MLB; Combo de noticias: Informe, White Sox le ofrecen pacto de 8 años a Manny Machado. Los candidatos al sótano en la Liga Americana. Y MUCHO +

6:52 PM

 

 

 

 

  •  
  •  

Cuando se lance la primera pelota del Día Inaugural, los 30 equipos partirán llenos de esperanzas en pos del sueño de levantar, siete meses más tarde, el trofeo de campeón de la Serie Mundial.

Pero si bien la esperanza es lo último que se pierde, como dice el refrán, hay novenas que de antemano están condenadas a tener una temporada perdedora y sólo un milagro los salvaría de terminar con récord superior a los .500.

Estos son los candidatos al sótano en sus respectivas divisiones en la Liga Americana.

Este: Baltimore Orioles

Después de tener en el 2018 la peor temporada de su historia, con 115 derrotas, cifra máxima en todas las Grandes Ligas, las cosas no se ven mejores para los Orioles, que este año no tendrán en el arranque ni a Manny Machado, ni a Jonathan Schoop, ni a Adam Jones, tres referentes de la franquicia en los últimos años.

Baltimore no sólo será último en una división durísima, que cuenta con los actuales campeones Boston Red Sox, sino que perderá más de un centenar de partidos por segunda ocasión consecutiva, algo que ya le ocurrió anteriormente en 1953 y 1954, cuando sufrieron exactamente 100 fracasos en cada uno de esos años.

Las cosas pintan tan feas para los Orioles, que cuando uno entra a la página oficial del equipo, la noticia principal que encuentra es que Billy Joel dará por primera vez un concierto en Candem Yards.

Las casas de apuestas en Las Vegas ubican a Baltimore con posibilidades de terminar el 2019 con 59-103. Ya eso sería una mejoría.

Centro: Kansas City Royals

Después de ir a dos Series Mundiales seguidas en fechas tan recientes como 2014 y 2015, los Royals se ven hoy como uno de los peores equipos y sin proyecciones de mejoría en un futuro inmediato.

Fueron sotaneros en el 2018, con récord de 58-104, cuatro derrotas más que los Chicago White Sox (62-100).

Pero los White Sox se han reforzado en este invierno con las adquisiciones de los cubanos Yonder Alonso y Jon Jay y los lanzadores dominicanos Iván Nova, Kelvin Herrera y Alex Colome, al tiempo que siguen pujando por conseguir a Machado o a Bryce Harper. O a ambos.

Quizás los Detroit Tigers se decidan a “darle pelea” a Kansas City por ocupar el último puesto divisional, aunque si el venezolano Miguel Cabrera regresa saludable, ya con eso les bastaría a los felinos para escapar del frío sótano.

Según las apuestas en el Caesar Palace de Las Vegas, los Royals terminarán con 69-93 y los Tigers con 67-95.

Oeste: Seattle Mariners

Mientras en las otras dos divisiones del joven circuito deben repetir los mismos sotaneros del año pasado, en el Oeste los Mariners las tienen todas consigo para arrebatarles el último escalón de los Texas Rangers.

La implosión sufrida por la plantilla pone a Seattle en una mala posición, tras salir de repente, en un lapso de pocos días, de Robinson Canó, Jean Segura, Edwin Díaz, Guillermo Heredia, Mike Zunino, James Paxton y James Pazos, además de perder a su bateador designado Nelson Cruz en la agencia libre.

Sin embargo, las cosas no están tan claras en este grupo, pues los Rangers siguen siendo igualmente malos o quizás peores, ahora que no tendrán al dominicano Adrian Beltre, quien decidió colgar el guante.

¿Qué dicen en Las Vegas? Pues que Texas seguirá siendo el último, con 71-91, mientras que Seattle terminaría con 75-87.
Únicamente si el venezolano Felix Hernández renace de sus cenizas como el Ave Fénix y el japonés Yusei Kikuchi tiene una temporada de debut como la de Hideo Nomo con Los Angeles Dodgers en 1995.


 

Informe: White Sox le ofrecen pacto de 8 años a Manny Machado

 
MLB.com

Los Medias Blancas le han hecho una oferta de contrato por ocho temporadas al cotizado agente libre Manny Machado, de acuerdo con Jeff Passan de ESPN.

El valor del pacto, de acuerdo con Héctor Gómez de Z101 Digital, es de US$250 millones. Passan agrega que el club estaría “dispuesto a mejorar dicha oferta” para adquirir los servicios de Machado, quien supuestamente busca firmar un contrato mayor al de 13 años y US$325 millones que los Marlins le dieron al cañonero Giancarlo Stanton en 2014.


 
 

Equipos que podrían mejorar desde adentro en 2019

MLB.com
 

Con tanto interés puesto sobre el mercado de agentes libres y las opciones para cambios, es fácil olvidarse de otros jugadores que ya están dentro de las filas de tu club. Sí, traer fichas de otro lado es una forma de mejorar, pero muchas veces las respuestas están en casa.

Aquí están entonces, seis peloteros que podrían ayudar mucho si recuperan su nivel en el 2019.

