NPB; Así fue la actuación latina en la NPB en la campaña 2018

1/01/18
7:47 pm
 
 

 

Por

Written by Claudio Rodríguez Otero
 

 

Viciedo fue el pelotero latino más destacado de la campaña 2018 de la NPB

 

   Como ya es costumbre y tradición, la última columna del año la reservamos para presentarles un resumen detallado de la actuación de todos y cada uno de los jugadores latinos que vieron acción en la NPB en la temporada 2018.

 

   Un total de 36 peloteros caribeños y un manager participaron este año en al menos un encuentro en la máxima categoría del circuito japonés, lo que representa un nuevo récord para la región.

 

   Por si es fuera poco, 20 hispanos debutaron esta campaña en la liga y eso también constituye, por buena ventaja, una nueva marca para la representación latina en Japón.

 

   A continuación les presentamos entonces un resumen de lo que hicieron los 37 caribeños que vieron acción en la NPB este año, comenzando por los más destacados y terminando con los menos sobresalientes.

 

   Adicionalmente, aclaramos la situación contractual de cada uno y las posibilidades que tienen de regresar a jugar en el circuito el año que viene.

 

   1. Dayán Viciedo. El toletero cubano de los Dragones de Chunichi fue con claridad el jugador latino más destacado de la temporada 2018 de la NPB. Lideró a todos los hispanos en promedio (.348), hits (178), anotadas (91) y empujadas (99) y fue segundo en dobles (26), boletos recibidos (55) y menor cantidad de ponches (61) entre los que disputaron al menos 100 encuentros. Por si eso fuera poco, ganó los títulos de bateo y hits de la Liga Central, fue nombrado el Jugador Más Valioso del circuito en agosto y fue electo al Equipo Ideal de la temporada como primera base. Adicionalmente, quedó segundo en la votación al Guante de Oro e impuso un nuevo récord de hits (47) en un mes para el circuito. Chunichi lo renovó por 3 años y 10 millones de dólares, por lo que lo veremos jugando en la NPB por 3 campañas más.

 

 

Soto lideró a todos los latinos en 2018 con 41 cuadrangulares

 

   2. Neftalí Soto. El toletero puertorriqueño de las Estrellas de DeNA tuvo un debut sensacional en la NPB este año al venir de atrás y capturar el título de jonrones de la Liga Central con 41 estacazos, lo que lo convirtió en apenas el tercer latino y el octavo extranjero en superar la barrera de los 40 vuelacercas en su primer año en la liga. Adicionalmente, lideró su circuito en porcentaje de slugging (.644), fue nombrado Jugador Más Valioso del mes de septiembre y fue electo al Equipo Ideal de la campaña como jardinero, si bien también defendió otras posiciones como la segunda base y la tercera. El club quedó tan satisfecho con su trabajo que ya lo renovó para 2019 por 845 mil dólares, con una opción para retenerlo por una campaña más.

 

   3. Zoilo Almonte. El toletero dominicano de los Dragones de Chunichi tuvo un exitoso debut en la NPB en 2018, luego de ser nombrado Jugador Más Valioso de mayo en la Liga Central, liderar a todos los latinos en dobles (37) y registrar el segundo mejor promedio (.321) del grupo. Por si eso fuera poco, conectó 15 jonrones, anotó 56 carreras y remolcó a 77 compañeros. Su equipo ya lo renovó por un año y 441 mil dólares, por lo que lo veremos de nuevo en la NPB en 2019.

 

   4. José Celestino López. El inicialista venezolano de las Estrellas de DeNA registró otra sólida campaña en la NPB, a pesar de sufrir un par de lesiones que lo obligaron a perderse más de 30 juegos del calendario. Bateó para .288, con 26 jonrones y 77 empujadas, participó en la Serie de las Estrellas y ganó su tercer Guante de Oro consecutivo y cuarto en general luego de terminar la campaña sin cometer ni un solo error en su posición, lo que representa un nuevo récord para la liga. El club ya lo renovó para 2019 por 2,05 millones de dólares, más incentivos.

