•  

 

La ex novia de Cristiano Ronaldo, Jasmine Lennard, ofreció su ayuda a Kathryn Mayorga, la mujer que acusó a Cristiano Ronaldo de violación en el 2009 en Las Vegas, Nevada.

En un tuit, Lennard escribió lo siguiente: “Después de pensarlo mucho me dirijo a Kathryn Mayorga y a su equipo jurídico para ofrecerles mi ayuda en sus acusaciones de violación contra Cristiano Ronaldo. Por favor, pónganse en contacto conmigo. Tengo información que creo que les podría beneficiar en su caso”.

En una larga cadena de respuestas, la ex novia del futbolista portugués publicó varios mensajes en los que lo acusa de burlarse y que presume cómo se saldrá con la suya en el caso de violación. Aunque no menciona su nombre, lo llega a llamar “arrogante, sicópata”.

 

Ronaldo ha negado las acusaciones, desde 2017, cuando sus abogados restaron importancia a una historia de la revista alemana Der Spiegel, la primera en reportar el incidente.

“No hay nada en la vida que me moleste más que los acosadores… Esa gente que abusa de sus posiciones de poder para acosar a personas que no pueden defenderse por ellas mismas”, explicó la actriz.

“No es no. No significa no. La palabra para significa para. Si tú continuas con un acto sexual cuando la mujer te está gritando que pares es que eres un violador y un monstruo, y me importa un comino que juegue bien al fútbol o cante bien”.

“Él legitimamente piensa que va a librarse se esto… Pero no ahora. Hemos tenido una relación durante una década y nos hemos comunicado diariamente durante año y medio, por lo que tengo mensajes y grabaciones de un valor incalculable”, amenaza.

“Me niego a estar sentada por más tiempo. No es lo correcto. Me hace sentirme como si fuese su cómplice… y no puedo. Ponte en contacto conmigo Kathryn, te ayudaré”.

La actriz británica cuenta que “a pesar de sus esfuerzo para persuadirme y de que me quede callada, voy a hacer lo correcto. Compartiré con el público mis informaciones para que saque sus propias decisiones. Me podría demandar, pero lo que sé es de interés público y fracasará miserablemente”.

Conforme fue avanzando, Lennard incrementó sus ataques: “Tiene serios problemas de salud mental. Es un acosador y un mentiroso. Toda su vida es mentira. Es un jodido psicóptata”.

Para intentar demostrar sus teorías, la mediática Jasmine Lennard contó que “me dijo que si salía con alguien o salía de casa me secuestrarían, me cortarían el cuerpo, lo meterían en una bolsa y lo tirarían al río. Tengo pruebas de lo que estoy diciendo. Es un psicópata”.

“No le tengo miedo… y sí, es verdad que he guardado todos sus secretos más sucios durante una década. Pero esto ya ha ido demasiado lejos. No pienso defenderle de estas acusaciones, porque creo que es culpable”. Así acabó Jasmine Lennard sus duras declaraciones.