Miguel Cabrera, Tigres
El venezolano tuvo un 2018 para el olvido, que terminó a mediados de junio por un desgarre en un bíceps. Pero ha pasado un tiempo desde entonces, y durante lo poco que jugó, más allá de la falta de jonrones, Cabrera fue tan letal como siempre. Debería estar de vuelta en el lineup para el Día Inaugural, y aunque cumplirá 36 años de edad, en Detroit esperan que pueda mantenerse en el terreno.

Corey Seager, Dodgers
Otro nombre que ha pasado un tiempo fuera del radar. Pero hay que recordar que su OPS+ de 134 en el 2016 fue el mejor para un torpedero novato en la historia del béisbol y en el 2017, pese a algunos problemas de codo, fue casi tan bueno. Todo indica que recuperará su nivel y así los Dodgers terminen sumando a Bryce Harper, un Seager saludable sería igual de importante.

Video: LAD@SF: Seager hammers 2-run homer to right

Vladimir Guerrero Jr., Azulejos
Las proyecciones de Guerrero para el 2019 son fantásticas y no hay razones para dudar de ellas. El OPS del dominicano no ha terminado por debajo de .800 en ningún nivel profesional y cada vez se poncha menos. No sabemos exactamente cuándo debutará en las Grandes Ligas, pero su primer turno seguramente será uno de los grandes momentos de la temporada.

Video: Vladimir Guerrero Jr. looks to impress in the Majors

Eloy Jiménez, Medias Blancas
El también dominicano, tercer mejor prospecto de todo el béisbol, no está muy detrás de Guerrero en términos de su prodigioso bate. Jiménez fue ascendido a Triple-A Charlotte en junio pasado y bateó .355, con .996 de OPS y 12 jonrones en 228 viajes al plato, elevando todavía más las expectativas que ha sobre sus hombros. Es posible que Jiménez y Guerrero le den a la Liga Americana algo parecido a lo que vivió la Liga Nacional el año pasado con el venezolano Ronald Acuña Jr. y el dominicano Juan Soto peleando por el Novato del Año.

Fernando Tatis Jr. y Luis Urías, Padres
No todos los días un equipo puede soñar con dos prospectos estelares patrullando el medio del cuadro, pero eso es precisamente lo que le está pasando a los Padres con el dominicano Tatis y el mexicano Urías, los prospectos 20 y 21 de todo el béisbol, respectivamente. Los fanáticos de los Padres tienen muchas razones para estar bien emocionados con el futuro de la organización.

Video: SD@CIN: Luis Urías la manda a volar

Jimmy Nelson, Cerveceros
Los Cerveceros se quedaron a un solo triunfo de llegar a la Serie Mundial por primera vez en más de 30 años, y lo hicieron gracias a un súper bullpen que pudo complementar la labor de abridores como el venezolano Jhoulys Chacín y Wade Miley. Pero ahora podrían volver a contar con Nelson, uno de los mejores pitchers en el 2017. La rehabilitación de su lesión del hombro se ha tomado su tiempo, pero si retoma su nivel podría inclinar la balanza en la División Central de la L.N.

Alex Reyes, Cardenales
El año pasado, ya recuperado de la cirugía Tommy John, se desgarró un músculo en un costado. Pero hay razones para seguir siendo optimista. El 30 de mayo lanzó su recta cerca de las 100 mph y si puede volver a hacerlo y mantenerse saludable, los Cardenales tendrían en sus manos una pieza capaz de cambiarle la cara a su cuerpo de pitcheo.

Michael Pineda, Mellizos
Es difícil evitar pensar que el dominicano Pineda ha lanzado en sólo 89 partidos desde que fue al Juego de Estrellas del 2011 siendo un novato, pero el derecho está saludable y con la oportunidad de tener su primera temporada completa en muchos años. En su mejor momento, era de los mejores sumando ponches y tirando strikes.

Yu Darvish, Cachorros
Un Darvish saludable y al tope podría ser tan bueno para los Cachorros como firmar a Harper. Darvish es un abridor dominante y ponchador élite cuando está bien y los Cachorros necesitan más que nunca que sea ese tipo de pitcher dado que a Cole Hamels y Jon Lester se les van sumando los años.

Video: CHC@CIN: Darvish strikes out 7, limits Reds to 1 run


 

Pablo Sandoval agradecido por su gran relación con Bruce Bochy

MLB.com
 

SAN FRANCISCO — La relación entre el piloto de los Gigantes, Bruce Bochy, y el infielder venezolano Pablo Sandoval ha mantenido firme durante el paso de los años.

Sin embargo, el superar los momentos difíciles ha fortalecido la unión entre Bochy y Sandoval, quien le ofreció al capataz el mayor elogio al calificarlo como una figura paterna.

La gran amistad entre Bochy y Sandoval fue evidente durante la presentación de los premios Game Changer este fin de semana.

El galardón es entregado por un deportista profesional como un homenaje a uno de sus líderes que han sido gran influencia en su éxito. Sandoval, dos veces convocado al Juego de Estrellas y uno de nueve integrantes que fueron parte del equipo de San Francisco que conquistó tres Series Mundiales, eligió a Bochy.

