Bilingual, 2001.

[2]Michael M. Oleksak: Latinoamericanos en las Grandes Ligas. Masters Press. 5025, 28th. St. S. E. Grand Rapids, Michigan 49512. Estados Unidos, p. 206.

[3] Roberto González Echevarría: La gloria de Cuba. Historia del Béisbol en la Isla. Editorial Colibrí. Madrid, España,  2004, p.p. 584-585.

[4]Norberto Codina: Cajón de bateo. Algunas claves entre beisbol y cultura. Ediciones Matanzas, 2012, p. 157.

[5]Ibídem, p. 207.

[6]Ídem.

[7] Michael M. Oleksak: Ob. Cit., p. 211.

[8]Jonathan Hock: El hijo perdido de La Habana. Documental de 2007.

Fuente Oficial: Cubadebate

____________________________________________________________________________________

Antonio Pacheco, Capitán de Capitanes

Pelotero cubano, conocido como el Gran Capitán o Capitán de Capitanes; titular de la segunda base, cuyas actuaciones son calificadas de sobresaliente en el Béisbol cubano. Implantó récord en hits al conectar dos mil 356. Gloria Deportiva y único pelotero cubano que vistió los uniformes de la selección nacional en todas las categorías.

Sumario

Síntesis biográfica

Nace el 4 de junio de 1964 en Palma Soriano, provincia de Santiago de Cuba. Especialista en segunda base. Conocido como el Gran Capitán o Capitán de Capitanes.

Trayectoria en el béisbol

Debutó en la cita continental de Caracas 1983 como suplente de los jugadores de cuadro, pero una lesión de Alfonso Urquiola le permitió disputar varios partidos. El ex internacional había debutado sólo unos días antes con la casaca nacional durante la Copa Intercontinental disputada en Amberes, Bélgica, en la cual también alcanzó la medalla de oro.

En la lid venezolana, Pacheco, que entonces tenía 19 años, tuvo como compañeros de selección, entre otros, a Víctor Mesa, Lourdes Gourriel, Pedro Jova, Braudilio Vinent, Rogelio García, Antonio Muñoz y Luis Giraldo Casanova.

Los cubanos dominaron la lid, pese a la presencia de una poderosa escuadra estadounidense, en la cual militaba entre otros Mark McGwire, quien después escribiría páginas lustrosas en Grandes Ligas como jonronero antes de embarrar su nombre en un escándalo de dopaje.

Con la intención de mantener el dominio en el deporte de las bolas y los strikes que atesoraba desde Cali, Colombia, en 1971, la Isla formó otro elenco poderoso para Indianápolis 1987 y Pacheco volvió a ser puntal esta vez lo acompañaron Orestes Kindelán , Lázaro Vargas Álvarez, Alejo O’Rreilly, Omar Linares y los ya conocidos Víctor Mesa, Lourdes Gourriel y Jorge Luis Valdés, entre algunos otros talentosos jugadores. Para entonces, Pacheco se había ganado la titularidad en la segunda base gracias a un juego sobrio y una ofensiva poderosa, para relegar al banquillo al resto de los aspirantes.

En La Habana 1991, convertido ya en capitán del equipo, fue puntal, otra vez junto a Kindelán, Mesa y Linares, gracias a los cuales la selección cubana alargó la racha de títulos y dejó la medalla de oro en casa.

A Mar del Plata 1995 Pacheco llegó como un consagrado, con un título olímpico y el aval de haberse convertido en uno de los bateadores más consistentes en los torneos locales y fuerte candidato para quebrar varios records absolutos. En el balneario argentino el béisbol cubano volvió a sonreir y el flemático jugador, obtuvo la cuarta corona a la edad de 31 años.

Para Winnipeg 1999 la salud le jugó una mala pasada, quien a pesar de incluirse en la nómina oficial tuvo que dejar la titularidad de la segunda base en manos de Juan Padilla. En la urbe canadiense Cuba se jugó la clasificación para los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, la cual ganó en el partido de semifinales ante la poderosa selección local. Al final, la escuadra cubana regresó con el título y el todavía capitán de la novena cubana sumó la quinta corona consecutiva, una actuación que ningún otro pelotero logró igualar en la historia Panamericana.

Jugó por última vez con la selección nacional en la Copa Intercontinental de Taipei de China 2001, después de dejar una impresionante hoja de servicios en lides del patio y foráneas, en ambas matizadas por muchos títulos, entre ellos dos olímpicos. Después incursionó en el béisbol amateur en Japón, de donde regresó para dirigir a la escuadra de Santiago de Cuba, desde el 2005, a la cual llevó a tres finales consecutivas con dos títulos, 2005 y 2007).

La carrera de 22 campañas nacionales, lo dejó entre los 10 primeros en veces al bate, carreras anotadas, dobles, impulsadas, promedio de bateo y puntero en hits, al conectar dos mil 356, un récord que, al parecer, perdurará por muchos años más.