 

 

García fue el lanzador latino más destacado del año en la NPB

 

   5. Onelki García. El zurdo cubano de los Dragones de Chunichi también tuvo un sensacional debut en la NPB esta temporada, luego de registrar una marca de 13-9, 132 ponches y una efectividad de 2.99. Esas cifras le permitieron quedar tercero en victorias, cuarto en efectividad y sexto en ponches en la Liga Central. Así mismo, fue electo para participar en la Serie de las Estrellas y se convirtió en el primer abridor latino en ganar al menos 13 juegos en una campaña desde que el puertorriqueño Dicky González cosechó 15 victorias en 2009. Chunichi quiso renovarlo, pero no pudo llegar a un acuerdo con su agente, quien al parecer estaba pidiendo demasiado dinero. Al final, firmó por una campaña y 1,5 millones de dólares con los Tigres de Hanshin, por lo que regresará a la NPB en 2019.

 

   6. Gerónimo Franzua. El zurdo dominicano de los Carpas de Hiroshima también completó un sensacional debut en la NPB este año luego de ser promovido al primer equipo de la organización a finales de mayo. En las 47 apariciones que realizó desde el bullpen, dejó una marca de 3-4, con 19 juegos aguantados, un salvado, 81 ponches y una efectividad de 1.66. Fue nombrado Jugador Más Valioso de agosto en la Liga Central luego de imponer una nueva marca de apariciones (18) para un relevista en un mismo mes. Cuando el club lo promovió en mayo lo firmó por 6 campañas, por lo que en 2019 cumplirá el segundo año de ese contrato, en el que ganará 360 mil dólares.

 

   7. Rafael Dolis. El derecho dominicano de los Tigres de Hanshin completó otra sólida temporada en la NPB tras registrar 32 juegos salvados y superar la barrera de los 30 rescates por segundo año consecutivo. Así mismo, su efectividad de 2.85 estuvo entre las 10 mejores para un relevista en la Liga Central, razón por la cual el equipo lo renovó para 2019 por 1,5 millones de dólares.

 

   8. Alfredo Despaigne. El toletero cubano de los Halcones de SoftBank completó también una exitosa campaña en la NPB en 2018 tras disparar 29 cuadrangulares y empujar 74 carreras para los Halcones de SoftBank, quienes se coronaron campeones de la Serie de Japón por segundo año consecutivo. El poderoso bateador cumplirá en 2019 el último año de un contrato de 3 campañas que firmó en 2017 y que le está pagando aproximadamente 5 millones de dólares anuales.

 

 

Batista conectó 25 jonrones en 2018 a pesar de no ser titular

 

   9. Xavier Batista. El toletero dominicano de los Carpas de Hiroshima confirmó en 2018 su potencial como bateador al cumplir una sólida temporada en la que conectó 25 vuelacercas y remolcó a 55 compañeros en 99 apenas partidos disputados. En 2019, disputará el tercer año de un contrato de 6 campañas que firmó en 2017 y que le pagará un salario aproximado de 348 mil dólares.

 

   10. Japhet Amador. El toletero mexicano de las Águilas de Rakuten se despidió de la NPB por la puerta trasera a pesar de conectar 20 jonrones y empujar 42 carreras en 62 encuentros. La liga lo suspendió en agosto por 6 meses por dar positivo en una prueba anti dopaje, razón por la cual su equipo decidió dejarlo en libertad a finales de año. Si bien no dio positivo por esteroides o sustancias que lo ayudaran a mejorar su rendimiento sino por 2 diuréticos que podrían utilizarse para enmascararlas, la sanción que le impuso la liga fue suficiente para convencer al resto de los clubes de no contratarlo de nuevo. Parece imposible que pueda regresar a la NPB en el futuro.

 

   11. Christopher Mercedes. El zurdo dominicano de los Gigantes de Yomiuri fue una de las más grandes sorpresas de la temporada 2018 de la NPB. Fue promovido al equipo mayor de la organización a principios de julio y se convirtió en el primer lanzador en la historia del club en no permitir carreras en sus primeras 20 entradas lanzadas. Si bien su marca final de 5-4 en 13 aperturas no luce sobresaliente, su efectividad de 2.05 sí lo es y lo ayudó a convertirse en el segundo mejor monticulista del club en la segunda mitad de la campaña. Tan satisfecha quedó la gerencia con su actuación que lo renovó por un año más y 75 mil dólares, así que lo veremos regresar al conjunto en 2019.

 

 

Miranda fue una de las grandes sorpresas latinas de 2018 en la NPB

 

   12. Ariel Miranda. El zurdo cubano de los Halcones de SoftBank fue la otra gran sorpresa del año en la NPB. Luego de ser firmado como un refuerzo de emergencia a mediados de julio, se convirtió en el mejor lanzador del conjunto en la segunda mitad de la campaña tras registrar una marca de 6-1 y una efectividad de 1.89 en 8 aperturas. Su renovación para la temporada 2019 todavía no se ha concretado, pero se espera que ocurra pronto.