Bochy fue el que no incluyó a Sandoval en su alineación durante la postemporada del 2010 debido a su mal estado físico. Y fue Bochy también el que recibió a Sandoval con los brazos abiertos en el 2017 — incluso después de que el jugador del cuadro criticara a los Gigantes tras su partida a los Medias Rojas por medio de la agencia libre.

“Lo aprecio como si yo fuera uno de sus hijos”, expresó Sandoval durante una entrevista con NBC Sports Bay Area. “Quiero que sea mi manager hasta que me retire del béisbol”.

Bochy indicó que el respaldar a jugadores como Sandoval en los buenos y malos momentos es uno de los mejores aspectos de su trabajo. “Si causas un impacto en un jugador que enfrenta obstáculos y lo puedes ayudar, de eso se trata este juego”, explicó Bochy.

Sandoval, de 32 años, no ha dejado de agradecer a Bochy por su paciencia: “Siempre me ha dejado que sea el mismo. Siempre me ha permitido divertirme, respetar el juego, enseñarme de la manera correcta y valorar a mis compañeros. Cuando tienes un dirigente así, siempre lo respetarás”.

Bochy siempre ha tratado de preservar el amor puro por el juego que Sandoval ha demostrado desde que debutó en las Grandes Ligas en el 2008. “Tenía tanta energía”, recordó Bochy. “Fue algo contagioso y nunca desapareció”.

Pero los esfuerzos de Bochy para motivar a Sandoval a que se mantenga en forma no han tenido los mismos resultados.

“Debemos ser honestos. Para él eso ha sido una batalla”, manifestó Bochy. “Pero siempre puedes contar con su esfuerzo. Eso siempre se ha visto”.

Los mismo se puede decir del respeto de Sandoval por Bochy. Por eso el oriundo Puerto Cabello se reunió primero con el piloto tras reintegrarse a San Francisco en el 2017, tres años después de las enormes críticas a prácticamente toda la organización con la excepción de Hunter Pence.

“No quiero ser un cáncer en el clubhouse”, dijo Sandoval sobre su plática en ese momento.

Bochy estuvo satisfecho con las palabras de Sandoval.

“No puedo negar lo contento que estuve con su regreso”, concluyó Bochy.


 

Passan: Dentro del mundo salvaje y extraño del arbitraje salarial de la MLB

  •  

 

Con $3 millones en juego, los Boston Red Sox querían crear el argumento más convincente contra Mookie Betts sin enemistarlo o insultarle. Por ello, en enero pasado, mientras intentaban convencer a un panel de tres árbitros de que Betts se merecía el salario por $7.5 millones que estaban ofreciendo y no los $10.5 millones que el pelotero solicitaba, los Red Sox intentaron una nueva forma de presentar su caso en la típicamente rígida y leguleya sala de arbitraje: Mostraron un video que hablaba de la calidad de Kris Bryant.

El propósito, según comentaron múltiples fuentes presentes en la sala a ESPN, no solo era derrochar elogios por el tercera base de los Chicago Cubs, sino el de sustentar su argumento: Si bien Mookie Betts es un gran pelotero, no es Kris Bryant.

Y en el mundo del arbitraje, un proceso opaco y engorroso que determina los salarios de cerca del 25% de los peloteros de la liga cada año y que ha cobrado un significado cada vez mayor a medida que la incertidumbre económica se apodera del mundo del béisbol, el factor más importante en el proceso es el de determinar un nivel de comparación con otros peloteros.

Por ello, cuando Betts ganó el primer caso de 2018, un año en el cual se escenificó la mayor cantidad de audiencias de arbitraje desde 1990, no fue meramente una victoria para él o un síntoma de que Bryant y su salario por $10.85 millones, era de hecho un punto justo de comparación. Recordó a los jugadores que, con el mercado de agentes libres empezando a cobrar vida y que las extensiones contractuales previas a la agencia libre son cada vez más raras, el arbitraje se encuentra entre las últimas vías en las cuales los peloteros puedes conseguir mejoras salariales en pleno proceso de corrección financiera dentro de este deporte.

He allí la razón por la cual las próximas 48 horas serán tan interesantes. A la 1 p.m. hora del Este de Estados Unidos del viernes, los aproximadamente 175 peloteros elegibles para el arbitraje habrán definido su salario para 2019 o expresarán sus desacuerdos para así ir a una audiencia. Con los 30 equipos adoptando una mentalidad llamada “presentar cifras e ir a juicios” (o sea, si ambas partes presentan una cifra y luego irán a un juicio, para así eliminar las negociaciones posteriores a la fecha de intercambio de cifras que eran predominantes hace cinco años), el viernes es una fecha subestimada en el calendario del mundo del béisbol.

En esta fecha, el tercera base de los Colorado Rockies Nolan Arenado marcará un récord para un salario de arbitraje, o irá a un juicio en febrero. Y será el día en el cual la clase de elegibles por primera ocasión, conformada por Francisco Lindor, Carlos Correa, Javier Baez, Trevor Story y Corey Seager representa el mayor flujo de talento (más aún, talento en una sola posición) que ingresará al sistema de arbitraje en años. Los saltos dados por el abridor Jacob deGrom, ganador del Cy Young, y del cerrador Blake Treinen podrían representar aumentos significativos para ellos.