Fue él único pelotero cubano y tal vez del mundo que vistió los uniformes de la selección nacional en todas las categorías, a partir de la edad infantil. Esa primera oportunidad fue en 1974, sin haber cumplido la edad de 10 años. La última tuvo lugar en el 2001, en Taipei de China, sede de la XXXIV edición del Campeonato Mundial. La estabilidad de Pacheco en los distintos equipos representativos de Santiago de Cuba lo llevó a convertirse en una importante bujía inspiradora para el colectivo.

Desde 1982 fue el capitán de dichos conjuntos y cumplió similar responsabilidad en la selección nacional a partir de 1986. Sus actuaciones merecen el calificativo de sobresalientes a lo largo de 22 temporadas de permanente quehacer. En Cuba es el dueño absoluto de las marcas de indiscutibles (2 356), incluídos 713 extrabases (366 dobles, 63 triples y 284 jonrones), cifras muy difíciles tan siquiera de igualar por los defensores del segundo cojín.

Carrera deportiva

Papel a la defensiva
JJ INN O A E TL AVE DP TP
1853 14197.2 4054 4630 205 8889 .977 1139 2

 

Papel a la ofensiva
SN CB VB C H AVE 2B 3B HR TB SLU BR CR CI SH SF DB BB BI SO BD
22 7955 7045 1258 2356 .334 366 63 284 3700 .525 60 44 1304 8 88 73 741 77 834 187

 

Series Mundiales (7)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
262 79 110 12 3 21 191 725 77 18 37 419

 

Copas Intercontinentales (8)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
227 62 83 15 6 21 191 725 77 18 37 419

 

Juegos Olímpicos (3)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
105 26 38 6 0 8 68 647 32 9 14 361

 

Juegos Panamericanos (5)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
107 41 52 7 2 9 90 841 40 15 4 486

 

Juegos Centroamericanos y del Caribe (5)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
103 35 45 6 0 9 78 757 32 14 11 437

Galardones

 

Fuente Oficial: Ecured

14 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. excelente Abel. ni mas ni menos. diste en la Diana como nos tienes acostumbrados.

    todo el reconocimiento para Luis Tiant jr y Antonio Pacheco quienes acaban de ser inmortalizados por el Salón de la Fama de la Martin Dihigo por sus fonemonales labores como deportistas, en un día tan especial como hoy, donde se jugó oficialmente el primer partido de Béisbol en Cuba. q llegue a ambos nuestras sinceras felicitaciones

    como bien dices, a raiz de sabios comentarios de foristas y peñistas, se realizarán cambios en el sistema de votación donde se tengan en cuenta todas las personas q ayudaron a enriquecer nuestro pasatiempo nacional dentro y fuera de Cuba. así q pronto los amigos lectores podrán interactuar con una mayor cantidad de candidatos, a los cuales exaltaremos de manera justa y transparente.

    Feliz Año Nuevo para todos, lleno de Salud, Paz y mucha Prosperidad.

    !Q Viva el Béisbol Cubano y todas sus Estrellas!

    !Q Viva la Martín Dihigo!

    • Chikungunya en 27 diciembre, 2018 a las 10:05 am
    • Responder

    Justa la elección, era de esperarse.

  2. magnifico trabajo mas datos ni en who is who ni en baseball refernce , se lo merecen de sobras traten de ver el hijo perdido de la habana sobre el tiante y entenderan muchas cosas

    • Ramón García en 27 diciembre, 2018 a las 8:21 pm
    • Responder

    Para mí Pacheco es el más grande pelotero que ha pasado por nuestras series nacionales, selectivas y el Cuba.
    Saludos

      • Marcial Segura Beltran en 28 diciembre, 2018 a las 10:37 am
      • Responder

      Ramón coincido con tu apreciación. Cuando se trata de íntegralidad, creo que Pacheco es insuperable, no por gusto en aquella época dorada y entre tantos ESTELARES, Pacheco fue, es y será ¨El Capitán de Capitanes¨….
      Saludos hermano. Feliz 2019. Un abrazo.

        • Cesar en 1 enero, 2019 a las 11:18 pm
        • Responder

        Grande pacheco, entre los más grandes y se respetan sus criterios pero creo que la mayoría opina que el más grande es Omar linares, además que están ahí las estadísticas. Para mi es Casanova.
        SAludos.

  3. Agradecer al amigo Yuniels por el nuevo Banner que se encuentra online , alegórico a un Feliz 2019
    De paso yo haciéndole la asistencia a Daimir que atraviesa por un fuerte estado gripal.