 

   13. Joely Rodríguez. El zurdo dominicano de los Dragones de Chunichi no creó un impacto tan grande como el de Mercedes o Miranda, pero al igual que ellos fue firmado como un refuerzo de emergencia a finales de julio y tuvo una actuación destacada en los dos últimos meses de la campaña, en los que dejó una marca de 0-3, un salvado, 9 juegos aguantados y una efectividad de 2.30 en 26 apariciones desde el bullpen. El club quedó tan satisfecho con su actuación que decidió renovarlo por un año y 529 mil dólares, por lo que lo veremos de vuelta en la NPB en 2019.

 

   14. Alex Ramírez. El manager venezolano de las Estrellas de DeNA no pudo repetir este año el éxito de llevar a su equipo a la Serie de Japón, como lo hizo en 2017, pero a pesar de ello tuvo una sólida campaña al mando del club. Si bien su rotación de abridores estuvo muy por debajo de su nivel habitual, el conjunto peleó hasta el final y quedó muy cerca de ganarse un puesto en la postemporada por tercer año consecutivo. Debido a eso, la gerencia del equipo decidió renovar su contrato por un año más, por lo que lo veremos de vuelta en el banquillo en la campaña 2019.

 

   15. Carlos Peguero. El toletero dominicano de las Águilas de Rakuten volvió a dar muestras de su gran potencial ofensivo, pero también de su falta de consistencia para mantenerlo a un buen nivel durante todo el año. Conectó 17 jonrones y remolcó 44 carreras en 88 partidos, pero su modesto promedio de .233 y sus lesiones convencieron al equipo de dejarlo en libertad después de contar con él durante las últimas 3 campañas. Es posible que algún otro equipo japonés le ofrezca un contrato, pero parece difícil que regrese a la NPB en el futuro.

 

   16. Oswaldo Arcia. El toletero venezolano de los Luchadores de Nippon Ham tuvo un debut digno en la NPB, pero no fue lo suficientemente convincente como para ganarle una extensión de su contrato para 2019. Si bien llegó con la difícil tarea de reemplazar a Shohei Otani en la alineación del equipo, al mismo tiempio recibió de entrada la oportunidad de ser titular y no la supo aprovechar del todo. Sus 14 cuadrangulares y 43 remolques en 89 partidos confirman su potencial, pero su modesto promedio de .222, sumado al tiempo perdido por lesiones y mal rendimiento, terminaron costándole su continuidad en la liga. Parece difícil que pueda regresar a la liga en el futuro.

 

 

Guerrero no pudo conectar tantos jonrones como en 2017 por falta de oportunidades para jugar

 

   17. Alex Guerrero. El toletero cubano de los Gigantes de Yomiuri comenzó la campaña con muy buen pie, pero tan pronto como cayó su rendimiento fue bajado al conjunto filial, donde pasó casi el resto de la temporada. Luego de ganar el título de jonrones de la Liga Central en 2017, las expectativas acerca de lo que pudiera hacer en su nuevo equipo eran grandes, pero lamentablemente no pudo cumplirlas. Afortunadamente para él, todavía le queda un año más de contrato con el club, por lo que lo veremos regresar a la NPB en 2019.

 

   18. Edwin Escobar. El zurdo venezolano de las Estrellas de DeNA realizó un trabajo excepcional como relevista intermedio en la primera mitad de la campaña, pero luego fue bajado al equipo menor debido a la falta de cupos para extranjeros en el roster activo. Tras su regreso perdió efectividad, pero aún así logró terminar la campaña con una buena marca de 4-3, 13 partidos aguantados y una efectividad de 3.57, razón por la cual el club lo renovó para 2019 por 842 mil dólares.

 

   19. Samuel Adames. El derecho dominicano de los Gigantes de Yomiuri fue promovido al equipo mayor de la organización a mediados de junio y logró completar una decente campaña al registrar una marca de 0-2, con 4 salvados, 3 aguantados y una efectividad de 3.94. El club quedó satisfecho con esos números, por lo que decidió renovarle su contrato para 2019 por 80 mil dólares.