Existe también el caso de Betts, quien dio un salto sustancial de nivel en el terreno tras haber dado otro en el arbitraje. El sistema de arbitraje favorece especialmente a los peloteros galardonados con premios y Betts viene de conseguir en la pasada temporada el premio al Más Valioso de la Liga Americana y un anillo de Serie Mundial. ¿Buscará romper el récord de Max Scherzer de un aumento de $8.8 millones para jugadores ya sometidos al arbitraje? ¿Podría ver el salario de Arenado, de $17.75 millones, como jugador elegible por tercera vez y conformarse con algo similar para así evitar un juicio? ¿O irá a por todas y pedirá más de $20 millones, para así imponer un récord en un panorama en el cual se ven cada vez menos casos similares?

“Espero que cada agente mantenga su posición”, expresó un agente con clientes elegibles al arbitraje a ESPN. “Este sería un año maravilloso para ver si pueden hacerlo. ¿Y si no? Vamos a un juicio”.

La mayor interrogante es esta: Con el sistema de arbitraje sirviendo, de algunas formas, como un microcosmos del resto del mercado laboral para los peloteros, que cuentan con menor poder que una gerencia de loga bien organizada, los distintos objetivos de respectivos jugadores afectando de forma adversa a otros y el riesgo de someterse a un panel a veces inconsistente, ¿cuán agresivos pueden permitirse ser?


En una declaración de misión distribuida entre algunos jugadores, Jeff Berry, quien es uno de los gerentes de la división de béisbol de la agencia CAA, enumeró una serie de pasos que considera son necesarios a fin de rectificar el desequilibrio de poder en la relación entre Major League Baseball y el sindicato de peloteros. No sorprendió a nadie que su primer objetivo era el arbitraje. “(A)tacar el sistema de arbitraje”, escribió Berry en el memo, obtenido por Buster Olney de ESPN, “es un campo de batalla ideal para que el sindicato, peloteros y agentes tomen una posición unificada, se sientan empoderados y proactivos en vez de convertirse en víctimas”.

El uso del arbitraje como un arma potencial en un conflicto laboral creciente es totalmente distinto a la intención del sistema. El arbitraje existe para que dos partes con objetivos distintos puedan escucharse y llegar a un punto medio. Los peloteros desean el salario más alto posible. Los clubes quieren pagarle lo menos posible. En alguna parte se encuentra un punto aceptable para ambos, y luego de las guerras laborales de los años 80, se convirtió en el procedimiento estándar.

En medio de la congelación del mercado de agentes libres el invierno pasado, 22 peloteros fueron a juicio, una de las cifras más altas desde la creación de este sistema en 1974. A pesar de ello, representó apenas el 10 por ciento de los elegibles a someterse al arbitraje, demostrando el punto hecho por algunos agentes intrépidos: Los peloteros podrían voltear el sistema de la misma forma en la cual los clubes lo han hecho con la agencia libre y han intentado hacer con el arbitraje al adoptar el sistema de “presentar ofertas e ir a juicio”.

Si eso fuera prudente de hacer es una interrogante totalmente diferente. Una serie de factores hacen de este escenario, por mas tentador que sea, casi imposible. Primero, tenemos la gran plaga del sindicato: malos arreglos. Si bien Major League Baseball trabaja de forma diligente para coordinar los objetivos de arbitraje de sus 30 equipos (este comportamiento está permitido bajo el actual contrato colectivo y no es considerado colusión), los agentes ocasionalmente hacen arreglos muy por debajo de los objetivos. El efecto, en un sistema comparativo, es devastador: un mal arreglo podría arrastrar los precios hacia abajo en una posición particular por años.

Además, mientras algunas de las mentes más brillantes del sindicato de peloteros se enfocan en el arbitraje, el eficiente departamento de relaciones laborales de Major League Baseball (más todo el poder cuantitativo alojado en las súper computadoras de los equipos y las mentes de quienes las manejan) llevan a un punto de inflexión teórico en los casos. El sindicato hizo bien al equilibrar 22 casos el año pasado, ganando 12. Históricamente hablando, la liga ha ganado más del 50 por ciento de los casos. Con 30 o 35 casos, o aún más, el volumen podría llevar a los jugadores a sufrir desventaja.

Otro factor que complica las cosas es el costo para los agentes. Ir a un juicio podría ser costoso, especialmente para agencias de menor tamaño que no cuentan con abogados en su plantilla con suficiente experiencia o habilidad para presentar argumentos en un caso de arbitraje. Contratar asesoría legal externa podría costar hasta $55,000, costo que recae en el agente. Y cuando el spread, o la diferencia entre ambas partes, es mínima y la comisión del 5 por ciento en la diferencia ni se acerca a cubrir los honorarios del abogado, claramente se convierte en incentivo para llegar a un arreglo, hecho que los equipos conocen y del cual tratan de aprovecharse.

