La gran oportunidad de Elián Leyva

9/02 PM

 

 

“Me gustaría jugar en Grandes Ligas algún día; mi mente está preparada para eso”, dijo el lanzador cubano Elián Leyva, quien ha sido invitado por los Bravos de Atlanta a los entrenamiento de primavera

 
 
 
 

Leyva quiere ganarse un puesto con los Bravos de Atlanta en la próxima temporada. Foto: Tomada de Milenio

 
 

Con un excelso rendimiento en la Liga Mexicana del Pacífico al cierre del 2018, Elián Leyva le ha entrado al 2019 con muchas ganas, luego de confirmarse que los Bravos de Atlanta lo invitaron a los entrenamientos primaverales.

Esta misiva coloca al derecho cubano ante una oportunidad legítima de acceder a las Grandes Ligas de Estados Unidos, teniendo en cuenta que todos los managers y gerentes terminan de perfilar sus rosters en los campos de entrenamiento.

En ese ambiente netamente competitivo, Leyva, quien cumplirá 30 años en marzo próximo, podrá mostrar credenciales y probar que su ascenso marcado en los últimos meses no es obra de la casualidad.

“Me gustaría jugar en Grandes Ligas algún día; mi mente está preparada para eso”, dijo el cubano a la prensa mexicana, luego de convertirse en el quinto lanzador del circuito del Pacífico que gana la Triple Corona desde la lomita.

Antes, solo lo habían logrado Mercedes Esquer (1988-89), Cecilio Ruiz (1990-91), Tim Burcham (1991-92) y Francisco Campos (2003-04).

Con efectividad de 2.02, 67 ponches y seis triunfos, Leyva lideró la rotación de los Charros de Jalisco, que ahora, en medio de la postemporada, se han despedido del mayabequense por la invitación de Atlanta.

“El resultado de la temporada que tuvo aquí le abrió los ojos a la gente de Atlanta y lo están parando. Hay que entender que es la oportunidad de su vida. Estamos conscientes y es un handicap en contra, son situaciones que se van presentando en esta Liga, que es diferente y tenemos que entenderlo”, explicó a los medios mexicanos Roberto Castellón, vicepresidente deportivo de los Charros.

El plantel asentado en Guadalajara emitió un comunicado en el que agradeció la entrega y profesionalismo de Leyva, a quien le desean el mayor de los éxitos en su aventura por el béisbol de Estados Unidos.

Elián pertenece a los Bravos desde noviembre del 2016, cuando lo firmaron como agente libre internacional con la intención de añadir profundidad a su bullpen.

En ese momento, el diestro de 27 años, natural de San José de las Lajas, no tenía aval significativo, pues había dejado números mediocres en la maltrecha Serie Nacional cubana y los éxitos en la División de Honor española no contaban demasiado por el pobre rigor de ese torneo.

Sin embargo, ahora las cosas han cambiado un poco, porque Leyva ha dejado una agradable imagen en la Liga Mexicana del Pacífico, una de las más valoradas del Caribe.

Como es lógico, la invitación a los entrenamientos de primavera no supone una garantía para quedarse en las Mayores, pero al menos afianza sus opciones. Además, si tiene un buen rendimiento y finalmente termina en las Menores, quedaría como una pieza en la recámara, listo para ascender en cualquier momento.

En el 2018, Leyva lanzó en los niveles de Doble-A (Mississippi Braves) y Triple-A (Gwinnett Stripers) de los Bravos, con efectividad de 3.21 en 34 salidas, cinco de ellas como abridor. Además, ponchó a 79 bateadores en 87 entradas de labor y dejó balance de 4-3, con solo tres jonrones permitidos.

Atlanta tiene como abridores proyectados para el 2019 a Mike Foltynewicz, Seam Newcomb, Kevin Gausman, Julio Teherán y Touki Toussaint. Los cuatro primeros acumulan bastante experiencia en el más alto nivel, y Toussaint es uno de los prospectos más valorados de la franquicia.

No se espera que Leyva resquebraje el orden de dicha rotación, pero sí podría buscar un puesto en el bullpen, aunque para ello tendría que dar la talla en los entrenamientos de primavera. Si a la postre, llega a las Mayores, sería un magnífico regalo por su 30 cumpleaños.

 

 

Tomado de: Oncubamagazine

 

 

2 comentarios

    • BIGPAPI en 9 enero, 2019 a las 7:50 pm
    • Responder

    Tuvo buenos números en México, en AA y AAA. No parece casual que tenga buenos números. Y esta triple corona de pitcheo le da un empujón. Parece tener madera de Big Show. Ojala se gane un puesto en el bullpen de los Bravos y lo catapulte para volverse un relevista estable de al menos 4 millones anuales, más de 7 temporadas y por lo menos 6-7 victorias y 15-20 salvados por temporada. A ver si subimos la parada del pitcheo en grandes ligas.

      • El bombardero en 11 enero, 2019 a las 7:30 pm
      • Responder

      Ojalá y su boca sea santa. Saludos

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.