 

   20. Edison Barrios. El derecho venezolano de las Estrellas de DeNA regresó con éxito a la NPB tras ausentarse en 2017. Fue utilizado como un abridor de reserva cuando los principales brazos del equipo cayeron lesionados e hizo un digno trabajo en ese rol, tras registrar un récord de 2-5 y una efectividad de 3.33 en 14 juegos (10 aperturas). El club decidió renovarle su contrato para 2019 por 291 mil dólares.

 

 

Rosario no pudo cumplir con las grandes expectativas con las que llegó de Corea del Sur

 

   21. Wilin Rosario. El toletero dominicano de los Tigres de Hanshin no pudo cumplir con las grandes expectativas con las que llegó a Japón este año, luego de completar dos temporadas legendarias en Corea del Sur. A pesar de ser titular durante los dos primeros meses de la campaña, terminó disputando sólo 75 juegos, en los que bateó para .242, con 8 jonrones y 40 empujadas. El club tenía una opción para retenerlo por un año más, pero al final decidió dejarlo en libertad. Parece imposible que pueda regresar a la NPB en el futuro.

 

   22. Efren Navarro. El toletero mexicano de los Tigres de Hanshin fue contratado como un refuerzo de emergencia a mediados de junio y si bien su actuación no fue sobresaliente, tampoco fue mala. Bateó para .276, con 3 cuadrangulares y 25 remolques en 66 partidos disputados, por lo que el club decidió renovarlo para 2019 por medio millón de dólares.

 

   23. Yurisbel Gracial. El toletero cubano de los Halcones de SoftBank tuvo un debut muy exitoso en la NPB esta temporada. A pesar de no poder jugar todo el año debido a la falta de cupos para extranjeros en el roster activo del club y a una lesión, logró terminar la campaña con un sólido promedio de .292, 9 jonrones y 30 empujadas en 54 juegos, además de ser una de las piezas claves del triunfo del club en la Serie de Japón. Su renovación para 2019 no se ha concretado todavía, pero la Federación Cubana de Béisbol asegura que pronto se hará oficial.

 

   24. Steven Moya. El toletero dominicano de los Dragones de Chunichi también tuvo un prometedor debut en la NPB este año, si bien no pudo jugar mucho en el equipo mayor debido a la falta de cupos para extranjeros en el roster activo. No obstante, cuando le dieron la oportunidad de jugar hizo sentir su presencia al batear para .301, con 3 vuelacercas y 16 empujadas en 46 partidos. Por esa razón, el club lo renovó para 2019 por 441 mil dólares.

 

 

Castillo realizó un valioso aporte a Seibu en 2018, a pesar de su lesión

 

   25. Fabio Castillo. El derecho dominicano de los Leones de Seibu dejó una muy buena impresión en su debut en la NPB este año, si bien se perdió la segunda mitad de la campaña por lesión. En los 20 juegos en los que vio acción (12 de ellos fueron aperturas), dejó una marca de 7-4, con 3 salvados, 51 ponches y una efectividad de 4.48, por lo que el club decidió renovarlo para 2019 por 300 mil dólares.

 

   26. Liván Moinelo. El zurdo cubano de los Halcones de SoftBank no brilló tanto este año como lo hizo durante su debut en la NPB en 2017, pero sí completó una campaña digna. En los 49 partidos en los que vio acción, dejó una marca de 5-1, con 13 juegos aguantados, 57 ponches y una efectividad de 4.53. Si bien su renovación para 2019 no se ha concretado, se espera que pronto se haga oficial.

 

   27. Arquímedes Caminero. El derecho dominicano de los Gigantes de Yomiuri no pudo repetir este año el éxito obtenido en 2017 debido a una lesión que lo obligó a perderse la segunda mitad de la temporada. En los 20 juegos en los que pudo ver acción, registró una marca de 1-1, con 11 salvados, 19 ponches y una efectividad de 5.79. A principios de septiembre se realizó una operación para limpiar su codo de lanzar y al parecer va a tardar más tiempo del esperado para recuperarse porque el club decidió no esperar por él y dejarlo en libertad. Parece difícil que pueda regresar a la NPB en el futuro.

 

 

Mejía completó en 2018 la temporada más modesta de su carrera en la NPB

 

   28. Ernesto Mejía. El toletero venezolano de los Leones de Seibu completó la temporada más modesta de su carrera en la NPB, que comenzó en 2014, no por lesión o bajo rendimiento sino por decisión de su manager, quien desde el año pasado ya no cuenta con él como titular. En los 82 juegos en los que vio acción, en los que actuó casi siempre como bateador emergente, registró un promedio de .212, 9 jonrones y 21 empujadas. En 2019, regresará a cumplir el último año de su actual contrato de 3 años.