Todo lo anterior nos lleva al extraño baile que actualmente está en desarrollo. El lunes y martes pasados, personeros de las gerencias de los equipos llamaron a los agentes para presentarse, dicen que se encuentran en un grupo encargado de manejar casos de “presentar ofertas e ir a juicio” y les indican un nombre que consideran es un buen punto de comparación. En la mayoría de los casos, se produce poco movimiento sustancial entre miércoles y jueves. Solo el viernes, fecha límite, es cuando se produce un serio intercambio entre las partes. Es algo intencional: al acercarse a la fecha límite, los equipos frecuentemente sienten que cuentan con la ventaja y su disposición de aprovecharla es clara.

Entre las 8 a.m. y la 1 p.m. hora del Este del viernes, las oficinas de los equipos y agentes, la liga y el sindicato, servirán de centros nerviosos en una carrera alocada. Se celebrarán y lamentarán buenos y malos arreglos. Algunos entrarán en pánico. Otros se quedarán tranquilos. Y todos sabrán que a falta de un arreglo, pocas semanas después irán a una sala en la cual se darán sentencias tan arbitrarias como determinar una bola o un strike.

Las audiencias de arbitraje comienzan a las 9 a.m. o 1 p.m. Típicamente, hay aproximadamente 30 personas asistentes en la sala: 10 del lado del jugador, incluyendo el propio pelotero, y 20 por parte del equipo. Cada parte tiene consigo 12 copias de su presentación. El lado contrario recibe cuatro copias y una cantidad de personas van luego a sus respectivas suites a comenzar a construir el argumento en contra que se presentará después en la audiencia.

Para comenzar, el lado del jugador tiene una hora para presentar sus argumentos. Luego de un receso de 15 minutos, el equipo tiene otra hora. Tras un receso de 30 minutos, durante el cual ambas partes terminan de pulir sus argumentos finales, el lado del jugador tiene 30 minutos para refutar y el equipo tiene un tiempo similar. Los jugadores frecuentemente escucharán como sus logros son menospreciados. Las audiencias de arbitraje no son para los débiles de corazón.

Los argumentos presentados en un caso cubren una gama completa de situaciones. Durante mucho tiempo, los árbitros han recompensado altas cifras de jonrones y salvados, por ello son presentadas de forma prominente entre los jugadores que disponen de logros similares, tales como Khris Davis de los Oakland Athletics, que podría buscar un aumento para ganar de $10.5 millones a una cifra cercana a los $18 millones. A la vez, el sistema de arbitraje no es el sistema antediluviano y adepto al ábaco que muchos pretenden mostrar. La métrica de triunfos sobre reemplazo es usada de forma extensa. No se permite utilizar data del sistema Statcast, principalmente porque la liga dispone de mucha más información proveniente del sistema que el sindicato y en 2016, cuando se firmó el Contrato Colectivo, la precisión de las métricas de promedio de giro y ángulo de lanzamiento tan vitales para el béisbol moderno no eran probadas en un muestreo lo suficientemente amplio como para permitir su inclusión.

Cuando terminan las presentaciones, el panel conformado por tres árbitros independientes empieza a modelar una decisión en la cual el ganador se lo lleva todo. En ocasiones, la diferencia es de cientos de miles. En otras, es de millones. Y en un momento en el cual el salario promedio ha decaído año tras año, el arbitraje, que existe para conferir aumentos, es una tabla de salvación para los peloteros entre tantas pérdidas en otros lados.


La cifra exacta que gane Mookie Betts en la próxima temporada es importante porque aumentará el barómetro bajo el cual será medida la próxima generación de jugadores que se someterá al arbitraje. ¿Serán $18 millones? ¿$19 millones? ¿Qué pasará con Arenado? ¿Irá por lo seguro y buscará un aumento que supere el récord de Josh Donaldson de salario por una temporada obtenido a través del arbitraje de $23 millones? O, ¿quizás comparará su situación a los contratos de agentes libres, tal como se les permite a los que se encuentran en su temporada final de arbitraje, para así intentar hacerse con la luna y ganar, digamos, $27 millones? ¿O $28 millones? ¿O más?

Las mayores ganancias, tal como lo indicó un veterano experto en arbitraje, no necesariamente se hacen en casos como el de Betts el año pasado o el récord de Ryan Howard, cuando ganó $10 millones en su primer año de elegibilidad en 2008. Son arreglos fuertemente negociados los que terminan mejor porque son admisiones de ambas partes que este es el verdadero valor de mercado y no solo un número elegido por tres personas a quienes les gusta un argumento más que el otro.

Por ello, a pesar de lo interesante que pueden llegar a ser los juicios, y por toda la pelea y resentimiento que pueda generar el sistema de “presentar ofertas e ir a juicio” contra la liga, el arreglo extrajudicial, si bien es poco sexy, es la columna vertebral del arbitraje. Se trata de mover el ovoide tres yardas con una nube de polvo, en vez de volar en cada jugada.