    1. Gracias mi hermano, tremenda asistencia, yo diría que gol, paradon, ramate, HR, fildeo, tacle, ippon, etc. Esa es la MD, la que siempre tiene un hermano para estar cuidándola. Yo ya me siento casi bien, pero Loly, Liam D. y mi hija Jessi están con fiebre todos ahora mismo, increíble como cae el caos de un momento a otro en casa. Un abrazo y me acuesto, pues el animo aun un poco caído, pero mi amor por la MD no me dejo seguir sin mirar la web jeje.

    • Dr. Reinaldo en 28 diciembre, 2018 a las 12:36 am
    • Responder

    Excelente trabajo, esperemos que se haga realidad un día la exaltación de estas dos leyendas en el SFC…

  4. ¡¡ROMPIMOS EL HIELO POR FIN CARAJO!!

    Me satisface mucho y deseaba considerablemente que llegara este 27 de diciembre para poder consumar nuestras primeras exaltaciones con los dos primeros miembros nuestro SF. Realmente en esta primera vuelta se caía de la mata que resultarían ganadores Pacheco y Tiant, pues era imposible que no fueran los escogidos con las clases de carreras deportivas que tuvieron ambos, que conste que todos los candidatos lo merecían, pero estos dos estaban por encima.
    Como les he ido comentando a todo aquel que dio una opinión y sugerencia en el post original y que está en la portada sobre nuestro SF de la MD ¡Nuestro Salón, nuestra historia, tienen lugar en la MD! y por email a los que me escribieron (incluido al amigo O. Pimentel que no recibí acuse de recibo a mi respuesta sobre sus sugerencias), todas sus opiniones y sugerencias fueron recogidas y analizadas y hemos llegado al consenso de introducir nuevos cambios que serán dados a conocer próximamente como bien les anuncio Abel, siempre pensando en la justicia y no en la simpatía.
    Como todo proyecto en sus inicios tiene sus fallas, pero en el nuestro esas fallas serán convertidas en fortalezas de cara al futuro y con la ayuda de todos haremos de este, el Salón de la Fama de la peña MD real y duradero. De hecho muy pronto iré a la casa de la madre de Pacheco y le daré a conocer esta iniciativa y el explicare la importancia de nuestro propósito para los aficionados cubanos y las ansias de exaltar a sus estrellas donde su hijo ha sido el primero exaltado, deseo de hacerlo ya. Así que todos los que a diario nos encontramos aquí, en la casa de la familia de la MD, sigamos adelante, cuidemos nuestro proyecto que el futuro y nuestro beisbol se que lo agradecerá, porque sencillamente es ¡INMORTAL!. Saludos a todos

    PD: Llevo días intermitente (OFF de la MD) debido a que no he estado bien de salud por estos días, pero bueno hoy saque las ganas (debía hacerlo), esas que nunca me faltan y busque varias noticias y se las envié al peñista Reynel para que las publicara. De paso les comento a todos los hermanos colaboradores de sus propias crónicas como los casos del Dr. Reinaldo, Pablo, Eddy, LUIFI y Duniesky (El Bombardero) que les reenvié igualmente a Reynel sus artículos para que fueran publicadas y no esperar a que me restableciera de salud, por tanto pido disculpa por la demora en que las mismas estuvieron en mi buzón de correo, así como a todos mis hermanos peñistas que no han tenido respuesta mía por interno, realmente me fue imposible, pero ya me siento mucho mejor y espero a partir de mañana estar estable como siempre. Por último darle las gracias infinitas al excelente amigo de la MD Yuniels por el nuevo banner que esta online haciendo alusión al nuevo año que se avecina, gracias mi hermanito por tu ayuda demostrando siempre un gran sentido de pertenencia para nuestra web, estelar como siempre.

    • ESTEBAN E. YERO PLA en 28 diciembre, 2018 a las 7:13 am
    • Responder

    MERECIDA ESTA SELECCIÓN DOS DE LOS GRANDES EN DIFERENTES ÉPOCAS EN CUBA QUE POR CIERTO NI SE MENCIONAN POR LOS MEDIOS NACIONALES.

    FELICIDADES A TODOS MUCHA SALUD Y PROSPERIDAD Y MUCHAS COSAS BUENAS EN EL 2019.

    UN ABRAZO DEL CLUB DE LOS ALAZANES

  5. Muy justa la designación de los dos, de hecho en mi caso VOTÉ por ellos.Lo que me gustaría saber para la proxima los votos que alcanza cada propuesto.

    1. amigo Luifi, en la misma encuesta aparece la cantidad de votos al lado del porcentaje. no se si a ud le sale en su navegador. feliz año nuevo y q el 2019 venga cargado de mucha salud y éxitos para ud y la MD de la cual ud es parte indisoluble. saludos

    • TINO en 30 diciembre, 2018 a las 3:25 pm
    • Responder

    SIEMPRE A SIDO MI PELOTERO PREFERIDO Y PARA MI EL MEJOR DE DE CUBA DE TDOS LOS TIEMPOS ,,,,PACHECO.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.