 

   29. Bryan Rodríguez. El derecho dominicano de los Luchadores de Nippon Ham tuvo un debut para el olvido este año en la NPB tras permitir 8 carreras en 2 entradas y un tercio de labor en el juego inaugural de la temporada. Sus aperturas siguientes no fueron mucho mejores, pero para finales de año logró aclimatarse y terminar la campaña con récord de 3-2 y una efectividad de 5.26 en 9 juegos. Por esa razón, el club decidió renovarlo para 2019.

 

   30. Diego Moreno. El derecho venezolano de los Tigres de Hanshin cayó víctima de la falta de cupos para extranjeros en el roster activo de su equipo y nunca recibió la oportunidad real de demostrar su talento. En los apenas 8 partidos en los que vio acción, sumó 3 juegos aguantados y registró una efectividad de 2.70, pero lamentablemente esos números no convencieron al equipo de retenerlo, por lo que quedó en libertad a finales de año. Parece muy difícil que regrese a la NPB en el futuro.

 

   31. Marcos Mateo. El derecho dominicano de los Tigres de Hanshin no pudo repetir este año el éxito alcanzado en 2017, cuando fue nombrado el mejor relevista intermedio de la Liga Central y fue electo además para participar en la Serie de las Estrellas. Molestias en su brazo lo limitaron a apenas 17 encuentros, en los que dejó una marca de 0-1, con 4 aguantados y una efectividad de 6.75, razón por la cual el club decidió dejarlo en libertad. Parece muy difícil que regrese a la NPB en el futuro.

 

   32. Alejandro Mejía. El toletero dominicano de los Carpas de Hiroshima apenas pudo ver acción esta temporada debido a la falta de cupos para extranjeros en el roster de su equipo. Sin embargo, bateó para .268, con 3 jonrones y 7 empujadas en 22 juegos y además ganó la triple corona ofensiva con el conjunto filial de la organización. En 2019 cumplirá el tercer año de su actual contrato de 6 campañas, en el que ganará 120 mil dólares, más incentivos.

 

 

Suárez regresó a la NPB en 2018 tras perderse todo el 2017 por lesión

 

   33. Robert Suárez. El relevista venezolano de los Halcones de SoftBank regresó a la acción este año luego de una temporada de ausencia debido a una operación Tommy John. Lamentablemente, sus números no fueron tan buenos como los que registró en su debut en la liga en 2016: dejó récord de 1-1, con 4 partidos aguantados y una efectividad de 6.30 en 11 apariciones desde el bullpen. Sin embargo, el equipo lo mantiene en sus planes para 2019 y se espera que pronto renueve su contrato.

 

   34. Raidel Martínez. El lanzador cubano de los Dragones de Chunichi tuvo un debut accidentado en la NPB al registrar una marca de 1-3 y una efectividad de 6.65 en 7 partidos, incluyendo 4 aperturas. No obstante, el club observó en él suficiente potencial como para renovarle su contrato para 2019 por 88 mil dólares.

 

   35. Jason Urquídez. El lanzador mexicano de las Golondrinas de Yakult fue contratado como un refuerzo de emergencia a mediados de julio y apenas vio acción en 5 juegos como relevista, en los que dejó una marca de 0-0 y una efectividad de 5.06. Sólo permitió carreras en uno de esos 5 juegos, por lo que su actución no fue mala, pero a pesar de ello el club lo dejó en libertad a finales de año. Parece muy difícil que pueda regresar a la NPB en el futuro.

 

   36. Jorge Martínez. El toletero dominicano de los Gigantes de Yomiuri fue promovido al equipo mayor de la organización a finales de julio y logró ver acción en 19 partidos, si bien no destacó demasiado. Bateó para .180, con 2 jonrones y 5 empujadas. A pesar de ello, el club renovó su contrato para 2019 por 73 mil dólares.

 

   37. Leonel Campos. El relevista venezolano de los Carpas de Hiroshima fue la principal víctima de la falta de cupos para extranjeros en el roster de su equipo: sólo pudo ver acción con el equipo mayor por una sola entrada en toda la temporada. No permitió carreras en esa salida, por lo que su efectividad quedó en 0.00, pero ese logro no convenció al club de retenerlo para el año que viene, por lo que muy probablemente no regresará a la NPB en el futuro.

 
 
 
 
 
 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.