Todo se debe a que un pequeño progreso sigue siendo un progreso y la ausencia de éstos por otros caminos aterroriza a los jugadores. La contracción del mercado de agentes libres es real. Si el razonamiento de los equipos es que no quieren gastar sus ganancias en jugadores con más de 30 años, el movimiento lógico sería invertir en jugadores entre 20 y 30 años. Y aún así, las ofertas a largo plazo que se extienden a jugadores en estatus previo al arbitraje son similares a lo visto hace una década. Las ganancias en el béisbol han crecido en más de 50 por ciento y esto no incluye el montón de dinero que está haciendo Major League Baseball con su área de internet y las riquezas que pronto tendrán con sus sociedades de apuestas.

Por ello, el mensaje del sindicato a los jugadores, particularmente a los mejores peloteros, está claro: Sean agresivos en el arbitraje. Presionen a los equipos. Si no están dispuestos a pagar lo que la unión considera como valor justo de mercado antes o después del arbitraje, al menos hay que asegurarse de utilizar el sistema para asegurarse de que paguen lo mejor posible durante el arbitraje.

El mensaje de la liga a sus clubes es similar: Sean inteligentes, organizados. Comuníquense y funcionen como uno solo. Es así como la liga hizo la transición de ser un hazmerreir en sus relaciones laborales a manejar el poder. Con Betts, Arenado y el desfile de increíbles campocortos jóvenes, MLB tiene mucho que perder en esta temporada de arbitraje, particularmente en un momento en el cual no está acostumbrado a perder.

Este es el nuevo orden del mundo del béisbol, uno que será puesto a prueba durante unas frenéticas cinco horas el viernes, con grandes nombres y mucho dinero, con mucho en juego. La liga está confiada en sus posibilidades. Los jugadores, esperanzados. Que comience la locura.


¿Se habrán suspendido las negociaciones entre Machado y Yankees?

MLB.com
 

Después de que los Yankees agregaron profundidad a su cuadro interior por medio de la agencia libre con par de veteranos de los Rockies — el intermedista DJ LeMahieu y el torpedero Troy Tulowitzki — para complementar a los talentosos jóvenes — el antesalista dominicano Miguel Andújar y el segunda base dominicano Gleyber Torres — el club tendría algunos factores a su favor en cualquier negociación con Manny Machado.

Aparentemente las pláticas entre los Bombarderos y Machado “han estado inactivas o completamente suspendidas”, según informó Buster Olney de ESPN.

Olney agregó que el equipo del Bronx piensa que, pese a los problemas defensivos de Andújar, la ética de trabajo impulsaría al quisqueyano a un repunte con el guante. Si el club busca avanzar con paciencia, ese hecho podría evitar otorgar un mega contrato para adquirir los servicios de Machado, incluso si son uno de pocos conjuntos con los recursos económicos para firmarlo.

Machado se reunió con los Yankees, White Sox y Filis en diciembre. Algunos piensan que el jugador del cuadro elegiría entre esos tres equipos, aunque es incierto cuál fue la oferta de Nueva York. Los representantes de Machado le han dejado saber a los equipos interesados que ha surgido un equipo misterioso, según indicó Jon Heyman de MLB Network.


 

 
 
 

Los Filis realizan presentación formal ante Harper en Las Vegas

MLB.com
 

FILADELFIA — Los Filis se reunieron el sábado con Bryce Harper, su esposa Kayla, su agente Scott Boras y otros en Las Vegas.

El equipo trató de convencer al cotizado agente libre formalmente para que se integre al conjunto de Filadelfia.

“Pienso que todo fue positivo”, declaró el gerente general de los Filis, Matt Klentak, tras su llegada a Filadelfia.

El socio ejecutivo John Middleton, el presidente del club Andy MacPhail, el dirigente Gabe Kapler, el gerente general asistente Ned Rice y Klentak representaron a los Filis en Las Vegas, donde realizaron una larga presentación ante Harper y sus acompañantes. Es incierto si el equipo presentó una oferta de contrato formal antes de concluir su reunión.

Filadelfia condujo una presentación similar ante Manny Machado el mes pasado en el Citizens Bank Park. Machado también dio un recorrido por el estadio.

Durante las últimas semanas, los Filis se han sentido optimistas de que firmarán a una de las dos superestrellas — por ahora es su única prioridad. Filadelfia no tiene obstáculos económicos para invertir en Harper o Machado, ni tanta competencia para conseguir sus servicios.


Los Atléticos tratarán de convencer a Kyler Murray que siga carrera como pelotero

MLB.com
 

El estelar mariscal de campo colegial Kyler Murray y los Atléticos se reunieron el domingo para platicar sobre la posibilidad de que el prospecto no ingrese al draft de la NFL, según varios informes. El vicepresidente ejecutivo de Oakland, Billy Beane encabezaría la representación del equipo.

El club tratará de convencer al guardabosque y mariscal de campo que se enfoque solamente en su carrera como pelotero, según informaron Jeff Passan de ESPN y Bob Nightengale del periódico USA Today. Además, el diario San Francisco Chronicle señaló la semana pasada que Murray, ganador del premio Heisman al mejor jugador de fútbol americano universitario, practique solamente un deporte “debido a que jugar como mariscal de campo profesional le impediría jugar béisbol profesional. Murray jugó ambos deportes en la Universidad de Oklahoma.

Murray — el prospecto número 4 en la organización de Oakland, según MLB Pipeline — firmó un bono de US$4.66 millones con el club en junio. El guardabosque es representado por Scott Boras, quien ha recalcado que Murray se comprometerá a su contrato de Grandes Ligas.

Murray deberá devolver dicho bono si decide no jugar béisbol. Los Atléticos tampoco recibirían una selección de compensación en el draft amateur de junio pese a perder a Murray. Sin embargo, Oakland todavía sería dueño de los derechos de pelotero si firma con un equipo de la NFL y en un futuro prefiere jugar pelota profesional.


 

Los Mets harían más movimientos interesantes este invierno

MLB.com
 

El nuevo gerente general de los Mets, Brodie Van Wagenen, ha dicho en repetidas ocasiones esta temporada muerta que su intención es llegar a los entrenamientos con la menor cantidad de dudas en el roster. El acuerdo al que llegó el jueves con el infielder Jed Lowrie marcó un paso grande en ese sentido.

El versátil infielder, cuyo pacto será por dos años y US$20 millones una vez se haga oficial, ha jugado en las cuatro posiciones del cuadro durante su carrera de 11 años en las Grandes Ligas, por lo que, aunque no pareciera tener una posición fija en los Mets, será sin dudas una pieza muy útil para el manager Mickey Callaway.

Por todo eso, y aunque la reacción natural de muchos tras la firma del ambidextro de 34 años fue pensar que el dominicano Robinson Canó iba a tener que buscarse un mascotín de primera base, esa no pareciera la intención de los Mets.

Con Canó, de 36 años, en la intermedia, Todd Frazier (32 años) en tercera y la inicial camino a ser el terreno de una batalla entre los jóvenes Dominic Smith y Peter Alonso, sumar un pelotero con la capacidad de jugar las tres posiciones le dará a la Callaway una variedad de opciones. Bien sea para alternar dependiendo del lanzador y simplemente para darle descanso a un veterano, Callaway tendrá un buen número de peloteros a su disposición.

Eso es, por supuesto, asumiendo que todos esos jugadores seguirán en el roster cuando lanzadores y receptores se reporten a Port St. Lucie, Florida. Y no es una certeza que eso vaya a ser así.

Van Wagenen ha demostrado ser un gerente general agresivo durante sus primeros meses en el cargo, por lo que hay que considerar que quizás está tratando de mover a Frazier, Jeff McNeil e incluso a Alonso para sumar otro relevista sin desprenderse de dinero en el mercado de agentes libres.

El puertorriqueño Edwin Díaz y el dominicano Jeurys Familia son un dúo estelar para los innings nueve y ocho, respectivamente, pero a los Mets les falta profundidad en el bullpen y es probable que arreglen esa situación en estas últimas semanas previas a los entrenamientos.

La rotación incluye a Jacob deGrom, Noah Syndergaard, Zack Wheeler y Steven Matz, mientras que Jason Vargas posiblemente en el quinto puesto. Los Mets podrían tratar de darle profundidad a su cuerpo de abridores antes de que abran su campamento, aunque sería extraño que traigan a un pitcher capaz de pelearle a alguna de sus fichas fijas un puesto en el quinteto.

En cuanto a la ofensiva, la firma de Lowrie suma otra pieza para un infield que incluye a Alonso, Smith, Canó, el dominicano Amed Rosario, Frazier, Lowrie, McNeil y el joven J.D. Davis, que fue adquirido desde los Astros la semana pasada. Ocho infielders son dos o tres más de los que se necesitan, así que Van Wagenen seguramente está estudiando la posibilidad de hacer otro cambio.

Quizás mover a Frazier y su salario de US$9 millones por un relevista de nombre sería la respuesta. Quizás los Mets podrían cambiar a McNaeil por un brazo joven. Debería haber opciones para Van Wagenen, que ha demostrado que no hay nada que no esté dispuesto a considerar.

E incluso con todos esos jugadores de cuadro, a los Mets todavía les falta un legítimo jugador que pueda cubrir las espaldas de Rosario en el campo corto, una posición en la que Lowrie sólo ha jugado tres innings en las últimas tres temporadas, todos en el 2016, así que buscar otra opción también podría estar entre los planes de Van Wagenen.

A pesar de todo lo que se ha hablado sobre la necesidad de traer un jardinero que pueda batear, una fuente dijo que sería muy raro que los Mets vayan por el agente libre A.J. Pollock. Brandon Nimmo, Michael Conforto, el dominicano Juan Lagares y Keon Broxton integran los jardines actualmente, aunque algunos infielders como McNeil podrían terminar en los bosques a la hora de una emergencia.

El venezolano Marwin González podría haber sido la respuesta tanto para el infield como para los jardines, pero lo que está pidiendo es probablemente por encima de los US$20 millones que los Mets le dieron a Lowrie, que es cinco años mayor que González.


 

Equipo secreto estaría en la puja por Machado Machado

MLB.com
 

Mientras que el enfoque en la agencia libre de Manny Machado se ha centrado hasta ahora en tres equipos – Filis, Medias Blancas y Yankees – Nueva York ya acordó por dos años con el infielder DJ LeMahieu, confirmó Mark Feinsand de MLB Network, y también podría haber un equipo secreto involucrado en la puja por Machado, de acuerdo con Jon Heyman de MLB Network.

Heyman informó a principios de esta semana que Machado pretende obtener un contrato mayor al de US$325 millones que los Marlins le otorgaron a Giancarlo Stanton en el 2014, pero que hasta la fecha el infielder no ha recibido una oferta ni siquiera cerca de esa cifra. Los Filis, que acaban de contratar al mentor de Machado, Bobby Dickerson, como coach de la banca, tienen la capacidad económica para llegarle al precio.  

De igual manera, los Medias Blancas se han mostrado agresivos este receso de temporada, y una de sus contrataciones más sonadas hasta ahora ha sido la del cuñado de Machado, el cubano Yonder Alonso, y su gran amigo Jon Jay.

Pero, ¿habrá un equipo secreto interesado en Machado, y si lo hay, de quién se trata?  


 
 
 

¿Podría Kimbrel firmar por un año con los Medias Rojas?

MLB.com
 

Los Medias Rojas tienen una clara vacante en la parte trasera de su bullpen mientras se preparan para defender su título. Por lo tanto, en teoría, volver a firmar a su taponero tiene todo el sentido del mundo.

¿Qué tan posible es una reunión de Craig Kimbrel con los Medias Rojas?

No podemos descartarlo, por supuesto. El cubano Yasmani Grandal acaba de aceptar un contrato por un año y US$18.25 millones con los Cerveceros después de supuestamente haber rechazado un pacto por cuatro temporadas de los Mets con un valor mayor a los US$50 millones.

Mark Feinsand de MLB.com pronostica que Kimbrel tomará un camino similar y aceptará un contrato por un año de los Medias Rojas con un valor de alrededor de US$18 millones y volverá a probar el mercado de agentes libres el próximo invierno, cuando se prevé que las opciones de relevo mermen considerablemente.

“Este año, tuvimos todas esas alternativas, del tipo de Andrew Miller, David Robertson y Zach Britton“, dijo Feinsand el viernes durante el programa “Hot Stove” de MLB Network. “El próximo año, el panorama del mercado de relevistas será muy diferente, Dellin Betances es el nombre más sonoro, de ahí más nada”.


 

¿Será Corey Kluber canjeado a Padres o Dodgers?

MLB.com
 

Los lanzadores y receptores se reportan en un mes. El destino de Corey Kluber sigue siendo incierto.

Los Indios y Padres han estado en contacto en lo que concierne a un potencial canje de Kluber desde el inicio del Año Nuevo, sin que hasta el momento se haya llegado a un acuerdo, según fuentes. Otra fuente dijo que los Dodgers han permanecido en pláticas con los Indios acerca de Kluber.

Fuentes aseguran que los Padres están tratando de adquirir a Kluber sin ceder a ninguno de sus cinco mejores prospectos, según la clasificación de MLB Pipeline. Para lograr eso, el club probablemente necesitaría ofrecer a varios de sus ligamayoristas, con el jardinero dominicano Manuel Margot y Hunter Renfroe entre las opciones. Se espera que los Indios adquieran a por lo menos un patrullero si logran canjear a Kluber, dada la necesidad de profundidad a nivel de Grandes Ligas en esa posición.

A los Indios les gustaría incluir al zurdo cubano de los Padres, Adrián Morejón, en caso de concretarse el canje. Morejón, de 19 años de edad, es el sexto mejor prospecto de los Frailes según MLB Pipeline, y tuvo 3.30 de EFE por Clase-A Avanzada Lake Elsinore en 2018.

Kluber, de 32 años, ha sido uno de los abridores de la élite en Grandes Ligas en las últimas campañas, con dos Premios Cy Young en su haber. En las últimas tres temporadas, lleva efectividad de 2.77 al ponchar al 29% de los bateadores que ha enfrentado.

Los Dodgers, Cerveceros y Filis también estuvieron en contacto con la Tribu acerca de Kluber en distintos momentos este invierno.

 

Tomado de: ESPN

Tomado de: LasMayores.com

 

 
 

2 comentarios

  1. buen combo de noticias. lo primero es q no se cuanto busca Machado, pero esa oferta de los Medias Blancas de 250 x 8 años es una barbaridad (31,25 millones anuales como promedio). ojalá logren firmarlo para q este equipo de un salto de calidad significativo y puedan competir con los Indios q son los rivales a vencer dentro esa división q anda a rastros.

    otro equipo listo para competir son los Mets. ojalá permanezcan saludables para ver si dan batalla y vuelven a la postemporada en una división q se antoja bien competitiva, al menos en el papel.

    saludos

  2. asi mismo es que espera machado 250 por 8 años es un bolon de plata macahdo tercero pito 4to palo

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.